Funcionarios de la UBB recibieron amplio reconocimiento por años de servicio a la institución

En las sedes de Concepción y Chillán, y como parte del programa del 68º aniversario, se reconoció la trayectoria de funcionarios con 10, 15, 20, 25, 30, 35, 40 y 45 años de entrega a la Universidad, así como a quienes se han desvinculado de la institución en forma reciente. Actos fueron presididos por el rector Héctor Gaete Feres, junto a autoridades superiores de nuestra casa de estudios.

La Sala Schäfer en la sede Chillán y el Aula Magna en el campus Concepción acogieron sendas ceremonias de reconocimiento por años de servicio a funcionarios, y a quienes recientemente dejaron la Universidad tras toda una vida de servicio.

La solemnidad, la gratitud y el compañerismo, fueron los conceptos clave durante los actos en que la comunidad universitaria manifestó su agradecimiento a quienes con su trabajo y aportes, contribuyen a materializar la visión definida por la UBB, y que de acuerdo al Plan General de Desarrollo Universitario 2015-2019 se manifiesta en: “Ser reconocida a nivel nacional e internacional como una Universidad pública, responsable socialmente y regional que, comprometida con su rol estatal, desde la Región del Biobío, forma personas integrales de excelencia y aporta a través de su quehacer al desarrollo sustentable de la región y el país”.

En ambas sedes, el vicerrector de asuntos económicos, Francisco Gatica Neira destacó el momento de alegría y regocijo que supone el celebrar un nuevo aniversario.

“Nuestra UBB está de cumpleaños. Es un momento de alegría. Nadie puede apropiarse de este instante, nada puede impedirlo, porque responde a algo superior a todos nosotros, porque responde a la Universidad, que es el denominador común que tenemos todos los que estamos sentados en este auditorio. Aquí está la fuente que origina nuestra comunidad”, aseveró.

Igualmente, el vicerrector de asuntos económicos reconoció que cada aniversario es una época para recordar a quienes con su trabajo han contribuido a fortalecer a nuestra casa de estudios. “Me siento orgulloso de ser ex alumno de la UBB. Cuando me ha tocado conversar con compañeros damos una rápida revisión de los destinos de nuestros pares de gremio e, inevitablemente, nos acordamos de los profesores, las secretarias y de todos los funcionarios de nuestra alma mater. Para todos los titulados de la UBB ustedes fueron parte de su historia de vida, ustedes fueron sus referentes, consejeros y amigos. Ustedes hicieron posible que un alumno egresado de enseñanza media se transformara en un profesional que aporta al desarrollo de la Región y del País”, comentó.

La autoridad universitaria también destacó que la divergencia de opiniones y el contraste de ideas son lógicos y esperables, más aún en un espacio como la Universidad, donde se acoge y promueve el pensamiento crítico. “Claro que podemos tener diferencias, estamos en una Universidad, a nuestros alumnos los estimulamos a valorar la controversia como método para obtener el mejor resultado, sin embargo nos une la UBB y la importancia de los desafíos sociales que enfrentamos. Nuestro himno nos dice con toda claridad: “mantengamos las almas abiertas nos lo pide la Universidad”, no tenemos tiempos para distancias, estamos llamados a avanzar… todos juntos”, aseveró.