Profesores de Chillán vivencian Primera Escuela de Verano de Matemática UBB

Alrededor de 20 profesores de Pedagogía en Educación Matemática de diferentes establecimientos educacionales de Chillán, participaron en la primera Escuela de Verano de Matemática, organizada por el Departamento de Ciencias Básicas y el Departamento de Ciencias de la Educación.

Generar un nuevo espacio de encuentro y de intercambio de conocimientos y experiencias entre académicos universitarios y docentes del sistema educacional de la Región de Ñuble, es uno de los principales propósitos de la Escuela de Verano de Matemática convocada por la UBB.

En esta primera versión, según explicó el director de la Escuela de Pedagogía en Educación Matemática, Dr. Marco Antonio Rosales Riady, se optó por centrar el trabajo en dos contenidos fundamentales, cálculo y geometría con uso de tecnología.

“Nos interesa traspasar nuestros conocimientos y experticias al aula y la forma más efectiva es hacerlo a través de los profesores que se desempeñan en los establecimientos educacionales. Matemática es una de las disciplinas más complejas y desde ese aspecto resulta preponderante actualizar las metodologías de enseñanza aprendizaje”, comentó el Dr. Rosales Riady.

El académico UBB manifestó que es de interés de la Universidad mantener la tradición de la Escuela de Verano de Matemática, de manera que las observaciones que los propios profesores manifiesten en esta primera versión, serán de gran utilidad para el futuro.

En la oportunidad se precisó que los cursos de cálculo estarán a cargo del académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Luis Friz Roa, en tanto que la sección de geometría con uso de tecnología será dirigida por el académico del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Marco Antonio Rosales.

Al dar inicio a la Escuela de Verano, el Dr. Elías Irazoqui Becerra, compartió un mensaje del director del Departamento de Ciencias Básicas, Dr. Luis Lillo Arroyo.

“Esta escuela pretende ser un espacio de encuentro, tanto de profesores de contenido matemático propiamente tal, como de orientaciones didácticas que puedan descubrir en ellas.

En ustedes, estimados profesores, está cifrada buena parte de la formación de los estudiantes de nuestro país, naturalmente, en el contexto que a cada uno le corresponde, de manera que si tomamos con responsabilidad y seriedad lo que está en nuestras manos, veremos lo importante que es el día a día que ustedes van construyendo en la hermosa labor de formar y educar a nuestros estudiantes”, destacó.

La responsabilidad y el deber con el que ustedes asumen su tarea en ningún caso es irrelevante, muy por el contrario, es fundamental y trascendente. La educación a lo largo de la vida se hace imperativa e ineludible. Más allá de los cursos y escuelas a las que se puede asistir, debe estar en el ADN de cada profesor el interés por perfeccionarse, con el propósito de ejercer la mejor docencia que se pueda realizar en las aulas. Bajo estos lineamientos, y ante la necesidad de establecer lazos de cooperación, nos hacemos el deber de construir juntos esta Escuela de Verano, la primera de muchas que vendrán, en una tarea mancomunada de aprendizaje”, concluyó el mensaje del Dr. Luis Lillo Arroyo.