Estudiantes UBB presentaron estudio en Seminario organizado por la Federación Red Apícola Nacional

Los estudiantes de la Facultad de Ciencias Empresariales, realizaron la presentación “Estrategias de Marketing Aplicadas a la Miel en el Mercado Interno”.

Los estudiantes de la asignatura “Investigación de Mercados” dictada por los académicos Nataly Guiñez y Rodrigo Romo en el Magíster de Gestión de Empresas, tuvieron una importante participación en el Seminario “Mercado y Estrategias de Comercialización de Productos Apícolas”, organizado por la Federación Red Apícola Nacional.

En este seminario, desarrollado en el salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la UBB,  los estudiantes de la asignatura, realizaron la presentación “Estrategias de Marketing Aplicadas a la Miel en el Mercado Interno”, la que tuvo una buena aceptación por la audiencia de la jornada.

El programa abordó temas como la “Situación mundial de mercado de la Miel, contexto  y perspectiva de futuro”, expuesto por Misael Cuevas Bravo, presidente de la Red Apícola Nacional. Lorena Aguilar de Agro seguros, explicó los pasos acerca de la implementación del Seguro Apícola.

Por su parte,  el médico veterinario, auditor del Sello Manos Campesinos de la Red Apícola Nacional, Camilo Ruiz, abordó el tema “Acreditación Sello Manos Campesinas”

“La miel y el etiquetado de los alimentos. Regulaciones y tratamiento normativo”, estuvo a cargo de Carol Acevedo, Ingeniero en Alimentos de la Red Apícola Nacional.

Finalmente, el jefe del departamento de Investigación de la sede Chillán de la UBB, Rodrigo Romo, junto a un grupo de estudiantes de la carrera de Ingeniería Comercial, presentaron el estudio “Estrategias de Marketing aplicadas a la miel en mercado interno”.

El alumno José González de quinto año de la carrera de Ingeniería Comercial de la UBB, sostuvo que “hicimos un estudio respecto del comportamiento del consumo y compra de la miel, en base a encuestas con una muestra de cuatrocientas personas. De ellas se consiguieron tres perfiles de consumidores de miel: los que no consumen, quienes sí lo hacen con el fin de aliviar alguna enfermedad  y quienes consumen por un estilo de vida saludable. Se concluyó que estas últimas, compraban con mayor frecuencia y las personas que consumían por alguna enfermedad, compraban muy poco”.

El joven miembro del equipo investigador, agregó que “lo que nosotros aportamos en este seminario fue el conocimiento acerca de los hábitos de consumo de las personas y de qué forma los productores y comerciantes pueden llegar a estos tres perfiles que descubrimos”.

La académica del Magíster en Gestión de Empresas de la Facultad de Ciencias Empresariales de la UBB Nataly Guiñez, explicó que “nuestros conocimientos los estamos utilizando de manera real en un mercado que está en crecimiento y por lo tanto este es un tremendo aporte para la Red Apícola, tanto en la parte productiva como en la comercialización”.

En este sentido, fue el propio presidente de la Red Apícola Nacional, Misael Cuevas Bravo, quien respaldó los argumentos de la académica. “Para nosotros tiene un gran valor generar un vínculo entre el quehacer diario de la práctica con la academia, es el acuerdo que tenemos con la Universidad del Bío-Bío. La idea es que la práctica que nosotros desarrollamos cada día, en nuestros más de 90 programas de casi todo el país, sirva como un antecedente para que los estudiantes conozcan en qué se va a traducir su estudio y su práctica futura. Para nosotros el vínculo con la academia es enriquecedor en términos de ir incorporando nuevas visiones a esta tarea”.

Los estudiantes estuvieron trabajando en la asignatura de “Investigación de Mercados” durante todo el segundo semestre 2016 en una encuesta aplicada en la ciudad de Chillán a 400 personas, para conocer el comportamiento de compra y consumo de la miel. Todos estos resultados, a través del análisis de datos y propuestas de estrategias de Marketing para el sector apícola fue culminado en este seminario con la presentación de los resultados más relevantes a los microempresarios del sector, los cuales quedaron muy satisfechos con la información otorgada por los estudiantes, lo que es significativo y de gran aporte para el sector apícola.




Grupo de Técnicas No Destructivas UBB analiza y proyecta su quehacer en su primer año de funcionamiento

El académico Dr. Erik Baradit junto a los estudiantes del Magíster en Ciencias Físicas, Marcos Avendaño y Víctor Mora.

Aportar al desarrollo de técnicas ópticas para la evaluación de materiales y control de procesos dinámicos es el objetivo de las investigaciones que hace un año realizan en nuestra Universidad los investigadores de la línea de óptica láser del Grupo de Técnicas No Destructivas, dirigido por el académico del Departamento de Física, Dr. Erik Baradit, e integrado por los académicos Dr. Arturo Fernández, de la misma unidad; Dr. Cristhian Aguilera, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica; y Dr. Miguel Yáñez, del Departamento de Estadística;  además de estudiantes del Magíster en Ciencias Físicas de la UBB. 

En esta primera etapa los estudios se centran en dar solución a problemáticas que se presentan en empresas de la región del Biobío, principalmente, en la inspección y control de calidad de materiales, de procesos dinámicos que ocurren, por ejemplo, en productos de madera, secado de pintura, seguimiento de planton e incluso en la industria alimentaria a través del seguimiento de los procesos biológicos de la de maduración de la fruta, explicó el Dr. Baradit.

El Grupo de Técnicas No Destructivas es dirigido por el académico Dr. Erik Baradit.

El Laboratorio de Óptica Láser de la Universidad del Bío-Bío pudo ser implementado gracias a la adjudicación de fondos para Grupos de Investigación. El equipamiento consta de una mesa óptica Thorlabs Nexus de alta tecnología que permite el trabajo de interferometría óptica al no estar en contacto directo con el suelo e impedir así la vibración del montaje experimental en la superficie. Otros equipamientos fundamentales son la presencia de diferentes tipos de láser, cámaras CCD para la adquisición de imágenes y variados sets de iluminación y dispositivos ópticos.

La participación en congresos nacionales e internacionales también es parte del quehacer de los investigadores en óptica láser de la UBB, actividades que permiten dar a conocer los avances de las investigaciones realizadas y generar redes académicas para la colaboración conjunta en esta área. Así lo destaca el Dr. Erik Baradit quien explica que el grupo de investigación proyecta a corto plazo ampliar sus investigaciones a la óptica cuántica junto a los académicos Dr. Gustavo Lima y Dr. Gustavo Cañas, del Centro de Óptica y Fotónica de la Universidad de Concepción.

Igualmente, el intercambio académico es uno de los factores clave en el desarrollo de esta línea de investigación, a través de la colaboración de docentes internacionales que vienen a la universidad a impartir cursos.

Los estudios de los alumnos del Magíster en Ciencias Físicas de nuestra Universidad abren nuevas áreas de investigación y son presentados en destacados encuentros científicos como la undécima Conferencia Internacional de Óptica y Fotónica (RIAO-OPTILAS 2016) realizada en Pucón, en noviembre. En la ocasión, Cristóbal Gatica entregó los avances de su estudio Rugosidad superficial de diferentes tipos de tableros compuestos por medio de interferometría speckle; y Marcos Avendaño y Víctor Mora abordaron el tema Evolución de distintos estimadores en imágenes de speckle dinámicos.

Marcos Avendaño, ingeniero de ejecución en electrónica de la UBB y actualmente alumno del Magíster en Ciencias Físicas, agradece los espacios que le brinda la institución para ampliar sus conocimientos y presentar sus estudios en el área. “Estoy contento porque luego de mi experiencia en técnica láser en el Observatorio Óptico de la UdeC, me interesé en la teoría física y en desarrollarme profesionalmente y desarrollar investigación. La UBB me dio esa oportunidad al ingresar al Magíster y descubrí que la óptica láser tiene muchas aplicaciones que se pueden desarrollar y mi idea es mantenerme en esa línea”, afirma.




UBB cumplió totalidad de las metas y acciones del Acuerdo de Producción Limpia en sus sedes Concepción y Chillán

Un 100 por ciento de cumplimiento de las metas y acciones comprometidas en el Acuerdo de Producción Limpia Campus Sustentable, APL, registran las sedes Concepción y Chillán de nuestra Universidad, según el informe emitido por la empresa auditora Macrocap. Los auditores visitaron los campus de Avda. Collao, Fernando May y La Castilla, oportunidad en que revisaron, además, la documentación correspondiente y se reunieron con representantes de la Vicerrectoría de Asuntos Económicos, Vrae, para verificar el desempeño institucional en este ámbito.

A fines de 2012, nuestra corporación oficializó su participación en el APL, impulsado por el Consejo de Producción Limpia (entidad público privada dependiente del Ministerio de Economía), con el propósito de incorporar transversalmente el concepto de sustentabilidad en el quehacer institucional. En este marco, comprometió once metas y 59 acciones ligadas a la formación, investigación y extensión, así como a la gestión educacional y administrativa de los recintos universitarios.

Como primer paso, el Departamento de Normalización y Certificación de la Vicerrectoría de Asuntos Económicos realizó un diagnóstico que estableció que, en julio de 2013, nuestra Universidad presentaba un 21.4 por ciento de cumplimiento de los desafíos asumidos. A partir de esta línea base se definió un plan de acción que, como principal logro del primer año de vigencia del APL, consignó la medición de la Huella de Carbono Corporativa. Posteriormente, los esfuerzos se concentraron en la capacitación a académicos, estudiantes y  funcionarios administrativos en materias de sustentabilidad y su difusión y proyección hacia el medio externo. Los avances fueron constatados en las sucesivas auditorías efectuadas en enero de 2014, cuando se alcanzó un 38.7 por ciento de logro, diciembre del mismo año (71.3), agosto de 2015 (90.2) y octubre de 2016 (100 por ciento).

Las metas y acciones que concretó la UBB  como parte del APL se vinculan a la implementación de una institucionalidad ligada a la sustentabilidad; su incorporación a los planes de estudio de las distintas carreras, así como a las actividades de extensión e investigación; capacitación de académicos, estudiantes y funcionarios administrativos; medición de la huella de carbono; reducción del consumo de energía y agua; manejo de residuos e implementación de medidas preventivas de riesgos laborales.

En este propósito se adoptaron medidas como la conformación de un Comité de Sustentabilidad, integrado por representantes de las vicerrectorías y las direcciones de Investigación, Extensión y Recursos Humanos, y la designación del Departamento de Normalización y Certificación como unidad coordinadora de este esfuerzo. En el ámbito de la docencia, en tanto, se levantó información respecto de las asignaturas obligatorias relacionadas con el tema y se puso en marcha el curso Sustentabilidad y Eficiencia Energética, que se imparte a través de la Unidad de  Formación Integral y el Departamento de Estudios Generales. En extensión, investigación y capacitación, se impulsaron seminarios, ferias, proyectos, talleres y jornadas sobre la temática.

Asimismo, se redujo el 5 por ciento del consumo de energía y agua (meta global para las 22 instituciones de educación superior adscritas el APL) y se desarrollaron sistemas de manejo de residuos sólidos, identificación y previsión de peligros laborales y de emisión de riles.

“En función del informe de la auditoría de evaluación de cumplimiento de Macrocap Latinoamérica y el Consejo de Producción Limpia y según lo evidenciado en ésta, las sedes Concepción y Chillán (Campus Fernando May y La Castilla) de nuestra Universidad cumplen  con el 100% de las metas y acciones comprometidas en el Acuerdo de Producción Limpia Campus Sustentable, por lo que se recomiendan para certificación”, señaló el jefe del Departamento de Normalización y Certificación, Juan José Valenzuela. Y agregó: “La certificación definitiva estará sujeta a la última etapa del proceso de certificación, que corresponde a la inspección de los servicios públicos involucrados en el proceso, lo que se debe realizar durante el primer semestre de 2017”.




Ediciones Universidad del Bío-Bío presentó libro “Utopía y realidad: Franciscanos en Chile, 1750-1850”

La obra de 264 páginas, cuya autoría corresponde al académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Cristián Leal Pino, permite apreciar la historia de la Provincia Franciscana de la Santísima Trinidad en los siglos XVIII y XIX, a la vez que disipa algunos mitos en torno al franciscanismo, como la supuesta adherencia irrestricta a la corona española durante el proceso independentista. El Dr. Luis Rojas Donat destacó el aporte de la investigación histórica que profundiza en aspectos desconocidos hasta ahora.

El acto de presentación del libro se realizó en el Salón Andrés Bello del Centro de Extensión de la sede Chillán y contó con la participación de académicos, estudiantes, familiares y cercanos al autor.

El libro se estructura en cuatro capítulos: Del deber ser a la realidad cotidiana de los frailes; La búsqueda del retorno al ideal de vida en comunidad; El impacto de la revolución en los franciscanos: posiciones políticas y participación en las trincheras; y La administración de los recursos económicos en tiempos de revolución y organización de la República.

En “Utopía y Realidad” el Dr. Cristián Leal confronta el ideal franciscano de vivir en pobreza, con la realidad que supone el vivir en medio del mundo, evidenciando las tensiones que testimoniaron los integrantes de la orden, donde ciertamente había distintas percepciones respecto de cómo debían asumir el ideal franciscano.

En esta línea, el Dr. Leal Pino estudia en profundidad la vida económica de los conventos franciscanos en tiempos de la independencia, logrando precisar que estos gozaban de buena salud durante aquella época, a diferencia de lo que se pensaba usualmente. La orden fue lo suficientemente ordenada y hábil para enfrentar con éxito los impactos a la economía que supuso el proceso de guerra independentista.

Asimismo, el Dr. Leal Pino comprende y asume el rol político que desempeñaron los frailes durante el periodo reseñado. “Una cosa era el ideal, el imaginario, pero otra muy distinta era vivir lo cotidiano y además en comunidad. El libro pretende desvelar algunas ideas e imágenes que más bien obedecen a un estereotipo. Es importante comprender el rol político del fraile en aquella época, porque transmitía mensajes a la feligresía, de alguna manera era un aliado de la corona, pero también era financiado por la sociedad, que también buscaba ser parte de la orden a través de las relaciones económicas, que es algo que debemos trabajar más”, expresó el investigador UBB.

“Parte de la tensión que vivían los frailes se explica porque la orden poseía bienes y debían administrarlos. Ellos vivían con cierto confort, y al verse envueltos en el proceso de independencia ellos responden como lo haría cualquier persona, con cierto temor, porque tenían una estabilidad que no estaban dispuestos a arriesgar. Además, ¿qué era la República? Eso no estaba muy claro, y si el brigadier (Antonio) Pareja llegaba a Chillán con 2 mil hombres armados no les quedaba más opción que recibirlo. Los franciscanos adoptaron posturas individuales y cambiantes según se iban demostrando los hechos”, ilustró el Dr. Cristián Leal.

El Dr. Cristián Leal Pino expresó que la reciente adjudicación del proyecto Fondecyt de Iniciación en Investigación denominado “Vida conventual y formas de financiamiento en una Orden mendicante en Chile: Los franciscanos en el tránsito de la Colonia a la República”, le permitirá profundizar en estas materias durante los próximos años.

En la oportunidad, correspondió al académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Luis Rojas Donat, realizar la presentación del libro.

“Estimo que el título del libro –Utopía y Realidad- es muy apropiado. El autor intentó indagar cómo hicieron los franciscanos para arreglárselas en medio del fragor político. Ellos poseían muchos bienes, los administraban y también prestaban dinero con muy bajo interés, que luego reintegraban. Eso seguramente producía un poco de incomodidad a algunos frailes que querían vivir el rigor de la pobreza, los llamados “espirituales”, aún en el franciscanismo moderno de la época de la independencia. Hay que recordar que en la Edad Media el franciscanismo se dividió entre “conventuales”, quienes aceptaban vivir la pobreza que fuera posible, y los “espirituales” que eran más rigoristas, es decir, pretendían vivir exactamente como pobres, pidiendo limosna en la calle”, contextualizó el académico Rojas Donat.

El Dr. Luis Rojas también destacó el ejercicio de pensar a los frailes como personas sujetas a los mismos vaivenes que los demás actores sociales, de manera que las propuestas de cambio político surgidas en la época de la independencia suscitaron en ellos los mismos temores y esperanzas que en el resto de la población.

“Hay que tratar de imaginarse que la propuesta de la Independencia es revolucionaria, es ir en contra del orden establecido que daba garantías, porque al fin y al cabo el sistema funcionaba. Entonces, optar de pronto por esta nueva idea era complejo. Tampoco se entendía muy bien esta idea de la democracia, que sólo comprendían algunos iluminados que habían podido conocer la obra de Rousseau, pero ni siquiera directamente sino a través de apuntes o párrafos que alguien había traducido. El Dr. Cristián Leal se hace cargo de aquella imagen que ha quedado acerca de que los franciscanos eran realistas, y lo cierto es que no era tan así, sino que hay matices a considerar”, expresó el Dr. Rojas Donat.




Con emotiva entrega de diplomas finalizó ciclo de conferencias a adultos mayores de la Región

Con la entrega de diplomas de participación a los 30 adultos mayores de la agrupación Otoño en primavera finalizó el ciclo de conferencias Adulto mayor en la Universidad del Bío-Bío: una relación virtuosa, que organizó el Departamento de Estudios Generales, de octubre a diciembre de 2016.

La actividad tuvo como objetivo desarrollar diversos temas de interés que aporten a la calidad de vida y el desarrollo de soportes socio-emocionales de los adultos mayores para las nuevas etapas de su vida, entre ellos destaca la ciudad y sus emociones, emprendimiento, calidad de vida, uso de fármacos, población y migración.

La iniciativa se realiza hace 25 años en nuestra casa de estudios, en conjunto con la agrupación Otoño en primavera, contemplando actividades culturales y recreativas que contribuyen al desarrollo integral de los adultos mayores.

Así lo destacó el sociólogo y coordinador del ciclo de conferencias, Jorge Acevedo, quien agradeció a los adultos mayores la motivación en cada una de las actividades organizadas y manifestó que la Universidad del Bío-Bío incorpora toda su experiencia para aportar a su desarrollo y el de sus familias.

La bienvenida estuvo a cargo del director del Departamento de Estudios Generales, Edgardo Maza, quien instó a los participantes a seguir integrándose y acostumbrándose a los cambios de nuestra sociedad, aprovechando los beneficios de ésta en su calidad de vida.

La presidenta de Otoño en primavera, Luvertina Vásquez, enfatizó en la importancia de la familia en el entorno del adulto mayor. “Es genial que nosotros conversemos con nuestra familia, nuetros amigos y vencinos sobre lo que aprendemos acá. Es una forma de prepararlos para su futuro, tanto en la relación con los otros como cuando sean adultos mayores. Estas conferencias nos ayudaron a eso, a ver la vida desde diferentes miradas”.

La coordinadora de la agrupación, María Elena Vega, afirmó que todos los integrantes “ya nos sentimos alumnos de la Universidad del Bío-Bío, siempre nos han apoyado porque estamos en una etapa que necesitamos fortaleza y conocimiento para seguir avanzando. Estoy contenta y es el sentir de todos, porque nos conocemos desde toda la vida, hemos recibido a más personas y hemos disfrutado en la Universidad, una de las instituciones pioneras en considerar a los adultos mayores en sus actividades”, expresó.

La académica del Departamento de Farmacología y vicedecana de la Facultad de Ciencias Biológica de la Universidad de Concepción, Dra. Ana Cabanillas, fue la encargada de dictar la conferencia de clausura sobre El uso racional de fármacos, oportunidad en que abordó el problema de la automedicación en la población nacional, así como de la polifarmacia, entendida como el número de medicamentos que consume diariamente el adulto mayor, ya sea por prescripción médica o por suplementos.

Durante su exposición enfatizó que “los fármacos son una herramienta fundamental para el tratamiento de enfermedades, sin embargo, es necesario que los adultos mayores se enfoquen en la prevención porque si toman un medicamento para que les quite los efectos del otro, caen en la polifarmacia que puede intoxicarlos o causarles problemas que pueden producir su muerte o disminuyen mucho su calidad de vida. Por eso es primordial la quimioprevención, es decir, mantener la salud a través de la alimentación y otras prácticas que son muy efectivas para controlar cuadros patológicos que hasta ahora las personas creen que sólo pueden ser controlados por medicamentos y eso no es así”, concluyó.