Copa América de Inmigrantes UBB se convirtió en un encuentro fraterno que los organizadores buscan repetir

Con representantes de Venezuela, Ecuador, Chile, Haití, Colombia y Brasil se realizó la Copa América de Inmigrantes UBB 2018, organizada por un grupo de estudiantes de Pedagogía en Educación Física, y que buscó ser un encuentro fraterno entre los participantes. La actividad se creó en el marco de la asignatura Gestión Deportiva que dirige Samuel Pérez, con la participación de los jóvenes  Sebastián Cancino, Sergio Corral, David Cea, Javier Pinilla y Luis Gacitúa.

“Observamos que, en su gran mayoría, los proyectos del ramo apuntaban a ser seminarios, y ahí se nos ocurrió hacer algún campeonato. Partió como una idea muy básica e insistimos en darle un toque especial, entonces pensamos en algunas de las necesidades actuales que tenemos como sociedad y eso nos llevó a la falta de comunicación y poco manejo del español de los inmigrantes haitianos. Pensamos en dar clases de español en la Universidad, pero tras recibir algunas modificaciones recomendadas por nuestros profesores y directivos, se gestó la copa, cuyo objetivo era crear vínculos interculturales y de integración social”, explicó el estudiante Javier Pinilla.

Una de las particularidades de la actividad, la cual esperar poder continuar, ya sea con apoyo de la Universidad, o incluso municipal, es la manera en que consiguieron a los jugadores. Desde visitas a las barberías locales, hasta contactos con alguno de sus compañeros y una iglesia, “nos asignamos la labor de conseguir los contactos que nos llevaran con las personas indicadas. Así es como conformamos el equipo de Brasil, con el profesor Luis Felipe Castelli, un alumno y amigos. Los equipos de Venezuela y Colombia los conformamos visitando las famosas barberías locales. El equipo haitiano lo juntamos gracias a uno de nuestros compañeros, quien por medio de una iglesia conocía a parte de esa comunidad. El grupo de Ecuador se armó luego que habláramos con algunos de ellos en la calle, mientras ofrecían sus productos, y el equipo de Chile lo conformaron funcionarios UBB”, dijo Pinilla.

Con más de 200 asistentes, entre jugadores y barras con las diferentes banderas, se “estaba en un ambiente muy grato. Creemos que la actividad fue un aporte, ya que les dimos un momento de alegría a muchas de esas personas de las cuáles no conocemos su realidad. Formamos lazos y contactos, por lo que no descartamos seguir realizando encuentros, ya sea en algún campeonato o de forma particular. Fue una linda experiencia y sería genial repetirla porque vimos muchas caras alegres esos días, sobre todo de los haitianos, quienes tenían una barra muy particular y una energía sobresaliente, cantaron y bailaron toda la noche”, expresó el también velocista UBB.

Respecto a los resultados, Venezuela ganó el primer lugar, seguidos por Haití, Chile, Brasil, Ecuador y Colombia.

El grupo de estudiantes agradeció también el apoyo de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, además de la empresa de agua Manantial es Vida, que les entregó para los días de competición 60 litros de agua y una máquina dispensadora, totalmente gratis.

Finalizando con muchas muestras de cariño, y recibiendo solicitudes de los propios participantes extranjeros para que se repitiera, e incluso consideraran un campeonato de básquetbol, los estudiantes quedaron con la tranquilidad de haber realizado un buen trabajo, tanto académico como personal.