Deportistas destacados UBB resaltan valores como la disciplina y el logro de metas mediante la práctica deportiva

Ceremonia de reconocimiento a los deportistas destacados de la Universidad del Bío-Bío, así como a quienes ingresaron este 2017 por méritos deportivos, fue convocada por el Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación.

La ceremonia de reconocimiento fue presidida por el Rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, junto con la prorrectora Gloria Gómez Vera; el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca; la secretaria académica de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Ximena Sanhueza Riquelme; el director de Desarrollo Estudiantil, Eduardo Solís Álvarez; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; el jefe del Departamento de Actividad Física, Deportes y Recreación, Pedro Pablo Campo, profesores y técnicos de ramas deportivas, además de familiares y amigos de los deportistas reconocidos.

Durante el acto, el Rector de la UBB, Héctor Gaete Feres, destacó que los deportistas destacados han convertido a la Universidad en un importante foco de desarrollo del deporte universitario nacional, de manera que resulta del todo necesario estimular y felicitar a los jóvenes que han participado y alcanzado importantes logros en actividades y competencias deportivas de la región, del país y del exterior.

El Rector explicó a los concurrentes que la práctica del deporte en la Universidad desempeña un importante rol, puesto que no sólo se fomenta para cultivar el cuerpo y el espíritu, sino porque éste representa una pieza clave entre los factores que contribuyen a concretar el perfil del estudiante de la Universidad del Bío-Bío.

“Nosotros queremos que nuestros estudiantes se conviertan en excelentes profesionales, cualquiera sea la carrera que hayan elegido. Pero somos ambiciosos en nuestros anhelos, y queremos que además sean buenos ciudadanos, y en eso el deporte juega un rol imprescindible. Hay conceptos como la lealtad o el trabajo colaborativo en equipo que se aprenden e incorporan de manera mucho más eficiente a través de la práctica deportiva. Ciertamente, se puede enseñar el trabajo en equipo en una pizarra, pero estamos seguros que aquello se comprende mucho mejor si nuestros jóvenes cultivan algún deporte colectivo, en donde el sentido de logro se obtiene tras una meta común”, aseveró el Rector.

Gaete Feres recalcó además que las personas capaces de imaginar y proyectar un resultado o logro de meta en el ámbito deportivo, también lo pueden imaginar en sus asignaturas, o respecto del sueño que quieren para ellos y sus familias. En síntesis, se valora la posibilidad de imaginar un futuro deseado y posible.

El rector Héctor Gaete también valoró el sentido integrador e inclusivo que se alcanza mediante el deporte. Especial mención dedicó al estudiante de Pedagogía en Educación Física, Roberto Campos, quien representará a Chile en los Juegos Olímpicos “Sordolímpiadas”, a realizarse en Turquía en junio de 2017.

“En él (Roberto Campos) quiero representar esa capacidad de esfuerzo, ese sentido de logro, junto a todos los demás deportistas aquí reunidos. También agradecemos a aquellos jóvenes que ingresaron a nuestra UBB a través de una beca deportiva. Les deseamos el mejor de los éxitos, y les vamos a acompañar en este esfuerzo; la Universidad estará completamente a disposición de ustedes, para que puedan hacer aquellas dos cosas que ustedes aman, estudiar la carrera que eligieron, y practicar el deporte que les apasiona. Sabemos que no siempre es fácil, pero será responsabilidad de nosotros asegurarles la viabilidad de ese doble esfuerzo gigantesco que ustedes realizan”, comentó el Rector.

Precisamente, Roberto Campos Hernández, estudiante de Pedagogía en Educación Física, e integrante de la rama de Tenis de Mesa Paralímpico de la UBB, manifestó que su prioridad la constituyen sus estudios y luego la práctica del deporte. “Lo más importante para mí son las clases, tengo que ser responsable y responder ahí. En las mañanas estudio y en las tardes hago deporte, y de esa forma compatibilizo mis horarios. El practicar un deporte ha sido un factor muy importante para fortalecer mi disciplina. Comencé a practicar tenis de mesa en agosto de 2013, cuando estudiaba en el Liceo Marta Brunet”, explicó Roberto, mediante el intérprete en lengua de señas del PIESDI, Javier Ibacache.

La estudiante de quinto año de Enfermería, Carolina Salazar Figueroa, integra el taller de Karate-do, disciplina que practica desde niña debido a su interés por las artes marciales. “Aquí encontré lo que buscaba, porque complementa el ejercicio físico con la dimensión mental, es más integral. A pesar que el deporte parece ser individual, hay un sentido colectivo interesante, porque el que está más arriba siempre ayuda al que está más abajo”, valoró Carolina.

En tanto, Javiera Contreras Sánchez, estudiante de cuarto año de Enfermería, integra la rama de Básquetbol. “Creo que en la Universidad hay tiempo para todo, de manera que uno tiene que organizar bien sus actividades y así alcanza el tiempo para el estudio, para entrenar y para descansar. Todo se puede compaginar. Como practico deporte desde niña, ya se me hizo un hábito organizar y optimizar al máximo el uso de mi tiempo”, aseguró.

A su vez, el estudiante de segundo año de Pedagogía en Inglés, Jorge Muñoz Villalobos, es parte de la rama de Taekwondo, deporte que practica desde segundo año de enseñanza media. Asegura que este deporte le ha ayudado a su desarrollo personal, a disciplinarse y a ganar autoconfianza. “Ha sido difícil combinar el estudio y la práctica del deporte. Generalmente, se requiere de mucho tiempo para preparar los certámenes y los trabajos. En ocasiones hay que dejar un poco de lado los entrenamientos, pero he buscado la mejor manera de destinar tiempo a mis estudios y a los entrenamientos”, comentó.

Javiera Nova Inostroza ingresó este 2017 a la carrera de Nutrición y Dietética, y forma parte de la rama de Básquetbol. “Cuando empecé a entrenar, mi objetivo fue siempre ingresar a la Universidad mediante una beca deportiva, y así me esforcé durante seis años y lo logré. Esa es una gran meta que cumplí”, aseveró la joven. “Estos primeros meses en la Universidad han sido muy buenos porque a la mayoría de las chicas ya las conocía. Me afiaté muy bien con el equipo, y he logrado adaptarme a las clases y el estudio”, expresó Javiera.

Matías Garrido de la Fuente también ingresó este año, pero a la carrera de Fonoaudiología. Es parte de la rama de Básquetbol, y asegura que consciente de su habilidad en este deporte, investigó durante bastante tiempo las alternativas que tenía para acceder a la Universidad mediante una beca deportiva.

“La parte física fue lo más fácil para mí. Entre mis logros destaco el haber ganado dos torneos regionales integrando la Selección de Chillán, y además integré el equipo de Unión Victoria. El profesor de la rama ha sido muy comprensivo y trata de integrar a los nuevos deportistas en todo momento”, comentó.