Al asumir el cargo, rector Cataldo delineó ejes y desafíos del nuevo gobierno universitario

Autoridades y representantes de los sectores público, privado y universitario, académicos, funcionarios administrativos y estudiantes concurrieron a la ceremonia en que el Dr. Mauricio Cataldo Monsalves asumió como rector de la Universidad del Bío-Bío para el período 2018 – 2022. Los próximos cuatro años serán clave para la historia de nuestra institución: Debemos enfocarnos en definir un nuevo tipo de relación al interior de nuestra comunidad, más humana y dialogante, para desde allí forjar el vínculo necesario con otros actores sociales, nacionales e internacionales, para alcanzar el logro de las altas tareas a las que la sociedad nos ha convocado, subrayó el Dr. Cataldo tras recibir la medalla que simboliza el traspaso del cargo de la más alta autoridad de la UBB.

El académico puntualizó asimismo los pilares sobre los que se estructurará el gobierno universitario que se inicia. Primero, una forma distinta de concebir la política institucional, centrando nuestro quehacer en formas de gobernanza heterárquica, que asuman la co-responsabilidad de la conducción de la Universidad, junto con nuestras Escuelas y Departamentos. Segundo, una forma de concebir nuestra economía institucional desde una perspectiva de colaboración, más que de competencia por los recursos disponibles. Tercero, un gobierno universitario fundado sobre un tejido social democrático, inclusivo y éticamente comprometido con los derechos de las personas.  Y cuarto, un enfoque técnico de la gestión con carácter sistémico, adaptativo, desburocratizado y con énfasis en el reconocimiento integral de quienes somos parte de la comunidad.

En cuanto a “la gran tarea que se nos viene para los próximos años”, la elaboración de los nuevos estatutos de nuestra Universidad, adelantó que en los meses siguientes “propondremos a la Honorable Junta Directiva un cronograma de preparación del proceso, que incluye las definiciones metodológicas, los mecanismos de participación triestamental y la forma de llevar los estudios jurídicos respectivos”.

Se refirió también a la creación de la Dirección General de Género, Equidad e Inclusión, que deberá abordar un proceso institucional que propicie el profundo cambio en la cultura universitaria, dijo. Hay un punto de partida básico –agregó-, señalado por los movimientos sociales de las mujeres en la UBB y en diferentes ciudades del país. Debemos trabajar firmemente para erradicar las prácticas y lenguajes sexistas, garantizar que el acoso laboral y sexual no será permitido en nuestra comunidad y avanzar hacia políticas estrictas que no sólo sancionen estas conductas, sino que ofrezcan medidas de protección y reparación efectivas a las víctimas, argumentó.

¿De qué otra forma podemos abocarnos a las grandes tareas que tenemos por delante? No es sino el camino del reconocimiento y la valoración de la dignidad de cada integrante de esta comunidad lo que permitirá avanzar hacia mejores estadios del desarrollo institucional, reflexionó el rector Cataldo.

La autoridad universitaria enfatizó que “hemos pensado en una Universidad del Bío-Bío que reconoce orgullosamente su pasado, que corrige sus desajustes y avanza decididamente a constituirse en una comunidad más horizontal, con sueños y proyectos colectivos. Una Universidad bi-regional, anclada en los territorios de Biobío y Ñuble y que se compromete con el desarrollo de ambas regiones”.

En este sentido, aludiendo a la naciente Región de Ñuble, insistió en que presenta realidades complejas, pero también ofrece grandes oportunidades. Clave es pensar en los Campus Fernando May y La Castilla como verdaderos puntos de conexión de redes sociales, productivas y científicas, sostuvo.

El rector Cataldo mencionó también la nueva acreditación institucional ad portas y, junto con agradecer el material aportado por la anterior administración universitaria y su disposición a seguir colaborando en el proceso, indicó: Necesitamos completar la tarea y nos hemos comprometido –mediante nuestra Vicerrectoría Académica- a dar un excelente término al informe de autoevaluación y a preparar la visita de pares.

Es grande la tarea que tenemos que enfrentar y para realizarla necesitamos de vuestra confianza. Tendremos desafíos importantes en el camino, los que resolveremos conjuntamente. Estoy seguro de que contamos con la energía necesaria para hacer de ésta una mejor Universidad, concluyó.

Previo a que el presidente subrogante de la Junta Directiva, Bernardino Sanhueza Figueroa, impusiera la medalla de Rector de la Universidad del Bío-Bío al Dr. Mauricio Cataldo, se dirigió a los asistentes el rector saliente.

El Dr. Héctor Gaete Feres recordó que, al inicio de su mandato, en 2006 convocó a nuestra comunidad universitaria a consolidar a la UBB como un referente de excelencia en el sistema de educación superior, desde su naturaleza pública y regional. ¡Y todos juntos lo logramos!, aseguró, apuntando los logros alcanzados en matrícula, implementación de un nuevo modelo educativo institucional, acreditación, sustentabilidad de los recintos universitarios, productividad científica y mejoramiento de la infraestructura.

Nuestra institución ha cumplido el rol estratégico que, por misión y vocación, le corresponde ejercer como impulsora del desarrollo regional y nacional, la integración social y en la preservación y creación cultural, afirmó.

El rector saliente agradeció además “la oportunidad y el privilegio que me han dado de servir a mi alma mater, de trabajar junto a todos y todas al servicio de las demás personas, al servicio de los estudiantes y sus familias, al servicio de los territorios locales, de las regiones de Biobio y Ñuble, al servicio del país”.

La ceremonia en que el Dr. Mauricio Cataldo Monsalves asumió como rector de la UBB para el período 2018 – 2022 se realizó el lunes 27 de agosto, en el Aula Magna de la sede Concepción.

Los discursos de la nueva autoridad universitaria, así como el del rector saliente, se encuentran en los documentos adjuntos.

Discurso del rector Cataldo

Discurso del rector saliente