Jornada de debate abordó la intervención crítica del trabajo social

Una interesante jornada de debate y reflexión se realizó en el marco del proyecto de Extensión Relevante “Reflexionando sobre la intervención comunitaria crítica con enfoque de género, la Universidad del Bío-Bío y su vinculación con el medio”, a cargo de la trabajadora social y académica del Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Educación y Humanidades, Carmen Gloria Jarpa Arriagada. La actividad se llevó a cabo en el Aula Magna del campus Fernando May.

La académica, además de dar la bienvenida a los asistentes, comentó que haber pensado el proyecto y sus características, “responden congruentemente al tipo de trabajo social que sueño. Declaro que revitalizar el trabajo social crítico, ético, político y emancipatorio es fundamental como parte de la resistencia al modelo neoliberal”.

Es importante destacar que los organizadores agradecieron a los distintos actores que hicieron posible la realización del proyecto: Dirección de Extensión UBB, Escuela de Trabajo Social y el Centro de Intervención e Investigación Social de la Escuela de Trabajo Social (CIISETS).

Jornada de debate y reflexión

En la actividad se presentaron tres expositores, el asistente social por la Universidad de Chile y académico de la Universidad Tecnológica Metropolitana, Pablo Suárez Manrique; el director del Departamento de Trabajo Social de la Universidad Católica de Temuco, Helder Binimelis Espinoza; y la trabajadora social y actual directora ejecutiva de la ONG We Kimun, Yanny Figueroa Ayala.

Con la presentación “El eterno retorno de la rebeldía o la búsqueda constante de los actos primordiales en la noción de trabajos sociales”, Pablo Suárez, manifestó que “hoy se está frente a una situación bastante peligrosa como lo es la constitución de un trabajo social neoconservador, que es la tesis de Viveros. Y ese trabajo social está tratando de colocar una crítica neoconservadora que es peligrosa”.

La trabajadora social, Yanny Figueroa, abordó una serie de temas ligados a las comunidades campesinas e indígenas. “Los procesos de recuperación territorial que hoy se están desarrollando en Alto Biobío son la lucha de un pueblo que se niega a desaparecer, a seguir aceptando el exterminio al que el estado lo quiere someter y lo ha querido someter durante cientos de años. De resistencias territoriales hoy se plantean como la única posibilidad y camino para poder evitar que esto ocurra, por eso es que hemos estado ahí, trabajando codo a codo, en todo lo que significa el impacto de los devastadores proyectos empresariales que existen del neoliberalismo”, aseguró.

Por su parte, el doctor en Ciencias Sociales, Helder Binimelis, expuso sobre “La teoría crítica epistemología del sur, aporte para la investigación práctica del trabajo social”. Una primera tarea de la crítica, dijo Binimelis, es la que tiene que ver con comprender cómo funcionan los mecanismos de control en las sociedades modernas, y para ello los conceptos claves que ha desarrollado la teoría crítica son la sospecha, prudencia, vigilancia y la reflexibilidad”.

Ya en la ronda de preguntas, y ante la consulta ¿Hacia dónde debería apuntar nuestra praxis como trabajadores sociales críticos?, el director del Departamento de Trabajo Social de la Universidad Católica de Temuco, Pablo Suárez Manrique, sostuvo que existen dos desafíos, “entender cómo se generar los procesos de desigualdad, la exclusión. Además, encontrar en nuestras prácticas la utopía, relacionado a lo que menciono sobre la búsqueda de la emancipación social”.