Workshop UBB reunió a expertos en Cosmología y Física de Partículas Elementales

El encuentro de carácter nacional, congregó a unos 20 académicos e investigadores de diversas universidades chilenas como la Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de Chile, Universidad Andrés Bello, Universidad Técnica Federico Santa María y la propia Universidad del Bío-Bío.

El workshop forma parte de las actividades del Grupo de Investigación Cosmología y Partículas Elementales integrado por los académicos Dr. Mauricio Cataldo Monsalves, Dr. Pedro Labraña Moraga, Dra. María Antonella Cid Muñoz, Dr. Carlos Marat Reyes Martínez, Dr. York Schröder, Dr. Cristian Villavicencio Reyes, y Dr. Markos Maniatis.

El físico teórico del Departamento de Ciencias Básicas de la UBB, Dr. Markos Maniatis, explicó que la física de partículas elementales se refiere al estudio de las estructuras más pequeñas que conforman la naturaleza, en tanto que la cosmología aborda el estudio del universo como un todo. A pesar de la diferencia de enfoque, ambos campos del conocimiento se encuentran más cerca de lo que se piensa.

“La física de partículas elementales permite explicar, por ejemplo, la materia oscura, y sin ella no podemos entender la cosmología, la formación de las galaxias, por mencionar un caso. Básicamente, nos dedicamos a observar fotones en telescopios, que son partículas elementales, y con eso logramos muchas conclusiones sobre el universo”, explicó.

El Dr. Maniatis comentó que mediante el estudio de las partículas elementales y de la cosmología es factible responder interrogantes sobre el origen del universo y de todo lo creado hasta hoy. “Hubo un momento, probablemente hace unos 14 mil millones de años, en que la densidad era tan grande que no existían galaxias, estrellas ni siquiera átomos, tan sólo las partículas elementales”, explicó.

El Dr. Maniatis ilustró que nuestra imagen actual de la evolución del Universo está basada, por un lado, en observaciones de las estrellas y galaxias a través de telescopios como los emplazados en el desierto de Atacama en Chile, así como por medio de experimentos de partículas elementales en el “Gran colisionador de hadrones’’ (Large Hadron Collider) en el CERN, Suiza.

La presentación de las conferencias también dio espacio al diálogo y a la reflexión científica, ejercicio fundamental que permite a los académicos visualizar nuevos proyectos de investigación conjunta y colaborar en las diversas iniciativas en curso.




Aprendizaje Servicio e Ingeniería en Alimentos capacitaron a jefas de hogar de Ñuble

Destinado a mujeres del Programa Mujeres Jefas de Hogar de las comunas de Chillán y Chillán Viejo, el “Taller en manipulación y elaboración de productos congelados y enlatados”, realizado a través del Programa de Extensión Relevante Aprendizaje Servicio de la Facultad de Ciencias Empresariales y la carrera Ingeniería en Alimentos de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, finalizó con éxito, contemplando además una ceremonia de entrega de certificados.

Es importante destacar que dicho trabajo colaborativo involucró a profesionales, académicos y estudiantes, quienes apoyaron a las decenas de mujeres que participaron en el taller.

El decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, Jorge Moreno Cuevas, quien también participó como profesor en la capacitación, felicitó a las presentes por su esfuerzo, y destacó que la Universidad “está dispuesta a poder entregar estos distintos conocimientos en una forma muy simple de entender para que sean aplicadas, tanto en las casas como en algún emprendimiento”.

Asimismo, el director del Programa Aprendizaje y Servicio, Mauricio Salazar Botello, sostuvo que como equipo están muy agradecidos con quienes asistieron al taller, y valoró el trabajo colaborativo de las Facultades ya que pertenecen a una misma institución. Además, el académico insistió en la intención de seguir apoyando este tipo de actividades.

También saludaron a los presentes las encargadas del Programa Mujeres Jefas de Hogar de las municipalidades de Chillán, Daniela Parra, y Chillán Viejo, Jennifer Lagos, así como las representantes de los grupos de mujeres de ambas comunas, Julia Vargas (Chillán Viejo) y Karla Quilaqueo (Chillán), quienes recibieron sus certificados y agradecieron el apoyo y la utilidad de lo aprendido en nuestra casa de estudios. Precisamente, la representante Karla Quilaqueo, quien se refirió a la experiencia como “una enseñanza, nos vamos satisfechas con lo aprendido”, instó a sus compañeras a perseverar en cada meta que se propongan.




Asociaciones estamentales convocaron a conversatorio sobre el TPP 11

Las asociaciones de académicos y funcionarios administrativos de la sede Concepción convocaron a la comunidad universitaria a un conversatorio sobre el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP 11, por su sigla en inglés). Es un tema que los jóvenes han puesto en el debate público y sobre el que nos han impulsado a reflexionar y dialogar, tal como sucedió antes con materias como la calidad de la educación o la gratuidad, señaló Iván Cartes Siade, valorando la fuerza de los jóvenes para instalar discusiones de interés nacional.

El presidente de la agrupación académica penquista fue uno de los expositores del encuentro realizado el jueves 20 de junio. En su intervención, sostuvo que previo a la ratificación del tratado, Chile debe pensar sobre el destino de sus territorios y las políticas de desarrollo productivo. El acuerdo apunta al desarrollo económico, sin detenerse en aspectos sociales o ambientales que deberían resolverse previamente, como la regulación del uso de los territorios y la matriz productiva. En este sentido, comentó que países como Costa Rica o Nueva Zelanda protegen una proporción significativa de sus territorios, propiciando su desarrollo como santuarios de la naturaleza.

¿Es realmente necesario el TPP 11 considerando, además, que ya tenemos acuerdos comerciales con los países suscriptores?, se preguntó Cartes, agregando: Hay asuntos que debemos decidir antes y nuevamente son los estudiantes los que nos interpelan al respecto.

El conversatorio continuó con la participación de Ariel Yévenes Subiabre, académico del Centro de Estudios Urbano Regionales, quien recordó que el acuerdo comenzó a gestarse en 2002 por Chile, Nueva Zelanda y Singapur. En 2005, se sumó Brunei y más tarde Canadá, Australia, Japón, Malasia, México, Perú, Vietnam y Estados Unidos, el que posteriormente se retiró. En un principio, abarcó países con economías pequeñas, abiertas y dinámicas, todos miembros de la APEC, pero tras la incorporación de otros más desarrollados, la iniciativa se complejizó, generándose más de 20 mesas de negociación.

Yévenes señaló que el TPP 11 abarca rebajas arancelarias, marcos comunes sobre propiedad intelectual, derechos y derechos ambientales, así como mecanismos de arbitraje. Advirtió que las diferencias en los niveles de desarrollo de las naciones participantes dificultan la homologación en aspectos como patentamiento e innovación, flexibilidad laboral y protección ambiental. Asimismo, históricamente, la resolución de controversias termina favoreciendo a los más grandes, añadió.

El académico anotó que la incertidumbre sobre los eventuales efectos del tratado y el desconocimiento de los detalles de las negociaciones provoca temor, abogando por modernizar nuestra institucionalidad, para hacerla más descentralizada, participativa, abierta, flexible y permeable a las demandas ciudadanas.

Tras las exposiciones de Iván Cartes y Ariel Yévenes, se dio paso a un diálogo en que se ahondó en temas como las manifestaciones juveniles por el TPP11 y la participación, entre otros. En la oportunidad, los asistentes compartieron reflexiones como: los estudiantes nos llaman a pensar en valores más que en valor; las grandes preocupaciones de hoy, como el cambio climático, las migraciones o la expansión de China, son globales y los jóvenes de Chile –un país tradicionalmente aislado- están ahora conectados con el mundo; o actualmente las formas de participación no se reducen al voto.

El conversatorio culminó con las palabras de la presidenta de la Asociación de Funcionarios No Académicos de Concepción, Olga Ortiz Soto, quien invitó a profundizar el debate, con miras a consolidar una mirada común y atender las inquietudes de los distintos estamentos.