Funcionarias expusieron su tesis de magíster en Universidad de España gracias a Beca de postgrado

Dos funcionarias de la Dirección de Informática de la sede Concepción, Patricia Figueroa y Leyla Cares, presentaron su tesis del magíster en gestión de empresas, de la Facultad de Ciencias Empresariales, en la 13° Conferencia Ibérica de Sistemas y Tecnología de información (CISTI 2018) en la Universidad de Extremadura, Cáceres España, gracias a la adjudicación de la beca de la Dirección de Postgrado, además del apoyo de la Dirección de Desarrollo Estudiantil.

Ambas funcionarias valoraron positivamente la instancia y el apoyo recibido por parte de su Dirección para poder realizar el magíster. Para Patricia Figueroa la actividad fue una experiencia enriquecedora, donde pudo compartir con investigadores de diversos países, como Portugal, España, Argentina, entre otros. En tanto Leyla Cares manifestó que lo llamativo es que hubo retroalimentación hacia sus tesis, “llamó la atención además que fuese nuestra Universidad quien brindó el apoyo a través de becas para poder participar de la conferencia”, precisó.

Cabe señalar que la investigación de Leyla Cares, se tituló “Diseño de una arquitectura empresarial, para el área de pregrado de las universidades de Chile”. Trabajo que tomó una columna estratégica común en todas las universidades, que son los criterios de calidad para acreditación, tanto institucional como por carrera. Por su parte Patricia Figueroa  centró su estudio para intentar relacionar el éxito de los sistemas de información con el desempeño de la organización, a través de las variables de satisfacción laboral y compromiso laboral, esto en instituciones de educación superior universitarias. Estudio preliminar que la funcionaria realizó con 50 encuestas.

 

 

 

 

 




Estudiantes de Enfermería capacitaron en autocuidado y primeros auxilios a profesores y adultos mayores

Con adultos mayores, profesores, estudiantes y académicos de la Escuela de Enfermería se llevó a cabo la ceremonia de entrega de certificados a los participantes de las capacitaciones que los jóvenes de cuarto año de la carrera impartieron en cinco instituciones. Los beneficiados fueron la Junta de Vecinos Villa Magisterio, Escuela Gabriel Mistral, Escuela Arturo Mutizabal, Escuela Arturo Merino Benítez y Jardín Infantil Estrellitas del Futuro. La actividad se realizó en el Aula Magna del campus Fernando May.

La académica a cargo, quien imparte la asignatura Educación Permanente en Salud, Aurora Henríquez Melgarejo, explicó que las capacitaciones están en el marco de su ramo, donde se conformaron cinco grupos, los que hicieron un diagnóstico participativo educacional de las organizaciones. A través de los resultados de la encuesta, fueron las propias instituciones quienes definieron los conocimientos que querían obtener.

“Nuestro grupo aplicó la capacitación en primeros auxilios básicos en el Jardín Infantil Estrellitas del Futuro, donde se consideró la atención a niños, pero también para que se pueda aplicar en adultos. El trabajo se concentró en ocho sesiones y se trató desde curaciones, hasta cómo reaccionar a heridas, e incluso a realizar reanimación”, comentó la estudiante Amanda Figueroa Contreras. “En las sesiones estaba incluido todo el personal del jardín, no sólo las educadoras de párvulo. Yo nunca había hecho esto y fue muy grato, ellas aprendieron bastante, lo que se demostró con una evaluación práctica final”, agregó la joven que cursa cuarto año de Enfermería.

Muy agradecida por el profesionalismo mostrado por los jóvenes estudiantes se mostró la presidenta de la Junta de Vecinos Villa Magisterio, Clarisa Acuña Muñoz. “Donde vivimos somos más de un 90 por ciento los adultos mayores, no obstante, la participación en este tipo de actividades es muy alta. Los cursos son parte también de la recreación, muy importante porque he visto que hay un cambio en mis vecinos, hay una animosidad por aprender algo y sentir que valen, ha sido todo muy bueno”, detalló Acuña.

La vecina destacó además que ya han realizado otras actividades con la Universidad del Bío-Bío, “considero muy interesante ese acercamiento con la UBB, porque permite ver que las universidades no están cerradas a la comunidad, y que no son exclusivamente de los jóvenes”.

 

 

 




Académico UBB publica libro “Estudios sobre la Capital del Sur: Ciudad y sociedad en Concepción 1835 – 1930”

El académico del Departamento de Ciencias Sociales y Director del Magíster en Historia de Occidente, Dr. Marco Antonio León León, presentó una segunda edición de la obra patrocinada por Ediciones del Archivo Histórico de Concepción, que contempla estudios de historia social, cultural y urbana de la capital penquista en el periodo histórico señalado.

El libro se estructura sobre la base de tres capítulos correspondientes a igual número de estudios: “Experiencias y vivencias de la modernización en la ciudad de Concepción, 1835-1900”; “Indagando en una –Economía Moral- de la cotidianeidad: La articulación de las ideas de progreso, educación popular y trabajo, 1840-1920”; y “Estado, ciudadanía y pobreza en Concepción, 1890-1930”.

“El libro busca formular una problematización de la historia de la ciudad, a partir de una temática mayor, como es el tema de la modernización. Específicamente, se busca visualizar en qué medida el proceso modernizador que vivió Chile en el siglo XIX afectó a esta realidad regional y local, y a esta ciudad capital de provincia; en qué medida se ven elementos propios de la modernidad y cómo esa modernidad debe coexistir o convivir con la tradición. Esto, porque no son elementos completamente lineales ni necesariamente antagónicos, pues muchas veces se van vinculando entre sí”, explicó el Dr. León.

En esta apuesta, el autor da cuenta de los avances, retrocesos y ambigüedades, puesto que todo proceso histórico no es completamente lineal.

El académico UBB estimó necesario realizar estudios de este tipo pues advirtió un vacío historiográfico sobre temas sociales en el siglo XIX y puntualmente sobre Concepción. Asimismo, manifestó lo necesario que resulta problematizar algunas de las categorías y de las temáticas vinculadas con la investigación, relacionadas con el tema de las clases sociales.

Al respecto, el Dr. Marco Antonio León, comentó que usualmente las clases más acomodadas y las más pobres son presentadas como polos opuestos que no se vinculan mayormente, pero en sus investigaciones, el académico ha logrado concluir que dichas clases se interrelacionan frecuentemente en la ciudad y en el espacio urbano en general, e incluso en lugares que normalmente se consideraban espacialmente definidos en función de una clase, como es el centro de la ciudad y las zonas aledañas a la plaza de armas, que se asumen como los espacios donde habita la elite, mientras que las periferias son propias de los sectores pobres o de la marginalidad.

“Investigando el tema observo que en Concepción esa realidad no es tan así, porque si bien las viviendas de los grupos populares pueden estar efectivamente en la periferia, hay muchas instituciones y espacios urbanos y en el propio centro de la ciudad, donde conviven ambos grupos. Uno de ellos es el teatro, un teatro donde obligados o no, tienen que coexistir estos grupos sociales. También hay una prensa bastante nutrida; alguna dice representar al mundo popular, al mundo más obrero que va tomando fuerza desde la segunda mitad del siglo XIX, y que también busca una inclusión dentro de los circuitos que tiene el resto de la prensa en Concepción y que representa bien, hasta el día de hoy, el Diario El Sur”, ilustró el investigador UBB.

El Dr. Marco León también reconoce que subyace la idea de mostrar a esta capital de provincia con sus matices, sus luces y sombras, y dar cuenta de la valoración de la ciudad en dicho periodo, la que era conocida como la “Capital del Sur”, según la prensa del siglo XIX y de parte del XX.

“Lo que me ha motivado para hacer estos estudios tiene directa relación con el hecho de haber trabajado durante un tiempo en Concepción, de haber conocido más directamente la ciudad, de tratar de descentrar los estudios de historia social y urbana desde el punto de vista historiográfico, concentrados preferentemente en Santiago y en menor medida en Valparaíso, para tratar de crear otro punto de comparación con Concepción”, reafirmó.

El tercer estudio, en tanto, ilustra sobre cómo la idea de progreso comienza a desencantar a algunos sectores sociales y políticos de la época, quienes alertan que el crecimiento económico registrado no logra eliminar las desigualdades, y además genera manifestaciones represivas, y también de vigilancia y disciplinamiento que se evidencian en instituciones como la cárcel o el manicomio Avello que cobra fuerza en las décadas iniciales del siglo XX.

A lo anterior se suma la creación de instituciones que responden a mecanismos de conciliación y arbitraje en el campo laboral, a partir de la década de 1920. Estos órganos se originan en un periodo de transición entre un modelo de Estado liberal guardián a otro de corte asistencialista o benefactor. “Surge así la Inspección del Trabajo y las oficinas de Inspección del Trabajo. En Concepción se comienza a desarrollar una serie de fiscalizaciones para ordenar el tema laboral en la propia ciudad y en la provincia, pero además está latente el espíritu de ordenar para fiscalizar y vigilar y este es el aspecto que me interesa destacar”, expresó el Dr. León.

En este capítulo, el autor también se concentra en analizar cómo funcionaba la policía de seguridad de la ciudad, que era la encargada de acentuar la vigilancia mediante la identificación personal y el control de una población que en la medida que crece también se vuelve más difícil de controlar. “Por supuesto, también está el tema ideológico de los partidos que han comenzado a movilizar a los proletarios y eso también genera cierto temor institucional y en las elites del periodo, por ende son grupos potencialmente –peligrosos- a los cuales hay que fiscalizar más”, señaló.

El Dr. Marco Antonio León asegura que el libro, más allá de la cronología o del espacio geográfico, se sostiene en el estudio de problemáticas nacionales, pero aplicadas o estudiadas en una realidad puntual como es la capital de la provincia de Concepción.

Consultado sobre singularidades penquistas observadas en el periodo, el Dr. León reconoce que los estudios sobre la ciudad en el siglo XIX son menos abundantes de lo que se esperaría, y los disponibles intentan mostrar a Concepción como una ciudad fronteriza en términos sociales y culturales debido a su ubicación geográfica. Sin embargo, el académico no comparte del todo esa interpretación.

“No estoy tan de acuerdo con la idea de Concepción como una ciudad de frontera, porque revisando las fuentes encuentro una ciudad más moderna de lo que normalmente se plantea. La veo como una ciudad bastante industrializada y también con más población y con más características de ciudad moderna que de una ciudad fronteriza. Por más que el elemento rural sea aún importante, si se revisan los censos, es posible percatarse cómo la población se va transformando en una población eminentemente urbana, con sectores populares de carácter proletario vinculados a las industrias del carbón, los molinos de trigo o los servicios urbanos, entre otros”, aseguró.

Asimismo, el Dr. León comenta que el mundo indígena aparece en forma tenue y más como una anécdota que como parte integrante del paisaje. “Por ejemplo, recuerdo que en la década de 1880 hay un par de notas en la prensa de una persona que en el centro de Concepción vende –araucanitos-; está vendiendo indígenas pero lo ven como una anécdota, no como algo natural sino como algo extraño que por eso se transforma en noticia, pero no como algo naturalizado del paisaje. Tampoco hay un cuestionamiento moral muy profundo, pero no es visto como algo que quizás sería más consensuado en una sociedad fronteriza”, argumentó el investigador.

El Manicomio Avello también es reflejo de alguna singularidad penquista. El centro psiquiátrico fue concebido originalmente como un complemento para descomprimir el manicomio de Santiago y así repartir la población demente del país. Sin embargo, paulatinamente las autoridades locales buscan dar un giro y convertirlo en un espacio terapéutico y no de exclusiva reclusión.

“Esto rompe el esquema de lo que pretende Santiago respecto de este manicomio. En Concepción quieren un espacio terapéutico donde la gente ingrese, pero también donde quienes tengan opción puedan recuperarse. Esta situación también refleja que los intendentes, figuras administrativamente subordinadas al poder central de Santiago, también toman cierta autonomía o bien influencian una línea distinta de lo que se dictamina en la capital, por eso reivindico la necesidad de hacer estos estudios más puntuales para ofrecer una alternativa a las generalizaciones”, reflexionó el Dr. Marco León León.




Revista Maderas: Ciencia y Tecnología de la UBB consigue destacado sitial en ranking 2017 del Web of Science y Scopus

Revista Maderas: Ciencia y Tecnología del Departamento de Ingeniería en Maderas de la Universidad del Bío-Bío logró una ubicación privilegiada entre revistas científicas del área a nivel nacional, latinoamericano e internacional, según recientes ranking 2017 del Web of Science y Scopus.

La revista Maderas: Ciencia y Tecnología, que ha fortalecido su trabajo internacional por años desde la región del Biobío, alcanzó recientemente un factor de impacto de 1.014, de los  Journal Citation Reports 2017, de Clarivate Analytics 2018, apareciendo en el Quartil Q2 y en la posición 9 entre 21 revistas de la categoría, Materials Science: Paper & Wood.

Los Journal Citation Reports 2017 reportaron sus indicadores de citaciones de 11.655  revistas, entre 234 categorías científicas, indizadas en la Web of Science de Clarivate  Analitycs 2018.  En base de este factor de impacto la revista se ubicó entre las seis mejores revistas chilenas indizadas en el Web of Science.

Además, de acuerdo con los indicadores de citaciones 2017, de las revistas indizadas en Scopus, Maderas: Ciencia y Tecnología obtuvo un Citescore de 1.08 y un Scimago Journal Ranking de 0.546, manteniéndose en  el Quartil Q1 en la categoría Engineering Industrial & Manufacturing Engineering.

Así, revista Maderas: Ciencia y Tecnología de la UBB se ubicó entre las 29 revistas de Quartil  Q1,  de entre 822 revistas de América Latina rankeadas en el Scimago Journal Ranking.

Los indicadores antes señalados, son los resultados de un trabajo enfocado con el propósito de comunicar los hallazgos en las Ciencias de la Madera.

El Dr. Rubén Ananías, académico del Departamento de Ingeniería en Maderas de la Universidad del Bío-Bío y parte del equipo editor de esta publicación resaltó lo alcanzado como merito  del equipo editorial. “Esto es fruto de la excelencia del equipo editorial compuesto por Linette Salvo, editora-técnica y Víctor Sepúlveda, gestor digital, en un ambiente de trabajo basado en el compromiso de las buenas prácticas científicas y el apoyo financiero institucional”, señaló.




Rectoría y Mujeres Autoconvocadas firmaron “Acuerdos para una UBB no sexista”

En un acto que tuvo lugar el martes 3 de julio, se formalizaron los “Acuerdos para una UBB no sexista” alcanzados por la mesa de trabajo conformada por representantes de la Rectoría y del Movimiento de Mujeres Autoconvocadas de Concepción y Chillán, para deponer las movilizaciones de las estudiantes y normalizar las actividades académicas en las dos sedes de nuestra Universidad. En la oportunidad, el rector Héctor Gaete Feres firmó el documento, previamente suscrito por quienes participaron en la mesa y que considera aspectos sobre institucionalidad, docencia e investigaciones, prevención de violencia de género, mallas curriculares, políticas para estudiantes madres y padres, infraestructura y espacios públicos, extensión, vinculación con el medio y bibliotecas.

La autoridad universitaria reconoció la labor de la mesa y valoró el petitorio planteado por las alumnas, tanto por su presentación formal como por sus contenidos. Recoge temas importantes para nuestra Universidad, sobre los cuales es necesario avanzar, superando la cultura machista instalada en la sociedad, aseveró. Reconoció asimismo el liderazgo y el esfuerzo de las estudiantes que concurrieron a dialogar y les convocó a reflexionar sobre porqué se recurre a medidas como la ocupación de edificios. Hay allí un desafío que abordar, dijo.

El Rector aseguró que los acuerdos alcanzados son compromisos institucionales, que permean todo nuestro quehacer y que trascienden a la actual administración. Ustedes pueden hacerles seguimiento y exigir su cumplimiento, advirtió. Asimismo, concordó con las jóvenes usar las redes que han generado con otras universidades, para llevar sus planteamientos en conjunto ante los rectores.

Por su parte, Karen Espinoza, alumna de Arquitectura integrante del Movimiento de Mujeres Autoconvocadas, destacó la labor de la mesa y la voluntad de diálogo de la Rectoría. Se ha hecho un trabajo efectivo y provechoso, que nos ha permitido dar un primer puntapié para que nuestra casa de estudios avance en la equidad de género, señaló.

El director de Desarrollo Estudiantil, Eduardo Solís, en tanto, recordó el trabajo que está llevando adelante la mesa tristamental para la equidad de género que funciona desde principios de este año. Es una iniciativa que potenciará todos los esfuerzos que se están haciendo en este sentido, expresó.




Escuela de Psicología UBB entregó diplomas de título a nueva generación de profesionales

El Premio Universidad del Bío-Bío, máximo galardón del nivel de pregrado recayó en Claudia Soto Carrasco, quien recibió la distinción de manos de la prorrectora Gloria Gómez Vera. En tanto, el Premio Dirección de Desarrollo Estudiantil fue conferido a la egresada Dorka Ruiz Salinas. El Premio Espíritu de Escuela, a su vez, fue otorgado a Ignacio Ferrada Parra.

La ceremonia, realizada en el Aula Magna del Campus Fernando May, fue presidida por la prorrectora Gloria Gómez Vera, junto con la participación del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca; el director de la Escuela de Psicología, Nelson Zicavo Martínez; el subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel; el jefe del Departamento de Pregrado de la sede, Álvaro González Concha, académicas y académicos, estudiantes de la carrera y familiares y personas significativas de las y los egresados.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes, expresó que la carrera de Psicología ha respondido con creces a las expectativas formuladas al momento de generarse la carrera, puesto que siempre se pensó que la escuela estaba llamada a forjar un amplio prestigio institucional.

“A las madres y padres, así como a los familiares que hoy les acompañan, les decimos que deben sentirse muy orgullosos por la formación que se ha dado a estos nuevos profesionales. La Escuela de Psicología cultiva, además, una gran vinculación con el medio. El Centro Psicosocial que lleva el nombre del primer director de escuela, José Luis Ysern de Arce cumple una gran función, porque no solamente es una centro de práctica para nuestros estudiantes, sino que proyecta su acción a través de múltiples atenciones a la comunidad y eso nos prestigia”, aseveró el decano.

El decano Reyes Coca también se refirió al profundo espíritu crítico de las y los estudiantes de Psicología, quienes han sabido plantear diferentes problemáticas sociales en el seno de la contingencia universitaria.

“Sabemos que estas nuevas 54 psicólogas y psicólogos cumplirán un trascendente rol en una sociedad totalmente distinta a la que nos tocó vivir a los profesionales que tenemos más años de experiencia. El mundo universitario es complejo, y las y los académicos debemos saber comprender y recibir el estímulo que las nuevas generaciones de jóvenes nos presentan en el tapete, nuestros estudiantes nos estimulan a asumir estos temas. En la Universidad no existe ningún tema tabú, la Universidad es el espacio donde se piensan las ideas y se aportan a la sociedad. Nosotros hemos estimulado y definido que nuestra misión es esa: formar profesionales para el servicio de la sociedad, que tengan esta conciencia crítica y muy democrática”, reseñó.

Posteriormente, se procedió a la entrega de títulos profesionales, tarea que recayó en las madres o padres, o bien en un familiar o persona significativa de las egresadas y egresados.

Durante la ceremonia se hizo entrega del Premio Universidad del Bío-Bío, máximo galardón del nivel de pregrado, orientado a resaltar la excelencia en el desempeño académico, que en esta ocasión recayó en Claudia Soto Carrasco, quien recibió la distinción de manos de la Prorrectora de la Universidad del Bío-Bío, Gloria Gómez Vera.

En tanto, el Premio Desarrollo Estudiantil, que reconoce en las y los estudiantes el pensamiento crítico, la actitud resiliente, la conciencia social y la responsabilidad valórica, fue conferido a la egresada Dorka Ruiz Salinas, quien recibió el galardón de manos del subdirector de Desarrollo Estudiantil, Jorge Sánchez Villarroel.

El Premio Espíritu de Escuela, a su vez, fue otorgado a Ignacio Ferrada Parra, quien recibió la distinción de manos del primer director de la Escuela de Psicología, José Luis Ysern de Arce. El Premio Espíritu de Escuela se otorga al o la estudiante que destaca por su espíritu de cooperación, condiciones de liderazgo positivo entre sus pares, correcto desempeño ético, compromiso con la formación profesional en forma colaborativa y solidaria, entre otros aspectos.

Tras la entrega de este reconocimiento, el académico José Luis Ysern de Arce felicitó a las nuevas y nuevos profesionales a la vez que les inquirió sobre las tareas y desafíos que asumirían ahora ya profesionales.

“¿Qué van a hacer ustedes ahora con sus títulos? ¿Para qué se han titulado? Salen a un mundo donde se encontrarán con una enorme competencia por los puestos de trabajo, en una sociedad que no se caracteriza precisamente por un aprendizaje de humanización; la nuestra es una sociedad muy cargada hacia el individualismo, al éxito fácil, éxito medido en términos de logros económicos y materiales (…) Se van a topar con una sociedad donde prima lo superficial, la apariencia, sin grandes referentes valóricos, una modernidad líquida al decir de Zygmunt Bauman, una sociedad donde todo se nos escurre por los dedos como el agua”, ilustró el académico.

“No hay una firmeza estructural con sólidos puntos de referencia. En nuestro mundo hay mucho de precario y provisional. Estamos ansiosos de novedades y con frecuencia esto es agotador. Nos vemos cansados, estresados, nos hemos acostumbrado a vivir en un tiempo veloz, pensado que las cosas no van a durar mucho, todo nos parece desechable. Esto nos pasa tristemente con los objetos materiales, pero más triste aún porque nos pasa con las personas, todo es provisional y se busca la satisfacción más inmediata posible de nuestros deseos”, prosiguió.

El académico Ysern de Arce también alertó sobre lo que denominó “mentalidad quejicosa” que lleva a adoptar actitudes pasivas, donde incluso se escucha como queja común la llegada de inmigrantes pobres que buscan un trabajo. “Hemos experimentado en Chile un notorio crecimiento económico, pero también una preocupante disminución de confianza y credibilidad”, aseveró.

Ante estas interrogantes, el académico José Luis Ysern anticipó que precisamente para ello se reciben como profesionales, para responder a una sociedad que demanda mayores muestras de humanidad.

“El título de ustedes es para responder a esta sociedad, para que desde su saber y hacer psicológico promuevan una sociedad mejor formada por hombres y mujeres de mejor calidad humana. En esta Escuela de Psicología creemos en el ser humano y nos hemos esforzado porque crean y vivan ustedes también ese espíritu de humanitarismo. Para eso nació nuestra Escuela de Psicología y para eso ingresaron ustedes. Esa fue nuestra motivación fundamental cuando quisimos insistir en el sello social comunitario, queríamos y queremos promover otro tipo de cultura, y ustedes son ahora quienes son enviados a realizar ese anhelo”, manifestó.

“Felicitamos a cada uno porque en cada uno de ustedes hay un agente de liberación, liberación que quiere construir puentes donde otros levantan muros, y quieran repartir abrazos donde otros sólo ven desconfianzas y sospechas. El título que hoy reciben dice que están capacitados para aportar cada uno, lo mejor de sí mismos en la construcción de un mundo mejor y más humano. Me consta que esta tarea la quieren cumplir a cabalidad. Y acuérdense de mi muletilla desde primer año, no se olviden de los pobres”, reflexionó José Luis Ysern.

Finalmente, el egresado Aníbal Acuña Contreras fue el encargado de dirigir el mensaje de despedida de la promoción, recordando experiencias y vivencias de los años de estudio, así como los logros e hitos que fueron configurando la identidad del grupo y de cada uno de los estudiantes.

El acto fue amenizado por la Orquesta de Cámara Estudiantil de la Universidad del Bío-Bío.