Estudiantes de Trabajo Social sede Chillán realizaron foro intercultural

 

Un grupo de estudiantes de Prácticas Innovadoras en Interculturalidad de la Escuela de Trabajo Social sede Chillán, realizaron el Foro intercultural “Latinoamérica Unida” con el objetivo de sensibilizar a la comunidad universitaria respecto a la situación de los inmigrantes en Ñuble. La instancia se vio complementada con una feria, ambos eventos se llevaron a cabo con apoyo del Fondo para el Desarrollo Estudiantil (Fade).

La bienvenida estuvo a cargo de la académica y tutora de práctica en la Escuela de Trabajo Social, Camila Jara Aparicio, quien comentó, “la Escuela ha visto la necesidad de abordar el tema de la migración, analizarlo desde otra perspectiva, así como también que tenemos esta mirada de ver la migración como un problema”.

Foro intercultural

Dos bloques fueron los realizados en el foro, buenas prácticas interculturales en Educación y testimonios de emprendimiento y trabajo. Para comentar su experiencia en el programa Migración y Escuela, expuso el responsable del área de Gestión del Conocimiento en Servicio Jesuitas a Inmigrantes de Santiago, Pablo Rossier Vergara, “este programa ha tenido presencia en Arica, Antofagasta, Calama y Santiago, partiendo en 2017. El principal objetivo es trabajar en conjunto con las escuelas para potenciar dichos espacios, de la no inclusión a la interculturalidad”.

Asimismo, y para explicar la creación de la Escuela de español Chowblack de Bulnes, el estudiante de cuarto año de Pedagogía en Castellano y Comunicación UBB, Mario Herrera, y el psicopedagogo, Martín Padilla, presentaron “Hacia una idea de educación intercultural comunitaria integrada”. “Con esta escuela se busca crear una inclusión real para las personas, principalmente de nacionalidad haitiana, pero en general todos los inmigrantes. Tenemos que entender que quienes quieren llegar a nuestra nueva Región de Ñuble no son turistas, sino que vienen a quedarse, hacer familia, trabajar y tener un mejor futuro”, dijo Padilla.

Por su parte, el estudiante Mario Herrera, comentó que al inicio del proyecto “nos vimos en la necesidad de hacer un llamado a la comunidad, a profesionales de distintas áreas. Luego dividimos a los estudiantes que llegaron en tres áreas de conocimientos que consideramos necesarias para adquirir una segunda lengua, entre el A1, A2 y B1”.

El ciudadano haitiano Bolivar Delinoit, comentó a los asistentes cómo fue su llegada a nuestro país,“cuando llegué ya hablaba español y me hice amigo de los chilenos para saber cómo funciona Chile, uno debe saber cómo funciona el país donde se llega, las leyes, por ejemplo. Elegí Chile después de conversar con personas de varios países cuando fui guía turístico en República Dominicana, me gustó. No diré que voy bien o mal, sino que intento superarme. Mi hija está estudiando y ya habla español mejor que yo”, dijo Delinoit.