Escuela de Enfermería UBB aporta nuevos profesionales de la salud al país

El Premio Universidad del Bío-Bío, el reconocimiento académico más importante del nivel de pregrado, recayó en la egresada Camila del Pilar Godoy Escobar. Dicho galardón fue entregado por el rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres. En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil fue para Melisa Fuenzalida Fuentes.

El Aula Magna ubicada en el Campus Fernando May brindó el marco a la simbólica ceremonia de entrega de títulos de diploma profesional de la Escuela de Enfermería.

El acto fue presidido por el rector de la Universidad del Bío-Bío, Héctor Gaete Feres, junto con la prorrectora Gloria Gómez Vera; el secretario general Ricardo Ponce Soto; el decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Jorge Moreno Cuevas; la directora del Departamento de Enfermería, Juana Cortés Recabal, la directora de la Escuela de Enfermería, Pamela Montoya Cáceres, además de la presencia de directivos universitarios, de escuelas y departamentos de la Facultad y familiares de los recién titulados.

En la oportunidad, la directora de la Escuela de Enfermería, Pamela Montoya Cáceres, valoró el esfuerzo que supone para las y los jóvenes, así como para sus familias, acceder a la educación superior y convertirse en profesionales.

“Son años de estudio, de reflexión, de sacrificios compartidos en que se ha luchado incansable y permanentemente por alcanzar una meta y la muestra evidente de que ello se ha logrado lo constituye la presencia de ustedes en esta solemne ceremonia. Sin duda, nada ha sido fácil y se ha tenido que transitar por caminos agrestes, pero ello tiene un aspecto favorable porque sólo así se templa el espíritu y se forjan los grandes hombres y mujeres que aportarán al país sus renovados conocimientos profesionales y su experiencia. La Universidad del Bío-Bío ha puesto sus mejores esfuerzos, a la vez que los recursos profesionales, académicos, de infraestructura y de apoyo docente”, aseveró la directora.

La directora Montoya Cáceres también llamó a los jóvenes a ejercer la profesión con seguridad en atención a que recibieron una educación basada en valores y en sólidos conocimientos científico-humanistas. “Accedan al ejercicio profesional con mucha responsabilidad, empatía y multiplicidad de conocimiento, pero acompáñenlo siempre de mucha humildad, con trato digno y cuidado humanizado, especialmente con quienes están más vulnerables. Recuerden que el enfermo y su familia “puede que olviden el nombre de ustedes, pero jamás olvidarán cómo lo hicieron sentir”. Estén alerta para no caer en la rutina y el conformismo profesional. No se queden tranquilos porque ya alcanzaron una meta, ya que vendrán otras nuevas, implicando el concepto de la educación permanente, que seguramente les acompañará a lo largo de su desarrollo profesional. Sólo así podrán continuar proyectándose con esperanza y con altas posibilidades de alcanzar todos aquellos objetivos que se tracen”, reflexionó.

Tras el mensaje de la académica Pamela Montoya, las egresadas y egresados recibieron la Luz por parte de las docentes Ángela Astudillo Araya en representación del área Intrahospitalaria, y de Juana Cortés Recabal, representando el área Comunitaria. Dicha Luz representa el conocimiento y la experiencia en el desempeño profesional.

Correspondió al académico José Leiva Caro dirigir la toma de juramento profesional que tradicionalmente realizan las nuevas y nuevos enfermeros de la Universidad del Bío-Bío.

Posteriormente, los jóvenes recibieron su diploma de título profesional de manos de las académicas del Departamento de Enfermería, Patricia Letelier Sanz y Carmen Luz Muñoz Mendoza.

Durante el acto se hizo entrega de reconocimientos institucionales con el propósito de relevar los aportes y trayectorias de los estudiantes más destacados.

El Premio Universidad del Bío-Bío, el reconocimiento académico más importante del nivel de pregrado recayó en la egresada Camila del Pilar Godoy Escobar. Dicho galardón fue entregado por el rector de la Universidad, Dr. Héctor Gaete Feres.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil fue para Melisa Fuenzalida Fuentes, quien lo recibió de manos del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

El Premio Escuela de Enfermería, otorgado por la propia carrera, distinguió a los estudiantes Jaime Castro Zapata, Melisa Fuenzalida Fuentes, Francisco Muñoz Contreras, Bastián Palma Riquelme y Paloma Plaza Santana.

El Colegio de Enfermeras Sub-Sede Ñuble también estuvo presente en la jornada y reconoció a la estudiante con el mejor promedio de prácticas clínicas. Lissette Inostroza Garrido obtuvo dicho reconocimiento, el cual fue conferido por la presidenta del colegio, enfermera Sandra Moreno Palma.

A su vez, Camila Godoy Escobar recibió el premio que anualmente otorga la empresa transnacional 3M Chile, a través de su División Médica.

La Dirección General de Comunicación Estratégica, por medio de la Unidad de Difusión y Promoción de Carreras, distinguió a Paloma Plaza Santana y Jaime Castro Zapata.

La promoción de nuevos profesionales también reconoció a la mejor compañera de dicha generación, distinción que recayó en Carolina Véjar Quezada.

En representación de la nueva generación de profesionales de la salud, el enfermero Francisco Petrinovic Cabezas brindó el discurso de despedida, reconociendo la trascendencia de la etapa formativa vivenciada en la Escuela de Enfermería de la Universidad del Bío-Bío.

La velada consideró la presentación artística de la Orquesta de Cámara Estudiantil de la Universidad del Bío-Bío sede Chillán, bajo la dirección del profesor de artes musicales Pablo Barría. La orquesta estuvo compuesta por las estudiantes Evelyn Ferrada, Nicol Vilches, Abigail Flores (todas ellas en violín); Tiara Sandoval (viola), Vasny Hernández (violoncello) y Melisa Fuenzalida (flauta traversa).