Escuela de Pedagogía en Educación Matemática aporta 23 nuevos profesionales al país

El director de la Escuela de Pedagogía en Educación Matemática, Marco Rosales Riady, destacó que los nuevos profesores cuentan con una sólida formación en metodologías de la enseñanza y aprendizaje, todo ello nutrido de las ciencias didácticas y pedagógicas.

La ceremonia de titulación se realizó en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán y fue presidida por el prorrector (s) Aldo Ballerini Arroyo, junto con la participación del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes; el director de la Escuela de Pedagogía en Educación Matemática, Marco Rosales Riady; el director del Departamento de Ciencias de la Educación, Miguel Friz Carrillo; el jefe del Departamento de Pregrado de la sede Chillán, Álvaro González Concha; la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Ana Gajardo Rodríguez; el representante de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, Javier Cea Navarrete; el secretario académico (s) de la facultad, Carlos Ossa Cornejo; además de familiares de los nuevos profesionales.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, reconoció a los nuevos profesionales y a sus familias, por el esfuerzo conjunto realizado para alcanzar este objetivo, lo que supuso importantes cuotas de dedicación, esfuerzo y sacrificio.

“Ustedes han sido los que se han sacrificado tremendamente para lograr este objetivo, que implica muchas veces tener al primer miembro de la familia con un título universitario, y esa es una gran conquista. Esto también ha implicado la entrega del conocimiento y sabiduría de nuestros académicos para que ustedes la aporten a las nuevas generaciones de estudiantes de nuestra sociedad”, expresó.

El decano Reyes Coca también destacó el perfil de la carrera que tras ser reformulada hace ya algunos años pone especial énfasis en la didáctica de la Matemática. “La carrera renació como una Pedagogía en Educación Matemática, y no como una pedagogía en Matemática, y eso, aunque parezca un silogismo, tiene un alto contenido disciplinario, epistemológico y también de objetivos y perfil de la profesión. Ustedes han sido preparados para ser profesores en Educación Matemática, y deberán enseñarla dentro de un esquema de aprendizaje tradicional, en el cual esta disciplina ha sido tremendamente compleja. Todos sabemos los resultados que obtienen nuestros estudiantes en el sistema escolar, que suelen ser bajos o regulares en Matemática. Es así como esta carrera tiene puesto su foco en la didáctica de la matemática, y eso les asegura a ustedes una ubicación profesional importante”, describió el decano.

Por su parte, el director de la Escuela de Pedagogía en Educación Matemática, Marco Rosales Riady, aseveró que los nuevos profesores cuentan con una sólida formación en metodologías de la enseñanza y aprendizaje, todo ello nutrido de las ciencias didácticas y pedagógicas.

“De este modo, estamos respondiendo con ustedes, preciados profesores y profesoras, a los desafíos impuestos por la sociedad en el mejoramiento de la excelencia y calidad de la Educación, en particular en esta área, la Matemática, contribuyendo así al desarrollo regional y nacional. Hoy, al pasar del umbral de ser “el futuro profesor” a ser “el profesor”, es necesario que evalúen el término de su proyecto inicial. Sí, por todos ustedes es conocido el perfil de egreso, que direccionó sus vidas en estos últimos años. Cada uno en conciencia, sabrá si lo logró, pero tienen que estar seguros que los esfuerzos hechos en conjunto con sus profesores formadores, hoy están a la vista, en ustedes. Son y serán los responsables de la formación de las nuevas generaciones de escolares. Es por eso que al asumir esta responsabilidad, es necesario que cada uno de ustedes construya una única y sólida imagen de maestro o maestra, pues serán el reflejo del saber y de los valores para sus propios estudiantes, independientemente del lugar en que se desempeñen”, concluyó el director de Escuela.

Como es tradicional en las ceremonias de titulación de las pedagogías de la UBB, la toma del juramento profesional fue dirigida por el secretario académico (s) de la Facultad de Educación y Humanidades, docente Carlos Ossa Cornejo.

Durante la ceremonia se hizo entrega de reconocimientos institucionales, tendientes a distinguir a los estudiantes más sobresalientes de la promoción.

El Premio Universidad del Bío-Bío, que representa la máxima distinción académica en el nivel de pregrado, originado con el propósito de estimular y distinguir la formación y excelencia en el saber, valorando el esfuerzo y la dedicación en el cumplimiento del deber, fue para Edwars Jiménez Quintana. El premio se otorga al egresado con el promedio ponderado final más alto de su promoción; que haya desarrollado sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el plan de estudios, y aprobado todas las asignaturas en primera oportunidad, entre otros requisitos. La distinción fue otorgada por el prorrector (s) de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Aldo Ballerini Arroyo.

El Premio Desarrollo Estudiantil, galardón que reconoce al o la estudiante que durante su paso por la Universidad diera cuenta de un proceder integral y manifestara un evidente compromiso con su formación disciplinar y personal, con pensamiento crítico, actitud resiliente, conciencia social y responsabilidad valórica, fue para Diego Miranda Vallejos, quien recibió la distinción de manos del representante de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, Javier Cea Navarrete.

La Dirección General de Comunicación Estratégica, a través de la Unidad de Promoción y Difusión de Carreras de la Universidad del Bío-Bío, también reconoció a un alumno destacado por su contribución y participación en el staff Institucional de Promoción de Carreras. El reconocimiento fue para Edwars Jiménez Quintana, quien fue galardonado por la ejecutiva de Promoción de Carreras de la sede Chillán, Carla Fortín Retamales.

En representación de los nuevos docentes, se dirigió a los presentes Vanessa Tapia Malverde, quien valoró la formación recibida en la Universidad, y recordó distintos pasajes del proceso formativo en la UBB, manifestando un reconocimiento a todos quienes contribuyeron a materializar el desafío de convertirse en profesionales.

La ceremonia de titulación fue amenizada por el músico saxofonista Álvaro Araneda Flores, estudiante de Ingeniería Comercial de la UBB, quien además se desempeña como director de una academia artística en la ciudad de Parral.