Pedagogía en Inglés celebra su 51 aniversario destacando los nuevos desafíos que enfrenta

Con diversas actividades, desde charlas hasta una feria intercultural, la Escuela de Pedagogía en Inglés celebró sus 51 años de existencia, destacando la historia y los nuevos desafíos que la carrera tiene como ente formador.     

Tal como lo comentó la directora de la Escuela de Pedagogía en Inglés, Sandra Molina, en la actividad de inauguración “el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, hizo una reseña histórica a los alumnos de la carrera. Además, y en el marco de la vinculación con el medio, se relevaron los proyectos con el Liceo de San Nicolás y la Escuela Virgen del Carmen”.

En la segunda jornada, dos estudiantes, de tercero y quinto año, presentaron sus proyectos de tesis, los mismos que expusieron en Nueva York (EE.UU), y que hacen referencia al “uso de videojuegos para el aprendizaje y sobre el mejoramiento del sonido, por el área de la fonética”, explicó la directora de Escuela. En tanto, en el penúltimo día de actividades, dictó una conferencia la académica de la Universidad de Concepción, Emérita Bañados, sobre “Informática Educativa”.

La semana de aniversario se cerró con una concurrida Feria Intercultural en el campus La Castilla, donde participaron estudiantes UBB, así como alumnos de distintos establecimientos educacionales y comunidades migrantes.

Desafíos

Orgullos por el buen nivel que tiene Pedagogía en Inglés, Sandra Molina sostuvo que la acreditación actual que se tiene, seis años, avala esa idea. Por lo mismo, dijo, se intenta mantener esos resultados en el proceso de acreditación que se está llevando a cabo este 2017.

Son varios los desafíos que la directora de la Escuela de Pedagogía en Inglés identificó respecto a la carrera, y es que “tenemos que suplir las necesidades que el medio tiene y que principalmente hacen relación con el desarrollo del bilingüismo en algunos colegios. Es más, algunos establecimientos nos solicitan como Escuela apoyar a los docentes para que se desarrollen en el área de inglés”.

Además de mejorar la asignatura de Inglés, manifiestó la académica, “otro de los desafíos está en el área didáctica, directamente con nuestros practicantes y futuros docentes, donde ellos tienen que fortalecer ese aspecto a través de las nuevas metodologías, las que no están centradas en la gramática estructural que existía antiguamente, sino que en un enfoque comunicacional de la segunda lengua”.