CosmoConce acerca la ciencia a la comunidad y reúne a destacados investigadores

Las últimas investigaciones en el área de la gravitación, cosmología y altas energías fueron presentadas en la sexta versión de CosmoConce, encuentro científico que congregó a académicos y estudiantes de posgrado provenientes de Arica, Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Santiago, Concepción, Temuco y Valdivia, y al cosmólogo y profesror emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona, España, Dr. Diego Pavón. La actividad fue organizada por el Grupo de Cosmología y Gravitación de la UBB y tuvo lugar el 30 de noviembre y el 1 de diciembre en la Facultad de Ciencias de la Universidad del Bío-Bío.

La actividad contó con la presencia del decano de Facultad de Ciencias, Dr. Fernando Toledo, quien señaló que “CosmoConce contribuye a la construcción de ambientes de trabajo favorables y esperamos potenciar y continuar la integración y formación de redes de colaboración y acercarnos aún más a la comunidad”.

El académico del Departamento de Física de nuestra Universidad y coordinador de CosmoConce, Dr. Pedro Labraña, afirmó que el encuentro es uno de los más importantes en esta área a nivel nacional, “los investigadores lo esperan y eso se ve reflejado en la alta convocatoria que tenemos año tras año, lo que ha permitido su consolidación como una actividad donde se discuten diversos temas y se generan nuevas ideas y redes entre las universidades para seguir aportando al estudio de estas áreas y, por lo tanto, al desarrollo del país”, indicó.

En esta versión se abordaron temas referidos a los agujeros negros y de gusanos, modelos inflacionarios, evolución futura del Universo, variantes de la Teoría de la Relatividad General, Teoria Cuántica de Campos, física de partículas, entre otros.

Como ya es tradicional, CosmoConce también consideró una charla de divulgación científica abierta a todo público, con el fin de acercar la ciencia a la comunidad. La edad del Universo fue el tema expuesto por el Dr. Diego Pavón, quien explicó que la cosmología como disciplina está saliendo de su etapa de infancia, siendo uno de sus temas primordiales determinar la edad del Universo, la que actualmente se ha logrado precisar entre los 12 y 13 mil millones de años, transcurrido desde el comienzo de la expansión que observamos hoy. En la ocasión, dio a conocer los datos observacionales que establecen un valor mínimo para dicha edad y, por otro lado, la consistencia de los modelos cosmológicos con los datos.

El Dr. Pedro Labraña destacó la participación del Dr. Pavón y la vinculación que durante años tienen los grupos de investigación de universidades chilenas con el académico español. “Es uno de los cosmólogos cuyos estudios son referente para nosotros. Muchos académicos hemos tenido la posibilidad de visitarlo y colaborar con él.”

Asimismo, reconoció el aporte de los doctores jóvenes interesados en esta área de investigación. “La nueva generación de investigadores tiene un alto nivel y este encuentro es una buena instancia para darle la oportunidad de presentar sus estudios e interactuar con académicos experimentados. Se agradece las diversas miradas y como vamos avanzando en los distintos tópicos”, señaló.

La actividad contó con el patrocinio de la Dirección de Extensión, el Departamento de Física, la Facultad de Ciencias, el Magíster en Ciencias Físicas y el Grupo de Cosmología y Partículas Elementales de la Universidad del Bío-Bío, además del Proyecto PAI-80160077 de Conicyt.

 

 




UBB realizó novedoso Encuentro Nacional “Forjadores del Diseño”

Para tratar temas contingentes a la carrera, y destacando a sus ex alumnos, el académico del Departamento de Comunicación Visual, Rodolfo Quezada, y la Escuela de Diseño Gráfico, realizaron el Encuentro Nacional “Forjadores del Diseño”. La actividad tuvo varias etapas, desde su inauguración en Sala Shäfer del Centro de Extensión UBB, hasta charlas y un conservatorio en la Escuela, en el marco de su 48 aniversario.

Precisamente en la ceremonia de inicio, el vicerrector académico, Aldo Ballerini, destacó la importancia de conocer la realidad de la profesión, algo que buscó dar a conocer el encuentro.

El coordinador general y artífice de “Forjadores del Diseño”, Rodolfo Quezada, explicó su impresión sobre el perfil del diseñador gráfico de corte universitario, sosteniendo que la oferta de programas de estudios para la obtención del título en esta especialidad crece en muchos países del mundo desde hace décadas.

La actividad contó con el número artístico de guitarra flamenca, presentado por Heraldo Ortega, diseñador gráfico UBB.

Conferencias en acto inaugural

Con un recorrido por su carrera, y con un potente mensaje sobre la reinvención, el ex estudiante UBB, Carlos Denis, manifestó que es valioso contar sus experiencias, y que así los estudiantes las contrasten con las de otros colegas.

“Las ganas de reinventarse están siempre, pero hay que darle el tiempo necesario”, comentó Denis. Asimismo, sostuvo que sintió esa necesidad cuando notó que “estaba haciendo lo mismo en el computador, y me dije que quería diferenciarme. Luego apareció la ilustración, que siempre estuvo. Fue volver atrás, a cortar los materiales, a pintar, explorar, mover, y que eso se transformaran en piezas comunicacionales”. Carlos Denis, cuenta con experiencia como director de arte en Doblegiro Diseño, socio director de Packging Brands, e ilustrador infantil del Teatro Municipal de Santiago, entre otros.

La segunda conferencia quedó a cargo del diseñador Fernando Cartes, quien con 17 años de trabajo comentó su experiencia y entregó ciertas claves a los jóvenes asistentes, quienes están prontos a ingresar al mundo laboral. Cartes, además, mencionó la nostalgia que significa volver a la Escuela de Diseño Gráfico, algo “que sienten la mayoría de sus colegas”.

Para conocer más de Forjadores del Diseño, visitar su página web.

 

 




Académico UBB realizó pasantía en Colombia tras obtener Beca Alianza del Pacífico

Una pasantía de casi un mes en la Universidad Santo Tomás de Bogotá, Colombia, realizó el académico del Departamento de Arte y Tecnologías del Diseño, Dr. Juan Carlos Briede, tras adjudicarse la Beca Alianza del Pacífico que tiene como propósito contribuir a la formación de capital humano mediante el apoyo a docentes que deseen realizar actividades académicas en universidades de Chile, Colombia, México o Perú, países que participan en el programa.

El Dr. Juan Carlos Briede indicó que su estada permitió estrechar lazos y generar alianzas con los académicos de la universidad colombiana con el objetivo de articular proyectos de ambas instituciones y concretar actividades académicas y de vinculación con el medio.

El académico de la UBB colaboró con propuestas conceptuales en el proyecto Ingeniería Kansei como herramienta para el diseño de productos. El caso de Industrias Cruz, que es dirigido por el profesor Diego Sánchez. “El estudio busca aplicar la Ingeniería Kansei para el rediseño de mobiliario universitario, lo que implica traducir los sentimientos e impresiones de la gente en parámetros de los productos, es decir, la percepción que te da algo lo traduces a una característica de ese mismo producto. En ese sentido, mi aporte estuvo enfocado a las técnicas de creatividad, en el diseño centrado en el usuario de acuerdo a los requerimientos y necesidades de estudiantes y académicos en este caso, para explorar ampliamente posibles soluciones y la evaluación en base a matrices de valoración”, subrayó.

Asimismo, en el marco de su proyecto Fondecyt titulado Investigación de un método participativo y de co-creación para el diseño de productos para el adulto mayor autovalente. Aplicación en la región del Biobío, el Dr. Briede realizó un grupo focal con adultos mayores del Barrio de Chapinero, cuyo objetivo fue conocer cuáles son las actividades cotidianas que desarrollan. “Con este estudio exploratorio se podrán identificar las similitudes y diferencias respecto a los adultos mayores de la región del Biobío y a partir de ese diagnóstico tal vez pensar en investigaciones conjuntas”, aseveró.

Igualmente, dictó el taller Desafío diseño: adulto mayor autovalente a estudiantes y emprendedores de Bogotá, actividad práctica orientada a introducir enfoques de diseño centrado en el usuario, modelado sistémico y métodos para potenciar la creatividad a través de una modalidad de aprendizaje basado en desafíos.

El académico de la UBB también fue uno de los expositores del II Simposio Internacional en Ingeniería Industrial, oportunidad en la que abordó el tema El rol del profesor en Diseño Industrial: Predicar con el ejemplo, donde se refirió a los desafíos de la docencia desde el diseño, con su componente creativo, lo que permite que a través de proyectos ir planteando soluciones.




UBB homenajeó a los Dres. Carlos Céspedes y Ricardo Oyarzúa por su labor investigativa


La Sala Schäffer, en Chillán, sirvió de escenario a la entrega del Premio a la Excelencia en la Actividad Investigativa, con que nuestra institución destaca el quehacer de sus académicos en esta área. Este año, recibieron el galardón el Dr. Carlos Céspedes Acuña, en la categoría Excelencia en Investigación en Ciencias Naturales y Exactas, y el Dr. Ricardo Oyarzúa Vargas, como Investigador Joven.

La ceremonia se inició con las palabras del director general de Investigación, Desarrollo e Innovación, Dr. Mario Ramos Maldonado, quien se refirió al sentido y alcances del reconocimiento. Dijo que su propósito es relevar la labor de los investigadores y su aporte a la academia, particularmente en una Universidad que está alcanzando crecientes niveles de complejidad. Recordó que su creación fue aprobada por los máximos órganos colegiados de nuestra casa de estudios y es conferido por un jurado conformado por directivos universitarios, representantes del Consejo Académico y anteriores premiados. Asimismo, precisó que se otorga anualmente a un académico con reconocida trayectoria científica en Humanidades y Artes, Ciencias Naturales y Exactas o Ciencias y Tecnología, y otro que se esté iniciando en la investigación, con una productividad sostenida.

El director de Investigación Dr. Sergio Acuña Nelson, en tanto, expuso los antecedentes y méritos de los galardonados que, dijo, ahora honramos con la certeza que la investigación favorece la calidad académica y el crecimiento y desarrollo del país y las regiones.

Indicó que Ricardo Oyarzúa en ingeniero matemático y doctor en Ciencias Aplicadas con mención en Ingeniería Matemática. Ingresó a la UBB en 2011 y actualmente dirige el doctorado en Matemática Aplicada. Sus líneas de investigación se centran en el análisis numérico de ecuaciones diferenciales parciales, específicamente en el uso de métodos de elementos finitos en mecánica de fluidos y sólidos, siendo investigador responsable o coinvestigador de diversas iniciativas, autor de publicaciones, expositor en congresos nacionales e internacionales, evaluador de proyectos y docente de pre y posgrado.

Por su parte, Carlos Céspedes es profesor de Ciencias Naturales con mención en Química y doctor en Ciencias Químicas. Se incorporó a nuestra institución en 2007, desarrollando una vasta labor en investigación científica, extensión académica y docencia de pre y posgrado. Sus áreas de interés abarcan la química de productos naturales, química ecológica, insecticidas y herbicidas naturales, química de alimentos y biomedicina. Ha sido investigador y profesor invitado en laboratorios y universidades de América y Europa y a lo largo de su carrera ha logrado establecer redes de colaboración. Autor de múltiples publicaciones, es también miembro de organizaciones de su especialidad en Chile y el extranjero.

La entrega del Premio a la Actividad Investigativa estuvo a cargo de la prorrectora Gloria Gómez Vera, tras lo cual hizo uso de la palabra el Dr. Carlos Céspedes. En su intervención, primero agradeció el permanente respaldo de su familia, esposa e hijos. Apuntó en seguida que la generación de conocimiento parte del conocimiento previo, cuyo entendimiento e integración conduce a la creación científica.

Subrayó que la investigación requiere conocer la filosofía y sus principales exponentes, desde la antigua Grecia hasta nuestros tiempos. Todos aportaron con su pensamiento y análisis al desarrollo y la humanización de las ciencias, a través del cultivo de los valores universales, manifestó, puntualizando: La compasión, la esperanza y la confianza son valores que están en todos y nos llevan a cuestionarnos el sentido de la vida.

El académico advirtió asimismo que la investigación es misión de las universidades desde sus orígenes. La búsqueda del conocimiento y de la naturaleza de las cosas constituye un ejercicio intelectual que permite avanzar hacia un mundo mejor, aseveró.

La ceremonia culminó con la participación de la Prorrectora. La autoridad universitaria resaltó los principios, convicciones y ánimo que, a su juicio, inspiran a los galardonados, quienes a través de su trabajo comprometido, honesto y riguroso, pretenden aportar a la sociedad. En ellos observamos pulcritud, dedicación, constancia, fervor y genio, afirmó, destacando la importancia del proceder cotidiano de cada uno. Eso también es docencia, sentenció.

Gloria Gómez aludió igualmente a la necesidad de vincular las preocupaciones y objetivos fundamentales del conocimiento que se cultiva en la UBB, con los requerimientos y problemas de las comunidades. Nuestra universidad es un actor irreemplazable en el entorno del país y de nuestras regiones, pues es un espacio público donde se puede acoger y fomentar la diversidad y la pluralidad de los distintos puntos de vista y desde donde se puede hacer ciencia considerando, primero que todo, el bienestar y beneficio de las personas, sostuvo.

La entrega del Premio a la Actividad Investigativa 2017 se realizó el lunes 4 de diciembre y contó con la presencia de directivos, académicos, estudiantes, funcionarios, amigos y familiares de los homenajeados.

 




OTL hizo entrega de cuaderno de laboratorio para fomentar el buen hábito en los investigadores

Con la finalidad de fomentar las buenas prácticas dentro de los investigadores de la Universidad del Bío-Bío la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL) dependiente de la Dirección de Desarrollo y Transferencia Tecnológica realizó el seminario “Uso del cuaderno de laboratorio” en los campus de Concepción y Chillán.

Al respecto el jefe OTL de la sede Chillán, Domingo Sáez, manifestó, “para nadie es un misterio que los temas de investigación, propiedad intelectual y emprendimiento, propios de las Universidades, se hace necesario institucionalizar algunas prácticas que son necesaria para la protección, como lo es el uso del cuaderno de laboratorio, lo cual es un paso más que da la OTL en su contribución a normalizar procesos de gran relevancia para asegurar que la información que se tenga no se pierda, por tanto que esperamos que sea de la utilidad necesaria para nuestros investigadores”.

Por su parte la encargada de la OTL, Andrea Bustos, expuso que “esto nace como la idea de buscar las buenas prácticas internacionales, para instaurar este buen habito en la investigación, para que cada investigador pueda contar con este producto que le pueda servir en un futuro cuando comience sus procesos de protección. El uso del cuaderno por una parte sirve para resguardarse de posibles demandas, pero también para que al momento de redactar la declaración de invención o patente sea más fácil. La idea es seguir potenciando la cultura de la propiedad intelectual, mejorar los indicadores, para resguardar además los resultados de la Universidad, pues tenemos una curva de patentes interesantes que se están generando y se van transfiriendo”.

Según el estudio que realizó la OTL la Universidad cuenta con 244 investigadores, vinculados a una unidad para el desarrollo de investigación.

En la oportunidad el director Científico UC Davis Chile, Pablo Zamora, explicó a través de su experiencia el correcto uso del cuaderno de laboratorio, “implementar esto me parece necesario, valioso que se incorporen a estas prácticas a nivel internacional, pues hoy en día no estar puede llevar a la obsolescencia, por tanto es interesante que vinculen las diferentes unidades, además es importante que desarrollen estímulos para que los investigadores se embarquen en esto, hay investigadores que por temas generacionales no están muy de acuerdo, pero la institución debe ser capaz de guiarlos para que puedan transitar de manera amistosa a esta innovación. El principal beneficio de usar el cuaderno, garantiza que el proceso de innovación ocurra, facilitando el trabajo de entidades como la OTL, para culminar los procesos de buena forma”.

La actividad culminó con la entrega de reconocimiento al Centro de Nanotecnología y Biomateriales (CNB) y al Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción (Citec) que del campus Concepción son los con mayor producción de investigaciones, propiedad intelectual y transferencia tecnológica y al Centro de Investigación y Desarrollo en Ciencias y Tecnologías en Alimentos (Cidecyta).

El director del CNB, William Gacitúa, manifestó que iniciativas como estas son buenas para aquellos que están ligados al área de la investigación, especialmente los equipos “el Centro lo conforma un equipo de más de treinta investigadores, por tanto este reconocimiento es para todos ellos para el equipo, pues llevamos años tratando de nuclear capacidades y esto va en la línea de lo que perseguíamos, que empiecen a notarse productos, aparecer en varias publicaciones y proyectos todos los años, ya que estamos haciendo todos los esfuerzos para seguir en esa línea. En el Centro tenemos cuatro premios municipales en investigación aplicada, en los últimos diez años, por tanto el nivel de investigadores es alto y bajo de ellos muchos estudiantes también nos apoya”.

Por su parte el jefe del área de Eficiencia Energética del Citec, Roberto Arriagada, agradeció el reconocimiento, pues “cualquier distinción es positiva y motiva a seguir desarrollando nuestras investigaciones, por tanto esto nos dice además que como Citec estamos haciendo las cosas bien. El uso de este cuaderno además permite generar evidencia de lo que uno está desarrollando y también darle continuidad a las investigaciones que se están desarrollando, con la finalidad de dejar evidencia de aquello, a futuro nuestro objetivo es hacer un plan para lograr la implementación efectiva dentro de la unidad, primero con el personal permanente base, para luego continuar con los investigadores asociados”.

La directora del Centro Cidecyta, Dra. María Pía Gianelli Barra, comentó que la entrega de la distinción implica relevar la trayectoria del Departamento de Ingeniería en Alimentos en la investigación disciplinar, a la vez que supone un reconocimiento a dicho centro al interior de la propia Universidad del Bío-Bío.

“La creación del Cidecyta de la Universidad del Bío-Bío fue gestada el año 2010, bajo la dirección del Dr. Luis Andrés Segura Ponce, y se constituye a partir del trabajo que ha desarrollado un grupo de investigación en ciencia, ingeniería y tecnología de los alimentos del Departamento de Ingeniería en Alimentos, permitiendo con ello que  forme parte del Registro de Centros de Investigación I+D de Corfo (código SR-069), lo que permite que las empresas contratantes de actividades de I+D puedan acceder a beneficios tributarios”, ilustró la investigadora.

La Dra. Gianelli Barra aseveró que las áreas de desarrollo del Centro corresponden a Ingeniería, tecnología y bio-procesos en alimentos, Análisis de Alimentos y Seguridad e inocuidad de Alimentos. “La idea de este centro es potenciar las capacidades del Departamento de Ingeniería en Alimentos y del Laboratorio de Experimentación, Certificación y Control de Calidad, Lecyca”, reflexionó.




Universidad del Bío-Bío aporta nuevos graduados que nutren el capital humano avanzado del país

Los 133 nuevos graduados cursaron programas de Magíster de las facultades de Educación y Humanidades, Ciencias Empresariales, Ciencias y Ciencias de la Salud y de los Alimentos.

La UBB graduó a 133 nuevos especialistas correspondientes a los programas de Magíster en Ciencias de la Computación; Magíster en Dirección de Empresas; Magíster en Ciencias Biológicas; Magíster en Ciencias Químico Ecológicas; Magíster en Enseñanza de las Ciencias mención Matemática, Física, Biología o Química; Magíster en Historia de Occidente; Magíster en Educación; Magíster en Liderazgo y Gestión de Establecimientos Educacionales; Magíster en Pedagogía para la Educación Superior; Magíster en Didáctica de la Lengua Materna; Magíster en Enseñanza de las Ciencias Sociales; Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos y Magíster en Salud Pública.

La ceremonia de graduación, realizada en la Sala Schäfer, fue presidida por el director de Postgrado, Sergio Vargas Tejeda, junto con la participación de los decanos de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca; de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña Hermosilla; de la Facultad de Ciencias, Fernando Toledo Montiel y de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Jorge Moreno Cuevas.

El acto de imposición de medallas y la entrega de diplomas fue dirigido por los respectivos decanos junto a los directores de los programas de Magíster.

El director de Postgrado de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Sergio Vargas Tejeda, felicitó el logro de los nuevos graduados, pues los estudios de postgrado demandan un esfuerzo importante, más aún cuando se deben compatibilizar con el trabajo, la familia y otras obligaciones.

“Las motivaciones por hacer un postgrado son muy variadas, pero pienso que todas tienen un factor común que es el más relevante: poco a poco se va despertando la necesidad, la motivación por aprender, por abrirse a nuevos conocimientos, a nuevas ideas, a nuevas preguntas. Se siente una exigencia interna y una necesidad por especializarse, por profundizar en lo que a uno le interesa y a lo que uno se dedica o se quiere dedicar. En el caso de ustedes, esa exigencia y aspiración cobró fuerza y fue más grande que los múltiples obstáculos que seguramente surgieron ante ello”, reflexionó.

El Dr. Vargas Tejeda comentó que en el contexto de una sociedad que aumenta las exigencias de formación de capital humano avanzado y que valora las posibilidades de contar con profesionales competentes en las áreas que asumen mayor relevancia, sobre todo en países como Chile, el rol del postgrado en la formación de personas y en el desarrollo social es incuestionable.

“Plantear soluciones en un escenario cambiante y llevarlas a cabo debe ser un esfuerzo social, conjunto y coordinado. Si la educación mejora, la sociedad se desarrolla y el ser humano progresa en todas sus dimensiones; en caso contrario se corre el peligro de seguir anclados en la postergación, en la desigualdad y en la incongruencia con las exigencias de la sociedad actual”, advirtió el director de Postgrado.

El Dr. Sergio Vargas también destacó que cuando el postgrado se realiza seriamente, “se convierte en un articulador muy efectivo –y el mejor posiblemente- de las distintas funciones universitarias: la formación de personas, la generación de nuevo conocimiento y la extensión de este conocimiento a la sociedad. Esta ubicación privilegiada, al centro de la actividad académica, le confiere al postgrado un gran poder transformante y es así que con frecuencia tiene profundo impacto en la propia institución, quebrando barreras, acercando disciplinas y anticipándose a la creación de nuevas estructuras”, reflexionó.

El Dr. Vargas Tejeda también delineó los desafíos que deparan a dicha área, donde asoma la necesidad de posicionar los programas de postgrado en el ámbito regional y nacional, fortalecer la institucionalidad para asegurar una gestión eficiente, sostenible y de calidad, así como avanzar hacia la internacionalización.

El acto de graduación fue amenizado por el Grupo Musical “Arrau”, conformado por alumnos de la Orquesta Sinfónica Juvenil Claudio Arrau de la Escuela Artística de Chillán, que dirige la reconocida artista Carmen Gloria Mella Mora.