Experto alemán expuso sobre eficiencia energética en la UBB

Los impactos ambientales de edificios y los costos de los proyectos durante su ciclo de vida, se pueden reducir significativamente mediante el uso de un proceso integrado de diseño, operaciones y gestión del edificio. Es por ello que el Grupo de Investigación en Gestión y Diseño Integrado de la Universidad del Bío-Bío en conjunto a NovaClima organizaron dos jornadas de exposiciones, iniciando por una clase magistral titulada Casos exitosos de incorporación de la eficiencia energética en edificios, ambas lideradas por el Doctor en eficiencia energética, planificación y medición de edificios de la Universidad de Stuttgart, Alemania, Alfred Kerschberger, con el fin de tener una visión a nivel global.

La clase inaugural  estuvo dirigida a estudiantes de pre y postgrado de Arquitectura e Ingeniería en Construcción, así como a investigadores y especialistas en la materia. Mientras que la segunda jornada de trabajo consistió en un seminario que llevó por título Nuevas tendencias de eficiencia energética en climatización y estuvo destinada a empresas y profesionales.

Al respecto el académico del Departamento de Ciencias de la Construcción y miembro del grupo de investigación, gestión y diseño de edificios, Jaime Soto, manifestó que el objetivo de la actividad fue congregar a la comunidad de profesionales, proyectistas, académicos, estudiantes y empresas, para generar puntos de discusión respecto a la temática en fase de diseño y desempeño de los edificios. “Mediante esta integración se permitirá pensar en oportunidades de mejora reales en la disminución del impacto ambiental y de los costos de operación de las construcciones”, precisó.

“Los jóvenes deben apropiarse de los cambios en la Industria de la construcción hacia el futuro. A través del conocimiento y la incorporación de nuevas tendencias tecnologías e innovación les será posible abordar el problema del diseño y gestión de los edificios de forma cada vez más eficiente. Discriminando durante el diseño y desempeño de las construcciones mejoras en la predicción de los costos y con ello la posibilidad de lograr mejores inversiones iniciales que protejan las características sustentables de los edificios”, explicó el miembro del grupo de investigación.

Por su parte el gerente general de NovaClima, Carlos Ferrer, comentó que se escogió a la Universidad para realizar estas charlas “debido a que consideramos que la institución está liderando a nivel regional el tema de la eficiencia energética. Como empresa nosotros también queremos darnos a conocer, pues tenemos claro que debemos sembrar para el futuro, de ahí la importancia de educar a las próximas generaciones de profesionales ligados al área, como arquitectos, ingenieros civiles, entre otros. Siento que hay mucho que hacer aún en el tema, por tanto es necesario primero crear consciencia, además de fijar normativas, instaurar proyectos pilotos gubernamentales, entre otras medidas, pero hay potencial lo cual es muy positivo, porque hay mucho que hacer aún, pues este rubro va crecer y necesitará de buenos profesionales, por eso estamos acá, es un desafío grande como país e industria”.




Estrategia comunicacional de la Red de Universidades del Estado fue definida en la UBB

Una estrategia comunicacional orientada a fortalecer el trabajo asociativo y la imagen identitaria de la Red de Universidades del Estado fue definida por la Red de Directores de Comunicaciones que se reunió el jueves 19 y viernes 20 de octubre en la sede Concepción de la Universidad del Bío-Bío.

Luego de la reunión, directora ejecutiva del Convenio Marco en Red, Mónica Quiroz, señaló que una de las principales conclusiones de la instancia fue “trasladar a la comunicación interna de las comunidades universitaria el trabajo en red, con el objeto que todos los integrantes de las universidades sepan de qué se trata esto. La mirada comunicacional tiene que traducir el lenguaje de las diferentes redes, hacer que esto se entienda por todos”.

En el trabajo de reflexión se detectó que es al interior de las instituciones donde hay que se centrar la comunicación del trabajo en red puesto que es la comunidad la que tiene que comprender el cambio cultural para poder avanzar hacia el trabajo colaborativo.

En la ocasión, se planificó el trabajo que se realizará con el periodista de la Red, Andrés Cabero, así como el protocolo de comunicación interna, las ideas fuerzas y el adecuado uso de las normas gráficas.

Asimismo, se consideraron los aspectos generales de difusión de las próximas actividades organizadas por la Red de Universidades del Estado, entre las que destacan la presentación del libro de Investigación, enfocado en las áreas de Sustentabilidad, Energía, Diversidad, Educación, Expectativa de vida saludable y Minería.

Es importante señalar que en la instancia se constituyó el directorio macrozonal: Macrozona norte: Katherine Urbina, de la Universidad de Antofagasta y Eugenia Guzmán, de la Universidad Arturo Prat; Macrozona Centro: Paola Valenzuela, de la Universidad Tecnológica Metropolitana y Gabriela Martínez, de la Universidad de Santiago;  y la Macrozona Sur: Claudia Millán de la Universidad de Los Lagos y Pía Lindemann, de la  Universidad del Bío-Bío.




Historiador UBB se vincula con la muerte, sus representaciones y espacios entre 1883 y 1932

El académico del Departamento de Ciencias Sociales, Dr. Marco Antonio León, acaba de reeditar, de manera ampliada y actualizada, el libro “Sepultura sagrada, tumba profana. Los espacios de la muerte en Santiago de Chile, 1883 y 1932” a través de Ediciones Historia Chilena. La obra estudia una serie de aspectos relacionados con la muerte en un marco cronológico definido por dos hitos legales: la primera ley laica de cementerios de 1883 y el primer reglamento nacional de cementerios de 1932.

El Dr. Marco León explicó que si bien buscó hitos legales para lograr una periodificación del tema, la obra trasciende el ámbito legal y normativo, adoptando una aproximación a ciertos aspectos del estudio de la muerte desde una perspectiva más bien sociocultural y antropológica.

En este caso, si bien el libro tiene un énfasis en los espacios de la muerte, principalmente en el Cementerio General de Santiago y el Cementerio Católico de la misma ciudad, también se incorporan otros aspectos de la muerte que en opinión del autor dan mayor solidez a la investigación, a la vez que permiten incorporar otros factores que los cementerios por sí solos no son capaces de revelar tales como las ideas, las supersticiones relacionadas con la muerte,  o los rituales, por mencionar algunos ejemplos.

“En el libro se busca entender a los cementerios no solo como los espacios de la muerte, sino como espacios que a la vez pueden ser una fuente para la historiografía, y por eso, en la medida que esa fuente también presenta vacíos o limitaciones, esos vacíos son complementados con lo que señalo: un estudio más general sobre las ideas, creencias, supersticiones y los rituales que también complementan la comprensión de la muerte en función de los espacios que definimos como los cementerios”, expresó el Dr. León.

El texto busca plasmar una mirada amplia e interdisciplinaria, acercándose bastante a la sociología y la antropología, puesto que la muerte ha sido una temática bastante trabajada en el extranjero desde la década de 1960. “Las Ciencias Sociales, en algunos casos, son algo más progresistas o más visionarias que la historiografía. Tratan algunas temáticas de manera más profunda, con mucha anticipación y a veces la historiografía llega con posterioridad”, comentó el investigador UBB.

El académico del Departamento de Ciencias Sociales aseguró que el libro está pensado para que sea accesible a cualquier lector interesado, y las imágenes que aparecen no solo ilustran sino que complementan el texto.

“El propósito en esta investigación, más que reconstruir fácticamente un periodo o una temática, era encontrar el sentido que la sociedad santiaguina le asignaba al fin de la existencia, el cual puede ser aplicable, respetando las diferencias geográficas y culturales, a cualquier otro lugar de Chile”, detalló el Dr. León.

Consultado sobre las principales representaciones de la muerte en este periodo (1883 y 1932), el Dr. Marco León identifica tres representaciones esenciales: la representación religiosa; la representación laica; y la mirada médica científica sobre este fenómeno.

“La muerte experimenta varias representaciones. La representación religiosa entiende a la muerte como un paso para la trascendencia, un tránsito al más allá donde habrá una mejor vida, que es el discurso que impone la Iglesia Católica, y que cobra sentido en un Estado que hasta 1925 tiene una religión oficial: la católica, apostólica y romana”, ilustró.

La representación laica implica la existencia de distintas ideas vinculadas al liberalismo. Desde esta perspectiva también se considera a la muerte como un concepto que debe respetarse y conmemorarse, pero la idea de trascendencia es distinta a la de la religión católica.

“La trascendencia se manifiesta en la monumentalidad, en cómo la muerte puede proyectarse a partir de las grandes tumbas, mausoleos; una estética que en muchos aspectos refleja también la vida cotidiana de las elite o de la oligarquía santiaguina. Así como la elite está construyendo palacios para vivir, que buscan imitar modelos europeos, modelos asiáticos, en los cementerios, y especialmente en los mausoleos del Cementerio General también se proyecta eso. Tumbas que representan panteones griegos, basílicas en miniatura que mezclan estilos, obras de arte vinculadas a las tumbas como esculturas, estatuas monumentales, medallones, fotografías de la persona fallecida…”, describió el autor.

Dichas representaciones, también incorporan las diferencias sociales, porque las personas que no pueden costear las obras monumentales, sí mantienen el recuerdo y la conmemoración entre los familiares. Se transita así desde el mausoleo a la tumba de tierra o la fosa común para indigentes, porque la diferenciación social se reproduce también dentro del cementerio. “A la larga, sostengo que a su manera, estos cementerios son ciudades de muertos, son ciudades que también representan y reflejan la ciudad de los vivos de la cual son parte”, aseveró el académico UBB.

La tercera representación de la muerte se refiere a la mirada médica sobre el fenómeno. El autor explica que desde 1870 ya existe un cuerpo médico que se está profesionalizando y que aborda la muerte, las enfermedades, desde un punto de vista distinto, más ligado a lo cuantitativo y a la profilaxis y cuidados que se deben tener frente al cadáver. El cuerpo médico también entiende a la muerte de una manera masiva, especialmente en los periodos en que hay enfermedades epidémicas como el cólera, que es muy propio de la década de 1880, entre otro tipo de enfermedades.

“La perspectiva médica vincula a otros espacios mortuorios, porque estos no se circunscriben solo a los cementerios. La morgue o el futuro Instituto Médico Legal, o los propios cementerios que mantuvieron algunos hospitales también son espacios de la muerte que generan estadísticas, recuentos, que son de interés para los médicos”, comentó el Dr. Marco Antonio León.




Especialistas valoraron el aporte a la formación de capital social y cultural de los estudiantes

El Departamento de Estudios Generales en conjunto con la Facultad de Educación y Humanidades, realizaron el primer seminario internacional de la materia que reunió a los representantes de los departamentos, centros o institutos de estudios generales de las universidades del Bío-Bío, de Los Andes, Católica del Maule, La Frontera y de Lima, Perú.

La actividad inédita a nivel nacional, tuvo como objetivo generar un espacio para reflexionar, dialogar y debatir en torno a la formación general, humanista e integral, entre instituciones universitarias del país y del extranjero, a partir del quehacer académico interdisciplinar, cuya misión es contribuir a la formación del capital social y cultural de los estudiantes.

Al respecto el director del Departamento de Estudios Generales, Edgardo Maza, expresó la importancia de que los estudiantes tengan un capital intelectual, social y que aporte a su crecimiento personal, “de acuerdo con eso el Departamento, apoya su formación final como profesional, por lo tanto cuando él salga de la Universidad, llevará este sello, que en gran medida lo entregan los estudios generales, la formación humanista y la formación profesional institucional. Este seminario nos gustaría proyectarlo de dos maneras, por una parte seguir realizándolo y que se institucionalice, transformándose en un congreso y por otra parte, que se pueda canalizar y llevarlo a una publicación. Al comparar lo realizado en otros Centros, como institución siento que lo estamos haciendo bien, por lo tanto pretendemos darle mayor relevancia a la temática, porque se ha visto que los líderes influyentes son aquellos que tienen un capital cultural sólido”, precisó.

En la oportunidad el secretario académico del Programa de Estudios Generales de la Universidad de Lima, Perú, Fernando Hoyos, manifestó que es de suma importancia el poder discutir sobre esta temática y compartir experiencias en torno a la formación integral de los futuros profesionales, “es fundamental el que el estudiante se forme desde el punto de vista humanístico a través de cursos que lo orienten a la apreciación artística, del entorno y que de alguna forma sirva de puente entre la formación básica regular y la universitaria, para nivelar aquello. Estas actividades permiten poner en vitrina la necesidad de esa formación integral. En la medida que más universidades reflexionen en torno a la materia se generarán cambios curriculares para que se valore esta formación”.

Por otra parte la organizadora de la actividad, Jania Bastías, comentó que el seminario se gestó gracias a un proyecto FAPE con la idea de reunir a los departamentos afines para reflexionar y compartir las tareas en común. “Tenemos las mismas inquietudes y desafíos en la formación de las humanidades, por tanto ha sido una experiencia fructífera y ojalá se replique la iniciativa. Tras la realización de este seminario es de esperar que podamos generar algunas modificaciones a nivel institucional con el fin de mejorar y formar mejores profesionales. La idea es adoptar iniciativas como la de la Universidad de la Frontera o la Universidad Católica del Maule en donde los estudiantes pueden optar a un minor, en filosofía o inglés, y egresar con una sub especialización, lo que les da la posibilidad de encontrar un mejor trabajo”, detalló.

Durante la jornada se realizaron conferencias, ponencias y mesas redondas con los participantes e invitados con el final de poder replicar en la Universidad iniciativas exitosas de otras casas de estudio. La jornada culminó con una mesa redonda.

La directora académica del Centro de Estudios Generales de la Universidad de Los Andes, María Isabel Lemaitre, quien expuso sobre la realidad de su universidad, comentó que la iniciativa fue muy enriquecedora, “pues nos ayuda mucho saber lo que están haciendo otros y cómo se han planteado soluciones para los desafíos de la formación de los estudiantes. En nuestro caso particular nos enfocamos en que se ofrezca una mirada integradora del saber, ese es nuestro propósito principal, que se abarque una dimensión más profunda de lo que es el hombre”.

En la actividad además expuso, de la Universidad de la Frontera, el director de Formación Integral y Empleabilidad , Juan Méndez y la encargada de Formación General Electiva y Programa Minor de Formación General, Javiera Peña; la directora del instituto de Estudios Generales de la Universidad Católica del Maule, María Figueroa y la académica del Departamento de Estudios Generales de la Universidad del Bío-Bío, Carolina Lagos.




Estudiantes UBB participaron en interesante seminario sobre inclusión educativa

Formar futuros docentes que entiendan la importancia de valorar y educar en un aula diversa, es una de las características de nuestra Facultad de Educación y Humanidades. En ese marco, se realizó el seminario “La educación especial en el contexto de una escuela inclusiva”, donde se informó a los estudiantes de la carrera de Pedagogía de Educación General Básica, sobre las políticas educacionales al respecto, así como de distintas experiencias de trabajo en establecimientos locales.

La actividad fue organizada por la académica del Departamento de Ciencias de la Educación, Dra. Juana Castro, en colaboración con la Escuela de Pedagogía en Educación General Básica y el centro de estudiantes de la carrera.

Tal como lo manifestó la Dra. Juana Castro, quien imparte la asignatura Currículo y Evaluación, se mostró a los alumnos la realidad en los establecimientos educacionales “en materia de educación especial e inclusión, así como lo referente a políticas públicas. La idea es que se vean como agentes de cambio”.

Asimismo, la académica UBB recalcó la necesidad de otorgar diferentes herramientas a los futuros docentes, “que les permitan ejercer profesionalmente la pedagogía, al enfrentarse a las aulas heterogéneas y diversas, con una educación de carácter inclusivo”.

Seminario

En la actividad, la cual contó con amplia participación estudiantil, entregó su saludo el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes. En tanto, la primera exposición, denominada “Las políticas de Inclusión y Educación Especial en el contexto escolar”, estuvo a cargo del coordinador provincial de Educación Especial de Ñuble, Osvaldo Franco Durán.

El profesional informó a los jóvenes sobre los avances del Mineduc en materia de inclusión, así como la diversificación de la enseñanza. Lo que se quiere, dijo el coordinador provincial de Ñuble, es que “en una sala de clase puedan estar todos. No se quiere cambiar al estudiante, sino la práctica pedagógica, para que haga posible que todos los niños aprendan”.

Por su parte, el equipo del Programa para la Inclusión de Estudiantes en Situación de Discapacidad (PIESDI/UBB), Jacqueline Angulo, Jessica Vera y Javier Ibacache, presentaron “Educación Inclusiva: atención a la diversidad en el aula de educación superior”, donde los estudiantes pudieron apreciar, además, de un video introductorio sobre trabajo que realiza el programa de la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

Desde el Liceo Polivalente Bicentenario de San Nicolás, el profesor Manuel Agurto de la Hoz, y de la Escuela Pueblo Seco de San Ignacio, las docentes Margarita Medina y Teresa Moncada, expusieron sus “Experiencias de trabajo inclusivo con niños y niñas con necesidades educativas especiales”.

La coordinadora del Programa de Integración de la Escuela de Pueblo Seco, Margarita Medina, explicó que buscan instaurar la idea de un trabajo colaborativo entre docentes, y es que en su caso se está comenzando en la enseñanza parvularia. “Queremos que las nuevas generaciones se den cuenta de las oportunidades que existen de trabajar en conjunto, en nuestro caso entre una educadora de párvulo y una profesora de educación diferencial”, dijo Medina.