Estudiantes de Enfermería organizaron interesante debate sociopolítico de su profesión

Con interesantes y potentes intervenciones se llevó a cabo la “Primera Jornada Informativa de Enfermería: contingencia nacional y rol sociopolítico”, organizada por el Centro de Estudiantes de la carrera. La actividad se realizó en el Aula Magna del campus Fernando May, y contó con la presencia de tres expositoras, la enfermera de la Unidad de Neonatología del Hospital Clínico Herminda Martin de Chillán, Luisa Bahamonde Delgado, la presidenta de la Federación Nacional de Asociaciones de Enfermería (Fenasenf), Magaly Miranda Ávila, y la enfermera y abogada, Paulina Milos Hurtado.

En dicha instancia, donde asistieron alumnos, académicos, externos, y autoridades universitarias, entregaron sus respectivos saludos, el decano de la Facultad de la Salud y de los Alimentos, Jorge Moreno Cuevas, y la directora de la Escuela de Enfermería, Pamela Montoya Cáceres.

El objetivo de la jornada, comentó la presidenta del Centro de Estudiantes de Enfermería, Jennifer López Olavarría, fue “fortalecer y potenciar la organización, tanto estudiantil como gremial. Actualmente estamos viviendo una problemática a nivel nacional donde no se está respetando un pronunciamiento de Contraloría, lo que ha generado muchas movilizaciones. Por tanto, esto es muy importante porque no se trata sólo de movilizarse en las calles sino también educar al respecto a los y las enfermeras”.

La enfermera Luisa Bahamonde, quien presentó “Neonatología en Chillán, una historia de esfuerzo y amor”, mostró a los asistentes una serie de fotografías donde se apreció la evolución de la Unidad en la que trabaja, así como su experiencia hasta ahora. Además, la profesional dio a conocer ejemplos de bebés prematuros que en la actualidad gozan de buena salud, luego de un arduo trabajo del equipo y familias, así como también destacó el papel que juega el padre frente a la estadía de un hijo en Neonatología mientras la madre se recupera del parto.

“Rol sociopolítico de la Fenasenf en la contingencia nacional” se denominó la intervención de Magaly Miranda, quien además de plantear la historia de la Federación y la problemática actual referente al cumplimiento de la norma técnica n°21, también se refirió a que “para tener un rol social, algo aprendido de tantas conversaciones con estimadas colegas, debe existir con anterioridad un rol reconocido por la sociedad, el cual otorga un prestigio y un posicionamiento que finalmente nos otorga un poder”.

Por su parte, la enfermera y abogada Paulina Milos, expuso “Profesión enfermera, efectos jurídicos de su regulación en el código sanitario”. “Nosotros requerimos tener fundamentos sobre nuestra profesión, conocer los conceptos que emanan de ella, saber qué significa que seamos una profesión regulada”, agregó Milos.

Es importante destacar, tal como explicó la presidenta del Centro de Estudiantes de Enfermería, la actividad fue posible por el patrocinio de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Escuela de Enfermería UBB, Dirección de Desarrollo Estudiantil, la Federación de Estudiantes de la UBB sede Chillán, y la tienda Enfermera Forever. Además, agregó, colaboro la Asociación de Enfermeras y Enfermeros del Hospital Clínico Herminda Martin Chillán, así como el Colegio de Enfermeras sede Ñuble.

 

 

 

 




Estudiantes de Ñuble se suman a Programa Futuro Profesor UBB

32 estudiantes seleccionados de establecimientos educacionales de distintas comunas de Ñuble integran el Programa Futuro Profesor UBB, iniciativa institucional enmarcada en el Plan para el Fortalecimiento de la Formación Inicial Docente (FID) de la Universidad del Bío-Bío. El programa considera los lineamentos políticos del MINEDUC, tendientes a fortalecer la equidad, la inclusión y la calidad de la educación en Chile.

El Auditorio Miguel Jiménez Cortés de la Facultad de Educación y Humanidades fue el marco del acto inaugural del Programa Futuro Profesor UBB, cuyo propósito es fortalecer la educación mediante la formación de profesores y profesoras de excelencia, a través de un sistema especial de ingreso a las carreras de Pedagogía de la Universidad. Se trata de jóvenes provenientes de distintos establecimientos educacionales de la Región de Ñuble, que ya poseen una vocación pedagógica y un buen desempeño escolar.

La actividad fue presidida por el prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Dr. Fernando Toledo Montiel, junto al decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca; la representante de la Vicerrectoría Académica, Dra. Roxana Balbontín Alvarado, y la participación de académicas y académicos de la Universidad; directoras y directores de establecimientos educacionales, así como de padres y madres de los jóvenes que integran la primera generación del Programa Futuro Profesor UBB.

La estudiante de cuarto año de enseñanza media del Liceo Polivalente Carlos Montané Castro de Quirihue, Lidia Ester Malverde Medina, se mostró entusiasmada por ser una de las seleccionadas por el programa UBB. “Es un gran programa. A mí me gustaría ser profesora, es mi gran sueño. Desde chica quise ser profesora, yo creo que por el ejemplo que vi en mis maestros, me motivaba eso porque los veía como una inspiración”, aseguró.

Su madre, Delmira Medina Torres, también apuesta porque Lidia logre acceder a la Universidad. “A ella desde chica le ha gustado ser profesora. Es su vocación, porque cuando se junta con los primos menores ella los entretiene, los hace jugar y les enseña. A mí me gustaría que estudiara en la UBB porque en otras ciudades más lejanas se nos complicaría mucho”, comentó.

La Dra. Roxana Balbontín Alvarado, en representación de la Vicerrectoría Académica, destacó que muchos de los 32 jóvenes dan inicio a una larga relación con la Facultad de Educación y Humanidades, que espera acogerlos como estudiantes de alguna de las carreras de Pedagogía que se imparten en la UBB.

“La Universidad del Bío-Bío, a través del diagnóstico realizado en el marco del convenio piloto para el Fortalecimiento de la Formación Inicial Docente (FID), ha determinado la necesidad de ofrecer un programa de acceso especial a las carreras de Pedagogía, el Programa Futuro Profesor UBB. Quienes han sido seleccionados para este programa estarán con nosotros cada sábado, reforzando su vocación pedagógica mediante entretenidos talleres, actividades recreativas, culturales y reforzamiento de habilidades matemáticas y de lenguaje. Todo esto con el fin de prepararlos adecuadamente para el futuro, para convertirse en los buenos profesores y profesoras que nuestro país necesita”, aseguró.

La Dra. Balbontín expresó que a la Universidad la mueve la profunda convicción que la vocación y la sólida formación es lo que hace a un buen profesor o profesora. “No olviden, que como dijo Nelson Mandela, la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”, ilustró.

En la jornada inaugural, se contó con la participación de la destacada profesora del Liceo Polivalente Carlos Montané Castro de Quirihue, Dra. Marcela Henríquez Aravena, quien se hizo ampliamente conocida por haber sido seleccionada por el Global Teacher Prize International, entre los mejores 50 profesores del mundo, es decir, fue semifinalista del prestigioso galardón, conocido mundialmente como “el Nobel de la enseñanza”. Recientemente, su experiencia fue destacada a través de la serie “Maestros” de Canal 13.

“La invitación que les hace la Universidad del Bío-Bío es una oportunidad muy valiosa para encontrar la respuesta a sus inquietudes personales, sociales y sobre todo vocacionales”, aseguró a los jóvenes.

La profesora Henríquez enfatizó que ser maestro “no solo supone una elección personal, ya que al ingresar a una carrera de Pedagogía, entramos a un mundo donde lo social se convierte en una forma de vida, y es en ese contacto con otros seres humanos, que vamos reconociendo quiénes somos y cuál es el sentido más trascendente de esa vivencia tan intensa que muchos experimentamos como una verdadera pasión, la pasión de enseñar”, aseveró.

La académica Marcela Henríquez destacó que el sistema escolar requiere de los mejores profesionales para asumir los desafíos del siglo XXI, y para ello no se debe perder jamás el encanto y el entusiasmo por aportar al crecimiento y desarrollo de los niños y jóvenes del país.

“Para mí, la docencia es la más importante, desafiante y apasionante de las opciones vocacionales, y por lo mismo debe ser considerada con calma y con todas las herramientas necesarias para tomar la mejor decisión, decisión que por lo demás, deja de ser personal en el momento en que se hace efectiva, porque ser maestro no solo impactará en nuestra vida o en la vida de nuestra familia, sino especialmente en la vida de los otros, y sobre todo de aquellos otros que más lo necesitan y que con mayor urgencia requieren atención, preocupación y esfuerzo”, argumentó.

El decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, valoró el ejemplo de la profesora Marcela Henríquez Aravena, quien pese a obtener los grados académicos de Magister y Doctorado, optó por la senda de permanecer en las aulas escolares, para aplicar directamente los conocimientos, perspectivas y visiones que le confirieron sus estudios.

“La Universidad reconoce el gran aporte de la profesora Marcela Henríquez. Este año se le otorgó el Premio Educa UBB por sus méritos en el área de la Educación”, recordó.

Asimismo, el decano Reyes Coca destacó que el Programa Futuro Profesor UBB brinda una alternativa distinta a la tradicional PSU para ingresar a la Universidad. Se trata de una opción muy valorada, según indicó, pues la Prueba de Selección Universitaria “muchas veces deja en el camino a muchos jóvenes que quieren ingresar a la Universidad, y no podían porque el puntaje no les alcanzaba”, acotó.