Universidad del Bío-Bío reitera compromiso con la Región de Ñuble en encuentro con delegada presidencial

Contribuir en todo lo necesario para asegurar una instalación y puesta en marcha exitosa de la nueva región, fue el compromiso expresado por el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, a la delegada presidencial Lorena Vera Arriagada, en el marco de una reunión en la que también participaron la prorrectora Gloria Gómez Vera, el vicerrector académico Aldo Ballerini Arroyo y el vicerrector de asuntos económicos Francisco Gatica Neira, junto a integrantes del equipo directivo universitario y de la propia delegación.

“Nuestra Universidad profesa un genuino compromiso con el desarrollo de Ñuble y es así como hemos participado activamente en este proceso aportando con todas nuestras capacidades”, expresó el rector Héctor Gaete Feres.

La autoridad universitaria reconoció que la comunidad ñublensina ha depositado altas expectativas en la creación de la nueva región y por tanto, los actores del territorio deben estar a la altura de lo que demanda el desafío. Sin embargo, recalcó que la sola existencia de la región no resuelve los problemas de pobreza y desigualdad, de manera que asoma como fundamental trabajar en forma coordinada y con sentido estratégico.

En tanto, la delegada presidencial Lorena Vera Arriagada, valoró el compromiso manifestado por el rector de la UBB y explicó que así como está abocada a la instalación de la institucionalidad pública, con miras a que la región entre en vigencia el 6 de septiembre de 2018, también es necesario sumar a los diversos actores que integran el territorio.

“Agradezco la disposición de la Universidad del Bío-Bío como lo plantea el Rector, poniéndose a disposición y servicio del trabajo que todos debemos realizar, para que la región pueda construirse sobre la base de las relaciones que ya existen con otros territorios como Biobío y Maule”, ilustró.

Lorena Vera también puso énfasis en la necesidad aterrizar las expectativas sobre la naciente región, y para ello es fundamental promover el diálogo entre los distintos actores del mundo público y privado, con el afán de generar un proyecto de región que sea factible de ejecutar, de manera que lo visualizado permita mejorar la calidad de vida de los habitantes.

“Debemos recoger desde los distintos actores lo que queremos como región, lo que podemos proyectar, cuáles son los lineamientos estratégicos que debiéramos tener y construir. La idea es generar espacios y lineamientos que apoyen o sirvan para la elaboración de la Estrategia Regional de Desarrollo que va a construir el Gobierno Regional cuando asuma el 6 de septiembre de 2018”, aseveró.

La delegada presidencial Lorena Vera, también dio cuenta de algunos desafíos que asoman como prioritarios. En este sentido explicó que gran parte de la inversión pública no sectorial, que en términos prácticos se traduce en recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), se encuentra en manos de los municipios, y no todos cuentan con la capacidad instalada para la generación de proyectos que logren la adjudicación de esos recursos.

“Hay que trabajar fuertemente en capacitación a los municipios y esa es una línea que también vamos a abordar. Estamos trabajando con el Gobierno Regional, con el Ministerio de Desarrollo Social y con la Subsecretaria de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), de tal manera que tengamos la posibilidad que el FNDR de 2019 -que será de Ñuble- pueda ser ejecutado y permita crecer en el futuro, porque si la ejecución presupuestaria no es buena, el presupuesto anual del año siguiente (2020) será castigado y podemos perder recursos importantes. Ahí es fundamental la capacitación, pero también la mirada estratégica de territorio y eso también lo hemos hablado con los alcaldes”, describió la delegada.

La delegada Lorena Vera también se refirió a la licitación de los Lineamientos Estratégicos que servirán de base para la Estrategia de Desarrollo Regional de Ñuble. Al respecto comentó que con el propósito de agilizar los procesos, solicitó que el control del proceso fuera traspasado desde el Gobierno Regional del Biobío a la Subdere, lo que permitiría a la Delegación mayor injerencia en dicho trabajo.

También explicó el porqué de optar por un organismo internacional para el desarrollo de los Lineamientos Estratégicos.

“Licitar cada uno de estos temas implicaba un nuevo proceso de generación de bases, realizar la licitación y generar el producto. Nosotros habíamos decidido cuatro áreas relevantes: identidad, lineamientos estratégicos, desarrollo rural y participación ciudadana. Si lo hacíamos en forma separada nos tomaría con seguridad más de los 12 meses en que debemos instalar la región, por todo el tiempo que implican los procesos administrativos y la realización de los estudios”, detalló.

Lorena Vera Arriagada señaló que por ello se exploraron opciones de organismos internacionales con asiento en Chile, y que además tuvieran convenio con la Subdere, lo que ahorraría los tiempos y procesos de licitación.

“Sin embargo, me interesa hacer la invitación particularmente a las dos casas de estudios que han estado participando desde hace varios años en el proceso de la construcción del territorio de la región y que son la Universidad del Bío-Bío y la Universidad de Concepción”, manifestó la delegada presidencial.