Estudiantes de Psicología UBB reciben su Licenciatura y logran importante paso para convertirse en profesionales

La ceremonia se desarrolló en el Salón Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades, y fue presidida por el decano Marco Aurelio Reyes Coca, junto con la participación de la directora de la Escuela de Psicología, Ingrid Quintana Avello, el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel, académicos de la carrera, alumnos y familiares de los licenciados.

La directora de la Escuela de Psicología, Ingrid Quintana Avello, felicitó a los nuevos licenciados por el importante paso que dan en el camino a convertirse en profesionales. “El grado académico, la licenciatura que hoy reciben, es un paso significativo y es una etapa relevante de muchas otras que enfrentarán con la formación  que en esta Universidad recibieron. Y no me refiero sólo a la formación académica, sino a los diferentes momentos que vivieron en la Escuela, y que han contribuido a que hoy estén aquí continuando con su historia”, precisó.

Asimismo, la directora de escuela hizo alusión a la particularidad del momento en que los jóvenes han cursado su formación superior. “Ustedes han estudiado en un contexto de cambios, tanto sociales, políticos, como también académicos. Son parte de los anhelos de una educación de calidad, pública, gratuita y sin lucro. Y a responder esa demanda nos hemos volcado con ahínco como Universidad y escuela. Debiéramos asumir el compromiso de no olvidar esos principios y seguir defendiéndolos en los diversos ámbitos en que a futuro se desarrollen, sin olvidar de dónde venimos y hacia dónde vamos. Así la historia será mejor, más justa, más alegre y con un sentido integral”, manifestó.

Al finalizar su mensaje, la directora Quintana Avello citó al escritor uruguayo Eduardo Galeano: “Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero a mí un pajarito me contó que estamos hechos de historias”. Que sus historias y las que comienzan a escribir sean buenas, sean las mejores”, concluyó.

El acto de licenciatura también contempló la participación del académico y director fundador de la Escuela de Psicología, José Luis Ysern de Arce, quien les recordó el sentido del Psicobautizo vivido el año 2013 cuando recién ingresaban a la carrera. “Ese solo hecho, esa manera de comenzar el curso, ya les decía, nuestra Escuela de Psicología es diferente y quiere ser otra cosa. Nada de mechoneos humillantes, de actitudes banales, sino todo lo contrario, indicaba pues un plan de vida y una actitud muy marcada en el nuevo hombre, en la nueva mujer que queríamos construir”, aseveró el académico.

Ysern de Arce también destacó cómo los estudiantes fueron descubriendo la Psicología Social Comunitaria, atravesada por la Psicología de la Liberación, lo que implica que al recibir la licenciatura los futuros psicólogos ya visualizan un proyecto que consiste en estar al lado de todo hombre y de toda mujer, para que cada vez sean más felices.

“Cuando hoy vemos jefes de Estado, vemos hombres muy poderosos que hablan de construir muros, ustedes dicen –mientras otros levantan muros, nosotros, psicólogos de la liberación, tendemos puentes-, y ese es su plan de vida, tender puentes. Y hacer que todo hombre y toda mujer podamos entablar, sin importar orientaciones de cualquier tipo, ni religioso, ni político, ni sexual, social, económico, podamos siempre ser hombres y mujeres que dialogan”, recalcó el docente y sacerdote.

Recalcando lo anterior y el valor del diálogo en toda época, el académico José Luis Ysern tomó como ejemplo al Papa Francisco, quien por estos días viajó a Egipto, sin mayores demandas de seguridad, para dialogar con musulmanes, coptos y cristianos, en señal de que si se quiere construir una civilización nueva, ésta tiene que estar basada en el diálogo de los diferentes.

Hacia el final de su mensaje, el académico José Luis Ysern de Arce brindó a los nuevos licenciados un caluroso abrazo de bienvenida a la Psicología y les recordó una frase que ya es máxima: “Recuerden a los más desposeídos, nunca se olviden de los pobres”.

En representación de los nuevos licenciados, la estudiante Carolina Lillo Vergara, recordó que en febrero de 2013 comenzaron a dar los primeros pasos de la travesía que les permitirá convertirse en psicólogos y psicólogas. Llegaban con los temores e ilusiones propias de quienes se adentran en un camino desconocido y a la vez fascinante.

La recién licenciada reconoció que el camino ha sido largo, marcado por el aprendizaje de nuevas experiencias y acontecimientos, que han permitido cimentar nuevas creencias, formas de conocer el mundo y maneras de comprender.

“En este viaje las experiencias no han hecho falta, a veces el día es soleado y otros lluvioso, alegres o tristes, animados y otras veces tan cansados y sin energía, pero durante cada una de ellas hemos logrado ponernos de pie y seguir avanzando”, aseguró Carolina Lillo.

También tuvo palabras de reconocimiento para la secretaria de la Escuela de Psicología, Hilda Carriel, y el auxiliar de la carrera Héctor Ortiz, quienes “con sencillez, amabilidad y cariño nos han brindado una mano cada vez que se lo hemos pedido”, aseveró la joven.

Asimismo, agradeció la notable tarea de los académicos, “quienes se han dedicado a mostrarnos distintas miradas de la Psicología, brindando la libertad para que cada uno de nosotros construya su propia visión del mundo que nos rodea”, explicó.

“Con todas estas experiencias, hoy nos encontramos aquí, a pasos del último tramo para llegar a nuestra meta, falta poco, pero no dudemos compañeros y compañeras que todos nuestros esfuerzos darán fruto, sólo nos queda seguir intentando y dar nuestro último esfuerzo para alcanzar nuestro sueño, que sin duda será sólo el inicio de muchas metas más”, concluyó.