Con destacadas ponencias se realizó la XI versión del Seminario de Responsabilidad Social Empresarial

 En una sociedad donde cada día se exige más probidad a las empresas para con sus trabajadores, entorno y clientes, la responsabilidad empresarial es un tema importante que los estudiantes de cuarto año de la carrera de Ingeniería Comercial de la sede Chillán siguen relevando, en su ya XI versión del Seminario de Responsabilidad Social Empresarial.   

La ceremonia comenzó con el saludo del decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña, dando paso a la ponencia del académico del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información de la Universidad de Chile, Luis Jara, denominada Responsabilidad Social Empresarial: Un recorrido por sus principales áreas de desarrollo.

El expositor explicó que en la información financiera requerida a las empresas no se encuentra lo relacionado a la responsabilidad social, por lo que se les solicita un estado de información no financiera. “La responsabilidad empresarial nace como concepto de filantropía, cuando las empresas hacen un favor a, pero lo que antes era voluntario ahora comienza a ser una acción obligatoria”, sostuvo el académico de la Universidad de Chile.

La siguiente charla fue dictada por el subgerente de Gestión de Comunidades de la CMPC Celulosa, Cristian Puga, llamada Gestión Comunitaria en CMPC, donde el profesional comentó en detalle las características e historia de la empresa. Asimismo, para exponer sobre la Ley N° 21.015: La inclusión de personas con discapacidad al mundo laboral, se presentaron el gerente general de OTEC Didaktika Ltda, Luis Urra, y el director ejecutivo de la ONG Ingenium/Inclusión Laboral, Fabián Sanhueza.

Finalizando la jornada, y dictando la ponencia Responsabilidad Social: ¿Nuevo paradigma en los negocios y organizaciones?, se presentó la directora del Conservatorio de Sostenibilidad FEN de la Universidad de Chile, Reinalina Chavarri.

 

 




Académica UBB investiga a portadores de bacteria que produce enfermedades transmitidas por los alimentos

La académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, María Paula Alarcón Lavín, brindó la conferencia denominada “Portación de staphylococcus aureus enterotoxigénico tipo A, en frotis nasofaríngeos en manipuladores de alimentos de Chillán, Chile”, en el marco del XI Congreso Iberoamericano de Ingeniería de Alimentos (CIBIA 2017) realizado en la Universidad Técnica Federico Santa María de Valparaíso.

El encuentro, cuyo lema convocante fue “Alimentos procesados para la salud y el bienestar del siglo XXI: un pilar fundamental para el desarrollo del nuevo concepto Enginomics”, fue convocado por el Instituto Chileno de Ingeniería para Alimentos A.G. (IChIA, A.G.) y reunió a académicos, investigadores y estudiantes de pre y postgrado de Chile y el exterior.

El Congreso permitió reunir a la comunidad científica que se desarrolla en el ámbito de la ingeniería aplicada de los alimentos y que contribuye al avance de la investigación teórica y experimental en este campo.

La académica Paula Alarcón Lavín explicó en su ponencia que el objetivo del estudio fue  determinar la portación de staphylococcus aureus enterotoxigénico tipo A, en frotis nasofaríngeos en manipuladores de alimentos de Chillán.

“Los manipuladores de alimentos deben realizarse exámenes pre ocupacionales, previo ingreso a trabajar en servicios de alimentación y nutrición (SAN), los que se repiten semestral o anualmente, según las políticas internas de las empresas de alimentación. Los portadores de staphylococcus aureus son retirados de la función de producción de alimentos y se reubican en  áreas donde no manipulen alimentos. Durante este período se someten a tratamiento médico basado en antibióticos por 7 a 10 días, y posteriormente se vuelven a realizar el examen de portación de staphylococcus aureus, que tras la toma de antibióticos debiera ser negativo. Lo anterior nos preocupa pues estudios confirman que puede existir recontaminación de esta bacteria a los 2 meses del tratamiento con antibióticos”, ilustró.

“Un estudio de Kanafani del año 2006, sostiene que el 80% de la población es portador de staphylococcus aureus y de ese 80% portador, un 20% es portador persistente y el resto es portador intermitente. Considerando estos antecedentes, quisimos averiguar qué parte de la población de manipuladores de alimentos es portador de staphylococcus aureus, y de ellos, quiénes producen enterotoxina tipo A, la más prevalente entre las 11 enterotoxinas que produce la bacteria y la principal involucrada Intoxicación Alimentaria Estafilocócica (IAE)”, describió la académica UBB.

La Mg. Paula Alarcón explicó que si una persona consume alimentos con la toxina preformada comenzará a experimentar síntomas gastrointestinales, incluso antes de 3 horas, y se estima que la IAE corresponde a alrededor de un 14% del total de las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETAS), representando la tercera causa más común de infección bacteriana. En Chile hasta septiembre de 2016 se observaron 16 brotes asociados a staphylococcus aureus”, precisó la investigadora.

Igualmente, reseñó que si bien, la mayoría de las empresas de alimentación establecen que el personal manipulador se debe realizar el examen nasofaríngeo de portación de staphylococcus aureus, ninguna realiza el análisis de tipificación de staphylococcus aureus enterotoxigénico para determinar si dicha bacteria sintetiza la enterotoxina tipo A o alguna de las otras cepas.

La población estudiada estuvo conformada por 100 manipuladores de alimentos correspondientes a 16 casinos distintos. Se concurrió a los lugares de trabajo y se realizó el examen de frotis nasofaríngeo para luego realizar el estudio microbiológico y molecular.

“Los resultados arrojaron que el 38% portaba la bacteria staphylococcus aureus. De ese porcentaje, el 26% produce la enterotoxina A, lo que implica que el 10% del total de la muestra porta staphylococcus aureus y produce la enterotoxina A. En resumen, 10 de cada 100 manipuladores representan potenciales riesgos de intoxicación alimentaria si no cumplen con las buenas prácticas de manipulación (BPM), porque portan la bacteria productora de  enterotoxina tipo A, que finalmente intoxica al consumidor”, concluyó la académica UBB.




Centro de Estudiantes de Icimad organizó desfile en madera pionero a nivel nacional

Vive la moda, vive la madera, se tituló el concurso de desfile en madera que organizó el Centro de Estudiantes, de la carrera de Ingeniería Civil de Industrias de la Madera de la Universidad del Bío-Bío, con el apoyo del Fondo de Apoyo para el Desarrollo Estudiantil (Fade) de la Dirección de Desarrollo Estudiantil y donde estuvieron invitadas distintas casas de estudios y colegios del Gran Concepción en conmemoración de los 70 años de la UBB y la semana de la madera.

El desfile estuvo basado en la Nuit du Bois, que realiza todos los años la Escuela Superior de la Madera en Nantes, Francia, y su objetivo principal fue fomentar la participación de los estudiantes que dieron vida a sus boceto con productos madereros y sus derivados.

Al respecto el jefe de carrera de Ingeniería Civil de Industrias de la Madera, Gerson Rojas, manifestó que esta actividad viene a culminar la denominada Semana de la madera que se realiza desde los orígenes del Departamento en 1963, “este desfile que se originó en Nantes, Francia, tiene un impacto muy relevante. En nuestro caso es la primera vez que se realiza y debiese continuar a lo largo de los años”.

Una de las estudiantes que lideró la iniciativa e integran el Centro de Estudiantes, Carolina Alegría, explicó que el objetivo “fue hacer un evento pionero en Chile, emulando lo que se realiza en Francia, donde además la idea es hacer una vinculación con colegios. En esta oportunidad trabajamos con el liceo Nuevo Horizonte, de San Pedro de la Costa, que es de alto riesgo, donde con apoyo de Senda realizamos talleres de accesorios en madera. El producto final lo utilizaron los modelos en el desfile. Estamos conforme con lo que logramos porque como equipo trabajamos todos y logramos esto que queremos replicar el próximo año”.




Preubb culminó sus actividades con ceremonia de reconocimiento a estudiantes

Con motivo de culminar las actividades académicas, el equipo del Preuniversitario de la Universidad del Bío-Bío (Preubb) realizó una emotiva ceremonia en que distinguió a los estudiantes que se destacaron por su esfuerzo, sacrificio, asistencia y participación en los diferentes cursos y talleres del programa.

En la oportunidad la jefa del Departamento de Pregrado de la sede Concepción, Grecia Avilés, manifestó que “para la Universidad del Bío-Bío es relevante el poder apoyar a la juventud en las transiciones educativas, pues son procesos complejos, más aún al pasar de la enseñanza media a la universidad. Nuestra motivación principal es que tengan éxito académico donde sea que elijan estudiar, ojalá sea con nosotros, pero sino es así, la preparación que han tenido es un respaldo para que puedan desenvolverse bien en el área que escojan estudiar, ya que como institución la formación de estudiantes es lo más importante, les deseo el mejor de los éxitos en la PSU y cuenten con nosotros siempre”.

Al respecto el coordinador del Preubb, Ángelo Fierro, instó a los estudiantes a creer en sus sueños, “por haber llegado hasta el final con perseverancia y sacrificio, pero sobre todo tengan tranquilidad porque su preparación estuvo en manos de un gran equipo docente de expertos con excelencia y de primer nivel. Agradezco también haber confiado en nuestra Universidad para prepararse para la PSU”, precisó.

El Preuniversitario de la Universidad del Bío-Bío inició sus actividades en 1987, en respuesta a las necesidades sociales de los jóvenes de aquella época, a partir de entonces se ha constituido como una instancia de formación integral, destinada a entregar a estudiantes de enseñanza media las competencias y conocimientos necesarios para enfrentar de mejor forma el proceso de admisión a la educación superior.

En la oportunidad el ex alumno del Preubb, Sebastián Bravo, quien hoy cursa sus estudios superiores en la carrera de Ingeniería en Construcción, contó su experiencia e instó a los estudiantes a perseverar. En el Preubb cuentan con buenos docentes que no sólo lo guían a uno en las materias sino que también lo aconsejan a ser mejor persona, para salir adelante y perseverar en la vida”.

Similar opinión tuvo la representante de los estudiantes del Preubb, Macarena Parra, quien agradeció al cuerpo pedagógico por generar un ambiente de confianza, por su entusiasmo y cariño, “como parte del grupo de alumnos, esta semana concluimos este proceso y debemos estar orgulloso por lo alcanzado, debemos recordar con afecto los lazos que se formaron a lo largo del proceso. Finalmente entendamos que la PSU es sólo un instrumento de evaluación circunstancial, donde cada uno conoce su motivación, disciplina y sacrificio que entrega, para lograr nuestro propósito y luchar por nuestros sueños”, comentó.

La actividad culminó con un vídeo que retrató las diversas situaciones vividas en el Preubb durante el año a través de diversas fotografías.




Experta del Serviu dio a conocer estrategias de intervención social en barrios

Estrategias para la solución habitacional en barrios se denominó la conferencia que dictó a estudiantes de la carrera de Trabajo Social de nuestra casa de estudios la encargada social del Programa de Recuperación de Barrios del Servicio de Vivienda y Urbanismo de la región del Biobío, Gloria Painemal Quijada. 

La actividad se realizó en el marco del proyecto de vinculación con el medio Experiencia de diagnóstico territorial transdisciplinario en comunidades aledañas a las lagunas urbanas de la comuna de Concepción, que busca acercar a estudiantes de Trabajo Social y Arquitectura a la elaboración de diagnósticos territoriales y reflexionar sobre la pertinencia de los contenidos de la asignaturas de Intervención social territorial para el ejercicio de la profesión.

El director del Centro de Políticas Públicas y Ciudadanía, Javier León, dio la bienvenida a la expositora y a los estudiantes de Trabajo Social.

Al dar a conocer las estrategias, Gloria Painemal se refirió al carácter social del Programa Quiero mi barrio, que se lleva a cabo en el país hace 10 años y considera una intervención integral donde la participación ciudadana es clave para mejorar la calidad de vida de los habitantes del territorio, provocar regeneración urbana y recuperar espacios públicos de calidad.

“Cuando hablamos de espacios públicos nos referimos a equipamientos comunitarios, deportivos, a conexiones viales que generen la movilidad de la familia en el territorio, con la iluminación y seguridad necesaria, y desarrollar una vida comunitaria con los estándares adecuados”, enfatizó.

Todo responde, dijo, a la creación de un “plan maestro de recuperación de barrios que es un instrumento que corresponde a una planificación estratégica y permite diseñar desde distintos ámbitos lo que quiero desarrollar en un determinado territorio en base a lo que los habitantes quieren”.

Asimismo, explicó que existen dos carteras de proyectos que se construyen en conjunto con la comunidad: los planes de gestión social y de obras, siendo en el primero donde los trabajadores sociales son los protagonistas, los que deben tener la capacidad, la creatividad, la empatía y la motivación para realizarlo con éxito. “Estos dos planes le dan el sustento a la intervención en el programa, el profesional se acerca al territorio y descubre una realidad al relacionarse con los actores, entonces se genera un acompañamiento social con miras a lograr el despertar, que los habitantes del territorio sean los protagonistas de su propio cambio y que entiendan que llega el programa con recursos y acompañamiento, con un equipo que se instala en el barrio, levanta la información y los ayuda a visibilizar el barrio que quieren, a generar para llegar a la propuesta de plan maestro”, sostuvo.

 

 




Estudiantes realizaron el IV Seminario de Ingeniería de Software destacando la robótica

Con la robótica como tema central, los alumnos de la carrera de Ingeniería Civil en Informática de la sede Chillán organizaron por cuarta vez el Seminario de Ingeniería de Software (Seis), apoyado por académicos del Departamento de Ciencias de la Computación y Tecnologías de la Información.

En la actividad, realizada en la Sala Schäfer del Centro de Extensión en Chillán, saludó a los presentes, el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña, y la jefa de carrera, Marlene Muñoz.

Siendo el primero en exponer, el ingeniero civil industrial y gerente de Administración y Operaciones de la empresa Robots Chile, Andrés Jara, expuso La Robótica educativa en Chile. El profesional recordó cómo, junto a un compañero, comenzaron su empresa y cuál fue su motivación para ello, “todo partió cuando Ignacio Fernández, mi socio, me propuso lograr llegar con tecnología a los niños del país. Estábamos convencidos de que era una ciencia que debía ser entretenida para los menores, por lo que la robótica nos hizo mucho sentido. Así,  comenzamos a averiguar la manera de llegar a la mayoría de colegios, siendo en ese momento estudiantes universitarios”.

En tanto, dos miembros del Grupo de Robótica de la UBB en la sede Concepción, Carlos Lagos y Manuel Arias, presentaron ROS en la robótica internacional, y hablaron de su experiencia en la competencia internacional de robótica Cat Vehicle Challenge (EE.UU). Los jóvenes si bien detallaron el proyecto con el que participaron, intentaron también motivar a los estudiantes presentes a que aprendan y potencien sus habilidades en el área, insistiendo en que el apoyo institucional está.

Las últimas dos charlas estuvieron a cargo del analista programador, y actual desarrollador de software en Nisum, Jesús Zúñiga, con Javascript en Robótica, una introducción a CylonJS, y del ingeniero en ejecución en Computación e Informática, Juan Carlos Figueroa, con Plataformas para Robótica e IOT en Chile.

Es importante destacar que el seminario contó este año con el apoyo y auspicio de Telefónica del Sur, SIP Ñuble XVI, proyecto Fondo de Apoyo para el Desarrollo Estudiantil (Fade), y Nisum (Consulting Digital Innovation), a quienes se les entregó un reconocimiento al finalizar la actividad. Asimismo, se destacó y reconoció el tercer lugar obtenido por el equipo “G4” de la sede Chillán, en la competencia de robótica organizada por la Universidad Federico Santa María sede Valparaíso.