Orquesta y coro de la UBB emocionaron con interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven en el Teatro Biobío

Ante más de mil personas el coro y orquesta de Universidad del Bío-Bío realizó su primera presentación en el Teatro Biobío, oportunidad en la que el elenco de músicos interpretó la “Sinfonía Nº9” de Ludwig van Beethoven, en marco del septuagésimo primer aniversario de la institución.

Por Valentina Álvarez y André Alvial.

 

El director de Extensión, Igor Concha, señaló que la presentación es un hito para la Universidad, pues es la primera gran obra que cuenta con la participación de todos los elencos. “Estamos muy contentos, todos disfrutamos en el escenario, fue un día muy significativo con la novena sinfonía de Beethoven que es un gran himno de unión y ese es el mensaje que queremos dar como universidad y como ciudad”, expresó.

Asimismo, indicó que el trabajo demuestra cómo han crecido junto a los profesionales y a los jóvenes preuniversitarios. “Es una labor ardua que deja ver la pasión, la dedicación que tenemos. Isabel Almeyda, dirigiendo el Conservatorio de Música Laurencia Contreras; Marioly Inostroza, a cargo del Coro de Estudiantes; Jaime Cofré, dirigiendo la Orquesta, yo con el Coro de Cámara; y el apoyo de exalumnos, excoristas y amigos del Conservatorio para completar un gran coro sinfónico, nunca antes visto en nuestra Universidad.  Es una muestra de todo un equipo, desde los profesores que forman hasta los funcionarios que nos apoyan para lograr una presentación de calidad dedicada al público”.

Así también lo destacó el rector de nuestra institución, Héctor Gaete, quien manifestó que en concierto sinfónico coral contó en el escenario con cerca de 140 músicos que lograron emocionar a los asistentes. “Me llama mucho la atención cómo hemos logrado en nuestra institución, a través del Conservatorio, que jóvenes interpreten instrumentos muy difíciles junto a personas ya consagradas, esa mixtura que hacen ellos da como resultado esta obra maravillosa que tiene partes emocionantes y nos llena de placer y de agradecimiento hacia nuestra institución y a todos esos artistas”.

Para la contralto, Nicole Burboa (15) quien ingresó al coro de la Universidad junto a sus hermanas, el año 2011 con 8 años de edad, comentó que fue un gran logro el interpretar esta obra, la que requirió varios meses de preparación, “fue todo un privilegio el haber presentado en el Teatro Biobío que es representativo de la ciudad, por tanto el concierto cobra un valor especial para nosotros, donde pudimos invitar a nuestras familias a que nos vieran en este gran escenario”.

Para el violinista y concertino, Alejandro Domínguez (17), quien pertenece a la Orquesta del Conservatorio Laurencia Contreras, haber presentado en el Teatro Biobío fue un privilegio, “pero en general donde se toque esta obra es todo un desafío, independiente del escenario”, aseveró.  Entre otros el rol del Concertino, que es la persona de mayor jerarquía después del director, es encargarse de la afinación de la Orquesta (sólo cuerda). “Para mí y a esta edad tener esta labor de ser Concertino, más en una orquesta como ésta en que todos son grandes músicos, es un honor”, sentenció.

El director Jaime Cofré, en tanto manifestó que “siempre el escenario donde se interpreta una obra es relevante, más aún al ser el Teatro de la Región, pero en Chillán tuvo una alta importancia, pues fue la primera vez que la interpretabamos en público, aunque ambos conciertos tienen su significancia. Tocar esta obra es un desafío mayor para cualquier orquesta y coro, es muy exigente vocalmente, y para la orquesta requiere de un trabajo de resistencia importante, de igual forma fue un aprendizaje profundo para mí, ya que es primera vez que la dirijo, así que espero que a futuro podamos volver a interpretarla. Me alegra además el nivel de convocatoria que tuvo, como director es una satisfacción enorme saber que todos pudieron disfrutar”.

En relación a la preparación el Director expresó que, “tardamos dos meses, con ensayos de tres horas todos los lunes, para poder montar la obra. Nuestra meta es acercándonos lo más posible a una orquesta profesional, por lo tanto haber podido ejecutar esta obra con un gran nivel de precisión y con esta cantidad de ensayos me deja satisfecho, todos estuvieron a la altura de este gran desafío”.