UBB fue sede de Campeonato Nacional Universitario de Escalada Deportiva Fenaude 2016

La inauguración contó con la presencia del Director de Desarrollo Estudiantil, Eduardo Solís, el Subdirector, Jorge Sánchez y los jefes de deporte de ambas sedes de la UBB, Pedro Pablo Campo y Jorge Quilaqueo.

Los mejores exponentes nacionales de la escala deportiva, se dieron cita durante dos días en el Gimnasio del campus Fernando May de la Universidad del Bío-Bío en el Campeonato Nacional Universitario de Escalada Deportiva de la Federación Nacional Universitaria de Deportes, Fenaude.img_20161110_103940377

La inauguración contó con la presencia del Director de Desarrollo Estudiantil, Eduardo Solís, el Subdirector, Jorge Sánchez y los jefes de deporte de ambas sedes de la UBB, Pedro Pablo Campo y Jorge Quilaqueo.img_20161110_104020730

En la categoría varones individual, el primer lugar fue para Borja Farah de la Universidad de Chile, mientras que el segundo puesto lo obruvo Cristóbal Sepúlveda de la misma casa de estudios. Del tercer lugar fue merecedor Sebastián Bravo de la Pontificia Universidad Católica.

En tanto, en la categoría damas individual, el primer lugar lo obtuvo Irene Mercadal de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Con un triple empate, el segundo lugar fue para Paula González y María José Errázuriz, ambas de la Universidad de Chile y Alexandra Reuter Pontificia Universidad Católica de Chile. El tercer lugar fue para Alejandra Insunza.

En equipos varones lo ganó la Universidad de Chile y en damas la Pontificia Universidad Católica de Chile.

img_20161110_120802884 img_20161110_103953944




Equipo de Taekwondo UBB se coronó campeón en campeonato nacional de Ligas Deportivas Educación Superior 2016

En este torneo participaron los mejores representantes de las Universidades tradicionales y privadas.

La selección de Taekwondo varones de la Universidad Bío-Bío logró coronarse como los campeones de las Finales Nacionales Ligas Deportivas Educación Superior, al conseguir el total de 36 puntos, evento que se realizó en el gimnasio polideportivo de la Universidad de Valparaíso.taekwondo-ldes-finales-2

Álvaro Valencia, entrenador del cuadro campeón de la UBB, señaló estar feliz por sus dirigidos, que entregaron lo mejor de cada uno, para ser los mejores del certamen. “Es una alegría enorme, básicamente por los deportistas que se sacrifican, que entrenan y dan todo en el tatami. Es una satisfacción para mí y para ellos. Venimos de ganar el Fenaude y ahora estamos revalidando esto, ganando las Finales Nacionales, lo que dice que no es casualidad lo que está pasando, es un trabajo que se está sosteniendo y significa que lo estamos realizando bien”, expresó.

En tanto, el exponente Sebastián Navea de la Universidad del Bío-Bío, primer lugar en las Finales Nacionales, categoría, -68 kilos avanzado y mejor competidor  del torneo, señaló que “me sirvió para revalidar el título que conseguí en el Fenaude, donde también salí campeón. Estoy contento, ya que, tanto en el nivel nacional como en el federativo, siento que me ha ido bien, donde la universidad me apoyado mucho en lo que respecta mi carrera deportiva”.

taekwondo-ubb-1 taekwondo-ldes-finales-3

Por su parte, la seleccionada de la UBB, Katherine López, ganadora de la categoría menos 67 kilos y escogida como la mejor exponente del torneo, manifestó su alegría por haber sido campeona nacional. “Un gran logro muy importante, el esfuerzo valió la pena, donde esto se logra por el entrenamiento y dar puntos a mi universidad me llena de orgullo”, dijo.

Su compañero, Fabián Muñoz Vergara, seleccionado UBB y ganador  en la categoría menos de 58 kilos intermedios, señaló que “es un logro muy importante para mí, sobre todo, por haber competido con gente importante a nivel nacional y feliz porque pude llevarnos al triunfo. Siento que logré el primer lugar, debido al entrenamiento duro que he tenido, además del roce y por mi entrenador que me das las herramientas para haber ganado”.

taekwondo-ldes-finales-5 taekwondo-ldes-finales-4 taekwondo-ldes-finales-1 taekwondo-ubb-2




Doctorado UBB se adjudicó Workshop del British Council

dsc_7976El Doctorado en Arquitectura y Urbanismo, de la Universidad del Bío-Bío, logró adjudicarse el Workshop “Communication skills workshop”, del British Council y el cual fue financiado a través de Newton Picarte Found. Éste tuvo como finalidad mejorar las habilidades comunicacionales científicas en inglés y que dictó la Profesora estadounidense, socióloga y experta en temas de educación superior, Vaneeta D’Andrea. En la actividad participaron 16 personas entre profesores y alumnos, principalmente del doctorado.

Al respecto la directora general de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock, manifestó, “el workshop resultó muy interesante, ya que fue bastante específico, esto con el fin de desarrollar las habilidades de comunicación en el ámbito científico y así mejorar la calidad de la producción científica tanto en comunicación oral, exponer las presentaciones en conferencias, como en escrita”.image1-1

A nivel nacional son seis las universidades las que se adjudicaron este fondo para participar del workshop, el cual está certificado por el British Council y tuvo como objetivo el desarrollar las capacidades de comunicación en inglés para ser utilizados en contextos internacionales y multiculturales, apoyar la comunicación escrita, enseñando técnicas para mejorar la redacción de publicaciones internacionales, comunicación efectiva para informes y escribir postulaciones a concursos de manera efectiva, entre otras. El workshop se desarrolló entre los días 10 y 12 de octubre en la UBB.

La arquitecta colombiana, que es parte del Doctorado, Laura Marín, comentó, “el poder participar de este workshop me ha parecido una oportunidad maravillosa, un espacio para poder perfeccionar nuestro inglés. Además se agradece la instancia porque nosotros no siempre tenemos el espacio para tratar temas técnicos y académicos propiamente, así que me pareció muy enriquecedor porque pudimos practicar algo que comúnmente uno no hace. A mí en lo particular se me da más bien el escuchar y escribir que el hablar por tanto valoro enormemente la oportunidad que nos da la Universidad”.




UBB congregó a especialistas en XI Jornadas de Estudios de Historia Clásica y XII Coloquio de Estudios Medievales

El Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad del Bío-Bío, junto al Centro de Estudios Clásicos y la Sociedad Chilena de Estudios Medievales, organizaron una nueva versión de estos tradicionales encuentros liderados por el destacado medievalista UBB, Dr. Luis Rojas Donat y el miembro de número de la Academia Chilena de la Historia, Dr. Alejandro Bancalari Molina, académico del Programa de Magíster en Historia de Occidente de esta casa de estudios superiores.

El bicongreso se desarrolló en dependencias del Centro de Extensión de la sede Chillán y contempló la presentación de 34 trabajos de investigación sobre Historia Clásica y Medieval de académicos e investigadores de universidades nacionales y de Argentina y Brasil.

El Dr. Luis Rojas Donat destacó que las Jornadas de Estudios de Historia Clásica nacen por iniciativa del Dr. Alejandro Bancalari Molina en 1991, en tanto que los Coloquios de Estudios Medievales surgen en 1992, de acuerdo a su interés en dicho campo investigativo. Desde entonces se han constituido como importantes espacios de reflexión histórica de prestigio nacional e internacional.

“Este año logramos comprometer la participación de cuatro investigadores extranjeros; las académicas Nélida Mampel y Cristina Lucero de la Universidad Nacional de Cuyo, Argentina, casa de estudios con la que tenemos vínculos muy estrechos y es así como confirmamos movilidad estudiantil y académica. También nos visita el académico Gerardo Rodríguez de la Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina, con quien he entablado vínculos; y la actual presidenta de la Asociación Brasileña de Estudios Medievales, Adriana Vidotte, de la Universidad Federal de Goiás, Brasil”, comentó el Dr. Rojas Donat.

El Dr. Luis Rojas, presidente honorario de la Sociedad Chilena de Estudios Medievales, expresó que las jornadas y el coloquio pueden considerarse un verdadero patrimonio cultural de la ciudad de Chillán, pues el mundo académico vinculado ha convenido que estos encuentros se realicen invariablemente en la ciudad.

“Han pasado 25 años desde la primera versión de las Jornadas de Estudio de Historia Clásica y 24 años de la primera edición del Coloquio de Estudios Medievales, y los propios académicos no han querido que el proyecto migre, de manera que estimo que es un capital que hemos logrado. Chillán muestra su cordialidad y con los académicos invitados se logra vivenciar un compañerismo y una integración especial”, expresó el Dr. Rojas Donat.

En el marco de las XI Jornadas de Estudios de Historia Clásica, el Dr. Alejandro Bancalari Molina, expuso la ponencia “Identificación y control de personas en la antigua Roma”.

Al margen de la ponencia, el Dr. Bancalari Molina comentó el sentido que tiene para los académicos y estudiosos el escudriñar en la Historia Antigua.

“Los ejemplos que encontramos en la Antigüedad o en otro periodo, no se repetirán exactamente hoy. Pero dichos ejemplos podrían, eventualmente, traducirse en situaciones similares en la actualidad. Entonces, si hace 2 mil años se actuó de una manera, con más o menos prudencia, con mayor o menor discriminación o tolerancia, hay que analizar cómo ese ejemplo pudo servir en la Antigüedad, y como nos puede ayudar ahora, en forma ciertamente indirecta, porque no siempre deberá ser igual. Ahí es donde está el diálogo entre la Historia Antigua y la historia actual. Los hechos son únicos e irrepetibles, pero sí hay ciertas situaciones que se pueden cambiar”, expresó.

Igualmente, el Dr. Alejandro Bancalari destacó la utilidad que estos encuentros suponen para los estudiantes de Pedagogía en Historia y Geografía, así como para los investigadores más jóvenes quienes van adquiriendo experiencia sobre cómo abordar trabajos históricos. “Estas Jornadas de Historia Clásica se crearon en la Universidad del Bío-Bío el año 1991, hace ya 25 años, y se han mantenido por bastante tiempo. Asisten historiadores de todo Chile y de Europa, así es que eso ha sido muy bueno pensando sobre todo en los alumnos”, valoró el investigador.

En tanto, el académico del Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y profesor titular de la misma, Dr. Nicolás Cruz Barros, expuso el trabajo denominado “Una historia de Roma”.

También en plano reflexivo y fuera de su conferencia, el académico e investigador se refirió al sentido de estudiar Historia Antigua, y sobre porqué dicha materia sigue concitando tanto interés.

“Creo que hay aspectos de la Historia Antigua, tanto griega como romana, que tienen una capacidad de establecer una conversación y despertar una inquietud en el mundo actual. Ciertos aspectos de la historia de Roma nos interpelan hoy en día y nos invitan a una discusión, a una reflexión, y por tanto, cada generación va realizando esa reflexión, no sólo con el caso de Roma sino con la totalidad de la historia. Hay otros momentos que también son muy importantes y muy centrales”, expresó el Dr. Cruz.

El propio concepto de imperialismo, o el de ciudadanía, son ejemplos de estas oportunidades de entablar diálogos que permite la historia de Roma, y que siguen siendo del todo vigentes, según ilustró el Dr. Cruz Barros.

“Si uno habla hoy de temas como el imperialismo, me parece un hecho que el primer gran ejercicio de imperialismo fue el imperialismo romano, entonces ahí se establece un diálogo con este aspecto (…) Uno de los motivos centrales del desarrollo romano fue el tema de la ciudadanía (…) Hoy, una de las grandes discusiones en el mundo es definir a quién se le concede la ciudadanía, a propósito de todos los grupos migratorios. Bueno, el caso romano no es que sirva como un ejemplo, pero sí como una ocasión que se puede estudiar, debatir, y discutir”, aseveró el investigador.

El Dr. Nicolás Cruz Barros también se refirió a los avances de la ciencia que facilitan y permiten nuevos descubrimientos arqueológicos, que a su vez dan cabida a nuevas reinterpretaciones y enriquecen los análisis tradicionales.

“Los descubrimientos arqueológicos permiten completar la visión que teníamos de la Antigüedad, ya no sólo de los grupos que podían dejar sus recuerdos o experiencias por escrito, sino que también de otros sectores de la población a los cuales teníamos menor acceso. Las formas más científicas de arqueología que se han ido desarrollando, nos permiten llegar a esos sectores, conocer a esos grupos y llevarnos sorpresas. Hoy tenemos un acceso más completo y vemos que no eran tan distantes o distintos, sino que también había muchos puntos comunes”, aseveró el Dr. Nicolás Cruz.

Entre los investigadores jóvenes se contó la abogada Rocío Esteban López, de la Universidad de Concepción, quien expuso “Peregrinos en la Urbe. Algunos aspectos de los extranjeros en Roma durante el Alto Imperio”.

Esteban López aseveró que estos espacios brindan la oportunidad de compartir y entablar vínculos con investigadores y académicos de diversas especialidades y áreas, que en el campo de la Historia son complementarias.

“Es interesante compartir temas que son comunes desde la perspectiva del Derecho, la Historia o la Filosofía. Es una oportunidad para establecer contactos para eventuales investigaciones y sobre todo hoy en día, considerando que se tiende a estudiar los temas desde distintas disciplinas. Es una oportunidad para compartir con académicos, compartir puntos de vista y establecer vínculos. En mi ponencia intenté analizar un tema histórico desde una doble perspectiva, tanto histórica como jurídica, que ciertamente se complementan y van de la mano. Es necesario continuar realizando este tipo de investigaciones”, expresó Rocío Esteban.

Las XI Jornadas de Estudios de Historia Clásica y el XII Coloquio de Estudios Medievales contemplaron la participación de académicos e investigadores de la Universidad de Chile, Universidad Adventista de Chile, Universidad de Concepción, Pontificia Universidad Católica de Chile, Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Universidad de La Frontera, Universidad Adolfo Ibáñez, Universidad de Santiago de Chile, Universidad de Valparaíso, Universidad Nacional de Cuyo, Argentina; Universidad Nacional de Mar del Plata, Argentina; Universidad Federal de Goiás, Brasil; Universidad de Los Andes, Universidad Católica de la Santísima Concepción, Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación, Universidad Gabriela Mistral, Universidad Diego Portales, y de la Universidad del Bío-Bío.




Trabajo Social de Concepción analiza y proyecta su quehacer al conmemorar diez años de existencia

Formación e investigación en el Trabajo Social se denominó el seminario con que la Escuela de Trabajo Social de la sede Concepción de la Universidad del Bío-Bío conmemoró su décimo aniversario.dsc_6747

dsc_6732La actividad fue organizada por la Escuela y el grupo de investigación en Intervención social, performatividad y sujetos de la ciudad y contó con la bienvenida del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, quien destacó el desarrollo de la Escuela desde su creación hace más 20 años, en la sede Chillán y la contribución que ha tenido con el trabajo realizado desde la sede penquista al servicio de la sociedad, “con una carrera acreditada por seis años, con un sinnúmero de profesionales, un programa de magíster y un liderazgo regional y nacional fruto del esfuerzo de académicos e investigadores de la UBB”, afirmó.

La jefe de Carrera, Soledad Reyes, expresó que el Trabajo Social es una profesión que se construye constantemente como “disciplina científica y su quehacer ha estado históricamente ligado a retos y desafíos, pero con el imperativo de responder a nuevos escenarios que transforman su práctica, lo que nos debe llevar a una cualificación profesional que permita a los trabajadores sociales y las trabajadoras sociales, acercarnos a los nuevos espacios con niveles de experiencia que permitan el trabajo innovador y dinámico con diversos actores y actoras sociales, que intervienen en la gestión de los servicios sociales”.

Es por eso, agregó, que en el marco de la conmemoración de los 10 años de la Escuela de Trabajo Social en la sede de Concepción de la Universidad, “hemos querido abordar la investigación social, porque estamos convencidos que ésta constituye un componente importante en la formación profesional del trabajo social”.

dsc_6730El seminario, realizado en el Aula Magna de la sede Concepción, consideró las conferencias de las académicas Dra. Patricia Castañeda, de la Universidad de Valparaíso; Dra. Ana María Salamé, de la Universidad de La Frontera; Dra. Gabriela Rubilar y Dra. Antonieta Urquieta, de la Universidad de Chile; y el académico Dr. Juan Saavedra, de la Universidad del Bío-Bío.dsc_6775

La carrera de Trabajo Social está acreditada hasta el año 2020 y se imparte desde 2006 en la sede Concepción. A nivel nacional destaca su plan de estudios en la línea disciplinaria de la intervención social, así como la incorporación de las perspectivas de derechos humanos y género en la formación profesional, aspectos que subrayaron los conferencistas.

Los académicos revisaron la historia del Trabajo social en la última década destacando la recuperación del rango universitario de la profesión, la política de becas para la formación del posgrado en el extranjero y nuevos concursos de investigación Fondecyt, desde 2008

dsc_6783Asimismo se refirieron a los desafíos que la disciplina deberá asumir. Para la Dra. Gabriela Rubilar será clave la investigación en la academia. “El interés por la investigación se gesta en los primeros años de la carrera con académicos con experiencia investigativa, capaces de convertir a la investigación en un hacer cotidiano”, explicó.

Igualmente, afirmó que el quehacer investigativo del Trabajo Social es heterogéneo en temas, enfoques y técnicas. “Si bien hay repertorios investigativos comunes y técnicas preferentes, se observa un esfuerzo por diversificar y ampliar las aproximaciones utilizadas, al mismo tiempo que se interrogan acerca de las vinculaciones entre investigación e intervención”. dsc_6745

dsc_6817Por su parte, el Dr. Juan Saavedra afirmó que los desafíos más importantes en materia de intervención social son su carácter teórico y político, su estudio desde enfoques epistemológicos apropiados, la concreción de redes en torno a la superación metodológica del ciclo tecnológico, y en la producción de conocimiento, reducir las disputas de legitimidad entre investigación, sistematización, historiografía, etc.




Premian a estudiantes que obtuvieron los mejores resultados en Olimpiada de Matemática Intercolegios

dsc_7544“ Es primera vez que participo en la Olimpiada de Matemática Intercolegios, la prueba fue complicada, pero me sirvió para evaluar mi rendimiento y motivarme. Estoy muy contenta, valoro el apoyo de mis padres y de mis profesores y agradezco a la UBB por esta oportunidad”, manifestó Kristel Cifuentes, alumna de primer año medio del Liceo A-66 Héroes de la Concepción, quien fue una de los cinco estudiantes que obtuvieron el primer lugar en las categorías de la competencia, que por sexto año consecutivo organiza el Departamento de Matemática de nuestra Universidad con la colaboración del Colegio Concepción San Pedro.dsc_7521

Los primeros lugares en las categorías de octavo a cuarto año medio los obtuvieron: Javiera Marín, del The Thomas Jefferson School; Kristel Cifuentes, del Liceo A-66 Héroes de la Concepción; Elías Monsalve, del Centro Educacional Evangélico de Hualpencillo; Víctor Domínguez, del Colegio Concepción San Pedro; y David Bravo, del Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás.

dsc_7564Igualmente, se entregó el Premio al Desarrollo Creativo, al alumno del Colegio Concepción San Pedro, Víctor Domínguez, por su respuesta más ingeniosa al momento de resolver un problema matemático; y el Premio Mejor Logo 2016, al estudiante del The Thomas Jefferson School, Nicolás Sepúlveda.dsc_7579

El Premio al Mejor Colegio este año recayó en el Liceo Bicentenario de Excelencia Polivalente San Nicolás, de Chillán. El profesor a cargo, Claudio Jara, manifestó que “este es el tercer año que participamos, estoy muy orgulloso de mis estudiantes, son ellos los que piden que los preparemos y consideremos para representar al colegio y medir sus conocimientos. Creo que los buenos resultados se lograron por esa motivación y porque la prueba mide contenido, lo que significa que los profesores del colegio estamos entregando las herramientas necesarias en su formación”, afirmó.

dsc_7595Más de 500 estudiantes de octavo básico a cuarto año medio de establecimientos educacionales de la región del Biobío participaron en la Olimpiada de Matemática Intercolegios 2016. La competencia tuvo como objetivo estimular en los estudiantes el interés por la asignatura de Matemática, de manera que les permita generar mejores aprendizajes y ampliar sus horizontes científicos y culturales, al mismo tiempo de mejorar los resultados en sus mediciones estandarizadas nacionales.dsc_7664

La ceremonia de premiación finalizó con un reconocimiento a los profesores que acompañaron a sus alumnos y colaboraron con los organizadores para lograr que esta competencia fuera inolvidable y formativa para los jóvenes.




VII Jornada Científica de Pedagogía en Ciencias Naturales UBB relevó estrategia de indagación científica

La directora de la Escuela de Pedagogía en Ciencias Naturales mención Biología o Física o Química, Rosario Heredia Sacio, expresó que la Jornada brindó especial atención a la herramienta pedagógica denominada indagación científica, que permite alcanzar aprendizajes significativos y efectivos, y logra conectar efectivamente a niños y niñas con la ciencia.

El acto inaugural se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés del Campus La Castilla y contó con la participación del secretario académico (s) de la Facultad de Educación y Humanidades, Dr. © Carlos Ossa Cornejo; el director del departamento de Ciencias de la Educación, Dr. Miguel Friz Carrillo, académicos, expositores y estudiantes.

La indagación científica, según explicó la académica Rosario Heredia Sacio, es un tópico comprometido en la formación de profesores en Ciencias y se enmarca en el Modelo Educativo UBB, centrado en el estudiante.

“Si bien, podemos suponer que la mayoría de los docentes actualmente en ejercicio, fueron formados bajo un paradigma más bien tradicional de enseñanza, existen quienes a pesar de ello, presentan una actitud indagatoria frente a sus prácticas. Ellos han logrado orientarlas hacia un modelo más constructivista, rompiendo el esquema memorístico y descontextualizado de la vida cotidiana. De esta manera, han logrado incentivar la curiosidad y creatividad de sus alumnos obteniendo mejores resultados de aprendizaje en Ciencias”, expresó.

La académica Heredia Sacio comentó que de esta manera los profesores logran incentivar a sus estudiantes para que construyan conocimiento científico a partir de la problematización de fenómenos naturales, y al mismo tiempo, los propios docentes ven mejorados sus conocimientos pedagógicos y didácticos. “Hago un llamado para que cada día sean más quienes se atrevan a innovar en la enseñanza de las ciencias a través de esta modalidad”, afirmó.

Al respecto, es preciso señalar que el Ministerio de Educación contempla el Programa de Indagación Científica para la Educación en Ciencia (ICEC), que tiene como propósito mejorar la calidad de la enseñanza y aprendizaje de las ciencias naturales en escuelas y liceos municipales utilizando la indagación científica como enfoque pedagógico.

La conferencia inaugural de la VII Jornada fue brindada por el académico del Instituto de Biología de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, Dr. Hernán Cofré Mardones, quien se refirió a la formación de los profesores de Ciencias, y  a las consideraciones que los docentes deben tener en cuenta cuando se proponen realizar una clase indagatoria.

“Una clase indagatoria debería estar centrada en el alumno. Se espera que el alumno sea el que haga las cosas, y esas cosas tienen que ver con el método científico y con el quehacer de los científicos. Debemos ser capaces de generar durante el desarrollo de una unidad, alguna oportunidad para que el alumno se haga una pregunta, proponga una hipótesis, recolecte datos de algún tipo, y sea capaz de analizar esos datos y concluir de acuerdo a ello. Sería ideal hacer esto en unas cuantas clases o en un proyecto, una secuencia didáctica, y así estaríamos cumpliendo el objetivo de realizar una clase indagatoria”, expresó Cofré Mardones.

El Dr. Hernán Cofré destacó que cuando se realizan clases indagatorias los estudiantes no sólo aprenden contenidos específicos sino que además aprenden cómo se practica la Ciencia realmente. “Cuando hago una clase indagatoria, tengo la oportunidad que el estudiante no sólo aprenda de un concepto, sino que además aprenda a generar una hipótesis, que es una habilidad que también tiene el científico. Por ello sería importante incluir de vez en cuando clases indagatorias” valoró el especialista.

El Dr. Cofré Mardones precisó que al planear una clase de indagación científica se debe evaluar muy bien su pertinencia, pues hay contenidos que son más acordes para aplicar esta herramienta pedagógica. También se debe tener claro que se deberá destinar mayor tiempo para tratar dichos contenidos, pero en compensación se obtendrá el plus de lograr desarrollar habilidades de pensamiento científico entre los alumnos.

“Lo que nos indica la literatura y la investigación científica, es que mediante la indagación tengo la posibilidad de enseñar cosas que no enseño cuando sólo veo contenidos. Finalmente, también hay evidencia que clases de este tipo hacen que el estudiante comprenda o asimile mejor los contenidos, es decir, se aprende más de células si se va a un laboratorio y a través de la indagación a que me enseñen sobre células en una clase expositiva”, argumentó el investigador.

Durante la jornada inaugural, también expuso la académica de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Paula Claret Gatica, profesora de Pedagogía en Ciencias Naturales y Biología, quien se refirió a la metodología de investigación denominada Ciclo de Indagación.

Claret Gatica expresó que como herramienta pedagógica el Ciclo de Indagación se propone simplificar el método científico, que es la forma tradicional de aproximarse al conocimiento científico, pero que para los escolares puede resultar algo árido por el modo como se plantea.

“Esta metodología propone una simplificación del método científico a partir de la formulación de preguntas, de la recolección de datos, que nos permitan acercarnos a este conocimiento, entender algunos procesos y fenómenos. Asimismo, el Ciclo de Indagación permite abrirnos a otros espacios de aprendizaje fuera de la sala de clases, donde nosotros podemos rescatar elementos del entorno natural que podemos ver en el patio escolar, en un rincón, puede ser un árbol, una planta, algo que permita que los estudiantes se focalicen y puedan realizar un proceso de formación, que puedan formularse algunas preguntas y predicciones, que puedan generar una acción que les permita recolectar ciertos datos que ellos consideren importantes para poder responder esa pregunta, y que a partir de esa experiencia puedan concluir y extraer una reflexión respecto de ello”, ilustró la académica Claret Gatica.

Paula Claret Gatica comentó que el actual currículum brinda los espacios para desarrollar la indagación científica en el aula y en espacios escolares, de manera que los nuevos profesores se enfrentan a escenarios desafiantes.