UBB apoya a comunas de la Región de Ñuble para crear nueva Política Local de Infancia y Adolescencia

Exitosa fue la presentación del Proyecto de Extensión Relevante que realiza el Centro de Investigación e Intervención Social de la Escuela de Trabajo Social UBB, en conjunto con las Oficinas de Protección de Derechos de Ñuble. La iniciativa, denominada “Formulación participativa de la Política Local de Infancia y Adolescencia (Plia) y Desarrollo de Modelo de Acompañamiento Familiar Comunitario (AFC) en comunas de la nueva Región de Ñuble”, involucra actualmente a las 18 comunas que quisieron adscribirse.

La actividad contó con el saludo del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, las presentaciones del director de la Escuela de Trabajo Social y encargado del proyecto, Héctor Vargas, y la abogada Marcela Molina, además de la asistencia de alcaldes, así como del coro de señas de la Escuela Rosita O´higgins de Chillán.

Con este importante proyecto se pretende generar la vinculación bidireccional, según explicó el director de la Escuela de Trabajo Social, y consiste en que “como Escuela se apoye en la formulación de la política pública, así como recoger información para desarrollar reflexiones que se publicarán en investigaciones, las que principalmente tengan un impacto en la realidad, en la comunidad. A eso apuntamos”. Con ello “cada comuna se pone de acuerdo para determinar qué quieren conseguir con su población infantil en términos de desarrollo, protección y promoción de derechos, convivencia, y sobre todo en lo concerniente a su felicidad”, puntualizó Héctor Vargas.

El alcalde de Quirihue, Richard Irribarra, manifestó que “es una necesidad imperiosa donde podemos trabajar de buena forma. Queremos que las preocupaciones de las autoridades den frutos y se refleje en lo que ahora estamos construyendo”.

En tanto, la abogada Marcela Molina, especialista en el Instituto Nacional de Derechos Humanos, explicó a los presentes la importancia de adelantar el trabajo ante una exigencia internacional, a raíz de los distintos compromisos que ha suscrito nuestro país. “Felicito la iniciativa porque ya están articulados. Que esté detrás una universidad de gran prestigio es muy bueno. Pasa que he visto pocas políticas que realmente tomen en cuenta a los niños, ya que el adultocentrismo es el gran problema. Si no levantamos la opinión de los niños y vemos cómo les afecta a ellos, no tiene sentido, sería un papel, una firma y una foto”, afirmó la profesional.

 

 

 




Laboratorio único a nivel nacional permitirá acortar los tiempos de construcción

En la actualidad se construyen proyectos y una vez en funcionamiento recién se encuentran errores de operación, como por ejemplo una oficina mal ubicada, es esta problemática la que se quiere evitar con el Laboratorio de Diseño Integrado de la Universidad del Bío-Bío, único a nivel nacional con este enfoque y que está liderado por el Dr. Eric Forcael quien se adjudicó un Fondecyt Regular 2017.

El investigador  explicó que el Laboratorio funciona a través del uso de Simulación de Eventos Discretos y “Building Information Modeling” (BIM), bajo un ambiente de colaboración extrema, sistema desarrollado por la Nasa que fue adaptado para ser utilizado en este laboratorio y que busca acortar los tiempos de construcción, en el que los participantes se reunirán tres veces a la semana, en sesiones de tres horas, para lograr un alto grado de interacción bajo esta dinámica y cuya extensión dependerá de la complejidad del proyecto.

“El Laboratorio permite optimizar los procesos de elaboración de proyectos, principalmente públicos, como municipalidades o Centros de Salud Familiar, pues los diversos profesionales que participan pueden trabajar en paralelo en este espacio físico, donde de haber reparos, observaciones o inconsistencias, éstos podrán ser abordados inmediatamente. Además, incorpora la simulación del funcionamiento de la edificación, lo cual es bastante novedoso”, precisó.

El especialista señaló que en el Laboratorio están participando estudiantes, principalmente de las ingenierías Civil e Industrial y Arquitectura, “esto es beneficioso para su formación previo a egresar y la idea es seguir aumentando la participación de estudiantes tanto de pre como posgrado de la Universidad, ya que éste es un espacio abierto a la comunidad universitaria”.

Si bien el Laboratorio estará ubicado en la sede Concepción, se espera que el impacto de su uso pueda llegar a los distintos servicios públicos de las regiones de Ñuble y del Biobío, y con ello fomentar el posicionamiento del Departamento y la Universidad, “que la gente pueda enterarse de nuestro quehacer también nos proyecta como institución de educación superior que está a la vanguardia en la construcción de conocimiento y su aplicación”, sentenció.

El objetivo del proyecto es mejorar algunos indicadores de desempeño clave, como la disminución en el tiempo de ejecución de un proyecto y el número de inconsistencias entre especialidades, así como mejorar el porcentaje de negociaciones exitosas entre los distintos profesionales involucrados en un proyecto de construcción público.

Cabe señalar que en el marco del lanzamiento del Laboratorio se realizó el primer simposio de Innovación en Gestión Integrada de Proyectos y que lideró el académico asociado del Departamento de Building Construction de Georgia Tech, USA, Dr. Baabak Ashuri, quien expuso sobre BIM y análisis de datos.

El proyecto está conformado además por un equipo multidisciplinario de académicos, Dr. Francisco Ramis, del Departamento de Ingeniería Industrial y actual decano de la Facultad de Ingeniería; Jaime Soto, del Departamento de Ciencias de la Construcción y el Dr. Rodrigo García, director del Doctorado en Arquitectura y Urbanismo de la UBB.

Esta iniciativa, que está en su segundo año de ejecución, cuenta con el apoyo institucional de la Dirección de Investigación de la Universidad del Bío-Bío.