Villa Las Almendras vivenció Carnaval de la Amistad junto al CIISETS UBB

La comunidad de la Villa Las Almendras de Chillán y el Centro de Intervención e Investigación Social de la Escuela de Trabajo Social (CIISETS), dieron vida a la tercera versión del Carnaval de la Amistad, demostrando los lazos generados entre el sector residencial y la propia Universidad a través del trabajo comunitario que impulsa CIISETS. El evento dio término a las actividades de trabajo comunitario realizadas en Villa Las Almendras durante este año.

El trabajador social y encargado técnico de CIISETS, Sady Leaman Hasbún, comentó que el Centro y la Villa Las Almendras iniciaron el año 2014 una vinculación que ha resultado ser estable y enriquecedora. Fruto del trabajo de vinculación bidireccional, el año 2016 se realizó el primer Carnaval de la Amistad, nominado así por los propios vecinos y vecinas de la villa.

La tercera versión del Carnaval de la Amistad se desarrolló a partir de una planificación conjunta, para explorar los intereses de la comunidad y conseguir que la jornada contribuyera al fortalecimiento del tejido social interno y a la relación con la Universidad. De este modo se expresó el interés por organizar partidos de fútbol en categorías niños y niñas, mujeres y varones; baile entretenido; coreografías infantiles; música en vivo y concursos.

El Trabajador Social, Sady Leaman Hasbún, encargado técnico de CIISETS, señaló que el Centro procura cultivar un lazo enriquecedor con personas de una comunidad altamente estigmatizada en la ciudad de Chillán. “Por otra parte, las actividades recreativas que el Centro desarrolla responden a una perspectiva de un proyecto ético-político que aboga por los derechos humanos, mediante el cual se comprende que estas comunidades tienen el derecho a convivir, recrearse y fortalecer los vínculos del tejido social existentes en el territorio”, enfatizó.

Leaman Hasbún, agregó que los estudiantes de Trabajo Social y Psicología que realizan sus prácticas profesionales entre los meses de abril y noviembre, “constatan en terreno que la construcción de procesos sociales se da en forma paulatina y naturalmente presenta altos y bajos, ya que el ejercicio de la participación social barrial, en nuestro país, ha vivido profundas etapas de estancamiento, asociadas a diversos factores tales como las relaciones asistenciales que los organismos públicos históricamente han ejercido con las comunidades, la falta de espacios públicos para la recreación, las tensiones y conflictos al interior de los territorios, entre otros”, describió.

Sady Leaman aseveró que durante 2018, CIISETS contó con 11 estudiantes de Trabajo Social y 1 estudiante de Psicología, quienes desarrollaron una intervención social alineada con el perfil de egreso de la carrera de Trabajo Social, que propicia el desarrollo de una intervención “fundada, situada y reflexiva”.

Desde el año 2013, CIISETS es coordinado por la académica Dra. Carmen Gloria Jarpa Arriagada, quién junto al profesor Héctor Vargas Muñoz, aportan las orientaciones teóricas, metodológicas y axiológicas del Centro, que ya cumplió su quinto año de vida.




Empresas conocieron potencial del Laboratorio de Liofilización de Alimentos UBB

Representantes de empresas agroindustriales y alimentarias provenientes desde Santiago a Puerto Montt, se dieron cita en el seminario sobre “Desarrollo e Implementación de un liofilizador industrial para la obtención de alimentos de calidad premium”, convocado por el académico Dr. Andrés Segura Ponce del Departamento de Ingeniería en Alimentos.

El subdirector de Innovación, Domingo Sáez Beltrán, destacó que la implementación del Laboratorio a través de un trabajo conjunto entre el Gobierno de China, el Gobierno Regional del Biobío y la Universidad del Bío-Bío, permitirá a la industria de las regiones de Ñuble, Maule y Biobío contar con un centro avanzado para el desarrollo y exportación de productos de mayor valor agregado.

En tanto, el académico Dr. Andrés Segura Ponce relevó que el seminario pretendió convocar a representantes de empresas de la zona centro sur de Chile con el afán de mostrar las características del Laboratorio de Liofilización de Alimentos, así como antecedentes sobre esta tecnología que permite conservar por mayor tiempo las características organolépticas de los alimentos, así como sus nutrientes.

“Logramos comunicar que la Universidad tiene una capacidad instalada para dar respuesta a las investigaciones aplicadas que ellos necesiten. Los empresarios se mostraron interesados en conocer las posibilidades de acceso a esta tecnología, las opciones de financiamiento para desarrollar sus industrias y también aspectos técnicos asociados a la liofilización”, aseveró el investigador UBB.

El proyecto que permitió dotar a la UBB de un Liofilizador semi industrial supone varios hitos, según explicó el Dr. Andrés Segura. “Siempre es un desafío incorporar nuevas tecnologías y además, hay varios elementos a destacar, por ejemplo, esta es la única inversión directa de China a través del Ministerio de Ciencia y Tecnología en Chile”, aseveró.

El liofilizador se orienta principalmente al procesamiento de productos del mar, frutas y hortalizas, de manera que la mayoría de los concurrentes provenía de frutícolas y de empresas dedicadas al cultivo y exportación de frutos del mar.

Julio Sanzana Castro, representante legal de la Empresa Comercializadora Falcon Ltda. de Puerto Montt, considera la liofilización como una tecnología interesante, aunque advierte que hay precisar los costos que implica.

“Llevamos alrededor de 5 años exportando pepinos de mar al mercado coreano y sabemos que es un producto apetecido. El tema de la liofilización es nuevo para nosotros. El mercado chino se ve interesante por el volumen de la demanda que podría tener. Ciertamente, hay que analizar con calma el costo de la implementación de esta tecnología a nivel industrial”, expresó.

Julio Sanzana destacó el trabajo realizado por el académico UBB, Dr. Andrés Segura Ponce, con quien mantiene contacto permanente, proveyendo pepinos de mar para los estudios que permitan definir protocolos de uso de la tecnología con este producto específico.

“Nos interesa saber cómo evolucionan las investigaciones que ahora se orientan al pepino de mar, pero en el futuro puede haber otro recurso en el que también nos interese incursionar”, reflexionó.




Triciclo: Inédita muestra de grabados de las colecciones de la UBB, UdeC y UCSC

Los rectores de las Universidades del Bío-Bío, Mauricio Cataldo Monsalves; de Concepción, Carlos Saavedra Rubilar, y Católica de la Santísima Concepción, Christian Schmitz Vaccaro, inauguraron la exposición Triciclo: Tres dimensiones universitarias, que reúne una serie de grabados de las colecciones de los tres planteles adscritos al Consejo de Rectores con sede en Concepción.

La comunidad espera que nuestras instituciones trabajen conjuntamente y qué mejor que sea el arte lo que nos una, señaló en la oportunidad Carlos Saavedra, quien destacó asimismo el simbolismo del título de la muestra: tres ejes en movimiento. Christian Schmitz, en tanto, expresó que se trata de tres universidades regionales y regionalistas, que aportan a los territorios desde lo público. Queremos impulsar la cooperación, dejando atrás el ambiente de competencia que se advierte en el sistema universitario nacional, manifestó.

Por su parte, Mauricio Cataldo indicó que la iniciativa se relaciona con el objetivo de crear el Consejo de Rectores a nivel regional, como una forma de potenciar el aporte de las casas de estudios superiores al desarrollo del país y las regiones.

Afirmó que universidades del Bío-Bío, de Concepción y Católica de la Santísima Concepción comparten la función de generadoras de conocimiento y preservadoras de la cultura. Son dos aspectos del quehacer universitario que se caracterizan por la creatividad, capacidad que se refleja muy bien en las obras que conforman esta exposición, reflexionó.  El arte enriquece al ser humano y es también una manera en que nuestras instituciones se vinculan con su entorno, añadió.

Tras la intervención de los tres rectores, los directores de Extensión de las instituciones participantes –Rodrigo Piracés González, de la Universidad de Concepción, Gloria Varela Betancur, de la UC local, y Leonardo Seguel Briones, de la UBB- se refirieron a la gestación de muestra. Relataron detalles de las reuniones que sostuvieron con este fin, remarcando el entusiasmo, espíritu de colaboración, amistad y respeto mutuo que les animó, así como la favorable acogida que brindaron al proyecto las respectivas autoridades.

Finalmente, la curadora de la Pinacoteca de la Universidad de Concepción, Sandra Santander Montero, hizo hincapié en que la exposición se centra en el grabado, una disciplina de la que Concepción y la región cuenta con grandes exponentes.

Triciclo: Tres dimensiones universitarias puede ser visitada por el público hasta el 24 de enero de 2019, en la Sala David Stitckkin (Barros Arana 637, Concepción). La exhibición contempla obras de Santos Chávez y Jaime Cruz, de la Pinacoteca de la UdeC; de Carlos Donaire y Hernando León, aportadas por las UBB, y de Cristian Corral, Benjamín Lira, Delia del Carril, Julio, Escámez, Juan Cancino y otros autores, de la colección de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.




Director de Extensión participó de encuentro nacional de universidades estatales

Los integrantes del Coro de la Universidad del Bío-Bío, junto al director de Extensión, Leonardo Seguel, participaron en el “II Encuentro Nacional de Coros de Universidades Estatales de Chile”, convocado por la Red de Artes, Culturas y Patrimonio, de las universidades del Estado de Chile realizado en la Universidad de O’Higgins de Rancagua.

La Iniciativa buscó acercar las manifestaciones culturales y artísticas a las comunidades regionales, estudiantes, funcionarios y académicos de las casas de estudio estatales. Por lo cual se realizaron muestras musicales abiertas al público en la Parroquia de la Santa Cruz, en el Centro Cultural de San Fernando, ambos en la Provincia de Colchagua, además en el Liceo Claudio Arrau León de Doñihue, en Cachapoal. El concierto final se realizó en el Aula Magna de la Universidad de O’Higgins.

Al respecto el Director de Extensión explicó que “los cuatro conciertos realizados permitió poner a disposición de las audiencias más jóvenes interpretaciones corales que incluyeron principalmente repertorio popular latinoamericano. El haber participado tiene varias connotaciones, lo más importante es la difusión de la actividad cultural que desarrollan las universidades del Estado, en su misión de vincular a la comunidad a través de las expresiones artísticas en todas sus dimensiones, en esta oportunidad las voces que integran nuestro coro universitario”.

“Pudieron estar más cerca de la gente, donde no alcanza a llegar la expresión coral in situ, lo que permite que las universidades tengan un contacto directo con las comunidades, pudiendo entregar además alegría y cultivar el espíritu a través de la cultura. Así también se estrechan los lazos afectivos entre los distintos integrantes de los coro”, señaló Leonardo Seguel.

Por su parte el coordinador del área de Grupos Artísticos, Héctor Campos, comentó que “fue muy enriquecedor participar en este encuentro representando a nuestra Universidad. Toda vez que son pocas las instancias en las que se comparte escenario con otros coros universitarios”.

Cabe señalar que además participaron coros representativos de las universidades de Los Lagos, de Santiago, de Valparaíso y Tecnológica Metropolitana.

 

 




Taller acentuó la relevancia de la propiedad intelectual y transferencia

Con la participación de integrantes de 8 instituciones de Educación Superior de la región se realizó el primero de tres talleres que resaltó la importancia de la propiedad intelectual y transferencia tecnológica en la vinculación universidad- empresa. Esta iniciativa es parte de las actividades del proyecto BiobioNET, lanzado recientemente y que ejecutan las universidades del Bío-Bío, UdeC, UCSC e Inacap.

Por Dagoberto Pérez

En la oportunidad el Dr. Francisco Vergara, director de la Dirección de Innovación de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la Universidad del Bío-Bío, y director del proyecto BiobioNET, dio la bienvenida e invitó a seguir trabajando juntos para sacar adelantes esta iniciativa. “La idea de esta capacitación es poder aunar criterios y conceptos entorno a los temas de propiedad intelectual y transferencia tecnológica como herramientas para fortalecer la vinculación entre universidad y empresa”, afirmó el director de Innovación.

Por su parte, Andrea Bustos, coordinadora de la Oficina de Transferencia y Licenciamiento, OTL-UBB, indicó que uno de los objetivos de este encuentro al alero del proyecto BiobioNET, es instalar en las universidades oficinas que apoyen a los académicos y alumnos en la temática de propiedad intelectual (PI), y transferencia tecnológica.“Ese es el objetivo que estén acá, que puedan conocer como estructurar y reglamentar toda la actividad relacionada con la propiedad intelectual y transferencia tecnológica proveniente de los resultados de investigación de los académicos de las instituciones participantes”, matizó la ejecutiva de la OTL-UBB.

Y continúo con una descripción del trabajo que se está realizando en la OTL-UBB, una unidad dependiente de la Dirección de Innovación de la Universidad del Bío-Bío, y su principal función es apoyar, gestionar e impulsar todas las actividades para la transferencia y el licenciamiento de las innovaciones desarrolladas por la comunidad universitaria hacia el medio externo. Destacan entre sus funciones, la vinculación universidad-empresa, la vigilancia tecnológica y la gestión de la propiedad intelectual, (PI).

En este contexto se presentó el abogado Felipe Burgos, experto en temas de Propiedad Intelectual quien resaltó su relevancia e impacto contar con la debida protección de los resultados logrados al alero del trabajo I+D+i+e, desde una mirada integral y con una perspectiva moderna de estos instrumentos.

BiobíoNET como proyecto de impacto regional espera generar instancias que permitan el debido desarrollo de acciones coordinadas y colaborativas en materia de transferencia de tecnologías (TT) en la zona, donde los sectores priorizados son madera, logístico-portuario, agroindustria y metalmecánico. Esta coordinación y articulación implicará que cada institución cuente con un responsable de TT y vinculación con formación técnica en el rubro.