Escuela de Pedagogía en Educación Física UBB tituló a 62 nuevos profesionales de la educación

En la oportunidad se hizo entrega del Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado, que recayó en el egresado Francisco Wladimir Weber Guzmán. Correspondió al decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, hacer entrega de dicho galardón.

La ceremonia, desarrollada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán, fue presidida por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, junto con la participación del secretario académico (s) de la Facultad, Carlos Ossa Cornejo; la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Física, Ximena Díaz Martínez; el director (s) de la carrera, Pedro Catalán Orrego; el jefe del Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación, Pedro Pablo Campo del Pino; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, académicos de la carrera y familiares de los egresados.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, valoró el logro alcanzado por los jóvenes y por sus familias, y puso hincapié en que la Universidad protagoniza un incesante ciclo de formación de profesores orientados a servir a la comunidad, lo que supone un sello distintivo. “Hoy la Escuela de Pedagogía en Educación Física tiene un sello muy especial, puesto que obedece a la necesidad de cultivar la investigación académica en las diversas ciencias de la actividad física. Algunos de nosotros hemos sido espectadores privilegiados del desarrollo de la carrea porque la primera Escuela de Pedagogía en Educación Física se orientaba a formar profesores que luego se convertían en entrenadores de alto rendimiento. Con los años, el rector Hilario Hernández  nos pidió sumarnos al proyecto de reabrir una nueva carrera distinta, la que han conocido ustedes desde que ingresaron el año 2012. Una carrera que se desarrolla en el contexto de una Universidad de relevancia que crea conocimiento”, aseveró el decano.

En tanto, el director (s) de la Escuela de Pedagogía en Educación Física, académico Pedro Catalán Orrego, se refirió a los múltiples desafíos que presenta el actual escenario nacional, en que se justifica plenamente la implementación de 6 horas de educación física en el contexto escolar, a la vez que surgen nuevas demandas en las áreas del deporte y la recreación.

“Culmina hoy una larga etapa de formación profesional que estuvo sin duda llena de alegrías y esfuerzos, y muchos sacrificios, tanto de ustedes como de sus familias. Han recibido y adquirido conocimientos y experiencias que condicionarán su quehacer futuro; han sido largos años en que hemos pretendido entregar lo mejor de nuestros saberes en el marco de una institución reconocida y acreditada en calidad (…) Tengan presente que ninguno de ustedes fue un nombre en el papel, sino que como todas las generaciones que han pasado y egresado de nuestra escuela, han tenido nuestra consideración personal en pos de un profesional integral, tanto en lo disciplinar como en lo valórico y actitudinal”, expresó el académico Pedro Catalán.

Posterior a ello se procedió a la entrega de los diplomas de título profesional, que fue dirigida por la directora de la Escuela de Pedagogía en Educación Física, Ximena Díaz Martínez y por el académico Pedro Catalán Orrego.

Tras la entrega de los diplomas de título profesional, la promoción 2012 de la carrera realizó un reconocimiento a la directora de escuela, académica Ximena Díaz Martínez, tarea formalizada a través de los egresados Andrea Contreras Muñoz y Abraham Marianjel Sepúlveda.

La tradicional toma de juramento a los nuevos profesionales de la Educación fue dirigida por el secretario académico (s) de la Facultad, Carlos Ossa Cornejo, quien ofició como ministro de fe.

Durante el acto también se hizo entrega de reconocimientos institucionales que distinguen a aquellos estudiantes que destacaron durante su paso por la casa de estudios.

El Premio Dirección de Desarrollo Estudiantil, que busca reconocer al egresado que se caracteriza por ser un ciudadano con pensamiento crítico, actitud resiliente, con conciencia social y responsabilidad valórica, bajo un contexto de desarrollo armónico e integral, recayó en Diego René González Lagos, quien recibió la distinción de manos del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

En tanto, el Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado, otorgado al o la estudiante que se ha destacado por obtener el más alto rendimiento académico durante el período de su formación profesional, y en el entendido que es necesario estimular y distinguir la formación y la excelencia en el saber, fue para Francisco Wladimir Weber Guzmán. Correspondió al decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, hacer entrega de este galardón.

Tras la presentación de un diaporama que graficó algunos de los momentos importantes de la promoción en su paso por la Universidad, la egresada María Francisca Rodríguez Bobadilla fue la encargada de dirigir el mensaje final en representación de todos sus compañeros.

La ceremonia de titulación fue amenizada con la presentación del Conjunto Folclórico Trabun de la Universidad del Bío-Bío, dirigido por la profesora Patricia Bécar Vera.