Jóvenes demostraron su talento en Concurso Nacional de Guitarra Liliana Pérez Corey

Por segundo año consecutivo, Concepción fue la ciudad anfitriona del Concurso Nacional de Guitarra Liliana Pérez Corey, que en su undécima versión reunió a 28 jóvenes exponentes de la guitarra clásica, los que deleitaron al público. La actividad fue organizada en conjunto con el Conservatorio de Música Laurencia Contreras de nuestra Universidad, con aportes del Fondo de la Música del Consejo Nacional de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Este año la competencia tuvo lugar en el Aula Magna del Arzobispado y rindió un homenaje póstumo al virtuoso guitarrista clásico chileno Arturo González Quintana, uno de los pilares en la formación de la disciplina junto a Liliana Pérez Corey.

El concurso consideró clases magistrales, conciertos, la competencia en sus cuatro categorías: Infantil, Juvenil, Superior y Profesional, además de la muestra de guitarras del Luthier Carlos López.

El jurado estuvo compuesto por los destacados guitarristas Enrique Díaz Lazkano, Alejandro Gallegos, Alex Panes, Carlos Pérez, Eugenio González, Fernando Sandoval y Guillermo Nur, quienes evaluaron el trabajo realizado por jóvenes guitarristas provenientes de escuelas, academias, universidades e institutos de todo Chile.

La fundadora y directora general del concurso, Eugenia Rodríguez, destacó el legado de los maestros de la guitarra nacional y la formación que tienen los jóvenes en distintas instituciones del país, nivel artístico que se muestra cada año en el Concurso.

Los primeros lugares por categoría fueron para Oscar Ovalle, en Profesional; Vicente Moreno, Iván Avendaño y Oscar Nilo, en Superior; Pedro Toledo, Antonio Contreras y Juan Antonio Riquelme, en Juvenil; y Paula Martínez, en Infantil. Asimismo, se entregó el Premio a la Interpretación de Música Chilena, el que recayó en Paula Martínez, Pedro Toledo, María José Arriagada, Juan Antonio Riquelme, Vicente Moreno, Lucas Navarrete y César Farías.

El intérprete musical en Guitarra Clásica de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y ganador en la categoría Profesional, Oscar Ovalle, manifestó que su preparación la realiza junto al maestro Esteban Espinoza, dedicándole muchas horas para obtener un buen resultado en el certamen. “Lograr el primer lugar significa una alegría muy grande y satisfactoria por todo el trabajo y esfuerzo previo que conlleva, además es un honor y un prestigio muy grande, ya que yo sigo este concurso desde el año 2013, en donde participé en la categoría básica y pude darme cuenta de los grandiosos guitarristas que se han llevado este premio anteriormente”, aseveró.

El director del Conservatorio de Música Laurencia Contreras, Igor Concha, expresó que la competencia “fue una experiencia importante desde el punto de vista artístico, por los niveles musicales en las distintas categorías y la calidad del jurado. Además, es una instancia que aporta al proceso formativo de los jóvenes y a su relación con profesores y compañeros”.