UBB colaborará con Flacso en formulación de lineamientos de futura Estrategia Regional de Desarrollo de Ñuble

El rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, se reunió con la delegada presidencial para la instalación de la Región de Ñuble, Lorena Vera Arriagada, y el representante de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Flacso-Chile, Fabricio Franco Mayorga, quien propuso un mecanismo de colaboración en el marco del convenio suscrito entre la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo y Flacso, denominado “Formulación de Lineamientos de la Estrategia de Desarrollo Regional, Potenciamiento de la Identidad Cultural y Promoción de la Participación Ciudadana en el proceso de instalación de la Región de Ñuble”.

En el encuentro también participaron la prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera; el decano de la Facultad de Ciencias Empresariales, Benito Umaña Hermosilla; y el académico e investigador del Departamento de Ciencias Sociales, Jaime Rebolledo Villagra.

El rector Héctor Gaete Feres expresó que la UBB siempre ha colaborado y liderado estudios tendientes al desarrollo de los territorios regionales del país, particularmente en Biobío y Ñuble.

“Nuestra vocación es trabajar para el desarrollo de los territorios y además tenemos convicción regionalista. Estamos disponibles para trabajar porque esta es una Universidad pública y por lo tanto asume sus compromisos como corresponde a ese rol. Nosotros como institución hemos realizado 3 estrategias de desarrollo regional; la última la coordinamos con el intendente Rodrigo Díaz Wörner, y siempre hemos considerado esfuerzos colaborativos en pos del fortalecimiento de los territorios”, destacó el rector.

Al respecto, el rector Gaete Feres precisó que la Estrategia de Desarrollo Regional de la Región del Biobío que lideró la UBB, consideró también la entonces eventual creación de la Región de Ñuble, e igualmente, tras el mandato presidencial de evaluar el diseño e instalación de un CFT en Biobío, la Universidad consideró pertinente ir un paso más allá y aplicar la misma metodología en Ñuble, aun cuando todavía no se convertía en región.

“Uno de los conceptos esenciales para nosotros en la Universidad es el trabajo colaborativo entre distintas instituciones de los sectores público y privado. Tenemos mucha experiencia en ello”, aseveró el rector Gaete.

Por su parte, la delegada presidencial Lorena Vera Arriagada, valoró y destacó los diversos trabajos e investigaciones territoriales realizadas por la Universidad del Bío-Bío que han permitido sustentar buena parte del trabajo que permitió la creación de la Región de Ñuble.

“Flacso ya se ha vinculado con mucho del material generado por la Universidad, pero también creemos que es importante en este estudio, en la etapa de diagnóstico, poder generar plazos y redes de manera personal y profesional”, comentó la delegada.

A su vez, el investigador de Flacso Chile, Fabricio Franco Mayorga, explicó que se trabajará con una importante cantidad de información secundaria. Por ahora se abocan al levantamiento de información sobre la estructura social, económica e institucional del territorio, e igualmente se recaba información sobre lo que están haciendo los actores públicos y privados.

“Me refiero a información que viene del ámbito municipal, como también información sobre lo que están haciendo los servicios públicos a nivel regional. Pero también vamos a levantar los esfuerzos de inversión, la sistematización de estudios de inversión del sector privado, así es que estamos trabajando con distintas bases de datos”, reseñó.

Esto permitirá obtener una primera mirada que de acuerdo al cronograma de trabajo debería decantarse en el mes de marzo. “Ahí tenemos un primer espacio para poder discutir con los equipos de la Universidad e incorporarlos al proceso de mirada de evaluación crítica de este primer material”, explicó Franco Mayorga.

Tras la evaluación crítica de la información lograda se dará paso al segundo momento del proceso que se iniciaría a mediados de marzo y que consistirá en convocar a los actores públicos, privados y sociales del territorio en distintos talleres.

“Nuevamente, cuando tengamos la sistematización de esa información, que debería estar en algún lugar del mes de junio, también convocaremos al equipo de la Universidad para poder discutir la sistematización de los antecedentes y así poder hacer la integración del primer producto que es el diagnóstico”, ilustró Fabricio Franco.

El mismo proceso se repetiría en la segunda etapa consistente en la formulación de lineamientos propiamente tal. “También quisiéramos contar con vuestro apoyo. Esta etapa suponemos, así como está programado, debería finalizar en el mes de octubre aproximadamente”, manifestó el investigador de Flaco Chile.