Académico de Fonoaudiología UBB crea App de Voz Patológica como herramienta de apoyo para estudiantes

La aplicación denominada Voz Patológica App (VPA), puede emplearse en celulares y tablets con sistema operativo Android. Contiene componentes teóricos y multimedia de las distintas patologías vocales, anatomía vocal, casos clínicos y principios de lineamientos terapéuticos. La innovación pedagógica que se vale del uso de TIC, fue ideada por el académico del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Mauricio Alfaro Calfullán, en conjunto con el profesional del Departamento de Sistemas de Información, Pedro Campos Soto, a través de un Proyecto del Fondo de Investigación y Desarrollo en Informática Educativa (FIDIE).

El académico Mauricio Alfaro Calfullán comentó que es usual que los estudiantes empleen teléfonos celulares en las clases, ya sea para responder algún whatsapp o bien para buscar información en internet. Por ello, en lugar de penar el uso de dichos dispositivos, se orientó a pensar de qué manera podía incorporar el empleo de los aparatos en beneficio del proceso de enseñanza-aprendizaje, y además lograr los objetivos que plantea el Modelo Educativo UBB.

Así surgió la idea de generar una App diseñada especialmente para la asignatura de Trastornos de la Voz. Pero para llegar a esa idea, primero se aplicó una encuesta para caracterizar y definir un perfil respecto del uso que los estudiantes daban a sus celulares. Así se logró dilucidar que la mayoría poseía un Smartphone con sistema operativo Android, y que se conectaban a internet a través de planes propios, en el hogar o a través de la wifi de espacios públicos, como es el caso de la UBB. Al ser consultados sobre qué actividades propias de la asignatura querrían realizar con el celular, los estudiantes optaron por actividades individuales o grupales sin evaluación.

“Recogiendo todos los antecedentes de esa encuesta creamos la App de Voz Patológica. La aplicación se estructuró en su parte tecnológica con el profesional del Departamento de Sistemas de Información, Pedro Campos Soto. La App tiene un administrador, es decir, yo ingreso a la web y puedo modificar los contenidos cuando lo estime pertinente, y los estudiantes reciben las actualizaciones al conectarse a internet”, ilustró el académico Mauricio Alfaro.

Según expresó el académico, la aplicación contiene un listado de patologías de Voz, y dentro de cada una es posible encontrar su definición; descripción nasofibroscópica; clasificación existente; cómo se observa la estroboscopía; etiología de la patología; síntomas vocales y descripción del tratamiento. Además, el empleo de multimedia permite a los jóvenes escuchar, por ejemplo, cómo es una parálisis cordal. Igualmente, a través de videos se puede observar el examen de nasofibroscopía que permite apreciar directamente las cuerdas vocales, entre otros recursos, según describió Mauricio Alfaro.

“La herramienta en sí tiene contenido teórico, que posiblemente los jóvenes podrían conseguir en la literatura, pero la gran ventaja es que esta aplicación reúne todos los contenidos en un solo lugar, y que además es muy transportable porque acceden a ella a través del celular que les acompaña siempre, así es que no deben cargar libros. Además, algunos libros se enfocan demasiado en el tratamiento y dejan un tanto de lado la teoría, y en la aplicación se equilibra esa relación”, aseveró el académico.

El uso de la App se implementó en distintas actividades de la asignatura durante este primer semestre, específicamente para la resolución de casos clínicos, y tras siete semanas de aplicación se evaluó su uso por medio de una encuesta de percepción.

“En resumen, los estudiantes de cuarto año de la asignatura de Trastornos de la Voz de la carrera de Fonoaudiología fueron muy receptivos, y se mostraron satisfechos con la estética, con los contenidos y con el aprendizaje que lograron utilizando la App. Eso nos permitió concluir que este tipo de aplicaciones se puede utilizar como una herramienta que aporta al cumplimiento de los objetivos del Modelo Educativo UBB, y que favorece el protagonismo de los estudiantes en su propio aprendizaje, porque a pesar de que tienen el contenido teórico en su celular, el propósito no es que memoricen una patología, sino que logren aplicar esos contenidos en la resolución de un caso clínico”, aseguró el académico Alfaro Calfullán.