Por iniciativa de la UBB, universidades formalizaron red para rescatar y promover arquitectura con tierra

Por iniciativa de la UBB y a través de un convenio marco de colaboración, ocho universidades adscritas al Consejo de Rectores oficializaron la conformación de la Red ARCOT, orientada al rescate, difusión y desarrollo de la arquitectura y construcción con tierra. La red es integrada también por la Fundación Jofré, lo que le permite acceder a la cátedra Unesco de Arquitectura de tierra, Culturas constructivas y Desarrollo sostenible, de la que esta organización es miembro.

El acuerdo fue suscrito en una de las últimas reuniones del Consejo, celebrada en Valparaíso, por los rectores de las universidades del Bío-Bío, de Concepción, de Talca, Técnica Federico Santa María, Católica del Norte, de La Serena, Arturo Prat y de Santiago (en la imagen). Su objetivo es generar una instancia de coordinación permanente y colaboración recíproca para fortalecer las capacidades de las instituciones firmantes para la formación, investigación y extensión en el ámbito de la arquitectura y construcción con tierra, para su validación y reconocimiento social y cultural.

La iniciativa surgió de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra casa de estudios, a partir del trabajo desarrollado tras el terremoto de 2010. Ese mismo año, la UBB suscribió convenios con municipios del Valle del Itata para la recuperación de viviendas de adobe. Asimismo, se inició el vínculo con la Fundación Jofré, entidad sin fines de lucro que impulsa proyectos de desarrollo con énfasis en la promoción y revalorización de la tierra como material de construcción, histórico y evolutivo.

En este esfuerzo, comenta el académico Patricio Morgado, nos dimos cuenta que la arquitectura y construcción con tierra no estaba incluida en las mallas curriculares de las escuelas de la especialidad ni había líneas de estudio, investigación u otros trabajos regulares al respecto. Agrega que, aunque la construcción con tierra tiene propiedades sísmicas desfavorables -lo que es posible mitigar conjugándola con otros materiales-, posee ventajosas propiedades térmicas y aislantes. Asimismo permite rescatar una dimensión cultural y valórica más humanista, a través de la vivencia especial que genera.

Morgado señala que, de 2010 en adelante, la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño ya ha llevado a cabo varias iniciativas, realizando seminarios, recuperando construcciones y capacitando maestros de la construcción, entre otras actividades. Con esta experiencia, invitó a otras universidades del Consejo de Rectores con interés en el tema a generar una instancia de coordinación institucional, asumiendo un compromiso formal de trabajo.

Con la suscripción del convenio que formaliza la Red ARCOT / Cátedra Unesco Chile, ahora los desafíos apuntan a incorporar viviendas construidas con tierra a la oferta que manejan las entidades de gestión inmobiliaria social (EGIS), incluir materias y asignaturas sobre el tema en las mallas de estudios y contribuir al diseño y formulación de normas adecuadas para la arquitectura y construcción con tierra. Asimismo se pretende realizar un catastro de este tipo de edificaciones y promover su rescate, preservación y desarrollo.