Pedagogía en Castellano y Comunicación tituló a 25 nuevos profesionales

El Premio Universidad del Bío-Bío fue otorgado a Exequiel Andrés Navarro Quijada. A su vez, el Premio Desarrollo Estudiantil se confirió a Jonathan Isaac Henríquez Orellana.

Una nueva promoción de profesionales de la Educación egresó de las aulas de la Universidad del Bío-Bío. Se trata de 25 jóvenes profesores de la carrera de Castellano y Comunicación.

El acto, realizado en el Aula Magna del Campus Fernando May, fue presidido por el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, junto con la presencia del secretario académico Carlos Ossa Cornejo; la jefa del Departamento de Pregrado de la sede Dra. María Teresa Castañeda; la directora del Departamento de Artes y Letras, Dra. Margarita Ulloa Toro; la directora de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Dra. Alejandra Hernández Medina; académicos, familiares y estudiantes.

La directora de la Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación, Dra. Alejandra Hernández, dedicó sentidas palabras a la nueva promoción de profesionales.

“Queridos egresados, en tiempos difíciles para el profesorado, no podemos ser indiferentes ante la realidad. Los ruidos externos que sacuden nuestra noble profesión una vez más, nos llaman a fortalecer y reafirmar la vocación docente, labor que requiere de esfuerzo, dedicación y sacrificio. Ustedes ejercerán como formadores que modelarán a jóvenes aprendices que o solo los respetarán por los conocimientos que entreguen en literatura, lengua, comunicación, sino que por sobre todo, los amarán porque serán modelo de vida para muchos de ellos”.

“Los insto no solo a difundir el conocimiento por el conocimiento, y a despertar la curiosidad de esos jóvenes, sino que también y por sobre todas las cosas, los exhorto a que con su ejemplo enseñen a ser más humanos en un mundo que parece más deshumanizado; más solidarios en un mundo cada vez más egoísta; más colaborativos en un mundo despiadadamente competitivo”, aseveró.

Tras el discurso de la directora de Escuela, se procedió a la entrega de los respectivos diplomas de título profesional. Luego, el tradicional juramente de los nuevos profesionales de la Educación fue dirigido por el secretario académico de la Facultad, Dr. Carlos Ossa Cornejo.

La ceremonia también fue el marco de entrega de distinciones institucionales con el propósito de relevar aquellas trayectorias estudiantiles más destacadas.

El Premio Universidad del Bío-Bío, la mayor distinción del nivel de pregrado, fue otorgado a Exequiel Andrés Navarro Quijada, quien recibió el galardón de manos del decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca.

A su vez, el Premio Desarrollo Estudiantil se otorgó a Jonathan Isaac Henríquez Orellana. La jefa del Departamento de Salud Estudiantil, Sonia Contreras Contreras, hizo entrega del reconocimiento.

Finalmente, el profesor Exequiel Andrés Navarro Quijada, brindó el discurso despedida en representación de los nuevos docentes de Castellano y Comunicación.

La ceremonia fue amenizada por el trío de cuerdas Impromtu, conformado por el guitarrista clásico Juan Carlos Martínez; Natalia Salazar en violín y Fabián Salazar en violoncello.