Académica de Fonoaudiología UBB expuso Programa de Prevención Vocal para Docentes en congreso latinoamericano

La académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Bárbara Farías Fritz, participó en el 7° Congreso de la Asociación Latinoamericana de Laringología y Fonocirugía (ALLF), realizado en Punta del Este, Uruguay. En la ocasión expuso el trabajo de validación del Programa de Prevención Vocal para Docentes, que desarrolla en el contexto de un proyecto de investigación inicial de la UBB.

“Validación por contenido de un nuevo programa de prevención vocal para docentes que se desempeñan desde el nivel educacional pre-básico hasta nivel superior”, se denominó la conferencia brindada por la académica Bárbara Farías Fritz.

La académica explicó que su motivación por abordar esta área se explica porque los docentes constituyen “una proporción significativa de usuarios que buscan ayuda médica y fonoaudiológica para solucionar problemas vocales, debido a que son los profesionales con mayor riesgo de desarrollar patología vocal y en Chile no existen programas que prevengan patologías vocales en dicha población”, aseveró.

Debido a esta realidad se propuso diseñar un programa de prevención vocal dirigido a docentes basado en el enfoque terapéutico de Joseph Stemple.

“Este programa tiene por objetivo la prevención de patologías vocales en docentes sanos, que se desempeñan desde el nivel prebásico hasta el nivel superior, además de proporcionar herramientas útiles y adecuadas que favorezcan la adopción de una correcta técnica vocal y un mejor desempeño laboral, favoreciendo al docente, tanto a nivel laboral como personal, previniendo la afectación del rendimiento del profesional de la educación y el aprendizaje de los alumnos”, ilustró la académica.

“El Programa se estructura con seis sesiones destinadas a trabajar aspectos como higiene vocal, respiración, resonancia, flexibilidad tonal, vocalización y articulación, y dos sesiones destinadas a análisis, reevaluación y retroalimentación. A cada sesión se le asignan ejercicios preparatorios de estiramiento, postura y relajación”, describió Bárbara Farías.

La académica del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud comentó que el 7° Congreso se trató de una instancia muy provechosa para actualizar visiones y perspectivas de la disciplina profesional, más aún cuando la mayor parte de los expositores eran Otorrinolaringólogos, quienes abordan estos problemas de salud desde una perspectiva clínica quirúrgica.

“Es muy interesante constatar que los especialistas consideran muy necesario el trabajo conjunto y complementario con el profesional Fonoaudiólogo”, comentó la académica Farías Fritz.

Bárbara Farías precisó que tanto en Chile como en otros países de la región se realiza bastante intervención en los profesores, pero una vez que la patología vocal ya está instalada. “El otorrinolaringólogo o el fonoaudiólogo intervienen al profesor cuando la disfonía ya se ha instalado o bien cuando ya existe alguna patología orgánico-funcional. El tema es que nadie se hace cargo de la situación en forma previa, aun sabiendo que se trata de una población en riesgo. La idea es que no se llegue al desarrollo de la patología ni de la cirugía, sino que podamos prevenir algunas patologías vocales con un programa estructurado en sesiones. Pretendo abordar esta área de la prevención y desarrollar investigaciones al respecto”, comentó.

Tras esta primera etapa, la académica está abocada a medir la efectividad del programa vocal propuesto, y para ello aplica las 8 sesiones a docentes interesados en conocer esta alternativa.

Igualmente, Bárbara Farías invitó a los docentes de la Universidad del Bío-Bío a que conozcan el Programa de Prevención Vocal.

“El proceso considera monitoreo vía online y los profesores pueden consultar en caso que deseen reforzar o mejorar el aprendizaje de algún ejercicio. La idea es que incorporen y generalicen las indicaciones a su vida y no sólo durante las clases”, expresó.

Para mayor información y consultas, escribir al correo bfarias@ubiobio.cl




Estudiantes realizan curso de lengua de señas gracias a proyecto Fade

Los estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil en Automatización, ICA, realizan el curso de lengua de señas chilena gracias a la adjudicación del Fondo de Apoyo para el Desarrollo Estudiantil, Fade.

La coordinadora del proyecto denominado “Inclu-ICA” y estudiante de la carrera, Camila Beltrán, explicó que se decidió postular con este curso con la finalidad de apoyar a un estudiante que ingresó este año con la pérdida de su capacidad auditiva, el cual ha presentado algunos inconvenientes por el tema de la comunicación. “Existe una traductora que está con él durante las clases y lo puede apoyar en esos momentos, pero al comunicarse fuera del aula, con nosotros sus compañeros, no hay nadie que lo pueda asistir”.

Asimismo comentó que el curso se extenderá por un mes y que su objetivo es que “nosotros podamos comunicarnos mejor con él. El mundo universitario para todos es complicado, pero aún más para él. Que él quiera cumplir su sueño y se sienta limitado por su condición no está bien, así que el objetivo es ayudarlo lo más posible”, aseveró.

En el curso, que partió el fin de semana pasado, están participando 25 alumnos de la carrera más la secretaria y la asistente social de carrera, con clases de tres horas todos los sábado. Está enfocado en un lenguaje básico de señas que considera saludos, preguntas, entre otras cosas.

“Me pasó muchas veces que quería preguntarle a mi compañero cómo estaba y no sabía hacerlo, pero ya que tuvimos la primera clase, al encontrármelo hace unos días pude aplicar lo que había aprendido, lo cual fue muy gratificante. La traductora del taller e ingeniera comercial, Angélica Cordero, nos comentó que para nuestro tipo de carreras que contienen matemática es sumamente complejo el traducir y entender, por tanto si nosotros al terminar el curso podemos simplificarle aquello, mucho mejor”, señaló Camila Beltrán.




Investigador UBB presentó su trabajo sobre sustituto de piel en importante simposio internacional

Con un importante trabajo de investigación sobre un sustituto de piel para la recuperación de heridas en base al quitosano (polisacárido lineal), el químico y académico de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Galo Cárdenas, se presentó en el octavo Simposio Internacional de la Sociedad Iberoamericana de Quitina, realizado en conjunto al XIII EUCHIS (European Chitin Society) en Sevilla, España, donde también participó como miembro del Comité Científico del evento.

El académico del Centro de Biomateriales y Nanotecnología explicó que fue el único representante latinoamericano en el simposio, y que su presentación se denominó Preparación de nanopartículas metálicas soportadas en polímeros biocompatibles para la Ingeniería de tejidos y recuperación de heridas de piel.

Con más de 20 años trabajando con el quitosano y sus múltiples aplicaciones, el Dr. Cárdenas comentó que “ya tenemos un producto en mercado conocido como Biopiel. Además, siempre he participado en la directiva de la Sociedad Iberoamericana de Quitina (SIAQ)”. Es por estos avances que se debe dar la importancia que corresponde a los congresos científicos, dice, porque “se reúnen investigadores con sus trabajos y desarrollos de América y Europa”.

El investigador detalló que el dinero para este trabajo lo obtuvo por un Fondecyt regular en 2014, y que para el futuro gestiona un importante evento, “la realización del Congreso Iberoamericano de Quitina en la Universidad del Bío-Bío para el 2020”.




Experto internacional en Educación Emocional brindó serie de conferencias en la UBB

El académico Dr. Rafael Bisquerra Alzina, es director del Postgrado en Educación Emocional y Bienestar (PEEB), del Postgrado en Inteligencia Emocional en las Organizaciones (PIE) entre otros postgrados y masters en la Universidad de Barcelona, España. Actividad fue convocada por el Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP) integrado por académicos de la UBB.

La directora del Programa de Magíster en Educación UBB, Dra. Maritza Palma Luengo, comentó que la visita del Dr. Bisquerra fue posible a través del Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP), el Programa de Doctorado en Educación en consorcio, y el Departamento de Ciencias de la Educación de la Facultad de Educación y Humanidades de la Universidad del Bío-Bío.

La conferencia inicial se realizó en el Salón Miguel Jiménez Cortés del Campus La Castilla y consideró la participación del decano de la Facultad, Marco Aurelio Reyes Coca, directores de escuela y jefes de departamento, académicos y estudiantes de pre y postgrado.

Además, se contó con la amplia presencia de directivos y profesores de los establecimientos educacionales de la provincia de Ñuble que previamente colaboraron con las investigaciones llevadas a cabo por el grupo de investigación GIDECAP y el proyecto FONDECYT 11160040.

“El académico Dr. Rafael Bisquerra Alzina desarrollará diversas charlas y talleres relacionados con el campo de la educación emocional e investigación educativa. En este caso abordaremos la educación emocional, como un tema inherente al ser humano, con el objetivo de descubrir, discutir y reflexionar acerca del desarrollo de competencias emocionales como conciencia emocional, regulación emocional, autogestión, inteligencia interpersonal, habilidades de la vida y bienestar. Llevar a la práctica la educación emocional implica diseñar programas fundamentados en un marco teórico que requiere contar con un profesorado debidamente preparado, una tarea que por cierto, se encuentra pendiente en nuestro sistema educativo actual chileno”, acotó la Dra. Palma.

En su conferencia el Dr. Rafael Bisquerra explicó que el concepto de educación emocional implica un proceso educativo que tiene como objetivo el desarrollo de competencias emocionales.

“La educación emocional es necesaria porque es una prevención a muchos problemas sociales que no están suficientemente atendidos en las asignaturas ordinarias de matemáticas, sociales, lenguaje, naturales, entre otras. ¿Cuáles son estas necesidades? Como ejemplo, podemos citar la prevalencia que hay en nuestra sociedad de ansiedad, estrés, depresión, violencia, consumo de drogas, conflictos, entre otros. Todo esto tiene una carga emocional muy potente, y las competencias emocionales son un factor de gran ayuda para prevenir y afrontar estas situaciones. La falta de educación emocional, y por lo tanto, de competencias emocionales, refleja el analfabetismo emocional que está presente en muchos comportamientos y problemas sociales actuales”, ilustró el experto.

El desconocer la relevancia de este concepto o el no ser consciente de su importancia tiene implicancias serias, sobre todo en el ámbito educativo. “Para el rendimiento académico se necesita como mínimo ser capaz de prestar atención escuchando en silencio. Estas son competencias emocionales que tienen que ver con el control de la impulsividad, de la atención, la atención plena, que es una práctica que tiene como objetivo poder estar escuchando con atención y en silencio, es una competencia emocional que afecta directamente al aprendizaje y al rendimiento académico”, describió Bisquerra.

El Dr. Bisquerra Alzina reconoció que por tratarse de un concepto emergente es necesario sensibilizar al profesorado, a la sociedad y a la política en general, para que a partir de ello se exprese la necesidad de formación del profesorado y de las familias, lo que redundará en una formación pertinente de los estudiantes, quienes podrán alcanzar el desarrollo de competencias emocionales que repercutirán efectivamente en sus estudios y en su desarrollo personal. La evidencia científica confirmaría, expresó Bisquerra, que el desarrollo de competencias emocionales incide en la disminución de problemas como el comportamiento disruptivo en el aula, conflictos, violencia, problemas de rendimiento académico, entre otros.

El Dr. Bisquerra dio cuenta del modelo de competencias emocionales que propone en el libro “Psicopedagogía de las emociones”, donde se consideran cinco grandes bloques de competencias emocionales. “Aquí nos referimos a la conciencia emocional, es decir, la conciencia de lo que me pasa por dentro. La regulación emocional, que significa la capacidad de cambiar nuestras emociones, alargando unas y acortando otras (…) Otro bloque tiene que ver con la autoestima, la autonomía, la toma de conciencia de la propia responsabilidad. También identificamos la capacidad de relacionarnos con otras personas y mantener vínculos emocionales positivos, que es importante para la convivencia y el bienestar. Y ya que hablamos de bienestar, hay todo un bloque de competencias cuyo objetivo es el desarrollo del bienestar emocional, de climas emocionales positivos, de la capacidad de poder gozar de la vida y compartir momentos gozosos con otras personas, ampliando y difundiendo climas emocionales positivos”, describió.

Además de la conferencia sobre Educación Emocional, el Dr. Bisquerra también consideró en su programa la realización de talleres sobre Desarrollo Emocional, Investigación Educativa y Educación Emocional en la Formación Inicial, orientados especialmente a académicos de la Universidad del Bío-Bío, estudiantes de pregrado, jefes de Unidades Técnico Pedagógicas, orientadores y directores de establecimientos educacionales de Ñuble, así como charlas específicas para estudiantes del Doctorado en Educación en consorcio UBB, del Magíster en Educación UBB y académicos del Departamento de Ciencias de la Educación.

El decano Marco Aurelio Reyes Coca felicitó la presencia del Dr. Rafael Bisquerra y reconoció el empeño del Grupo de Investigación de Desarrollo Emocional Cognitivo para el Aprendizaje (GIDECAP) de cara a mejorar la calidad de la educación chilena.

“La calidad de la educación no se mejora exclusivamente con la transmisión de conocimientos. Hay multitud de factores que inciden en la mejor calidad de los procesos de enseñanza y aprendizaje en el aula. Todos sabemos que la calidad de la educación, el éxito en el mejoramiento de la educación, no se mejora en las oficinas, ni en las universidades, sino en el aula de las universidades y de los establecimientos educacionales, en la escuela, como le llamamos genéricamente”, aseveró el decano.

Por su parte, la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Nelly Lagos San Martín, precisó que GIDECAP nace por la necesidad de dar cabida a variables como las mencionadas en la conferencia, las que habitualmente están relegadas en el sistema educativo, pese a la importancia que tienen en el bienestar personal y social de todo ser humano.

“Nuestro grupo se encuentra iniciando sus actividades pero ya se enmarca en él un proyecto FONDECYT que sigue los lineamientos de trabajo y que tiene entre sus proyecciones la creación de un programa de Fortaleza Psicológica, que esperamos poder mostrar en un futuro no muy lejano, con el propósito de ayudar y ser apoyo para la formación de Fortaleza Psicológica en el nivel de educación básica o primaria”, ilustró.

La Dra. Lagos San Martín precisó que el grupo de investigación también tiene como meta generar lazos y redes que permitan estar en sintonía con las necesidades de las escuelas y liceos de Ñuble. “Sé que a todos nos asiste la convicción de la importancia de una educación emocional que desarrolle las habilidades básicas para la vida, y por ello, hemos hecho este esfuerzo de contar con el Dr. Bisquerra, quien ha centrado su investigación en esta área desde mediados de los años ’90, por lo tanto es y representa un ícono en esta área de la formación”, recalcó la académica UBB.




Face y Superintendencia de Bancos impartirán curso de educación financiera

La superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, SBIF, en convenio con la Facultad de Ciencias Empresariales, Face, dictarán el curso de formación integral sobre educación financiera en ambas sedes de nuestra casa de estudios, y al cual podrán optar los estudiantes de todas las carreras. Esto gracias al proyecto Inclusión y educación económica y financiera.

Al respecto el decano de la Face, Benito Umaña, explicó que se ofrecerá un curso durante el segundo semestre, “nuestro interés al hacerlo como parte de ramo de formación integral es poder impartirlo a distintas carreras de la Universidad y no limitados a las nuestras, pues se busca generar mentores, es decir que los estudiantes que participen del curso puedan ser evangelizadores de esta materia”.

Por su parte el intendente de regulación de la SBIF, Luis Figueroa, comentó la gran importancia que tiene para la institución la educación financiera, “tenemos cierta pasión por hacerlo, además del interés institucional para que se avance en esta materia, por tanto hemos participado en otras instancias para lograr aquello, pero sobre todo con universidades, pues apuntamos a que los jóvenes que participen en estos cursos no sólo tengan una formación teórica, sino que también conozcan las variables para manejar los productos financieros y ese es nuestro principal esfuerzo”.

“Con la Universidad del Bío-Bío hemos establecido este curso que es de fundamental importancia y ojalá el alumnado se interese. Tuvimos otras experiencias exitosas, donde hemos invitado a otras instituciones fiscales como Sernac, SII, Superintendencia de Valores y Seguros, entre otras, para que los estudiantes conozcan de primera fuente su funcionamiento, por tanto esperamos que se repita aquello, pues es una excelente iniciativa que beneficiará a la Universidad, la SBIF y a la comunidad en general”, sentenció el Intendente de Regulación de la SBIF.

Cabe señalar que el lanzamiento del curso se realizó como parte de la cuenta pública del periodo 2016 que dio la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras en el Aula Magna de la Universidad.