En Concepción y Chillán se dio inicio al programa de aniversario 2018

Con actos realizados simultáneamente en Concepción y Chillán, el lunes 9 de abril se dio inicio oficial a la celebración del septuagésimo primer aniversario de la Universidad del Bío-Bío. En la sede penquista, debido a la lluvia, la partida de las actividades conmemorativas se trasladó al hall del Aula Magna, mientras que en el Campus Fernando May, directivos, académicos, estudiantes y funcionarios administrativos se congregaron frente al edificio de la Prorrectoría para el tradicional izamiento de la bandera.

Por Cristian Villa R. y Mariana Gutiérrez V.

En Concepción, la ceremonia fue encabezada por el rector Héctor Gaete Feres, quien señaló que la conmemoración de un nuevo aniversario nos da la ocasión de reunirnos y detenernos en lo que hemos hecho el último año. Tanto en los aciertos como en los errores, advirtió. Recordó también la vasta tradición académica de nuestra institución, nacida en 1947 con la creación de la Universidad Técnica del Estado.

El aniversario es igualmente una oportunidad de agradecer a quienes, tras una larga trayectoria en nuestra casa de estudios, se han acogido a retiro durante el reciente período, agregó. Debemos reconocer su esfuerzo y su contribución al crecimiento de nuestra Universidad, dijo.

La autoridad universitaria destacó asimismo que el desarrollo institucional es valorado por la comunidad, la que nos demanda continuar avanzando. La sociedad nos exige más porque aprecia lo que hemos logrado y sabe que la UBB tiene las capacidades para seguir adelante, subrayó.

La ceremonia de inicio de los festejos del septuagésimo primer aniversario comenzó con la interpretación del Himno de nuestra Universidad y consideró, además, la participación del grupo de proyección folclórica Traful, bajo la dirección del profesor Mauricio Santana. El conjunto conformado exclusivamente por estudiantes de nuestra corporación interpretó tres pies de cueca y se ganó los aplausos de los asistentes. Entre ellos, autoridades universitarias, dirigentes de las organizaciones estamentales, académicos, alumnos y funcionarios de distintas unidades de la sede.

En tanto, en la sede Chillán, el acto se realizó en el Campus Fernando May. Correspondió a los estudiantes de Pedagogía en Educación Física e integrantes de la selección de Atletismo, Marjorie Navarrete del Valle y Javier Pinilla Candia, izar el pabellón nacional.

En la oportunidad, la prorrectora Gloria Gómez Vera, se refirió a los diversos logros que demuestran el crecimiento y desarrollo institucional.

Asimismo, destacó el aporte que las distintas generaciones de estudiantes, académicos y funcionarios administrativos han realizado, siempre con el afán fortalecer a la Universidad.

“En esta fecha vienen a la memoria tantos rostros de colegas, amigos y compañeros de ruta que ya no están con nosotros. Evocamos con añoranza y agradecimiento a quienes nos antecedieron y sentaron las bases de nuestra actual Universidad birregional, enraizada profundamente en Ñuble y Biobío. Les honramos con nuestro recuerdo, pues cuando lo hacemos, parte de ellos vuelve a la vida con nosotros. A través del pensamiento los traemos a este espacio, les agradecemos y reconocemos. Al recordarles también les unimos con las nuevas generaciones de estudiantes, académicos y funcionarios administrativos, ligándonos unos a otros por medio de un lazo invisible que atraviesa generaciones”, manifestó.

La prorrectora Gloria Gómez también relevó el espíritu de superación y afán de progreso que ha caracterizado a quienes integran esta casa de estudios superiores.

“Lo que ha hecho grande a nuestra institución es la voluntad de superación de todos sus integrantes. De sus alumnos que optan por ser mejores; de sus académicos que cursan postgrados y desarrollan investigaciones; de los funcionarios administrativos y auxiliares que con su trabajo de calidad contribuyen al logro de los objetivos institucionales. La Universidad es, por tanto, un gran trabajo y logro colectivo. Todas y todos hemos sido y somos importantes, y cada quien con sus talentos suma a esta obra en constante ejecución que nunca se detiene. No olvidemos que las instituciones son finalmente, lo que son sus hombres y mujeres”, aseguró.

Como es tradicional en este acto, el Taller de Folclore del Departamento de Arte, Cultura y Comunicación de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, integrado por estudiantes, funcionarios y exalumnos de la UBB, dirigidos por el académico Rogelio Navarrete Gahona, ofreció el tradicional esquinazo con que se da inicio al programa conmemorativo de un nuevo aniversario.