Trabajo Social UBB tituló a nuevos profesionales comprometidos con un Chile más justo

La Escuela de Trabajo Social de la sede Chillán vivenció su decimonovena ceremonia de titulación, la que da cuenta de los 24 años de trayectoria de la carrera. El Premio Universidad del Bío-Bío fue para Sofía Sánchez Nova, mientras que el Premio Desarrollo Estudiantil recayó en Paula San Martín Maldonado.

La ceremonia de titulación, realizada en el Aula Magna del Campus Fernando May, fue presidida por el prorrector de la Universidad del Bío-Bío, Fernando Toledo Montiel, junto con el decano de la Facultad de Educación y Humanidades, Marco Aurelio Reyes Coca, la directora de la Escuela de Trabajo Social, Patricia Becerra Aguayo, la subdirectora de Desarrollo Social, Andrea Fuentes Méndez, la presidenta del Consejo Regional Ñuble del Colegio de Trabajadoras y Trabajadores Sociales, Ruth Gutiérrez Lavados, académicas y académicos, familiares y compañeros de los nuevos profesionales.

En la oportunidad, el decano Marco Aurelio Reyes Coca, felicitó a la nueva generación de titulados así como a las familias y académicas y académicos que fueron parte el proceso formativo.

A su vez, la directora de Escuela, Patricia Becerra Aguayo, recordó a las nuevas y nuevos profesionales, que el Trabajo Social tiene la responsabilidad de promover la justicia social, una legítima aspiración en aras de conseguir mayor respeto por la dignidad humana.

“Ustedes han compartido un proceso de formación con nosotros, donde como formadores también estamos susceptibles a cometer errores. Lo importante es aprender de ello, reflexionar y poner en alto la frente para reparar, reaprender y redireccionar lo que sea necesario, entendiendo que la ética y los Derechos Humanos, que son parte de nuestra escuela, van más allá que un mero discurso y deben ser parte de nuestro actuar”, reseñó.

La entrega de los diplomas de título fue dirigida por las académicas Andrea Fuentes Méndez y Yasna Anabalón Anabalón, junto al primer director de Escuela, académico retirado recientemente, Nelson García Araneda, quienes entregaron los respectivos diplomas a los padres y/o madres de los egresados, siendo éstos quienes finalmente investían a sus hijos o familiares como nuevos y nuevas profesionales.

Durante la ceremonia se hizo entrega de reconocimientos institucionales, los que tienen por objetivo resaltar y reconocer valores que hacen parte de la identidad de la Universidad del Bío-Bío.

El Premio Universidad del Bío-Bío, máxima distinción del nivel de pregrado de la Universidad, instituido con el propósito de estimular y distinguir la formación y la excelencia en el saber, así como el esfuerzo y dedicación en el cumplimiento del deber, fue para Sofía Sánchez Nova. El prorrector Fernando Toledo Montiel entregó el importante reconocimiento universitario.

El Premio Desarrollo Estudiantil, que distingue al titulado o titulada de su promoción que se haya destacado en virtud de su pensamiento crítico, actitud resiliente, conciencia social y responsabilidad valórica en una contexto de desarrollo integral, recayó en Paula San Martín Maldonado. La subdirectora de Desarrollo Estudiantil, Andrea Fuentes Méndez, hizo entrega de la distinción.

El Consejo Regional Ñuble del Colegio de Trabajadoras y Trabajadores Sociales hizo entrega de un reconocimiento simbólico a la egresada que mejor representa el espíritu y principios de la orden, el que recayó en Paula San Martín Maldonado.

En representación de la nueva generación de profesionales, las Trabajadoras Sociales Camila Carrasco Romero y Cecilia Molina Montecinos, recordaron con gratitud y afecto los años de formación universitaria, evocando anécdotas, así como las primeras vivencias y experiencias académicas y personales.

El acto de titulación se vio amenizado por las interpretaciones musicales del saxofonista Diego Soto Pardo.