Líderes de área destacan aspectos más importantes de la evaluación interna

En el marco del proceso de acreditación institucional 2019 y a la espera de los pares externos, la comunidad UBB ha sido convocada a revisar el informe de autoevaluación, que recoge los principales avances y objetivos de nuestra casa de estudios en las áreas de gestión institucional, docencia de pregrado, vinculación con el medio, investigación y docencia de posgrado.

Para la evaluación interna se constituyeron comisiones por área, se realizaron talleres, se aplicaron encuestas y se invitó, además, a informantes clave, que entregaron sus impresiones respecto del quehacer universitario en los distintos aspectos. En su próxima visita –programada del lunes 13 al viernes 17 de mayo-, los evaluadores externos verificarán la coherencia del informe en relación al Plan General de Desarrollo Universitario. Con ese propósito, conversarán con autoridades universitarias, académicos, estudiantes, funcionarios administrativos, titulados, graduados, empleadores y otros actores vinculados con nuestra Universidad.

A continuación, los líderes de las cinco áreas de acreditación exponen los resultados más importantes de la autoevaluación, que todos debemos conocer.

Gestión institucional

Reinier Hollander, vicerrector de Asuntos Económicos.

Gestión Institucional es, junto con Docencia de Pregrado, una de las dos áreas obligatorias y contempla cuatro aspectos: misión y propósitos de la Universidad, estructura organizacional y sistema de gobierno, recursos humanos y recursos financieros. La autoevaluación se realizó de manera participativa, considerando la opiniones y aportes de las distintos actores y unidades involucradas, indica de partida el vicerrector de Asuntos Económicos, Reinier Hollander Sanhueza, líder del área.

En el informe, añade, se constata que la Universidad del Bío-Bío tiene una misión y objetivos claros, establecidos en instrumentos legitimados, como el Plan General de Desarrollo Universitario y los planes estratégicos de unidades académicas y administrativas. Igualmente, posee una estructura organizacional formalizada, que permite el desarrollo del quehacer universitario, así como una gobernanza democrática y participativa, con autoridades y cuerpos colegiados representativos.

En cuanto a recursos humanos, se evidencia que son pertinentes para el cumplimiento de los propósitos institucionales y que existen mecanismos para la selección, contratación y capacitación del personal. Asimismo, la gestión financiera de nuestra Universidad permite el cumplimiento de los propósitos instituciones, tanto a corto como a largo plazo, lo que asegura la sustentabilidad institucional.

Hollander destaca que la Universidad cuenta con un Sistema de Gestión de Calidad (SGC) basado en la norma ISO 9001:2015, el cual contiene los procedimientos, reglamentos, manuales, instructivos, formularios y descripción de funciones de cargo, conforme a la estructura organizacional de nuestra institución. El SGC ha estado en permanente revisión, demostrando que la Universidad tiene la capacidad para efectuar ajustes y cambios necesarios para mejorar su calidad, tal como lo exige la Ley de Acreditación. Además, como reflejo de su compromiso con desarrollo sustentable de nuestras regiones, la UBB obtuvo la certificación del Acuerdo de Producción Limpia (APL) para los Campus Concepción, La Castilla y Fernando May, otorgada por la Agencia Chilena de Eficiencia Energética y Cambios Climático.

El Vicerrector invitó a revisar el SGC a través de la página web institucional, así como a leer el informe de autoevaluación, cuyo resumen se distribuyó a la comunidad universitaria y que está también disponible en internet.

Docencia de Pregrado

Peter Backhouse, vicerrector académico.

El informe de autoevaluación en Docencia de Pregrado constata la calidad de los procesos formativos en la Universidad del Bío-Bío, explica el vicerrector académico Peter Backhouse, líder del área que comprende materias como la docencia, oferta académica, desarrollo estudiantil, gestión curricular, formación integral y aseguramiento de la calidad.

Backhouse recalca algunos de los principales logros alcanzados por nuestra Universidad en estos ámbitos, tales como los notables niveles de acreditación de carreras que registra nuestra casa de estudios y una oferta académica basada en las capacidades institucionales y pertinente a las necesidades regionales. También menciona el sostenido avance del proceso de renovación curricular conforme al modelo educativo de la UBB, que a la fecha alcanza al 95 por ciento de nuestros programas de pregrado.

Se refiere igualmente a los programas de acompañamiento a los estudiantes, que han permitido que la Universidad alcance una de las mejores tasas de retención del sistema universitario nacional. La UBB también se destaca por los altos índices de posgraduación de su cuerpo docente, afirma. Asimismo –agrega- hemos propiciado la incorporación de metodologías activas al trabajo en el aula, mejorando los procesos de enseñanza-aprendizaje, y tenemos un creciente porcentaje de académicos que llevan adelante proyectos de investigación en docencia.

El líder del área de Docencia de Pregrado pone de relieve además las iniciativas orientadas a la internacionalización de la Universidad y los avances en digitalización.

Todo ello nos ha llevado a situarnos entre las cuatro mejores universidades del país en docencia de pregrado, de acuerdo al ranking general que anualmente elabora el Grupo de Estudios Avanzados en Educación Superior Universitas, subraya Peter Backhouse. La medición que abarca a todas las universidades chilenas acreditadas, ha situado a la UBB en el cuarto lugar del sistema y como la mejor universidad pública de regiones los últimos tres años.

Por último, el vicerrector insta a la comunidad universitaria a participar activamente en el proceso de acreditación institucional. La UBB se encuentra en un alto nivel y todos estamos llamados a mostrar nuestros logros y esfuerzos, expresa.

Vinculación con el Medio

Eric Forcael, director general de Relaciones Institucionales.

El área de Vinculación con el Medio considera las actividades de extensión, innovación y transferencia tecnológica, emprendimiento, formación continua, comunicación estratégica y relaciones institucionales, incluida la movilidad estudiantil. El informe de autoevaluación en esta área comprende las acciones con que se enfrentaron las debilidades encontradas en la anterior acreditación, así como los desafíos detectados en el actual proceso, señala el director general de Relaciones Institucionales, Eric Forcael, quien lideró la comisión a cargo de elaborar el documento.

En los últimos años, se avanzó sustancialmente en la conformación de una matriz transversal de vinculación con el medio, que abarca políticas, proyectos y soportes informáticos, con mecanismos formales y sistemáticos para robustecer el quehacer universitario en este ámbito, tanto desde un enfoque unidireccional como bidireccional, precisa el directivo. Asimismo, añade, se impulsó fuertemente la incorporación de estudiantes de pregrado en esta área, con proyectos concursables para el desarrollo de tesis o asignaturas de vinculación con el medio. Además, se están desarrollando instrumentos para potenciar la evaluación del impacto de las iniciativas en esta área.

Otro aspecto que se fortaleció significativamente es la movilidad estudiantil, manifiesta Forcael, precisando que el número de alumnos de la Universidad del Bío-Bío que sale al extranjero aumentó 20 por ciento, mientras que el porcentaje de alumnos de otros países que vienen a la UBB creció más de 100 por ciento. Ello evidencia la internacionalización de nuestra Universidad por el mayor conocimiento que hay sobre ella a nivel global y el interés que genera en los jóvenes, recalca el líder de área.

En general, las debilidades detectadas en el proceso anterior se han enfrentado con resultados sobresalientes o se han cumplido satisfactoriamente, concluye Forcael.

Investigación 

Gipsy Tabilo, vicerrectora de Investigación y Postgrado.

El informe de autoevaluación en Investigación registra el progreso de nuestra institución en indicadores como la adjudicación de proyectos Fondecyt que en el último concurso se elevó a 15, triplicando el promedio de los años anteriores. El trabajo realizado para robustecer el quehacer investigativo ha sido muy importante, considerando aspectos como el incremento de recursos internos, las ayudantías de investigación e investigadores postdoctorales, el aumento de las publicaciones, la actualización de las políticas institucionales y la creación de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado, puntualiza la Vicerrectora Gipsy Tabilo, líder del área.

Se hicieron también ingentes esfuerzos para la difusión de las actividades y se potenció la contratación de doctores, a lo que se suman los programas de perfeccionamiento académico. Asimismo, se fomentó la creación de grupos de trabajo interdisciplinario y se avanzó en la participación de estudiantes de pre y posgrado en actividades de investigación, así como en proyectos de emprendimiento, con aportes internos y de fondos como el de Valorización de la Investigación Universitaria del Fondef (Fondef VIU).

La consolidación de las actividades de investigación y posgrado ha permitido a la Universidad del Bío-Bío alcanzar una posición de liderazgo entre los planteles con investigación y doctorados en áreas selectivas, según el ranking de Universitas. La medición clasifica a las instituciones en cuatro grupos: Universidades Docentes (1), Universidades Docentes con Proyección en Investigación (2), Universidades con Investigación y Doctorados en Áreas Selectivas (3) y Universidades de Investigación y Doctorados (4).

Los últimos dos años la UBB se ha situado como en el segundo lugar del tercer grupo, clasificación a la que accedió en 2016, resalta Gipsy Tabilo.

 Docencia de Postgrado

Esta es la primera vez que nuestra Universidad postula a la acreditación en Docencia de Postgrado, sobre la base de lo construido en años, advierte la vicerrectora Gipsy Tabilo, líder del área.

Actualmente, argumenta, tenemos tres de nuestros cinco doctorados acreditados y los otros dos están a la espera de las respectivas visitas de pares. Además, 50 por ciento de nuestros programas de magíster ya están acreditados y otros se encuentran en proceso de acreditación. De esta forma, próximamente el 90 por ciento de nuestros posgrados podrían estar acreditados, lo que significa que tenemos posibilidades concretas de acreditar esta área, sostiene la Vicerrectora.

La acreditación de los programas, destaca Gipsy Tabilo, da cuenta de la calidad y productividad de los claustros y de la infraestructura y equipos que los sustentan. El fortalecimiento de la investigación nos permitió sentar las bases para impulsar el posgrado y ponernos en buen pie para alcanzar su acreditación. Tenemos lo necesario para lograrlo, sostiene.

El informe de autoevaluación en Docencia de Postgrado da cuenta del desarrollo de las actividades de nuestra Universidad en esta área. Además de la creciente acreditación de los programas, el documento constata los avances en internacionalización, a través de convenios con universidades extranjeras, el aumento de postulantes de otros países, la renovación curricular, el robustecimiento de los claustros, la vinculación con la investigación y la existencia de políticas y mecanismos que permiten el desarrollo del posgrado.