Académicas UBB comparten experiencia chilena de etiquetado de alimentos en Jornadas en Medicina Nutricional y Obesidad en Argentina

Las académicas del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Dra. Jacqueline Araneda Flores y Mg. Luz Lobos Fernández, participaron en las XXI Jornadas en Medicina Nutricional y Obesidad convocadas por la Fundación Diquecito en Córdoba, Argentina, en su calidad de integrantes del Grupo de Interés Específico SIG Obesidad, que reúne a especialistas de Argentina, Brasil, Chile, Ecuador y Perú.

El grupo internacional de investigación SIG Obesidad tiene como propósito profundizar la discusión sobre la obesidad y el sobrepeso en América Latina por medio del intercambio de conocimientos y la coproducción de materiales de referencia.

El seminario reunió a especialistas internacionales como es el caso del Dr. Arturo Rolla de la Universidad de Harvard, Estados Unidos. En la oportunidad, la Dra. Araneda Flores, quien lidera el trabajo de SIG Obesidad en Chile, fue parte de la Mesa Redonda Regional sobre el tema de Rotulado de los Alimentos, donde expuso sobre las normativas que regulan el etiquetado nutricional de los alimentos en Chile.

Las académicas explicaron que las XXI Jornadas de Actualización en Nutrición y Obesidad cobijaron igualmente el 1er Encuentro Regional Interuniversitario Presencial de las investigadoras que integran el SIG Obesidad.

“Durante 2017 se trabajó a través de la plataforma de la Red Global de Educación, Investigación y Extensión en Nutrición, Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional (NutriSSAN), iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovaciones y Comunicaciones de Brasil. La instancia fue creada el año 2016 con el propósito de difundir, compartir y divulgar el conocimiento científico, técnico y tecnológico en Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN). Sin embargo, era fundamental concretar un encuentro presencial entre las diversas investigadoras”, manifestaron las académicas UBB.

De este modo, el 1er Encuentro Regional Interuniversitario permitió a los concurrentes organizar y definir las líneas de trabajo, considerando la realidad de cada país, tarea que demanda esfuerzos importantes pues no todos comparten los mismos grados de avance.

“Las reuniones sostenidas durante 2017 nos permitieron tratar diversos temas rescatando las experiencias de cada país, por ejemplo, la epidemiología en torno a la obesidad según los sistemas de salud de los respectivos países; las oportunidades que se dan a la población para evitar la malnutrición; de qué manera las legislaciones contribuyen o no a una alimentación saludable, entre otros aspectos. El encuentro presencial nos facilitó el sistematizar esta información y los equipos deberán asumir un aspecto específico por medio de la preparación de fascículos que finalmente conformarán una publicación más amplia”, describieron.

En el marco del 1er Encuentro Regional los integrantes del Grupo de Interés Especial para el Estudio de la Obesidad – SIG Obesidad, suscribieron la Declaración de Córdoba con el objetivo de ampliar estrategias desde el quehacer académico teniendo como fin la educación y el cuidado para prevenir y controlar la obesidad en el ámbito de las políticas públicas.

“Las investigadoras reunidas reafirmamos el compromiso de ampliar y fortalecer la Red Latinoamericana de Soberanía y Seguridad Alimentaria y Nutricional, respetando su historia y mirando hacia el futuro”, comentaron las académicas UBB.

En la Declaración de Córdoba, las investigadoras se comprometieron a promover la realización de encuentros presenciales en cada uno de los países que integran el SIG Obesidad, articulando recursos humanos y financieros. Asimismo, se abocarán a identificar instituciones de otros países de Latinoamérica para integrarse al SIG Obesidad con el propósito de producir y divulgar sistemáticamente informaciones técnico-científicas direccionadas a la prevención y control de la obesidad.

“Buscaremos generar oportunidades para ampliar la participación y formación de investigadores, estudiantes y técnicos en la agenda del SIG Obesidad, con una agenda de trabajo colaborativa entre cada país coordinador del SIG Obesidad. Igualmente, emprenderemos esfuerzos de fortalecimiento político del grupo en la región y en los países, con énfasis en una participación activa en propuestas, implementación y evaluación de las políticas públicas para la prevención y control de la obesidad”, refirieron las investigadoras Araneda Flores y Lobos Fernández.

En este sentido, la Declaración de Córdoba tributará directamente al logro de los objetivos de SIG Obesidad entre los que se cuenta el compartir estrategias y experiencias a nivel local, nacional e internacional para hacer frente al avance de la obesidad; fomentar la educación alimentaria y nutricional hacia los consumidores sobre alimentos sanos y la advertencia en el consumo de alimentos con alto contenido en azúcares, grasas y sal; promover sistemas alimentarios saludables y sostenibles que integren agricultura, alimentación, nutrición y salud; promover la participación de los sectores involucrados en la problemática ligados a las Políticas Públicas incluyendo los procesos de cuidados; y evaluar el impacto que dichas acciones tendrán en la población en resultados de salud y nutrición, y el compromiso asumido por los actores intervinientes.