Estudiante de Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos UBB recibe distinción de Agencia del Ministerio de Relaciones Exteriores

La estudiante del Magíster en Ciencias e Ingeniería en Alimentos UBB, María Estuardo Guerra Valle, fue distinguida por la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID) del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

La joven de Guatemala, quien actualmente cursa el segundo año del programa de magíster, recibió el premio de manos de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet Jeria, en atención a su alto rendimiento académico.

“Soy Licenciada en Nutrición de la Universidad de San Carlos de Guatemala y realizo mis estudios de magíster a través de una beca de la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo. La entrega del premio se realizó en una reunión anual en que se convoca a todos los becarios y se reconoce a quienes han tenido un rendimiento académico sobresaliente”, explicó.

María Estuardo Guerra Valle comentó que su tesis de investigación, dirigida por el Dr. Jorge Moreno Cuevas, se refiere a la deshidratación osmótica de láminas de manzana con jugo de granada, en combinación con calentamiento óhmico y pulso de vacío.  “De este modo se busca enriquecer la manzana con el jugo de granada que es rico en antioxidantes”, ilustró la estudiante.

La alumna de postgrado expresó que el premio fue totalmente inesperado, y que ciertamente constituye un estímulo a su tarea. “Espero continuar mis estudios de doctorado. Me gustaría dedicarme a la investigación y la docencia”, compartió.

La joven Guerra Valle comentó que supo de la alternativa del programa de magíster de la UBB a través de recomendaciones de una de sus académicas de Licenciatura en Nutrición de la Universidad de San Carlos de Guatemala. “La profesora conocía esta maestría y me aconsejó optar por ella, porque se trataba de una muy buena alternativa. Además, también estaba consciente que mis intereses iban más por el área de las ciencias de los alimentos que por la nutrición clínica u hospitalaria”, detalló.

Según se describe en su portal web, la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID), considera oportunidades de perfeccionamiento para chilenos en el extranjero y becas para extranjeros en Chile, las que son distribuidas en las regiones definidas por la política de cooperación chilena.

“El conocimiento es uno de los principales motores de crecimiento y desarrollo de los países, y resulta relevante que esto sea acorde a los valores que sustenta la visión de desarrollo que se promueve hoy desde la Cooperación Chilena. Por esta razón, las becas gestionadas o difundidas, se enmarcan en el fortalecimiento de capacidades y formación, que constituye una de las tres áreas transversales definidas para la implementación de la Estrategia de AGCID para el período 2015-2018. Lo anterior, implica tener una visión en la que las personas que se forman y/o capacitan, se constituyen en actores para el desarrollo de sociedades responsables de sí mismas y que se comprometen con la búsqueda de una mejor gobernanza y democracia”, detalla el portal institucional.




Magister en Hábitat Sustentable y Eficiencia Energética celebró meritoria acreditación

Su segunda acreditación nacional celebró el Magíster en Hábitat Sustentable y Eficiencia Energética de la Universidad del Bío-Bío. El programa incrementó de cuatro a cinco años su período de certificación, situándose entre los magísteres en el área de la Arquitectura mejor acreditados en el país. Directivos universitarios, académicos y estudiantes celebraron este logro con un acto en el que el Dr. Shady Attia presentó, por primera vez en Latinoamérica, su libro Arquitectura regenerativa y de impacto positivo.

La actividad tuvo lugar el lunes 8 de enero, en el Aula Magna, y contó con la presencia del rector Héctor Gaete Feres y el decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles Allende. En la oportunidad, el director de Postgrado Dr. Sergio Vargas Tejeda destacó que, en cumplimiento de su misión, la UBB tiene como norte la excelencia en todos los ámbitos que abarca su quehacer. En este marco, agregó, la institución busca acreditar los doctorados y magísteres que imparte no sólo por obtener buenos indicadores, sino porque constituye una garantía externa de la calidad de su oferta académica.

Vargas reiteró que nuestra Universidad ha asumido el desafío de acreditar el área de Posgrado en el próximo proceso de acreditación institucional, en 2019, y en este propósito impulsa la renovación de los currículos de sus programas, en conformidad con el modelo educativo institucional. Indicó que el Magíster en Hábitat Sustentable y Eficiencia Energética trabajó en el rediseño de su plan de estudios, incorporando conceptos como la formación por competencias y los créditos transferibles. Ello y la calidad de un cuerpo académico con vasta experiencia en docencia, generación y difusión del conocimiento, entre otros factores, allanaron el éxito de su segunda acreditación nacional, ratificando su calidad, dijo.

Por su parte, la directora del Magíster, Dra. Beatriz Piderit Moreno, recordó que el programa comenzó a dictarse el año 2008, en el interés de aportar a profesionales de las áreas de Arquitectura, Construcción, Ingeniería y Diseño interesados en temas de eficiencia energética y las nuevas normativas que comenzaban a aplicarse. Añadió que, desde entonces, el impacto de la edificación sustentable y el ahorro de energía ha ido creciendo, de manera que el programa ha mantenido y consolidado su vigencia. En este sentido, señaló que está alineado con la agenda energética y las políticas nacionales al respecto.

La directora insistió asimismo en la actualización curricular, el sustento académico y la infraestructura de que dispone el Magíster. Agradeció igualmente el apoyo del cuerpo docente en el reciente proceso de acreditación, así como a los estudiantes, muchos de los cuales son extranjeros. Expresó además que el desafío ahora es ampliar su vinculación y redes internacionales.

La celebración de la segunda certificación del Magíster en Hábitat Sustentable y Eficiencia Energética sirvió también de marco para la presentación a nivel continental del libro Arquitectura regenerativa y de impacto positivo, del Dr. Shady Attia, de la Universidad de Liege, Bélgica. El autor –arquitecto de origen egipcio- comentó primero su trayectoria personal, académica y profesional, para luego referirse a la obra publicada por la editorial Springer.

El texto es una guía sobre la eficiencia energética y la evaluación del impacto ambiental en proyectos de edificaciones de alto rendimiento. Compara cuatro edificios de vanguardia en Europa y América del Norte para examinar los pasos necesarios para una transición de la arquitectura de reducción de impacto negativa a la arquitectura de regeneración de impacto positivo, utilizando el análisis del ciclo de vida e incluyendo aspectos técnicos, socioculturales y ambientales.




Universidad del Bío-Bío avanza en el proceso de virtualización de asignaturas y cursos de pregrado

A través del proyecto “Innovación al proceso de virtualización de asignaturas y cursos de pregrado”, liderado por la jefa de la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, Dra. Ana Gajardo Rodríguez, se busca acrecentar el número de asignaturas virtualizadas en este nivel, con el objetivo de proyectar el desarrollo e instalación de la modalidad de Educación Virtual a nivel institucional.    

La iniciativa corresponde a un proyecto de fortalecimiento de direcciones y unidades de la Vicerrectoría Académica y contempla la participación de la Dirección de Docencia, la Unidad de Gestión Curricular y Monitoreo, la Unidad de Formación Integral y el Centro de Idiomas.

La Dra. Ana Gajardo Rodríguez expresó que implementar el proceso de virtualización de asignaturas de pregrado, tributará en el fortalecimiento de la Universidad del Bío-Bío, que se orienta al desarrollo sustentable de la región y del país, erigiéndose como una sólida alternativa educativa, con una oferta en permanente actualización y conforme con el avance global de las tecnologías y su masiva y singular incorporación al ámbito de la educación.

Abordar este requerimiento se enmarca entre las tareas definidas en el Plan General de Desarrollo Universitario 2015-2019, donde se insta a “evaluar la creación de una unidad de virtualización de cursos, asignaturas y/o programas de continuidad de estudios”.

Igualmente, orientaciones sobre las políticas de uso de las Plataformas Educativas, emanadas de la Vicerrectoría Académica, precisan que las asignaturas correspondientes a los programas de pregrado que se dicten en la Universidad, deben instalarse en las plataformas institucionales Moodle o Adecca.

Asumir esta necesidad de crecimiento, según reseñó la Dra. Ana Gajardo, obliga a reflexionar, diseñar, crear y finalmente instalar nuevas prácticas educativas, acorde con nuevas formas de enseñanza-aprendizaje.

Según expresó la Dra. Gajardo Rodríguez, “la concreción de dicho propósito permitiría la generación de asignaturas virtualizadas, mediadas bajo modelos formativos tales como aquellos asociados al apoyo de la docencia presencial, la modalidad b-Learning (semipresencial) o e-Learning (a distancia), implementando así, en dichos formatos, asignaturas de distintas carreras de pregrado, cursos de Formación Integral y cursos impartidos por el Centro de Idiomas, con miras a continuar proyectando, en un futuro cercano, los distintos niveles de formación según las áreas de conocimiento que imparte la Universidad, tales como Postgrado, Programas de Continuación de Estudios, Cursos de Capacitación, entre otras”, ilustró la académica.

La asesora tecnológica del Área de Desarrollo Pedagógico y Tecnológico (ADPT) en la sede Chillán, Raquel Aburto Godoy, destacó que en lo operativo el proyecto considera el diseño de asignaturas y cursos en un entorno virtual de aprendizaje, integrando las herramientas virtuales en el diseño pedagógico de las actividades de aprendizaje; determinando y organizando los contenidos y materiales educativos, diseñando actividades, definiendo los productos y las evaluaciones.

Del mismo modo, se deberá brindar asesoría en la integración de las TIC en los procesos educativos a nivel de pregrado, contribuyendo a potenciar  las  actuales condiciones de formación, bajo el paradigma que requiere la educación virtual en los ámbitos del fortalecimiento de la interacción entre el profesor  y  el  estudiante;  la  relación  del  estudiante  con  el  conocimiento;  y la concepción del aprendizaje desde la perspectiva del estudiante que “aprende a aprender”.

La asesora tecnológica del ADPT en la sede Chillán también se refirió a las tareas que se deberán profundizar en cuanto a la capacitación en el uso pedagógico de las plataformas educativas, así como en el uso de diversos recursos digitales que potencien su enriquecimiento, además de apoyar la continuidad de las asignaturas virtualizadas, mediante la asistencia técnico pedagógica en temas relacionados con acción tutorial docente, soporte informático y gestión de contenidos en línea.

La administradora de la plataforma Moodle UBB, Bernarda Larenas Parra, también del ADPT, quien liderará el proceso como asesora tecnológica y de ejecución en la sede Concepción, señala que “esta iniciativa reviste todo un hito en la institución, dado que ésta viene a retomar y encausar distintas iniciativas que se han levantado en años anteriores, pero ahora, bajo una mirada proyectada a instalar y cimentar esta modalidad de educación como una sólida alternativa educativa, surgida en respuesta a una natural necesidad de crecimiento, la cual se alza en directa relación y coherencia con el crecimiento que la Universidad del Bío-Bío ha venido experimentando de manera exponencial -y desde sus distintas aristas- a nivel institucional”.

Por otro lado, prosigue, “el contar con Plataformas Educativas, revierte la imperante necesidad de optimización que dichos recursos tecnológicos, estando al servicio de procesos formativos, están llamados a ofrecer desde su génesis, y en este caso, muy especialmente, dada la concepción que sustenta y bajo la cual se encuentra enmarcado el Modelo Educativo que rige a nuestra institución”.

Finalmente, la profesional Larenas Parra indica que montar un proyecto de esta naturaleza implica estar a la vanguardia de los alcances que revierte la Tecnología Educativa, en su acción directa demanda contar con equipo multidisciplinario capaz de articular –o velar por la existencia de– las Dimensiones Pedagógicas de un Aula Virtual, entre ellas: la Dimensión Informativa (recursos y materiales de estudio), la Dimensión Práctica (actividades de experiencia aprendizaje individual o colectivas), la Dimensión Comunicativa (interacción entre profesor y estudiante), la Dimensión Tutorial y Evaluativa (seguimiento y valoración del aprendizaje).

Por ello, esta iniciativa, sostenida en la articulación de un trabajo colaborativo, contempla la incorporación y activa participación de profesionales con Conocimiento Pedagógico (Diseñadores Instruccionales expertos en espacios virtuales de aprendizaje), Conocimiento Tecnológico, Conocimiento de apoyo a la acción Tutorial, y profesionales expertos en el ámbito del la Estandarización Gráfica del material, equipo con el que se tendrá la misión de virtualizar un total de 11 asignaturas de Pregrado entre las sedes Chillán y Concepción (6 asignaturas (UGCM- Facultades), 3 asignaturas (UFI), 2 asignaturas (Centro de Idiomas).