Cuenta anual 2019: Nuestra institución avanza a partir de los cimientos construidos por la comunidad UBB


Un reiterado reconocimiento al compromiso y trabajo colectivo de la comunidad universitaria expresó el rector Mauricio Cataldo Monsalves al presentar la cuenta anual de los principales logros y desafíos de nuestra casa de estudios, con ocasión del septuagésimo segundo aniversario institucional, el martes 9 de abril. Nuestra riqueza tiene nombres, apellidos y rostros: son las personas de nuestra Universidad que representan las distintas sensibilidades disciplinarias, profesionales, culturales y políticas de nuestra Universidad del Bío-Bío, sentenció.

La autoridad universitaria hizo también un fuerte llamado a participar con sentido de co-responsabilidad en la próxima visita de pares para la acreditación institucional 2019. Defiendo el derecho a la legítima diferencia y a la existencia de diversos puntos de vista sobre el quehacer universitario y la gestión que me corresponde encabezar. Pero en este momento debe primar la unidad frente a la evaluación que la Comisión Nacional de Acreditación hará de nuestros procesos y resultados de los últimos cinco años, dijo.

Un ejercicio de memoria académica

El Rector recordó a quienes le antecedieron en el cargo, así como a los académicos y funcionarios administrativos que se han acogido a retiro. Se refirió asimismo a las transformaciones sociales y culturales de nuestros tiempos, destacando el movimiento feminista de 2018 que –afirmó- motivó que, como Universidad del Bío-Bío, hiciéramos por primera vez un acto de reconocimiento de nuestros fallos y silencios frente a diversas situaciones de abuso.

El rector Cataldo enfatizó también los aspectos más relevantes del quehacer universitario. En este marco, entregó cifras e indicadores con respecto al proceso de admisión 2019, desarrollo estudiantil, situación financiera de nuestra institución, obras de infraestructura, gratuidad, investigación, posgrado, extensión y vinculación con el medio. En relación a esto último, subrayó el fortalecimiento de los lazos con otras casas de estudios de nuestras regiones, así como iniciativas impulsadas desde las facultades. Mencionó además la consolidación del proyecto Macrofacultad de Ingeniería 2030 y la etapa inicial de Ciencia 2030.

En referencia a la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado indicó que se invitará a investigadores e investigadoras a analizar algunos ajustes de los criterios técnicos y procedimientos internos. Puso de relieve igualmente la incorporación del área de creación artística, que abre la posibilidad de dar cabida a un gran caudal de conocimiento y productividad académica no-científica.

El Rector puso de relieve asimismo el proyecto de Planetario UBB, de cuya materialización advirtió que “estamos expectantes”. Se trata de un anhelo compartido por nuestra Universidad y la comunidad regional del Biobío y se constituirá en un símbolo de la expansión de nuestro quehacer, un punto de encuentro de las expresiones de la ciencia, la tecnología y la cultura, que le otorgará identidad y un nuevo sentido social y urbano a nuestra institución, aseguró.

Los temas de futuro

En cuanto a la  idea de abrir Medicina, el rector Cataldo expresó: Nos interesa y entusiasma pero, en consonancia con las políticas de gestión académica y financiera, sólo avanzaremos en este proyecto si contamos con los consensos internos respecto de la necesidad de abrir esta oferta y sólo si logramos desarrollar una propuesta seria de sustentabilidad científica y económica de largo plazo, con aportes financieros y regionales efectivos, que permitan su viabilidad sin hipotecar el futuro de nuestra institución.

La autoridad universitaria ratificó igualmente que la creación de la Facultad de Ciencias Sociales cuenta con el decidido apoyo de la Rectoría y la intención es retomar la iniciativa una vez concluido el proceso de acreditación institucional.

Adelantó además diversas medidas para mejorar la gestión administrativa y académica de nuestra Universidad, entre las que figura la elaboración del proyecto para la creación de la Dirección General de Desarrollo de Personas y Calidad de Vida.

Iniciativas estratégicas

Al abordar las propuestas del ideario político institucional del actual gobierno universitario,  aludió en primer término a la descentralización territorial e institucional, mencionando la instalación de la VRIP en Chillán y la puesta en marcha de los convenios de desempeño internos, que permiten la transferencia de recursos y toma de decisiones a las unidades académicas.

En seguida y en relación a los Estatutos Orgánicos, recordó que ya se promulgó el decreto universitario que regulará el proceso de generación de la nueva normativa y el reglamento para las elecciones de representantes universales para la comisión de estatutos. A continuación, anunció que en las próximas semanas se presentará el proyecto de Dirección General de Género y Equidad a los cuerpos colegiados de la UBB. Finalmente, en cuanto a la acreditación institucional, llamó a interiorizarse del informe de autoevaluación entregado a la CNA, a participar en claustros y reuniones informativas y a colaborar en la visita de los pares, programada del 13 al 17 de mayo.

Al concluir su intervención, el Rector recalcó: Se nos ha dado un mandato hasta el año 2020 para gestionar cambios en los modos institucionales de hacer y pensar, de forma tal que podamos llevar a la UBB a ser la Universidad para el Chile del nuevo siglo. Pero este tiempo no puede separarse de nuestra historia continua de más de siete décadas, fruto del trabajo colectivo de nuestra comunidad. Esta historia compartida en nuestro mayor tesoro, nuestra mejor marca registrada y nuestro mayor legado para el futuro.

La presentación de la cuenta anual de nuestra Universidad tuvo lugar en Concepción y Chillán, el martes 9 de abril. En ambas, la ceremonia contó con la asistencia de autoridades regionales, locales y universitarias, representantes de organismos públicos y privados, académicos, estudiantes y funcionarios administrativos.