Escuela de Diseño Industrial celebró un nuevo aniversario con variadas actividades

dsc_5947En el marco del aniversario número 23 de la Escuela de Diseño Industrial, EDI, de la Universidad del Bío-Bío, entre el 26 y el 28 de octubre, se llevaron a cabo variadas actividades todas ellas enfocadas en sus estudiantes y futuros egresados.

La jornada de aniversario comenzó con dos clases magistrales dictada por académicos de la Escuela; “Aprendizaje basado en diseñar: Una investigación sobre el diseñar como paradigma educacional”, del PhD in Design, Gabriel Hernández, y “Bases para la estrategia comunicacional multisectorial de aspectos ambientales para productos sustentables”, por el doctorado en Arquitectura y Urbanismo, Gabriel Cereceda.

Además en la segunda jornada se llevaron a cabo dos charlas, la primera de ellas congregó a dos empresas relacionadas con el reciclaje o también llamada economía circular; Fundación el Árbol y LINCudp. La segunda y tradicional “Cable a tierra”, que en esta oportunidad reunió a seis ex alumnos de la carrera con el objetivo de que contaran sus experiencias laborales a las nuevas generaciones.

El director de escuela, Izaul Parra, manifestó, “principalmente todas las actividades que hemos desarrollado en este aniversario están dirigidas a nuestros estudiantes. La jornada de apertura se hace necesaria, pues para los doctores es relevante cerrar sus ciclos de investigaciones, es un rito oficial y es una instancia altamente relevante, no sólo para los estudiantes sino también para los colegas pertenecientes a la Escuela, quienes pudieron socializar en relación a las investigaciones expuestas”.

“Con cable a tierra, la idea es graficarles a nuestros estudiantes y futuros profesionales la diversidad del ejercicio profesional del diseño, que éste puede vincularse al área de interés de cada profesional, que es principalmente lo que queremos que ellos internalicen y entiendan. Cabe señalar además que en el próximo aniversario veremos la forma de seguir entregando todas estas actividades, pero a través de otros canales de información, adaptarnos a los nuevos tiempos y por tanto crear una estrategias distintas para poder llegar al máximo número de estudiantes”, sentenció el Director de Escuela de Diseño Industrial.

Entre los expositores a Cable a Tierra estuvo el encargado visual de la empresa Blue Star Group, que tiene a cargo las marcas Isadora y Todo Moda de toda la zona sur y austral del país, Miguel Ángel Gómez, quien expresó, en relación a un consejo hacia las nuevas generaciones, “al salir uno se siente desvalido, pues hay cosas que sólo enseña el trabajo y que se van aprendiendo en el camino, esta es la segunda escuela por así decirlo. Principalmente yo les diría que deben tener perseverancia, no siempre todo se da a la primera vez, pero las oportunidades siempre están en todas partes, sólo deben definir una línea y centrarse ahí, pues el diseño es demasiado amplio”.

Finalmente las actividades culminaron con ceremonia de titulación de la carrera y un cóctel de camaradería.




Aprendizaje de la historia en tiempos fronterizos abordó en conferencia el académico mexicano Dr. Xavier Rodríguez Ledesma

La conferencia brindada por el  Dr. Xavier Rodríguez Ledesma, académico de la Universidad Pedagógica Nacional de México, se denominó “El aprendizaje de la historia en tiempos fronterizos. Nuevos retos, nuevas funciones”. La actividad se dio en el marco del Proyecto Fondecyt Regular N° 1151233, denominado “La historia escolar en contextos interétnicos e interculturales” del Dr. Omar Turra Díaz, académico del Programa de Doctorado en Educación en consorcio de la UBB.

La conferencia internacional se realizó en dependencias de la Facultad de Educación y Humanidades y fue patrocinada por Conicyt; el Departamento de Ciencias de la Educación de la UBB y por la Universidad Católica de Temuco.

Durante su exposición, el Dr. Xavier Rodríguez Ledesma, se refirió al rol que desempeña la historia como asignatura en los sistemas educativos, exhortando a los docentes a no limitarse a un ejercicio de reproducción acrítica de los contenidos de historia, pues éstos dan cuenta de discursos hegemónicos imperantes que obedecen y reflejan las ideologías dominantes. Es necesario ser conscientes de esta situación, puesto que las ideologías dominantes construyen y enraízan representaciones sobre la realidad que terminan asumiéndose como verdades incuestionables, lo que no contribuye a comprender cabalmente un fenómeno o proceso histórico, o bien impiden conocer, aceptar y asumir otras visiones históricas. Es por ello que el cuestionamiento de las certezas, incluyendo las históricas, debe emprenderse con el afán de comprender la otredad, más aún en los países de América Latina donde lo indígena es parte de la dimensión de las voces omitidas, silenciadas, desdeñadas y despreciadas por la historia nacional hegemónica, que tiene como propósito manifiesto relevar aspectos de la identidad del Estado nación surgido con los procesos independentistas del siglo XIX.

“Los profesores deben ser capaces de explicar que la historia que se enseña, es una historia entre muchas otras, y dar la explicación de porqué esa historia es la que se enseña, es decir, las características históricas que han definido que ciertos temas sean considerados como necesarios para construir nación y construir Estado. Hay que ser crítico con esa historia, porque eso abre la puerta para concebir la posibilidad  de otras historias y narraciones que son tan válidas y legítimas como la hegemónica, pero que no son hegemónicas por unas cuestiones de poder”, ilustró el investigador.

El Dr. Xavier Rodríguez Ledesma también expresó la necesidad de comprender el rol de profesor, pues finalmente es un ciudadano que ha crecido y ha sido formado por currículos que asumen la historia nacional hegemónica, situación que sería bastante transversal en nuestro continente.

“En México lo tenemos muy claro; los maestros mexicanos están convencidos de que la historia es una historia nacional y tiene que estar vinculada a la generación de identidad nacional y orgullo por la patria. Si comienzas a cuestionar esto, les cuesta mucho trabajo y puede que se sientan ofendidos. Es un trabajo difícil, pero finalmente aspiras a que se avance hacia otro tipo de concepción, problematizar eso, identificarlo como un constructo histórico, y eso abre la puerta para que pienses en otras posibilidades de historias. Para aceptar la otredad, y a nosotros mismos”, describió el especialista.

El investigador de la Universidad Pedagógica Nacional de México, expuso como ejemplo lo ocurrido con el aporte del mundo indígena en el caso mexicano, aunque dicha situación bien podría extrapolarse a la realidad chilena.

“En México se valora el aporte indígena pero siempre y cuando esté en el pasado, y se valora y enaltece al indio muerto, a las culturas que se quedaron allá. Al indio vivo hoy se le discrimina, está en la miseria. Es algo conocido que la peor condición social en México es ser mujer e india, porque son las más olvidadas de las posibilidades de desarrollo en cuanto a niveles de vida”, aseguró el Dr. Rodríguez Ledesma.

“El concepto “indio” es el primer insulto que se viene a la boca para denostar a alguien, y eso está mal. No puede ser que si llegas a México lo primero que te llevan a ver son las ruinas, pero al sujeto que está al lado le llamas “indio” para insultarlo. Esto tiene que ver con la interrogante acerca de ¿cuál es el rol que juegan los indios en la historia hegemónica, la historia oficial, que es la que se enseña. Los indios se quedan allá en el pasado, y finalmente, esos indios nos recuerdan lo que no queremos ser en la actualidad, porque queremos ser una nación moderna, desarrollada y esos indios son nuestro fantasma que nos dice que no venimos de ahí. Tendríamos que pensarnos bajo otra lógica, bajo otras referencias históricas, bajo otras aspiraciones en donde recuperemos toda esa riqueza”, ilustró el Dr. Xavier Rodríguez.

Las historias hegemónicas, según explicó el Dr. Rodríguez Ledesma, serían finalmente las visiones del occidente cultural, y más específicamente la historia de la modernidad capitalista dada por el desarrollo de la economía capitalista en Inglaterra; en términos políticos la democracia liberal propiciada por la Revolución Francesa; la filosofía alemana; el renacentismo italiano en la cultura y las artes, y España como vínculo con Latinoamérica.

“En concreto, la historia universal corresponde a historia de civilizaciones occidentales; es una propuesta occidental vinculada al desarrollo del capitalismo en términos económicos, políticos, filosóficos, y eso se universaliza, se hegemoniza por cuestiones de poder, por cuestiones históricas, cuestiones coloniales… Lo interesante de esto, y quizás lo peor, es que se cumple. Nosotros asumimos todo eso y nuestro punto de vista, nuestra referencia, perfil y objetivo es caminar hacia allá y negarnos acá o sentirnos atrasados, o que todos estos resabios o cuestiones que están viviendo con nosotros son un lastre que nos impide llegar allá, porque hemos comprado esa bandera, ese futuro. Romper con todo esto no es fácil, porque te rompe todas las certidumbres con las que has crecido: el Estado nación, occidente, desarrollo, progreso, entre otros conceptos”, concluyó el Dr. Xavier Rodríguez.

Como parte del programa académico desarrollado por el Dr. Rodríguez Ledesma en su visita a la UBB,  también se consideró la clase magistral, titulada “Las Ciencias Sociales y su aporte a la democracia contemporánea” orientada a los estudiantes del programa de Doctorado en Educación en Consorcio de la Universidad del Bío-Bío.

Antecedentes

Xavier Rodríguez Ledesma es Licenciado y Magíster en Sociología y Doctor en Ciencia Política por la UNAM. Es docente e investigador de tiempo completo de la Universidad Pedagógica Nacional. Sus líneas de investigación son: Políticas educativas para la diversidad; Historia y sociología de la cultura en el México contemporáneo; y Enseñanza – aprendizaje de la historia.

Sus obras, que abordan desde una mirada crítica a la historia y su enseñanza escolar son “El Libro: Una historia desde y para la interculturalidad”, del año 2008, y artículos como: “Historia y diversidad. El lugar de la otredad en la reconversión del paradigma imperante” e “Historia y educación en un mundo multicultural”.

Ha destacado como ensayista, obteniendo el Premio Nacional de Ensayo Alfonso Reyes 2002, por la obra  “El poder frente a las letras. Vicisitudes republicanas (1994-2001)”, y el Primer Premio Mauricio Achar de Ensayo sobre fomento a la Lectura 2006 con el ensayo “Abonando la utopía”.

Otras de sus publicaciones son “Pensamiento político de Octavio Paz. Las trampas de la ideología” del año 1996. “Escritores y poder. La dualidad republicana en México (1968-1994)”, del año 2001.