Primera Jornada de Salud, Migración y Calidad de Vida se vivenció en la UBB

Fortalecer las competencias teóricas y metodológicas en el estudio de la salud del migrante en la comunidad universitaria, profesionales externos y en los propios migrantes, además de visibilizar la vinculación directa entre migración y salud desde una mirada bio-psico-social, fue el principal objetivo de la 1ª Jornada de Salud, Migración y Calidad de Vida convocada por el Departamento de Nutrición y Salud Pública.

La actividad, que también contó con el apoyo de la Dirección de Extensión, la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, el Colegio de Nutricionistas Universitarios de Chile A.G. y la Escuela de Nutrición y Dietética, fue organizada por el académico UBB PhD (c ) Eduard Maury Sintjago.

El académico Maury Sintjago explicó que la migración y los procesos de aculturación (marginalización, integración, asimilación, segregación) pueden provocar en el migrante un trastorno adaptativo y se ha descrito que esto podría derivar en trastornos de la conducta alimentaria. “Estudios en EE.UU. han evidenciado que el riesgo de trastornos de conducta alimentaria (tipo atracón) aumenta a lo largo de las generaciones de inmigrantes y que posiblemente las causas pueden deberse a factores no específicos que subyacen a los cambios en una amplia gama de morbilidad psiquiátrica asociada con la migración, además de las presiones culturales”.

Eduard Maury destacó que Chile ha avanzado en reconocer en su política de salud la atención sanitaria a los migrantes, independiente del estado jurídico o migratorio de éste. Sin embargo, existen otros desafíos más complejos como el de concienciar al profesional sanitario en reconocer al migrante no sólo como un sujeto de derecho, sino también como una persona dotada de hábitos culturales particulares que condicionan la promoción de estilos de vida saludable, la prevención de la enfermedad y el tratamiento oportuno de patologías.

“Por ejemplo, el profesional nutricionista tiene que estar capacitado en “hacer lectura” de los hábitos alimentarios de los colectivos migrantes para poder realizar un diagnóstico dietético adecuado y una planificación alimentaria-nutricional ajustada a las normas culturales, favoreciendo de este modo una mayor adherencia al tratamiento”, aseveró.

El programa consideró, entre otras, las conferencias “Salud mental, bienestar y migración” del Dr. Alfonso Urzúa de la Universidad Católica del Norte; “Migración y alimentación: cambios y persistencias” (DIUBB 182420 4/R), del Ph.D (c ) Eduard Maury; “Alta prevalencia de inseguridad alimentaria y factores asociados en inmigrantes haitianos en el sur de Chile” (DIUBB 182420 4/R) de la MSc. Alejandra Rodríguez; y “Los desafíos de la salud local frente a los procesos de migración y calidad de vida. La experiencia municipal de Valparaíso” por el director de Salud Municipal de Valparaíso, Alejandro Escobar.

Durante la jornada también se realizó la presentación del documental “Raíces que migran” del académico MSc. Alejandro Cárdenas Baracaldo de la Universidad de Aysén.