Universidades argentinas buscan generar red de colaboración con participación de la UBB

En el marco del Proyecto Argentina-Chile, que llevan adelante las universidades Nacional del Noroeste de Buenos Aires (Unnoba), Nacional de Luján y Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires (Unicen), visitó nuestra casa de estudios una delegación conformada por directivos de las direcciones de Relaciones Internacionales de los tres planteles trasandinos. La iniciativa apunta a generar lazos de cooperación e identificar alternativas de trabajo interuniversitario en las áreas agropecuaria y de alimentos, recursos naturales, energía y aguas.

Gastón Crupi, Susana Vidales e Inés Sack llegaron la tarde del lunes 7 de agosto a la sede Concepción, donde fueron recibidos por la directora general de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock, y la encargada de Convenios, Redes y Proyectos de la misma Dirección, Marcela Vidal. En la oportunidad, conocieron los laboratorios de Biomateriales, Ciencias de la Construcción y Automatización y recorrieron el Campus penquista.

Al día siguiente fueron hasta el Campus Fernando May, para reunirse con directivos de las direcciones de Investigación y de Postgrado y visitar los laboratorios de Ingeniería en Alimentos. El miércoles 9, en tanto, sostuvieron un encuentro protocolar con el rector Héctor Gaete Feres, concluyendo la visita con una reunión en la Dirección General de Relaciones Institucionales.

Según informó Maureen Trebilcock, la UBB ha suscrito convenios generales de colaboración con la Universidad Nacional de Lujan, la Unnoba y la Unicen. Estos dos últimos se encuentran vigentes, de modo que la visita de los representantes de estas casas de estudio permitió actualizar los acuerdos. En el caso del otro establecimiento, se avanzó igualmente en la renovación del convenio.

La directora general de Relaciones Institucionales agregó que se acordó también trabajar en tres ejes: Movilidad estudiantil, investigación y buenas prácticas en relaciones institucionales. En el primer ámbito, se promoverá el intercambio de alumnos, a través de convocatorias específicas e incentivos, tales como facilidades de alimentación o alojamiento. En investigación, en tanto, se impulsará el trabajo entre académicos con líneas investigativas similares, mientras que en el último aspecto se analizarán opciones para compartir y difundir materias como protocolos de cooperación interinstitucional y levantamiento de información.

Durante su visita a nuestro país, Gastón Crupi, Susana Vidales e Inés Sack concurrieron además a la Universidad de Concepción. Maureen Trebilcock comentó que el interés de los tres planteles trasandinos por estrechar los lazos de colaboración con las principales instituciones de educación superior de la Región del Biobío, obedece a que se encuentran en zonas de desarrollo agrícola e industrial de parecidas características. En su propósito, obtuvieron el respaldo financiero del Ministerio de Educación de su país, para realizar una primera visita de acercamiento, como el inicio de un proyecto de red entre universidades argentinas y chilenas, denominado Proyecto Archi.

Las fotografías fueron captadas durante el encuentro protocolar con el rector Héctor Gaete Feres.




Escuela de Fonoaudiología UBB entregó diplomas de título a 44 nuevos profesionales de la especialidad

El Premio Universidad del Bío-Bío, máximo reconocimiento académico del nivel de pregrado, fue para Vilma Martínez Hernández, quien recibió la distinción de manos del rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres.

Un total de 44 nuevos fonoaudiólogos aportó la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad del Bío-Bío, mediante la ceremonia de titulación que supuso la culminación exitosa de una etapa marcada por el esfuerzo personal y la entrega de jóvenes, así como de los propios académicos comprometidos con aportar conocimiento actualizado y formación integral.

El acto se desarrolló en la Sala Schäfer del Centro de Extensión de la sede Chillán y fue presidido por el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, junto con la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Patricia Letelier Sanz; el director de la Escuela de Fonoaudiología, Carlos Rojas Zepeda; la secretaria académica de FACSA, Ximena Sanhueza Riquelme; la directora del Departamento de Ciencias de la Rehabilitación en Salud, Mónica Cardona Valencia; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; el director de Extensión, Igor Concha Maass; la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Ana Gajardo Rodríguez; la jefa del Departamento de Admisión, Registro y Control Académico, Cecilia Pinto Santuber; académicos y familiares de los nuevos profesionales.

En la oportunidad, el director de la Escuela de Fonoaudiología, Carlos Rojas Zepeda felicitó a los jóvenes por haber culminado exitosamente el periodo formativo del nivel de pregrado.

“Esperamos haber cumplido con todas sus expectativas, esperamos que se sientan realmente preparados y comprometidos para asumir la responsabilidad de trabajar día a día con personas que ven en ustedes una luz de esperanza y cambio. Pero, por sobre todo, esperamos que hayan comprendido el sello de nuestra carrera; la responsabilidad social, y que sean capaces de aplicarla a diario, tanto en su quehacer profesional como en su crecimiento personal. Solo les digo no teman, creen, imaginen y sientan esta linda profesión; está en vuestras manos ser cada día mejores”, aseveró el director Rojas Zepeda.

En el marco de la ceremonia, se hizo entrega de las distinciones institucionales que reconocen a los estudiantes más destacados de la promoción.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado, destinado a reconocer la excelencia académica, fue para Vilma Martínez Hernández, quien recibió la distinción de manos del rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres.

El Premio Escuela de Fonoaudiología recayó en Pablo Ignacio Mora Henríquez, distinción entregada por el director de Escuela, académico Carlos Rojas Zepeda.

El Premio Desarrollo Estudiantil se otorgó a Gastón Alexis Urra Anabalón, quien lo recibió de manos del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

En la ocasión también se reconoció a los integrantes del staff institucional de Promoción de Carreras, Lissette Figueroa Lagos y Gastón Urra Anabalón.

Posterior a ello, se realizó la toma de juramento profesional que fue dirigida por la académica Yuri Vega Rodríguez

En representación de los egresados, Luis Navarrete Muñoz, se refirió a los años de formación vividos en la Universidad del Bío-Bío, evocando una serie de recuerdos y experiencias que fueron marcando la etapa universitaria.

El marco musical fue aportado por la Orquesta de Cámara Estudiantil de la UBB, dirigida por Pablo Barría González.

Tras la ceremonia, académicos, los nuevos profesionales y sus familiares, compartieron un cóctel dispuesto en el Centro de Extensión.




Académico UBB Roberto Burdiles fue reconocido por el Colegio de Arquitectos

Con dos distinciones fue reconocido por el Colegio de Arquitectos el académico del Departamento de Diseño y Teoría de la Arquitectura, Roberto Burdiles. El destacado profesional recibió el Premio Alberto Risopatrón 2017 y el de Miembro Vitalicio al participar activamente del gremio por 35 años.

La ceremonia se realizó el 4 de agosto, como parte de la celebración del Día Nacional del Arquitecto. Respecto a lo que significa recibir estos reconocimientos gremiales, Roberto Burdiles explicó que lo disfrutó porque “llega al alma y al espíritu de nuestra Universidad, ya que constantemente intentamos vincularnos con el medio, así también como Facultad y Escuela, y la labor gremial es lo mismo”.

El arquitecto se refirió a la actualización que estima necesita el gremio, considerando el contexto en el que se creó, cuando habían menos de cinco escuelas de arquitectura, y donde hoy hay más de 40 a nivel nacional. “En esa estructura el Colegio asumía muchas labores que hoy están fuera, y creo que en esa condición se ha arrastrado una forma de ejercer la labor gremial bajo ese mismo principio, sin reformarlo o reestructurarlo”, reflexionó.

El académico cree también que se debe destacar el aspecto social del trabajo profesional, donde se genere consciencia frente a que la creación arquitectónica contempla el bienestar de las personas. “Siento que el camino por cual el Colegio debería establecer la vinculación con su entorno es a través de poner al hombre al centro. En el momento en que se haga eso, todas las acciones y talentos estarán puestos en cómo somos capaces de influir en mejorar el entorno donde la gente vive”, dijo Roberto Burdiles.

Asimismo, el académico sostuvo que “también se hace importantísimo esa revisión porque algunos estudios indican que de los más de mil titulados que ingresan al mundo laboral, menos de un 10% se dedica al ejercicio del proyecto, el resto a labores administrativas en cargos públicos. A nivel mundial es más dramático”.