Estudiantes de Grand Valley State University cursan con éxito el Programa de Español para Extranjeros UBB

La académica del Departamento de Artes y Letras, Florencia Casanova Luna, coordinadora académica del Programa de Español para Extranjeros, explicó que la pasantía se estructura en un “curso teórico-práctico destinado al conocimiento y uso del idioma castellano como segunda lengua, tendiente al desarrollo de las habilidades comunicativas básicas, con un enfoque comunicativo gramatical que profundice en aspectos relevantes de la cultura chilena e hispano-americana”.

El programa considera las asignaturas de Cultura y Literartura, Lengua Española y Español para Profesiones Médicas.

En este marco, según comentó Casanova Luna, el principal objetivo apunta a “desarrollar las habilidades comunicativas orales y escritas, usando el estudio de la lengua española y la cultura chilena como herramientas para la educación. Con énfasis en aspectos culturales, históricos y sociales de la cultura chilena e hispano-americana”, aseveró.

La nómina de estudiantes provenientes de Grand Valley State University (GVSU) está compuesta por Grace Glemboski, Leticia Franco-Steele, Tanner Robertsen, Garret O´Dea, Jenna Leveille, Sarah Shaffer, Shanen Ziegler, Haley Bean y Julia Hildebrand

Al ser consultados, los jóvenes expresaron que optaron por la Universidad del Bío-Bío pues querían vivir una experiencia en un país latinoamericano y en este caso, se trata de una opción conveniente desde el punto de vista económico y académico.

Garret O´Dea, Tanner Robertsen y Shanen Ziegler comentaron que la experiencia ha sido positiva. Todos ellos compartían el interés por conocer sobre la cultura local y coinciden en el muy buen recibimiento de las familias chilenas que les han acogido durante estas semanas. “Yo quería conocer los Andes porque en Michigan no hay montañas”, ilustró Shanen Ziegler.

Por su parte, Leticia Franco-Steele, comentó que el nivel de inglés de los jóvenes visitantes era diferente, aun cuando todos debieron rendir un nivel mínimo para poder realizar la pasantía. “Tenemos un nivel básico para poder comunicarnos. Debíamos ser capaces de comunicar ideas generales muy simples”, ilustró.

El grupo de estudiantes cursa estudios en Historia, Ciencias Médicas, Relaciones Públicas, Finanzas, Enfermería, Psicología, Biología y Computación e Informática.

La mayoría tenía referencias del país y de la UBB pues jóvenes de GVSU que han visitado Chile en años anteriores, han compartido con ellos parte de sus experiencias.

Entre los aspectos que más llaman la atención de los estudiantes de Grand Valley State University se cuenta el gran número de perros vagos en las calles y en la propia universidad. En un aspecto más relacional, les llama la atención la mayor cercanía física de las personas en su trato diario. “Los chilenos besan mucho. En EE.UU. cuando conocemos a alguien mantenemos más distancia; aquí son más cercanos. También nos damos cuenta que a las personas les llama la atención vernos en la calle”, aseguraron.

Durante su tiempo en Chile han aprovechado de visitar algunos sitios de interés turístico como Viña del Mar, Valparaíso y Santa Cruz en la Región de O’Higgins, entre otros puntos.

“Este es el quinto año consecutivo que un grupo de estudiantes de Grand Valley State University eligen a la Universidad del Bío-Bío como destino, no sólo para profundizar sus conocimientos en la práctica del idioma español, sino para vivir y compartir la cultura”, comentó.

“Para ellos también es un desafío pues se encuentran lejos de sus hogares, deben conocer una cultura diferente y eso les permitirá adquirir una visión más rica de la realidad”, aseveró la académica Florencia Casanova Luna.




Escuela de Arquitectura entregó diplomas de título a 38 profesionales

Treinta y ocho egresados recibieron sus diplomas de título durante la ceremonia organizada por la Escuela de Arquitectura, en el Aula Magna de la sede Concepción. La actividad estuvo presidida por el rector de nuestra casa de estudios, Héctor Gaete, y contó con la presencia del decano de la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño, Roberto Burdiles; autoridades universitarias, académicos, funcionarios, familiares y amigos de los egresados.

El director de la Escuela de Arquitectura, Jaime Jofré, felicitó a los titulados por el esfuerzo y la tenacidad demostrada por alcanzar este sueño. Asimismo, les recordó que “el Chile de hace cinco años, cuando ustedes comenzaron sus estudios, ha experimentado cambios que debemos asumir como arquitectos formados en una universidad estatal, garante del uso democrático de los espacios,  públicos, de diseñar edificios pensando en el bien común y la construcción social de la ciudad, escuchar a quienes demandan una vivienda digna, respeto hacia la diversidad y el medioambiente, respeto hacia ellas, a su rabia y su dolor, porque más allá de las formas famosas y deslumbrantes, la tarea de la arquitectura es sobre todo convertir los espacios que diseñamos en lugares donde se desarrolle la vida y se celebre la convivencia”, expresó.

Luego de la entrega de diplomas de título a los 38 egresados, se procedió a reconocer la labor de los arquitectos en sus actividades profesionales y personales.

El Premio Escuela de Arquitectura fue para Diego Bustos, por obtener el rendimiento promedio más alto considerando toda su trayectoria académica en la Escuela.

Igualmente, se entregaron los premios Mejor Proyecto de Título, que recayó en Vivienda colectiva, del titulado Diego Contreras;  Mejor compañero fue para los arquitectos Juan Leiva y Pablo Garcés; Colegio de Arquitectos que entregó la organización gremial al estudiante que obtuvo el mejor rendimiento promedio en las asignaturas de taller, que en esta oportunidad fue para Fernanda Valenzuela; y Titulado destacado por su compromiso social que otorga el Servicio de Asistencia Técnica del Colegio de Arquitectos, distinción que recayó en Solange Barros.

En representación de los titulados, Solange Barros, felicitó a sus compañeros y señaló que “la carrera de Arquitectura es un sueño, una experiencia inigualable. Ser estudiante de arquitectura, independiente del esfuerzo que parece casi invisible a ratos,  no es otra cosa que un privilegio, lo que abre los ojos, te convierte en un ser consciente y crítico social, deseando transformar el mundo, creyendo que en ti están las mejores ideas para poder generar los cambios. La UBB te forma como un verdadero luchador, solidario, sencillo aterrizado en muchos ámbitos, sobre todo sociales. Existe entre nosotros, los hijos de la UBB, una solidaridad y empatía que traspasa las diferentes profesiones. Cuando te encuentras con otro compañero de universidad, te encuentras con un amigo;  y cuando te encuentras con un excompañero de Escuela, sin importar la generación, te encuentras con un cómplice”, aseveró.

En la ocasión, también se distinguió la labor de la secretaria de la Escuela, Gina Gelmi y de los auxiliares, Javier Hormazábal y Marco Córdova.