Investigador UBB destaca como evaluador en Panel de Expertos del Programa Colombia Científica

El académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Carlos Leonardo Céspedes Acuña, integra el panel de expertos internacionales, convocado por el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación de Colombia, COLCIENCIAS, en calidad de evaluador de propuestas de programa, en el marco de la convocatoria “Ecosistema Científico para la conformación de un banco de programas de I+D+i elegibles, que contribuyan al mejoramiento de la calidad de las instituciones de educación superior colombianas”.

 

El Dr. Carlos L. Céspedes Acuña explicó que el Programa Colombia Científica tiene como objetivo aportar al desarrollo de la capacidad investigativa regional y nacional de las universidades colombianas, y surge del esfuerzo conjunto entre el Ministerio de Educación Nacional, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (COLCIENCIAS) y el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX).

“Básicamente me correspondió evaluar la pertinencia, calidad, coherencia e interrelación de los proyectos presentados por universidades colombianas en el marco del Programa Colombia Científica. Dicho programa busca contribuir al mejoramiento de la calidad de instituciones de educación superior, particularmente, aquellas que no se encuentran acreditadas”, ilustró el investigador de la Universidad del Bío-Bío.

De este modo, Colombia busca fortalecer la actividad científica de sus casas de estudios superiores, promoviendo la generación de redes entre investigadores nacionales y extranjeros. Se busca igualmente articular a instituciones internacionales de excelencia con el mundo productivo colombiano. “Ellos están realizando un esfuerzo notable con el propósito de asentar un sistema de investigación e innovación científica articulado con el sector productivo de cara a mejorar la competitividad, productividad y el desarrollo social”, aseveró el Dr. Céspedes Acuña.

En una primera etapa virtual, participaron investigadores evaluadores de México, Argentina, Brasil, España, EE.UU., Japón, Inglaterra e Italia, y posteriormente correspondió a tres científicos, entre ellos el Dr. Carlos L. Céspedes, participar directamente en un panel presencial donde debieron revisar y evaluar cada programa propuesto por las universidades locales.

“En lo personal, debí coordinar el panel de expertos del área de Bioeconomía, que es transversal a las cuatro bases estructurales definidas como parte del ecosistema científico: Salud, Alimentos, Energía y Sociedad”, comentó el investigador UBB.

El Dr. Carlos L. Céspedes Acuña expresó que el Ecosistema Científico es uno de los componentes del Programa Colombia Científica, que demanda una serie de retos y compromisos “Esencialmente, se insta a las universidades colombianas a desarrollar investigación en permanente contacto con entidades pares internacionales; apoya la formación de recurso humano en los niveles de magister y doctorado; articula la transferencia del conocimiento generado al sector productivo; promueve la presentación de los resultados de investigación en publicaciones internacionales indexadas; y compromete la protección de la propiedad intelectual y el patentamiento”, aseveró el académico UBB.




Escuela de Ingeniería en Recursos Naturales realizó seminario sobre perspectivas laborales 2017

Más de 50 jóvenes de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales participaron en el “Seminario de Perspectivas Laborales 2017”, donde representantes de diversas instituciones tales como la Seremi de Energía del Biobío, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), la Municipalidad de Chillán, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y la Fundación EducaVerde, orientaron a los participantes acerca de los posibles ámbitos de desarrollo profesional.

El jefe de carrera de Ingeniería en Recursos Naturales, académico Boris Rebolledo Gajardo, precisó que el seminario surgió a propósito de la inquietud de los propios estudiantes, quienes buscaban conocer de manera concreta las distintas opciones de desarrollo profesional.

“La invitación a estos servicios públicos e instituciones pretende hacer ver a nuestros alumnos, que la tarea de encontrar y abrir espacios laborales también está en ellos, sobre todo considerando sus inquietudes. El currículum académico ciertamente les permitirá conseguir entrevistas de trabajo, pero el crear posibles fuentes laborales también es parte de su rol. El desarrollo de las ciencias también es un ámbito en el que deben aportar y pueden hacerlo a través del desarrollo de su tesis de pregrado como primer paso; o bien generar una iniciativa asociativa entre ellos mismos. La sociedad requiere del aporte de los ingenieros en recursos naturales”, aseveró.

El académico Rebolledo Gajardo explicó que los espacios laborales más usuales para los profesionales de las ciencias ambientales se encuentran en instituciones públicas, consultoras que realizan estudios de impacto ambiental, auditorías ambientales o energéticas, o en proyectos asociativos a través de iniciativas de inversión.

Entre los expositores se contó la encargada del área de Educación Ambiental de la Unidad de Medioambiente de la Municipalidad de Chillán, la ingeniera en recursos naturales egresada de la Universidad del Bío-Bío, María Luisa Salazar.

La profesional comentó que es fundamental que los estudiantes comiencen a vincularse con el mundo laboral desde la etapa universitaria. “Es muy necesario insertarte tempranamente en el trabajo con instituciones. El paso por la Universidad en realidad es un tiempo breve, por eso siempre hay que pensar dónde queremos posicionarnos en el futuro. Realicé mucho trabajo voluntario en municipios de Ñuble, trabajando en ferias, apoyando como monitora ambiental, o en temas de educación ambiental. A mí me interesaba mucho esa área y afortunadamente es en lo que me estoy desarrollando actualmente. Creo que los espacios están, pero uno debe buscarlos”, aseguró María Luisa Salazar.

Entre los estudiantes concurrentes se valoró la actividad pues les permitió vislumbrar de manera más cercana y concreta aquellos ámbitos en donde podrían desempeñarse una vez que egresen de la Universidad.

“Este seminario lo estábamos esperando hace tiempo. Nosotros no teníamos completamente claro dónde podíamos trabajar o desarrollarnos profesionalmente. Ahora vemos que las consultorías son una opción atractiva. Primero, uno tiene que soñar su trabajo y por eso he pensado en el desarrollo de la energía sustentable y vincular eso con tipos de producciones limpias” comentó Camila Figueroa.

Por su parte, Elizabeth Muñoz aseguró que siempre le ha llamado la atención el tema de la energía sustentable, así como el trabajo que realiza INDAP, pues ha conocido de su accionar a propósito de cultivos que mantiene su familia en la comuna de Coihueco, de donde es originaria.

El estudiante Francisco Navarrete, en tanto, señaló que tras presenciar la charla de INDAP, le pareció interesante especializarse en algunas áreas agrícolas de manera de convertirse en consultores. “Lo que más me llama la atención es la producción de energía en base a biomasa, utilizando los residuos de los sistemas productivos. Por ejemplo, pensaba que quizás se necesitaría investigación para rentabilizar eso, para que sea aplicable a los sistemas productivos rurales o de baja escala”, describió.

El profesional de la Unidad de Gestión Estratégica de la Dirección Regional de INDAP, Rodolfo Torres, junto con explicar el rol y el trabajo al que se aboca dicha institución, precisó que los ingenieros en recursos naturales pueden contribuir notablemente a la economía campesina a través de la investigación, la innovación o el desarrollo de productos.

“Nosotros creemos que desde la Universidad los jóvenes,  si son inquietos y se motivan, pueden acceder al sector de la economía campesina. Con sus conocimientos profesionales pueden acercarse a los territorios y generar investigación e innovación. En el mundo campesino hay posibilidades de emprendimiento y ellos perfectamente pueden hacer eso o asesorar a personas que quieren emprender. Asimismo, hoy hablamos se transitar a una agricultura campesina con un enfoque más sustentable, más sostenible, donde la agroecología, la producción orgánica o el tema medioambiental están presentes, y en ese sentido los ingenieros en recursos naturales pueden aportar mucho”, aseveró.




Programa de DD. HH valida su trabajo con establecimientos educacionales y formación ciudadana

Con una segunda asistencia técnica para el Ministerio de Educación apoyando a los establecimientos educacionales a elaborar sus planes de formación ciudadana, el Programa de Derechos Humanos de la Universidad realizó dos actividades en el Campus La Castilla, una feria de cierre por la primera asistencia, en Talca y Chillán, y un seminario que dio el vamos al convenio 2017-2018.

La directora del programa y coordinadora del proyecto, Vivianne Hasse, explicó que la feria de cierre para el primer convenio, que involucró 56 establecimientos educacionales (28 de la Región del Biobío y 28 de la Región de Maule), fue la plataforma que tuvieron los equipos educativos para mostrar el resultado final a toda la comunidad UBB.

Asimismo, la nueva asistencia al Mineduc, que comienza este octubre de 2017 y finaliza en noviembre de 2018, contempla el trabajo con 30 establecimientos, 20 de la nueva Región de Ñuble, y 10 de la Provincia de Biobío. El seminario, que significó el primer hito de la nueva etapa, fue dictado por el Dr. Carlos Muñoz, donde entregó información y herramientas sobre formación ciudadana.

Es importante destacar que todos los colegios y liceos deben por obligación contar con un plan de formación ciudadana, tras la promulgación de la ley 20.911.

Respecto a cómo se llevó a cabo todo el proceso hasta ahora, Vivianne Hasse, lo calificó como exitoso, y es que, si bien no todos tenían listos sus planes de formación técnica, o no cumplían con todos los requisitos de creación, “logramos un equilibrio, ya que todos los planes quedaron revisados y sugeridos con acciones, actividades y metodología. Porque lo que nos interesaba es que no sólo se hicieran, sino que fuera de forma participativa, democrática, y precisamente logramos eso con la revisión que hizo el equipo”.