Programa de Interculturalidad Territorial realizó coloquio enfocado en las experiencias en el aula

Con la presencia de distintos actores relacionados con la educación, quienes expusieron su trabajo relacionado a los pueblos originarios y la interculturalidad, se realizó el “Coloquio de educación intercultural: experiencias en el aula”. La actividad fue organizada por el Programa de Interculturalidad Territorial (PIT) de la Universidad del Bío-Bío, con el apoyo de la Facultad de Educación y Humanidades.

La coordinadora del PIT, Dra. Maritza Aburto, explicó que las experiencias presentadas por los participantes del coloquio “contribuyen a la difusión de la lengua y cultura de pueblos originarios. Ello, en el contexto de la implementación de la educación intercultural bilingüe en el sistema educativo nacional”.

Asimismo, la académica destacó la participación de la Escuela de Quilmo, representada por su directora, Pilar Navarrete, y la profesora América Valdés, junto al coro de alumnos. Además, la piscóloga Erica Ortiz, y la profesora Alejandra Sepúlveda, ambas del Liceo Técnico Puente Ñuble, presentaron cómo han abordado el tema de los pueblos originarios y la interculturalidad.

La actividad contó también con la exposición del Colectivo Mocen, donde su presidente, Nicolás Garrido, y su secretario de Finanzas, Ricardo Escalona, relevaron el trabajo de difusión que están realizando a través de Internet, con “Tus calses de Mapudungun”.

 




Con entrega de certificados culminaron talleres de robótica que dictaron estudiantes a niños con hospitalización prolongada

Con entrega de certificados culminó el proyecto de estudiantes del Grupo de Robótica de la Universidad del Bío-Bío, sede Concepción, quienes dictaron talleres de robótica a niños con hospitalización prolongada de la Escuela Hospital G-545 del Hospital Regional de Concepción, Guillermo Grant Benavente, gracias a la adjudicación del Fondo de Apoyo para el Desarrollo Estudiantil (Fade), de la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

Al respecto el director de Desarrollo Estudiantil, Eduardo Solís, manifestó que este tipo de iniciativas al ser una universidad pública es una especie de deber, “por tanto siempre estamos comprometidos y tratando de vincularnos con la comunidad. Para nosotros este es un tema de gran relevancia y esperemos que esta relación se vaya  enriqueciendo en el tiempo, hay varias iniciativas estudiantiles que nos demuestran que los jóvenes de nuestra Universidad están pensando permanentemente en cómo aportar a la comunidad y es lo que queremos como institución, que nuestros estudiantes y futuros profesionales sean involucrados, críticos y un aporte a la sociedad, por tanto con ejemplos como esto siento que lo estamos logrando”.

Por su parte la directora de la Escuela Hospital, Guiselle Reyes, explicó que esta Escuela funciona hace más de 57 años, siendo la más antigua del país, primera en Latinoamérica, que cuenta con niños de pre kínder a octavo básico, quienes son pacientes del hospital y debido a sus enfermedades no pueden asistir a un colegio tradicional, por tanto les ayuda a evitar la deserción escolar.

La Directora expresó además que la experiencia fue innovadora y significativa, un gran aporte a los estudiantes, quienes primero son pacientes y luego estudiantes, “porque es una instancia que les ayuda a ellos a adquirir conocimiento, habilidades, a desarrollar pensamiento matemático y crítico, lo cual tributa por  una parte a sus planes de estudio, pero sin lugar a dudas los ayuda a la parte motivacional, ya que les permite desarrollar herramientas, donde pueden olvidarse por un momento de su enfermedad, por tanto debido a los buenos resultados de esta iniciativa espero que se replique a futuro, para que los niños sigan desarrollando herramientas que los ayuden a aprender”, precisó.

El estudiante de Ingeniería Civil en Automatización y director del Grupo de Robótica, Carlos Lagos, quien lideró la iniciativa que se extendió por más de dos meses, comentó que “para nosotros fue enriquecedor el trabajar con estos niños, conocer sus experiencias, era muy agradable el trabajo con ellos. La idea es que esto se pueda seguir replicando, tanto acá como en otros establecimientos, para que más niños tengan acceso a la robótica, lo valorable también es que estos niños aprendieron la tecnología del mañana, por lo que es bueno que hayan aprendido de pequeño esto, lo cual puede permitir que a futuro sean profesionales de esta área”.

Al respecto una de las estudiantes que participó del taller, Nataly Vergara (14) quien ha estado desde cuarto básico en la Escuela valoró la iniciativa, “me gustó compartir con los profesores, haber aprendido cosas y poder crear nuestro propio robot fue genial, así que espero se realice por más tiempo”, dijo.

En la oportunidad se les hizo entrega de reconocimientos a los doce niños que participaron de los talleres, así como a lo propios estudiantes de la Universidad.




Escuela de Ingeniería Comercial realizó workshop de emprendimiento e innovación

Con el fin de dar a conocer nuevas metodologías y conocimientos en el área de la innovación, diseño, modelo de negocios entre otros conceptos la Escuela de Ingeniería Comercial de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad del Bío-Bío sede Concepción, desarrolló el Workshop de Creatividad Emprendimiento e Innovación.

Al respecto el decano de la Facultad, Benito Umaña, manifestó que dentro de las actividades asociadas a la formación de estudiantes, uno de los temas relevantes que han incentivado es del este workshop, “que además se enmarca dentro de las asignaturas de emprendimiento que tienen las carreras, de relevancia tanto a nivel institucional como de la Facultad. En esta actividad se presentaron casos reales, con emprendedores de gran relevancia, por tanto para los estudiantes es importante el conocer de sus experiencias, de sus éxitos y fracasos, quienes además son cercanos a nuestra realidad y que han desarrollado interesantes emprendimientos. Lo importante de esto es inculcar en nuestros estudiantes la creatividad, para que tomen esto como referente y decidan, quizá, emprender a futuro, lo cual pueden combinar con su formación teórica”.

En la oportunidad se prensentó el ingeniero agrónomo y gerente general de Bear Berry Ltda. Alamiro Garrido, quien expuso sobre la innovación un desafío en la competitividad de hoy, donde a los futuros profesionales les dio tips de cómo poder triunfar con un emprendimiento, “deben trabajar arduamente y esforzarse, ser perseverante, lo más importante para quienes emprenden es tener conocimiento que el primer año el 90% de los emprendimientos quiebra. Actualmente tenemos todas las herramientas estatales para poder emprender, lo que pasa es que nosotros somos dejados, por tanto es necesario persistir, ya que sólo el 1% o 2% llega a triunfar y mantenerse por más de 10 años, pero lo más importante es la fortaleza mental, ya que a pesar que puede que nos vaya mal el primer año debemos persistir y no frustrarnos, por lo tanto es necesario el fortalecer más la cabeza, pues generalmente tenemos muy poca tolerancia a la frustración, lo cual deben trabajar”, precisó.

También expuso el ingeniero TI (Tecnologías de información) en proyecto innova Biobío, Carlos Canales quien habló sobre la innovación en salud pública y por último estuvo invitada la jefe de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento (OTL) de la Universidad, Andrea Bustos, quien expuso sobre las distintas unidades de apoyo con que cuenta la institución para los procesos de innovación, como la Incubadora de Empresa, así también habló sobre las investigaciones que se han realizado en la Universidad, las patentes adjudicadas y todos los procesos involucrados al respecto.

 




Encuentro Nacional de Tutores incentivó en universitarios la inclusión en educación superior

Alrededor de 200 tutores de diferentes universidades del país se reunieron en el cuarto Encuentro Nacional de Tutores Pares, realizado en el Aula Magna de la sede Concepción de la Universidad del Bío-Bío, el 29 y 30 de noviembre.

Durante los dos días que duró el encuentro los estudiantes tutores compartieron mediante talleres, ponencias y pósters sus buenas prácticas de tutorías, tuvieron espacios para compartir experiencias y valoraron positivamente la calidad y cordialidad del equipo organizador, el que estuvo constituido en gran medida por estudiantes tutores de la Universidad del Bío-Bío, quienes destacaron por su motivación y compromiso durante el encuentro.

La instancia reunió a los jóvenes tutores de los últimos años de sus carreras con el fin de mostrar y aprender innovaciones en los modelos educativos centrados en el aprendizaje, en el marco del creciente desafío que involucra el acceso inclusivo a la educación superior.

La actividad fue organizada por las universidades de Austral de Chile, Católica de Temuco, Central de Chile, Santiago de Chile y la Universidad del Bío-Bío. En esta oportunidad se contó con una mentoría del director ejecutivo de Fellow Group LA, Boris Álvarez.

Hoy en día los tutores apoyan la formación de habilidades como el desarrollo de hábitos de estudio, creación de redes, estructuración de tiempo y trabajo académico. En definitiva, buscan aprovechar los vínculos de las instancias de grupo como oportunidades para mejorar.

El director de Docencia de nuestra Universidad, Flavio Valassina, manifestó que en una primera instancia “Creamos el Programa de Ayudantes Tutores, que posteriormente pasó a llamarse Programa Tutores y los resultados fueron casi inmediatos, mejorando cada año, con nuevas orientaciones y estrategias. El Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior, Pace UBB, se apoya en él, y ha ido perfeccionando este acompañamiento”, destacó.

La finalidad de estas instancias, subrayó, es sintonizar con las diversas iniciativas de las universidades chilenas que han implementado tutorías, mentorías o programas de apoyo equivalentes. “Todos queremos que nuestros estudiantes alcancen autonomía en sus estudios, descubran y pongan en práctica sus capacidades, tengan éxito en su paso por la universidad y puedan egresar como profesionales capaces e íntegros como personas”.

El Programa Tutores, coordinado por Rodrigo Fuentes, fue el encargado de acoger a los jóvenes en su estadía en la UBB. “En este encuentro quisimos transmitir aprendizaje y motivación. Nadie aprende si no quiere, si no está motivado y no participa o no tiene ganas de compartir sus experiencias, de contarle al otro lo que hace. Esperamos que, en estos dos días, hayamos construido inclusión, equidad y que nuestras tutorías se vean fortalecidas”, expresó.

Según se indica en diversos estudios en la materia, factores como la vulnerabilidad social, entornos familiares que no motivan la continuación de estudios y la falta de estrategias para bordar la deserción educacional, generan entornos educativos desfavorables para el desarrollo educacional de las personas. Esto deriva en un riesgo más alto de desertar del sistema de educación.

“La UBB cuenta con un perfil de estudiante que se concentra en los primeros tres quintiles, provenientes de entornos de alta vulnerabilidad social. Ha asumido un compromiso institucional pro retención estudiantil, que busca abordar el fenómeno de una manera cabal. Una de las estrategias para esto es el Programa Tutores, que hoy se asocia a nivel nacional para compartir y enriquecer experiencias de tutores en todos los rincones de Chile”, aseveró Rodrigo Fuentes.




Científico de Cardiff University aporta experiencia a investigación genómica de camélidos sudamericanos en la UBB

El Dr. Pablo Orozco ter Wengel de Cardiff University del Reino Unido, realizó una pasantía académica con el propósito de colaborar con el investigador del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Juan Carlos Marín, quien lidera el Proyecto FONDECYT Regular 1140785 denominado “Evolution and domestication of South American camelids: genomic adaptations to extreme enviroments and captaive breeding”.

 

El Dr. Juan Carlos Marín explicó que el Dr. Orozco ter Wengel es colaborador externo del proyecto FONDECYT que desarrolla, y que en término generales pretende estudiar genómicamente a los camélidos sudamericanos. “El Dr. Pablo Orozco estudia genética a través de la herramienta conocida como genómica, lo que implica un amplio dominio de bioinformática y bioestadística. Su objetivo final es la conservación de los organismos. Es precisamente desde esa óptica que colabora con nosotros, analizando los datos que estamos generando a partir de los genomas que hemos obtenido, en conjunto con las tesistas del Magíster en Ciencias Biológicas, Ana María Chero y Ana María Agapito”, comentó el Dr. Marín Contreras.

En la misma línea, el Dr. Orozco ter Wengel ha aprovechado la estadía investigativa para generar nuevos vínculos con investigadores chilenos mediante la participación en el Congreso de Genética y Evolución realizado en Puerto Varas, organizado por la Sociedad de Genética de Chile junto con la Sociedad Chilena de Evolución. Igualmente, con el Dr. Juan Carlos Marín han avanzado en la preparación de artículos científicos referidos a temáticas de desarrollo común.

El Dr. Pablo Orozco cursó sus estudios de pregrado en la Pontificia Universidad Católica Javeriana de Bogotá, Colombia, luego prosiguió su formación de MSc. en la Universidad de Amsterdam, Holanda, y su Doctorado en Natural Sciences Veterinary en la Universidad de Viena en Austria.

Orozco ter Wengel es especialista en genética de poblaciones, lo que brinda la posibilidad de inferir la historia evolutiva de las especies usando marcadores moleculares. Su trabajo se centra en el uso de marcadores genéticos neutros como los microsatélites, que permiten comprender la interacción entre la historia genealógica de las poblaciones o especies, y su distribución en el espacio y el tiempo.

Con la aparición de la secuenciación de nueva generación, se interesó en emplear la potencialidad de la genómica que posibilita la secuenciación del genoma completo. Esto también facilita la búsqueda de regiones genómicas involucradas en el proceso de adaptación local de las especies a condiciones de temperatura, altitud o enfermedades, entre otros factores.

El Dr. Orozco ter Wengel manifestó que comprender cómo se lleva a cabo la adaptación de algunas especies es extremadamente importante para desarrollar planes que ayuden a hacer frente al cambio climático y garantizar la supervivencia de las especies en el futuro.

“Realicé mis estudios de pregrado en Colombia y así aprendí los métodos tradicionales de investigación como las secuencias de DNA mitocondrial y microsatélites. Cuando me mudé a Europa aparecieron los métodos de secuenciación masiva o de segunda generación, donde en lugar de producir por un individuo, una secuencia de 800 pares de bases de la mitocondria, como se hace tradicionalmente, estos aparatos te dan 100 millones de secuencias de 150 pares de bases más pequeñas, pero que te sirven para estudiar no solamente el área de la mitocondria que te interesa, sino todo el genoma”, ilustró.

“El precio de estos análisis ha bajado considerablemente. Hoy puedes utilizar un genoma del tamaño nuestro, de 3600 pares de bases y secuenciarlo bastante bien, por un valor de 700 dólares. Si además tienes la experiencia para realizar análisis de informática, puedes hacer el trabajo tú mismo. Entonces, pasamos de necesitar miles de científicos, décadas y millones de dólares para hacer análisis de este tipo, a requerir de una sola persona, 700 dólares y unas tres semanas o un mes. Esto abre las puertas para estudiar todo en mucho mayor detalle”, comentó.

Durante su estadía, el Dr. Pablo Orozco ter Wengel también orientó en estas materias a las tesistas del Magíster en Ciencias Biológicas UBB, Ana María Chero y Ana María Agapito, para que puedan continuar con los análisis de sus respectivas tesis de magíster.