UBB realizó inédito curso triestamental de capacitación sobre equidad de género

El primer curso triestamental de capacitación en técnicas de introducción e implementación de la norma chilena 3262:2012 sobre sistemas de gestión de calidad de igualdad de género y conciliación de la vida laboral y familiar, se llevó a cabo en Concepción el 22 y el 31 de octubre. La actividad contó con un total de 30 participantes, incluyendo nueve estudiantes de Chillán que integraron la mesa de género conformada el primer semestre de este año.

Al dar inicio a la primera jornada del curso, el vicerrector de Asuntos Económicos Reinier Hollander señaló que la iniciativa se enmarca en el interés institucional de avanzar como Universidad y como sociedad hacia la equidad de género, eliminando las brechas que todavía existen. Por su parte, la presidenta de la Asociación de Funcionarios No Académicos de la sede penquista, Olga Ortiz, expresó su satisfacción por la incorporación a este esfuerzo de los distintos estamentos. Hay muchos temas y cambios culturales de los que es necesario conversar y qué mejor que hacerlo todos juntos, dijo.

El director de Recursos Humanos Juan José Valenzuela recordó que el curso triestamental se suma al diploma sobre la normativa nacional en relación con la igualdad de género, conciliación y buenas prácticas laborales, que se está desarrollando en Chillán, donde el año pasado se realizó, además, un curso similar al efectuado ahora en Concepción. El de la sede penquista fue el primero en el que participaron estudiantes y también se adscribió a la franquicia del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence, para lo cual las jóvenes suscribieron un pre contrato con la Universidad.

Al igual que los otros programas, el curso triestamental estuvo a cargo de la Universidad de Concepción, a través de UdeC Capacita. El relator fue Wilson Cordero y sus objetivos fueron que los asistentes comprendan los elementos conceptuales, prácticos y las transformaciones culturales que implica la aplicación del enfoque de género en el quehacer institucional, los requisitos e implicancias de la norma chilena 3262:2012 y la metodología para la implementación de un sistema de gestión de calidad basado en la normativa. De esta forma, fortalece la formación en este ámbito, desarrollando competencias para la puesta en marcha de los protocolos y acciones que propician la igualdad de género y la conciliación de la vida laboral y familiar en nuestra comunidad universitaria.

La presidenta de la Federación de Estudiantes de la sede Chillán, Evelyn Villagra –quien participó en el curso y, anteriormente, en la mesa de género-, se manifestó complacida con el curso. Pudimos certificar los conocimientos y experiencia adquirida en los distintos espacios, afirmó. Agregó que el carácter triestamental constituye un plus, ya que las visiones se complementan y se pueden analizar escenarios desde las diversas miradas.  La Universidad del Bío-Bío se ha tomado en serio la igualdad de género y está avanzando en estas temáticas, asumiéndolas como un asunto institucional y no sólo de los movimientos feministas, advirtió la dirigente. Valoró igualmente la integración a este desafío de diferentes organizaciones estudiantiles, más allá de la Federación.

En tanto Susana Riquelme, de la Dirección General de Análisis Institucional, destacó la incorporación del enfoque de género a la gestión de calidad de la Universidad y lo que ello implica para la disminución de las brechas y desigualdades, con la aplicación de medidas y mediciones concretas. Reconoció asimismo que la participación triestamental enriqueció el desarrollo del curso de capacitación. Particularmente, el aporte de las alumnas permitió ahondar más en los contenidos teóricos, conceptuales e históricos, indicó la profesional.