Rector expuso avances y desafíos de la UBB y reiteró compromiso institucional con la reforma

En medio de las incertidumbres, los miedos y las angustias que naturalmente produce un proceso de reformas generales y en particular de la educación superior, la Universidad del Bío-Bío rinde cuenta pública del año 2016, comparte sus sueños de una sociedad mejor y presenta sus desafíos para 2017. Con estas palabras, el rector Héctor Gaete Feres dio inicio a su intervención en la ceremonia central del programa de celebración del septuagésimo aniversario institucional, que tuvo lugar el miércoles 12 de abril en las sedes Concepción y Chillán.

CUENTA ANUAL 2017

En la oportunidad,  repasó los adelantos registrados por nuestra casa de estudios en materias como la consolidación del modelo educativo, el fortalecimiento de la investigación y el posgrado y la modernización de la gestión institucional. Se refirió asimismo a  la implementación del Estatuto Académico, el mejoramiento de la infraestructura docente, el robustecimiento de las facultades, departamentos y escuelas, la vinculación con el medio, la elaboración de los Estatutos Universitarios y otros temas.

Gaete Feres reiteró el compromiso de la Universidad con las localidades, la región y el país, así como su férrea voluntad de seguir aportando con las reformas que nuestro país requiere en educación superior: Calidad obligatoria y demostrable; mayor financiamiento contra desempeño y rendición de cuenta pública; eliminación del lucro; participación de los estamentos en la conducción de las instituciones; respeto a los derechos de estudiantes y trabajadores universitarios; y fortalecimiento de las 18 universidades públicas mediante una normativa e institucionalidad renovada y de futuro, con recursos permanentes adecuados a su misión, para eliminar así el nocivo autofinanciamiento, detalló.

Remarcó igualmente que en la UBB queremos estar lejos de la incredulidad y la desesperanza reinantes … buscamos avanzar para uso y goce de nuestros estudiantes, sus familias y los distintos sectores de la sociedad.  En este sentido, subrayó que “la implementación de la gratuidad nos alegra porque va en la dirección correcta; apunta a la igualdad de oportunidades, a la equidad y a la inclusión social”.

El Rector abogó por el trabajo colaborativo y constante, la austeridad y la humildad, la voluntad y la convicción para continuar avanzando sólidamente para alcanzar las metas. En la Universidad del Bío-Bío, dijo, no estamos para desgastarnos en nimiedades y mezquinas luchas de poder entre grupos partidarios de un mundo u otro, sino que buscamos integración en todos los ejes. Pero, advirtió, sin pérdida de rol; aquí no aceptamos vinculaciones que impliquen la renuncia de nuestro rol público.

Gaete recalcó su certeza de que “podemos hacer un país mejor, de que en nuestros territorios contamos con el talento y las capacidades para alcanzar una mejor calidad de vida”. En este marco, manifestó que el futuro Ministerio de Ciencia y Tecnología debe considerar normativas descentralizadas, que reconozcan desde su génesis la contribución y el comando desde las regiones.

En seguida y a la luz del Programa de Rectoría para el período 2014-2018, expuso los principales aspectos del quehacer institucional del último año. Entre otros, aludió a los resultados del proceso de admisión 2017 -expresión de la pertinencia y calidad de nuestra oferta académica, afirmó-, la renovación curricular, la movilidad estudiantil, la investigación en docencia, la formación integral y la acreditación del pregrado. Respecto a esta última, recordó que alcanzamos la acreditación del 100 por ciento de las carreras acreditables, con un promedio de 5,2 años, siendo la primera Universidad del país que alcanzó este logro.

En investigación y posgrado, junto con mencionar algunas cifras de adjudicación de proyectos, publicaciones en revistas indexadas y acreditación de programas de Magister y Doctorado, recordó la conformación de una comisión ampliada para el proyecto de creación de la Vicerrectoría de Investigación, Innovación y Desarrollo, a la que solicitó acelerar su gestión.

En cuanto a la modernización de la gestión universitaria, resaltó la obtención de la propiedad intelectual del Sistema de Información Estratégico, SIGEUBB, para el monitoreo, seguimiento y control de procesos como la planificación y la acreditación. Destacó igualmente la certificación bajo la Norma ISO 9001:2008 del Sistema de Gestión de Calidad de nuestra Universidad.

Así también dio cuenta de los principales hechos registrados en los otros ámbitos del quehacer institucional, para concluir precisando algunas de las metas clave para este año.

En la sede Concepción, la ceremonia de aniversario y rendición de la cuenta anual de nuestra Universidad contó con la presencia del Intendente Rodrigo Díaz Wörner y el presidente del Consejo Regional Hugo Cautivo Baltierra, a quienes el Rector agradeció públicamente la aprobación de fondos regionales para la construcción del Centro de Innovación de la UBB.




Saludo de la Presidenta Michelle Bachelet a la Universidad del Bío-Bío por su aniversario

Al conmemorarse el septuagésimo aniversario de nuestra institución, la Presidenta de la República hizo llegar su saludo y congratulaciones a la comunidad universitaria. En su nota, la Mandataria señala:

Estimado Rector, Héctor Guillermo Gaete Feres, Académicos, alumnos y alumnas y funcionarios:

Es para mí una gran alegría saludarlos con mucho afecto y, a través de estas palabras, hacerles llegar mis felicitaciones por estos 70 años de vida dedicados a la educación pública de miles de jóvenes que, a partir de su formación profesional, realizan importantes contribuciones al engrandecimiento de la región y el país.

Contar con una educación inclusiva, que llegue cada vez a más estudiantes provenientes  de sectores vulnerables, es una forma de hacer mucho más provechosa la experiencia educativa; al mismo tiempo que nos ayuda a construir un Chile con mayor igualdad y heredar a las futuras generaciones una sociedad más diversa y heterogénea.

Quiero reconocer el apoyo que le han brindado a la Reforma Educacional que estamos llevando a cabo y, gracias a ello, específicamente con la implementación de la gratuidad en 2016 han ensanchado  las posibilidades de desarrollo de miles de alumnos y alumnas.

No en vano, la Región del Bio-Bío es la segunda con más beneficiados por gratuidad del país, tanto en los años 2016 como en el 2017.

Esta realidad que viven muchos de los alumnos que estudian actualmente en esta institución, democratiza el acceso a la educación y la instala como un derecho social, que no debe estar condicionada a los ingresos económicos de nuestros jóvenes ni el de sus familias.

Este abierto compromiso con su rol público y estatal también lo manifestaron concretamente apoyando el programa PACE. El año 2016 acompañaron a 20 establecimientos educacionales de la región y participaron más de 2 mil 900 alumnos y alumnas de estos establecimientos.

Querida comunidad universitaria, este nuevo aniversario e inicio de año académico encuentra una casa de estudios más diversa, pluralista, comprometida con el desarrollo social de su región y del país, que hoy entrega oportunidades de futuro a muchos más jóvenes.

Por eso los quiero invitar a seguir apoyando la Reforma  Educacional,  porque hoy abarcamos  al 50% más vulnerable de la población, pero queremos continuar avanzando para cada año sumar a más y más familias.

Como saben la Reforma sigue su curso y los necesitamos a todos y todas, iporque juntos estamos transformando  la educación  chilena!

Reciban el cariño de su Presidenta y les deseo un ifeliz aniversario!

MICHELLE BACHELET JERIA

Palacio La Moneda, 12 de abril de 2017

Descargue aquí el documento original en formato PDF




Investigadora UBB se adjudicó Fondecyt Regular para definir los criterios de confort térmico en edificios de oficinas

Los edificios no consumen energía, las personas sí: Criterios de confort térmico adaptativo para el diseño arquitectónico de edificios de oficinas en Chile se titula el proyecto de la académica del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura  de la Universidad del Bío-Bío, Dra. Maureen Trebilcock, con el cual se adjudicó el Fondecyt Regular 2017.

La investigadora explicó que se espera definir y evaluar los criterios de confort térmico para edificios de oficinas en el país, pero desde la perspectiva del ocupante, con lo cual se busca establecer estrategias de diseño arquitectónico para favorecer el comportamiento pasivo de la construcción, lo cual tendrá directa relación en el bienestar y la productividad de los usuarios.

Según comentó, la propuesta considera dos etapas basadas en trabajo de campo, dividido entre Concepción y Santiago, y una etapa basada en simulación térmica dinámica. La etapa uno se basa en metodología estadística correlacional de variables recopiladas a través de veinte casos de estudio, donde el trabajo de campo consiste en la recopilación de información en base a encuestas de percepción térmica en simultaneidad con mediciones de condiciones ambientales, encuestas de bienestar y productividad y fichas de caracterización.

“Se desarrollarán estudios de confort térmico a personas, pues lo que nos interesa es estudiar sobre el sujeto en su ambiente de trabajo y su confort. Serán diez los casos en cada ciudad, en edificios de tipo oficinas, públicas, privadas, entre otras, donde la idea es que hayan sido diseñados con ese fin en los últimos veinte años”, manifestó.

En tanto la etapa dos se basará en metodología de estudio de casos, en base a cuatro que se analizarán en profundidad a través de triangulación de información derivada de entrevistas a ocupantes, observaciones, mediciones prolongadas de condiciones ambientales, y caracterización arquitectónica de los casos. La última etapa se basará en simulación térmica dinámica de modelos de edificios de oficinas.

Con esto se busca determinar el bienestar de las personas a raíz de su ambiente térmico, lo cual influiría en el trabajo que pueda realizar. “Si bien hay ciertas normas en Chile que apuntan a aquello, éstas están basadas en normas internacionales, por lo que no serían las más apropiadas, ya que hay evidencia de que existen factores contextuales que están relacionadas con cómo la gente percibe su ambiente térmico, que están relacionadas con el clima local, con temas culturales, con factores socioeconómicos, entre otros. Factores contextuales que influyen en cómo la gente se adapta a sus ambientes térmicos”, aseveró.

El objetivo es poder determinar rangos de confort apropiados que orienten futuras normas en la materia, así como pautas de diseño que orienten el quehacer de los diseñadores. “La investigación apunta hacia estrategias de diseño pasivas, es decir que a través del diseño se pueda lograr un mejor ambiente interior y sin recurrir a tanto consumo energético”, manifestó.

La investigadora comentó además que son parte del proyecto, un equipo multidisciplinario conformado por académicos de los departamentos de Diseño y Teoría de la Arquitectura, de Ciencias de la Construcción y del  Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción de la Universidad.