Masiva convocatoria tuvo la IX Feria Internacional de la UBB

Estudiantes y profesionales visitaron la Feria Internacional de la Universidad del BÍo-BÍo que en su novena versión congregó a organismos internacionales, institutos binacionales y alumnos extranjeros, quienes entregaron información sobre becas de pre y posgrado, posibilidades de intercambio estudiantil, proyectos de cooperación internacional. También se realizaron charlas informativas y un encuentro intercultural entre estudiantes nacionales e internacionales.

Internacionalización como factor clave del desarrollo universitario se denominó la charla inaugural a cargo del director del Centro de Información del Servicio Alemán de Intercambio Académico, DAAD, Arpe Caspary, realizada en el Aula Magna del campus Concepción. En la ocasión, Carpary afirmó que “la internacionalización es una tarea transversal en la universidad donde la unidad de relaciones internacionales debe ser un motor de cambio para generar redes de cooperación estratégica y así mejorar el desarrollo de la universidad en esta área. Internacionalización significa tener una mirada hacia el mundo, que implica, por ejemplo, que universidades de distintos países puedan dictar un doctorado en conjunto y así hacer visible el continente”, manifestó.

Similar opinión tuvo la directora general de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock, quien aseveró que en materia de internacionalización hay grandes desafíos para las universidades chilenas. En el caso de la UBB, explicó que la asociatividad ha permitido un avance significativo en los últimos años que se observa en un incremento en la movilidad estudiantil y académica, en la investigación y en los logros obtenidos en diversidad materia gracias a las redes internacionales.

Igualmente, destacó la motivación de los jóvenes de la UBB y los estudiantes internacionales de movilidad estudiantil, quienes “fueron protagonistas de la Feria, apoyaron la organización, representaron a sus países e intercambiaron experiencias con los visitantes”, enfatizó.

Entre los stands de este año destacó el de la Universidad de Biberach, en Alemania, atendido por los alumnos Marielise Hofstetter y Martin Thomas, y cuya institución por primera vez realiza una movilidad estudiantil en la UBB. “Estamos agradecidos y emocionados de poder participar en la Feria Internacional, es una gran oportunidad para dar a conocer la cultura de nuestro país y para intercambiar experiencias con los estudiantes chilenos. Será una buena historia para contar a nuestro regreso”, aseveró Marielise Hofstetter.

Asimismo, la representante de la Embajada de Canadá, Priscila López, señaló que para EduCanada es muy importante tener presencia en regiones y entregar información sobre las becas intercambio que están disponibles en Chile. Asimismo, destacó que existe una estrecha vinculación con la Universidad del Bío-Bío, siendo la Feria Internacional un evento importante para orientar y motivar a los jóvenes que cada día se interesan más por estudiar en Canadá.

El ingeniero civil ambiental, Christian Aguilera, radicado en Concepción, evaluó positivamente la instancia. “Yo me enteré vía Facebook de la Feria y vine porque necesitaba información para estudiar un magíster en el extranjero y está fue la mejor opción, además se realizaron charlas informativas, las que ayudan aún más a decidir”, indicó.

 

 




Proyecto Fondef culminó con nuevos aportes en la esterilización de pino radiata

Los resultados generales del proyecto Fondef Idea Procedimiento para esterilización con calor por radiofrecuencia de maderas de pino radiata para embalajes de exportación, dirigido por el académico del Departamento de Ingeniería en Maderas, Dr. Rubén Ananías, fueron dados a conocer en una ceremonia realizada el viernes 6 de octubre.

La iniciativa tuvo como objetivo la esterilización con calor por radio frecuencias de madera apilada verde de pino radiata para su exportación. Investigación que contó con la colaboración de la Asociación Gremial Pyme MAD Biobío y Cmpc Maderas S.A.

Hoy en día para los embalajes se utiliza madera verde lo que significa riesgos fitosanitarios, es decir la introducción de plagas como insectos, gusanos u otros, lo cual se traduce en un impacto ambiental y pérdidas financieras asociadas. A raíz de aquello es que es el director del proyecto Fondef, Rubén Ananías, comentó que se debe avanzar en este tipo de investigaciones. “Nosotros en el laboratorio hemos enfrentado esta problemática y para aquello se ha utilizado la esterilización con calor, pensando en las maderas que salen del país, pues tienen que llevar estos tratamientos para poder moverse a nivel mundial sin producir daños ambientales”, sentenció.

Explicó además que a través del estudio se pudo determinar el tiempo de tratamiento y evaluar la calidad de la madera durante el proceso, con un diseño experimental que consideró como factores la altura de la pila de madera de pino así como el espesor de ésta y la densidad de potencia.

En la investigación además participó como director alterno el Dr. Carlos Salinas, y como investigadores asociado y adjunto, Linette Salvo y Víctor Sepúlveda, respectivamente.

El director de la Dirección de Desarrollo y Transferencia Tecnológica, Ditec, Cristhian Aguilera, manifestó que  gracias a la perseverancia de todo el equipo se logró llegar a esta instancia, lo que además demuestra la contribución que hace la Universidad en distintos ámbitos, de llevar la investigación a una que tenga sentido y sea un aporte significativo a la comunidad, a las empresas y al mundo en general.

“Agradezco también a las empresas asociadas al proyecto, pues no podrían ser posibles sin el apoyo de éstas que guían la investigación que nosotros podemos hacer y contribuyen a nuestro medio. Es de esperar que esto se replique y podamos mejorar otras etapas asociadas a la iniciativa, para avanzar en sistemas o productos que tengan una utilidad práctica y de impacto al desarrollo regional”, comentó el Director de la Ditec.

La actividad culminó con una visita a los laboratorios de esterilización que cuentan con una maquinaria idónea para aquello.




Académicos UBB publican libro sobre Tecnologías para el Desarrollo de Competencias Informacionales

Los académicos Nancy Castillo Valenzuela del Departamento de Ciencias de la Educación y Juan Rivas Maldonado del Departamento de Ciencias Sociales, junto al profesor de Inglés egresado de la UBB, Gonzalo Luengo Orellana, dieron vida a la publicación “Tecnologías para el desarrollo de competencias informacionales. Texto guía para el quehacer docente” a través de Ediciones Universidad del Bío-Bío.

Formar a los estudiantes universitarios en el desarrollo de habilidades y competencias de manejo de información o competencias informacionales, particularmente a quienes cursan las carreras de educación, debido al rol que ejercen los futuros docentes en el modelamiento de estas competencias, es uno de los principales propósitos de la publicación, según explicó la académica Dra. Nancy Castillo Valenzuela.

La Dra. Castillo Valenzuela señaló que el manual “surge de la reflexión y experiencia docente de los autores en la colaboración y dictación de la asignatura Tecnologías para el Aprendizaje, que se imparte a estudiantes de las carreras de Pedagogía en la Universidad del Bío-Bío”.

La académica UBB expresó que “los estudiantes deben desarrollar nuevas competencias ligadas al concepto de alfabetización digital o competencias digitales e informacionales tales como la lectura, producción e interpretación de textos hipertextuales e hipermediales, la selección, el análisis y la evaluación de fuentes de información a las que se puede acceder a través de Internet; además de la gestión de contenidos dentro de espacios de comunicación, por medio de herramientas sincrónicas y asincrónicas”, según reseñó.

La Dra. Castillo comentó que si bien existen herramientas tecnológicas cada vez más actuales, el uso que se les da no optimiza el potencial que tienen, limitándose los usuarios a un uso básico, donde no se desarrollan habilidades cognitivas superiores como el desarrollo de la síntesis de la información, la capacidad de comunicar la información de manera efectiva, el cautelar los temas éticos y legales del uso de información, entre otros.

“La publicación es una suerte de manual que el mismo estudiante puede ir desarrollando por sí solo o con la ayuda de un guía. También sirve al docente, porque hay varios elementos que el profesor, en nuestra realidad y contexto universitario, necesita dominar para referirse con más propiedad sobre el tema del uso de estas tecnologías”, reflexionó la académica.

El profesor Juan Rivas Maldonado recordó que el Banco Mundial destacó la necesidad que los ciudadanos del siglo XXI asuman y manejen competencias tecnológicas pues sobre esa base es posible acceder a un nuevo estándar de derechos.

“Es cierta la necesidad de instalar las competencias tecnológicas como un elemento dentro de la educación, pero es también un cimiento de la conciencia del ciudadano respecto de sus derechos en tecnología, que van desde las posibilidades que tiene frente a la reducción de acceso al trabajo producto del desarrollo de la robótica o los algoritmos inteligentes, hasta el internet gratis como un derecho social. Para lograr comprender estos derechos digitales es necesario tener primero las competencias y habilidades”, aseveró.

En esta línea, el libro supone un primer escalón. “En la UBB hace años que estamos conscientes de esta situación; el nativo digital no existe; año a año los alumnos llegan con competencias, tienen habilidades, pero generalmente son para el uso de juegos y redes sociales, pero falta dar el salto cualitativo para desarrollar algún tipo de habilidades o competencias de carácter superior”, ilustró.

El académico Juan Rivas señaló que el libro armoniza contenidos teóricos y prácticos y logra concatenar el sentido que tienen las nuevas tecnologías y su aplicación concreta.

“El libro lo puede utilizar una persona en cualquier momento y etapa de su vida, y también permite el aprendizaje autónomo. Abre una veta para poder trabajar aquellos elementos epistemológicos y a partir de eso ir creando nuevo conocimiento en función del ejercicio. Ciertamente, el texto evidencia la necesidad de otorgar más espacios a las asignaturas de tecnologías en los colegios y reenfocar el quehacer de los profesores”, describió Rivas Maldonado.

El profesor de Inglés egresado de la UBB, Gonzalo Luengo Orellana, quien oficiara como ayudante de la académica Nancy Castillo, comentó que el libro también desafía a estudiantes y académicos a aprender, y ello implica destinar tiempo a esta tarea. “Hay que acercarse a la biblioteca de la Universidad, tomar el libro y descubrir cosas.  Por ejemplo, para alguien que está haciendo su tesis, hay una herramienta de Google Académico, que aparece descrita en el texto y que permite obtener las citas APA automáticamente y olvidarse de ese estrés, por mencionar solo un ejemplo”, aseguró.

Luengo Orellana recalcó que las personas pueden aprender nuevos conocimientos en cualquier etapa de la vida, de manera que la edad no es un impedimento, esto en referencia a la creencia que la tecnología supone una barrera infranqueable para las personas mayores.

“El texto es una oportunidad para que cualquier persona tenga un manual que explica paso a paso, cómo utilizar herramientas y así generar autonomía. Es cierto que las herramientas van cambiando, pero en ese sentido también sirve como un registro que da cuenta de cómo se utilizó alguna herramienta en un momento, y puede servir de fuente de consulta para programadores que quieren dar un paso más allá, y encontrar la raíz histórica de ciertos mecanismos y resultados de programación de aplicaciones”, precisó.

Gonzalo Luengo también hizo ver la necesidad de asumir una visión crítica acerca de las herramientas o programas más conocidos en la actualidad, considerando que tras estos productos también hay estrategias de marketing, y aquellos recursos más conocidos o difundidos no son necesariamente los mejores o la única alternativa disponible.

“Los profesores también debemos ser conscientes de lo que los nuevos estudiantes consumen a través de los medios como los canales de youtube, blogs u otros, y entender esta gama, porque hay recursos como los booktubers que comentan libros y eso puede ser un apoyo importante”, ilustró.




Empresarios y profesionales valoraron el aporte de la Feria de Emprendimiento y Empleabilidad

Un espacio de encuentro entre estudiantes de pre y posgrado y empresas e instituciones de la Región se vivió en la segunda Feria de Emprendimiento y Empleabilidad de la Universidad del Bío-Bío, que tuvo como objetivo favorecer la inserción laboral y prácticas profesionales de egresados, así como apoyarlos para que enfrenten de mejor manera los procesos de búsqueda de trabajo o emprendimientos. Del mismo modo, la Feria buscó ser un apoyo para las empresas e instituciones en el reclutamiento de profesionales calificados en la Universidad.

La actividad se realizó el miércoles 11 de octubre y fue organizada por la Dirección General de Relaciones Institucionales con la colaboración de la Incubadora de Empresas CREando y la MacroFacultad de Ingeniería de la casa de estudios.

La directora general de Relaciones Institucionales, Dra. Maureen Trebilcock, comentó que “hoy los jóvenes piensan en emplearse, pero también en la posibilidad de emprender, por lo tanto, la Feria fue un aporte para todos los que quisieron dejar su currículum o conocer alguna alternativa de emprendimiento. Además, permitió a la Universidad fortalecer los lazos con las instituciones participantes, con las cuales trabajamos constantemente”, expresó.

Por su parte, el director de la Incubadora de Empresas de la UBB, Víctor Mora, destacó la orientación que entrega la feria a los estudiantes que quieren acceder al mundo laboral. “Acá los profesionales entienden que es importante el autoconocimiento para plasmar en el currículo sus competencias blandas. “Las empresas no contratan por conocimiento, sino por las habilidades. La pregunta que deben hacerse los postulantes es de qué manera puedo entregarle a la contraparte que me empleará mi perfil al cargo y si luego de eso identifico en mi perfil que tengo habilidades emprendedoras, entonces debo desarrollarlas”, aseveró.

En la oportunidad estuvieron presente los egresados de la carrera de Diseño Industrial de la Universidad, Ignacio Correa y Cristofer Manzor, quienes fundaron la empresa Wedo, dedicada a la creación de ideas de otros emprendedores o empresas a través de  prototipos, impresiones y scanner en 3D, además de grafica visual. “Me parece excelente que se den este tipo de ocasiones para mostrar lo que nosotros hacemos, por tanto nos sirve de visibilidad, pues así podemos explicar a los interesados lo que hacemos, pues aún es algo no tan masificado”, comentó uno de sus directivos, Cristofer Manzor.

Innovación Social

En el marco de la Feria de Emprendimiento y Empleabilidad se llevó a cabo el Primer Seminario Regional de Innovación Social, que tuvo como objetivo dar a conocer los diversos emprendimientos asociados al área de innovación social. La actividad fue organizada por la Incubadora de Empresas CREando, en colaboración con la Fundación Trabajo para un Hermano y Social B cowork.

El director general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Mario Ramos, expresó que este encuentro permitió conceptualizar aspectos que principalmente en el mundo académico y privado no están muy claros, con el fin de entender nuestro rol y exponer cómo la innovación social contribuye al desarrollo, donde el eje está puesto en la equidad, necesario en nuestros días. La Universidad como institución pública es un aporte importante en el desarrollo humano, para que podamos incidir positivamente en la comunidad, en la Región y en el desarrollo de capital humano”.

Por otra parte, la directora de la Fundación Trabaja para un Hermano, Erna Ugarte, enfatizó que “trabajar con la Universidad es una gran oportunidad de poner el conocimiento al desarrollo de la Región y también contribuir a la formación de estudiantes de pre y posgrado. El desafío que tenemos que asumir como actores regionales es cómo damos solución a las problemáticas de manera de hacer esta Región una más sustentable, respetuosa con la naturaleza, donde el desarrollo vaya de la mano del crecimiento y donde las personas sean tratadas como tal, por tanto la apuesta nuestra es aportar a la materia a través del emprendimiento social de base”.

El seminario contó con las exposiciones Modelo formativo en innovación y emprendimiento de la UCSC. Un aporte al ecosistema innovador y a la formación de masa crítica para la innovacion social y el desarrollo humano, de la académica de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, Sonia Stevens; Lavandería 21, de la directora de la Red de Formadores de Educadores Diferenciales de Chile del CRUCH y miembro de la Fundación 21, Maité Otondo; Tu evento sustentable: Emprendimiento de innovación social nacido en la región del Biobío, de la representnte de Fundación El Árbol, María José García; y Fortaleciendo la economía intercultural mapuche en la región del Biobío, de la gestora social y cultural en proyectos que promueven el desarrollo del pueblo mapuche en la UBB y el asesor temático intercultural, Pascual Levi.