Académicos se adjudicaron becas postdoctorales

Académicos de la Universidad del Bío-Bío, de los Departamentos de Gestión Empresarial y Ciencias Básicas, Virna Ortiz y Aníbal Coronel, respectivamente, se adjudicaron las becas postdoctorales que otorgó la Fundación Carolina, de España. De igual manera el investigador del Centro de Investigación en Tecnologías de la Construcción (Citec), Alexis Pérez, se adjudicó la “Becas Iberoamérica jóvenes profesores e investigadores Santander Universidades”, de Banco Santander.

Al respecto la directora general de Relaciones Institucionales, Maureen Trebilcock, explicó que las becas de la Fundación Carolina se postulan a través del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas, para estadías postdoctorales a universidades españolas, en tanto las de Banco Santander es por postulación directa desde la Universidad, “es primera vez que obtenemos una beca postdoctoral con la Fundación, que este año, a nivel latinoamericano sólo destinaron un total de 60 becas. Estas adjudicaciones son positivas, pues podemos contar con otras fuentes de financiamiento para que los académicos continúen internacionalizar sus investigaciones, las que además se ven enriquecidas por contar con información pertinente y de punta, traduciéndose en un aumento de la productividad académica. Es de esperar que todos los años los académicos se puedan adjudicar estas becas y además se sumen otras”.

Por su parte la académica del Departamento de Gestión Empresarial de la Facultad de Ciencias Empresariales, sede Chillán, Dr. Virna Ortiz, explicó que gracias a la adjudicación de un proyecto de la Red Latinoamericana Cyted, que titularon Agro-Bigdata, Sistemas de soporte a decisiones, (DSS, por sus siglas en inglés) para un sector agropecuario sostenible, 2016-2019, fue invitada por el Dr. Lluìs Plá, el 2016 a la Universidad de Lleida a trabajar en docencia e investigación. “En ese contexto, surgió la motivación de poder postular a esta beca de en qué estaré dos meses nuevamente en la Universidad de Lleida, lo que me permitirá seguir avanzando con aquél proyecto. Habérmela adjudicado es una gran oportunidad para fortalecer líneas de trabajo, avanzar con lo que se tiene en curso, así como el fortalecimiento en términos de colaboración y experiencia alcanzada tanto para el grupo de investigación en Lleida, como para la línea de desarrollo presente en el grupo de investigación agronegocio de nuestra universidad. En el plano personal estoy muy feliz, ya que permite validarme como profesional”, precisó.

En tanto el académico del Departamento de Ciencias Básicas de la Facultad de Ciencias, sede Chillán, Dr. Aníbal Coronel, quien estará tres meses en la Universidad de Valencia, comentó que su motivación principal por postular a la beca es continuar las actuales colaboraciones con colegas de España, “estoy contento de haber sido seleccionado, pues esto me permitirá concretar parte del proyecto que estoy desarrollando en el área de flujo de medios porosos, además el estar investigando en un centro de Investigación Europeo ayudará a incrementar mis nexos científicos”.

El académico que desarrollará su investigación con el director del Grupo de Investigación ANIMS de la Universidad de Valencia, Pep Mulet, en torno al análisis matemático y numérico de un problema inverso, problemática con diversas aplicaciones industriales tales como en la extracción secundaria de petróleo, en la elaboración de compuestos en química farmacéutica, elaboración de filtros en la contaminación aérea, entre otros. “El beneficio principal, más allá del desarrollo del proyecto, es establecer un vínculo de colaboración entre el ANIMS y el Grupo de Matemática Aplicada de la UBB, cuya dirección está actualmente a mi cargo”, comentó.

Beca Santander

Por otra parte el académico del Citec, Dr. Alexis Pérez, quien se adjudicó la Beca del Banco Santander, manifestó que es gratificante contar con el apoyo del Departamento, ya que fue el Director del centro quien lo postuló para la única beca que dio la institución para la Universidad del Bío-Bío. “Actualmente estoy desarrollando un proyecto Fondecyt que me adjudiqué, el cual trata sobre el mejoramiento energético en viviendas sociales a través de modelos de confort adaptativos y modelos matemáticos, pero a través de su estadía de tres meses en la Universidad de Cádiz intentará aplicar a su investigación la modalidad de la lógica difusa, es decir cómo un valor dentro de un grupo determinado tiene peculiaridades y dentro de otros grupos es totalmente diferente, para lo cual recibirá como guía al experto en la materia, Jesús Granada”, aseveró.

En relación a los beneficios personales y a nivel institucional que esto puede traer, comentó que, “la idea es que se puedan abrir líneas de investigación que uno no puede desarrollar sin el conocimiento adecuado, ya que si se logra aplicar a los modelos de confort térmico, es posible abrir un campo enorme para postular a otros proyectos”.




Alta convocatoria tuvo concurso de software 2018

Un total once académicos y diez funcionarios fueron beneficiados con el concurso 2018 del Directorio de Software de la Universidad del Bío-Bío, para adquirir licencias de software.

En total se asignaron más de 47 millones para la adjudicación de las licencias que favorecerá a toda la Universidad pero directamente a las Facultades de Ingeniería y ciencias, además de Biblioteca, Informática, dirección de Admisión y Registro Académico (Darca), entre otros.

Al respecto el Vicerrector de Asuntos Económicos, Francisco Gatica, entendiendo la importancia del licenciamiento de software para los alumnos de la Universidad, se asignaron recursos adicionales con la finalidad de mejorar la gestión de los laboratorios de alumnos con una compra masiva del software Deep Freeze – Enterprise. “la universidad tiene un parque de computadores bastante amplio, pero a través de la adquisición de este software permite bajar el riesgo para los equipos, éste ha sido un gasto recurrente a nivel institucional, así como de internet inalámbrica, pues responde a condiciones de infraestructura de también debemos prever e invertir en constantes mejoras”  precisó.

Al respecto el Jefe del Departamento de Servicios Tecnológicos, Natanael Guerrero, quien fue uno de los beneficiarios con la compra de este software Deep Freeze, explicó que “permite que cada vez que el computador se use, este vuelva a su estado original, como si fuera nuevo, lo que permite que los equipos de los laboratorios  estén en un buen estado de software, esto facilitará el trabajo de los encargados de los laboratorios, en relación a la mantención de los equipos, además de ofrecer a los alumnos y funcionario equipos en óptimas condiciones. Por tanto se agradece la instancia y es de esperar que siga en aumento”, comentó.




Nuevos trabajadores sociales UBB contribuirán al desarrollo del país

En una ceremonia realizada en el Aula Magna de la sede Concepción, la Escuela de Trabajo Social de nuestra Universidad entregó los diplomas de título a 24 egresados y egresadas de la carrera. 

En la ocasión, la jefa de Carrera, Soledad Reyes, manifestó que ser trabajador social implica que los temas de justicia social no sólo pasan por la distribución de los bienes sino por el reconocimiento de la identidad de los sujetos que históricamente han sido subalternos, con cero posibilidades de reconocimiento. Asimismo, valoró la formación que se da en la Universidad, la que subrayó va más allá del aula, pues también tiene que ver con las competencias que los jóvenes desarrollan en distintas instancias de encuentro.

Luego de la entrega de los diplomas de título a los 24 profesionales, se reconoció a los estudiantes que destacaron por sus méritos académicos y personales.

El Premio Universidad del Bío-Bío recayó en Juan Carlos Ruminot, por cursar la totalidad de los estudios conducentes al título en esta Universidad, completar sus estudios en el número de semestres académicos contemplados en el respectivo programa, aprobar todas las asignaturas en primera oportunidad y obtener el promedio ponderado final más alto de su promoción.

Asimismo, se entregaron los premios al Desarrollo Estudiantil que fue para Natalia Araya; y el de Grupos Artísticos de la Universidad del Bío-Bío que recayó en Marlene Rivera por su destacada participación en el Conjunto de Cantos y Danzas Tradicionales de la UBB.

 

Igualmente, la Escuela entregó el reconocimiento Fernando Farias Olavarría a Tatiana Sánchez por su perseverancia, constancia y un gran interés en el desarrollo de la investigación en el Trabajo Social.

En representación de los titulados intervino Viviana Castillo, quien indicó que este es el término de un ciclo de la vida personal y académica, con la importancia que ello trae consigo para comenzar los nuevos “con más experiencia, fuerza y, quizás con menos errores y así continuar avanzando y encontrar lo que buscamos”.  Además, agradeció el apoyo de sus familias que les permitió conseguir los logros, gracias a que les brindaron esperanza y motivación. También tuvo palabras para aquellos maestros que les enseñaron a “ver la vida desde una perspectiva distinta, con más tolerancia, más empatía y más autonomía” , recordando especialmente a la profesores Carla Osorio y Fernando Farias.