SII entregó certificados a estudiantes de Contador Público y Auditor por colaboración en Operación Renta 2016

El Servicio de Impuestos Internos confía plenamente en los estudiantes de Auditoría de la Universidad del Bío-Bío para apoyar la declaración de impuestos entre la comunidad de la ciudad.

Por noveno año consecutivo, estudiantes de la carrera de Contador Público y Auditor de la Universidad del Bío-Bío jugaron un papel crucial en la denominada Operación Renta, con que se socializa la Declaración de Impuestos a la Renta, labor que fue reconocida por el director del Servicio de Impuestos Internos, SII, con una ceremonia de entrega de certificados a los 36 jóvenes que colaboraron en esta cruzada. Con el paso de los años, esta relación se ha consolidado en beneficio del servicio a la comunidad.DSCN0529

“Esta alianza que tenemos entre el Servicio de Impuestos Internos y la Universidad del Bío-Bío permite a las dos instituciones ganar. Por un lado, la universidad gana con el mostrarse a la comunidad con una de las carreras que tiene más alumnos en Chillán. Por otro lado, esto permite al Servicio de Impuestos Internos mejorar la atención en otros procesos”, reconoció Marcelo Castro, jefe del Servicio de Impuestos Internos de Chillán.

La versión 2016 fue especial para los jóvenes, pues la confianza del SII se centró en la gestión de los estudiantes durante cuatro semanas, en las que la comunidad accedió masivamente a este apoyo en dependencias del Centro de Extensión de la UBB.

La Académica Paz Arias, directora del departamento de Gestión Empresarial, valoró el apoyo que se prestó a la comunidad con este servicio. La experiencia es muy enriquecedora para los estudiantes, pues aplicaron sus conocimientos académicos en esta maratónica tarea.

“Este año se atendieron 3.749 personas que concurrían a dependencias de la Universidad del Bío-Bío. La labor específica de los alumnos allí era apoyar a la comunidad en la elaboración de su declaración de impuestos a la renta. Este año el Servicio de Impuestos Internos no tenía atención de público, sino que sólo lo hizo a través de nuestros estudiantes, por supuesto que con personal de apoyo para alguna situación compleja”

A la participación de los estudiantes de distintos cursos se sumó la coordinación de la actividad por parte de un alumno egresado de la misma carrera.

Entre los estudiantes esta prestación marcó su formación profesional para sus futuros desempeños. El caso del alumno Matías Reyes da cuenta de los numerosos beneficios que dejó en él la atención directa de público.

“Principalmente, desde el punto de vista social, adquirí la herramienta de aprender a tratar con las personas y ponerse en su lugar. Eso fue lo más enriquecedor del programa, aparte de lo técnico y lo que corresponde a nuestra carrera”, declaró.

En tanto, para María Alejandra Espinoza, alumna de cuarto año, el punto central de Operación Renta 2016 estuvo en lo expedito que se registró el proceso para la gente. “Me gustó el desempeño y también es bueno para nosotros como estudiantes aprender a tratar con un contribuyente según sus necesidades y poder ayudarlo”, sostuvo.