Académico UBB asumió presidencia de Asociación Latinoamericana y del Caribe en Ciencia y Tecnología de Alimentos

El XVIII Seminario Latinoamericano de ALACCTA, y el V Congreso Nacional de Ciencia y Tecnología de Alimentos de Costa Rica, fue el marco en que el Dr. José Miguel Bastías, académico del Departamento de Ingeniería en Alimentos de la UBB, asumió la presidencia del órgano latinoamericano, que por primera vez tiene a un chileno como su principal representante.

IMG_4616

Dr. José Miguel Bastías, presidente de la Asociación Latinoamericana y del Caribe en Ciencia y Tecnología de Alimentos.

Un reconocimiento internacional a Chile y a la trayectoria profesional y académica del Dr. José Miguel Bastías, puede considerarse la reciente asunción del docente UBB, como presidente de la Asociación Latinoamericana y del Caribe en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (ALACCTA). Dicha agrupación es una Asociación Científica Internacional sin fines de lucro, que cuenta con 11 países asociados a nivel de toda América Latina y El Caribe, y durante 39 años ha trabajado por constituirse en el máximo foro de la Ciencia y la Tecnología de Alimentos de los países de la región.

“Siento un verdadero orgullo al asumir este cargo internacional. Creo que se trata de un reconocimiento a la trayectoria profesional y académica que he desarrollado a través del tiempo, además de mi labor realizada como presidente de la Sociedad Chilena en Ciencia y Tecnología de Alimentos (SOCHITAL) que me han permitido proyectar mi trabajo. Desde el año 2000 vengo trabajando en ALACCTA y he participado continuamente como conferencista, moderador y en la Directiva. Eso también ha influido en que mis propios pares internacionales me hayan elegido. Son pocos países que están efectuando Estudios de Dieta Total de Contaminantes Químicos en Alimentos, se trata de un área poco abordada en Latinoamérica y el Caribe, en particular llevamos trabajando más de 12 años en esta temática siendo invitado a dictar cursos y conferencias, y creo que eso también se considera a la hora de los reconocimientos”, explicó el Dr. José Miguel Bastías.DSC05961

En la oportunidad asumió también la nueva directiva compuesta por la académica Lucía de la Fuente de la Universidad de Los Lagos como secretaria, y el también académico de la UBB, Dr. Jorge Moreno Cuevas como tesorero general de ALACCTA.

“Durante estos años buscaremos fortalecer y potenciar nuestro rol como difusores del conocimiento científico y tecnológico en materia alimentaria. Para ello nos coordinaremos estrechamente con las asociaciones locales de los países que integran ALACCTA, de manera que podamos contribuir al desarrollo y realización de congresos y seminarios para la comunidad académica, referidos a materias de primer orden, tales como la calidad e inocuidad de los alimentos, gestionando la visita de relatores e investigadores internacionales que puedan aportar conocimiento de avanzada. También apoyaremos la publicación de trabajos, investigaciones científicas y temas de interés a través de nuestra revista -La Alimentación Latinoamericana- y de nuestro sitio web www.alactasociedad.org”, explicó el flamante presidente.DSC05966

Especial atención merecerá el mantener y consolidar las relaciones con IUFoST (International Union of Science and Tecnology), IFT (Institute of Food Technologist) y FAO (Food and Agriculture Organization), organismos ávidos de trabajar con ALACCTA.

En el marco del XVIII Seminario Latinoamericano de ALACCTA, y V Congreso Nacional en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, realizado en la ciudad de San José de Costa Rica, el Dr. José Miguel Bastías participó además, como expositor en un simposio coordinado por ALACCTA y la International Union of Science and Technologists  (IUFoST), sobre Gestión de la Inocuidad de Alimentos en América Latina. “En dicho simposio expuse la conferencia denominada -ACHIPIA: Una estrategia para asegurar la calidad e inocuidad de los Alimentos en Chile”, la cual prepare en conjunto con la ex – secretaria ejecutiva de ACHIPIA, Nuri Gras Rebolledo“, expresó el académico.

ACHIPIA, la Agencia Chilena para la Calidad e Inocuidad Alimentaria del Ministerio de Agricultura, es una comisión asesora presidencial que tiene la tarea de asesorar al/la Presidente/a de la República en todo cuanto diga relación con la identificación, formulación y ejecución de políticas, planes, programas, medidas y demás actividades relativas a la calidad e inocuidad alimentaria y con el desarrollo de un sistema nacional de calidad e inocuidad alimentaria, y a servir de instancia de coordinación entre los organismos con competencias asociadas a dichas materias. Esto permite asegurar la calidad alimentaria a la comunidad nacional y a la vez certificar y dar continuidad a las exportaciones de productos chilenos al exterior.DSC05906

Según el Dr. José Miguel Bastías el modelo chileno fue muy valorado por académicos e investigadores de toda la región, quienes incluso propusieron replicar dicho esquema en otros países Latinoamericanos y del Caribe. “ACHIPIA logra coordinar las acciones de todos los entes gubernamentales que antes estaban dispersos e integró a la academia y la industria. Por eso, el modelo chileno permite entrelazar adecuadamente las estrategias y funciones de los organismos del Estado tales como los dependientes del Ministerio de Salud, Ministerio de Agricultura, junto a la Secretaría General de la Presidencia, para evitar la duplicidad de funciones, lo que vuelve mucho más ágil la gestión sobre estos temas, y así asegurar la calidad alimentaria a la comunidad nacional, y a la vez certificar y dar continuidad a las exportaciones de productos chilenos al exterior”, expresó el Dr. Bastías.

El próximo XIX Seminario Internacional de ALACCTA se realizará en la ciudad de Montevideo, Uruguay el año 2016, ocasión en que asumirá la presidencia el consultor internacional en inocuidad de alimentos, Jairo Romero de Colombia.




Estudiantes de la UBB triunfan en concurso de la NASA Space Apps Challenge 2014 en categoría robótica

La NASA creó Space Apps para acercar la investigación y la exploración espacial a la gente común. El equipo universitario estuvo conformado por los estudiantes de Ingeniería Civil Informática de la sede Chillán: Matías Martínez, Cristian Aravena, Valentina Díaz, Claudio Torres, Fernando Ramírez, Mauricio Sepúlveda, Cristopher Alvear, Luis Ortega, Esteban Cea y Gabriel Quijada.1

La Universidad Federico Santa María, campus San Joaquín de Santiago, convocó por segundo año consecutivo el concurso impulsado por la NASA denominado Space Apps Challenge, el que se desarrolló en 95 ciudades y 47 países alrededor del mundo en forma simultánea. El propósito del certamen fue desarrollar aplicaciones (software) y soluciones que resuelvan algún desafío terrestre o espacial en el ámbito de la ciencia y tecnología, utilizando información geoespacial y datos abiertos.

El concurso demandó a los participantes realizar en 36 horas un proyecto que acercara la investigación y la exploración espacial a la gente común y corriente, y fue así como el equipo de la UBB se impuso en la categoría Robótica con la creación de un robot explorador que evade obstáculos, según reseñó el estudiante Matías Martínez a diario El Mercurio. “Nosotros enfocamos nuestro proyecto en el ámbito educacional, o sea, hacer un prototipo de robot funcional que se puede utilizar para enseñarles a niños de educación básica, de kínder a octavo básico, y con ello mostrarles para qué sirven esos robots, y cómo funcionan en el espacio”, aseveró el integrante del grupo ganador de la UBB.

“Yo estoy muy contento con el logro obtenido, era un resultado que estábamos esperando. Nosotros estábamos trabajando hace cuatro años como grupo y ahora estamos viendo los frutos de nuestro trabajo con estos reconocimientos a nivel nacional. Lo hicimos con Lego porque es fácil de programar y armar, y eso también abre una perspectiva educacional. La clave de nuestro proyecto está en la inteligencia artificial que creamos a través de la llamada programación difusa”, describió Matías Martínez.

En tanto, la estudiante Valentina Díaz comentó que “el trabajo en equipo se va desarrollando cada vez más, gracias a este tipo de competencias, donde confiamos en las capacidades de nuestros compañeros y delegamos funciones, porque sólo teníamos 36 horas para desarrollar el proyecto, lo que nos obligaba a tener una buena administración del tiempo, y eso nos da Space Apps, experiencias únicas, que no vas a obtener en cualquier competencia”, aseveró.2

Valentina Díaz comentó que el hecho de participar en este tipo de actividades que no son obligatorias, ayudan a desarrollarse como un alumno integral. “Personalmente descubres tus límites y capacidades, además, vas ganando más experiencia y eso se nota, te puedes desenvolver con mayor facilidad en otro tipo de situaciones. Aún me quedan unos años en la Universidad pero es claro que me veo trabajando en muchas áreas de la informática, realmente me gusta lo que estoy estudiando, quiero desarrollar mis proyectos personales y también quiero continuar aprendiendo cada vez más sobre robótica porque es un área sin límites”, precisó.

La versión nacional consideró más de 250 inscritos que compitieron en cinco categorías: tecnologías en el espacio, vuelos espaciales, asteroides, robótica y observación terrestre, lo que puso a prueba el ingenio y rapidez de los estudiantes, que debían superar desafíos específicos como “mapeo de rutas de misiones espaciales” o “accesorios o diseños de moda para astronautas”.

En Chile, el Space Apps Challenge cuenta con el apoyo de la Universidad Técnica Federico Santa María y su Departamento de Informática.