Comisión avanza en definición de procedimientos para elaborar nuevos estatutos


Conforme a lo programado se está desarrollando el trabajo de la comisión a cargo de definir el procedimiento de elaboración de los nuevos estatutos de la Universidad del Bío-Bío. La llamada Comisión 1 -que concluye su trabajo el próximo 6 de noviembre- debe entregar una propuesta para la constitución, composición y representatividad de la instancia que formulará la nueva normativa orgánica (denominada Comisión 2), así como los procedimientos, metodología y cronograma para su funcionamiento.

Para cumplir con su labor, los comisionados conformaron tres subcomisiones -Metodología, Claustro Electoral y Comunicación-, que analizan los diferentes temas y van presentando sus propuestas al pleno de la comisión, que se reúne semanalmente, para sus observaciones y acuerdo.

El trabajo de la subcomisión de Metodología se ha centrado en la forma en que se materializará la participación triestamental en la formulación de los nuevos estatutos, sobre la base del diálogo y el consenso. Para el levantamiento de las ideas fuerza a considerar en los cinco títulos que abarca la normativa -gobierno universitario, calidad y acreditación institucional, gestión financiera y administrativa, además de las disposiciones generales y el articulado transitorio-, se plantea efectuar asambleas de agrupaciones gremiales y otras organizaciones (mujeres, deportistas, jubilados, egresados y secretarias, entre otras). Se establece asimismo la realización de claustros triestamentales por facultad y sede, así como encuestas y grupos focales. Los textos que se incluirán en los distintos títulos serán también validados mediante consultas a la comunidad universitaria.

La subcomisión Claustro Electoral, en tanto, se ha enfocado en quienes podrán participar en las diversas votaciones por venir en el marco de la reforma estatutaria: elección de los miembros de la comisión 2, consultas y plebiscito al que se someterán los nuevos estatutos al término del proceso. Al respecto se propone incluir en los respectivos claustros a académicos y administrativos con contrato de planta, a contrata o a honorarios. En este último caso, deberán tener una antigüedad mínima de un año. Otro tema al que se encuentra abocada esta subcomisión es la determinación de los quorum que se requerirán.

Por último, a la subcomisión de Comunicación le corresponde abordar la socialización del proceso a lo largo de sus diversas etapas. Con este propósito se llevarán adelante diversas acciones, tales como la difusión de los distintos aspectos y avances de la reforma a través de los medios de comunicación y redes sociales institucionales, la generación de material gráfico, cápsulas audiovisuales y productos promocionales, la organización de seminarios y encuentros con las agrupaciones estamentales y el uso de las pantallas instalados en los campus, entre otras.

Al término de la reunión de comisionados realizada el martes 1 de octubre -a la que corresponden las imágenes que acompañan esta nota-, el coordinador general de la reforma estatutaria, Enrique Zamorano Ponce, destacó el trabajo que se está llevando a cabo. La comunidad universitaria puede tener tranquilidad en cuanto a que se cumplirá con los plazos establecidos para la creación de la Comisión 2, que verá los contenidos de la nueva normativa, dijo. Añadió que la Comisión 1 está a cargo de la parte procedimental y, en ese propósito, se está generando un mapa de procesos muy completo.

Reiteró asimismo que la elaboración de los nuevos estatutos no es tarea de unos pocos, sino que requiere de la participación de todos. Es un imperativo ético, un compromiso que nos exige la Universidad, sentenció. Zamorano Ponce informó igualmente que se fortalecerán los aspectos comunicaciones, de tal manera que las distintas etapas de la reforma sean conocidas y discutidas por las bases, dando continuidad a un esfuerzo que se puso en marcha hace varios años.

Antonella Cid, representante de la Asociación de Académicos de Concepción, resaltó también la rigurosidad y sistematicidad del trabajo de la Comisión 1. Todos los integrantes tienen un alto compromiso y las discusiones han sido muy enriquecedoras, aseguró. La académica insistió en el énfasis que se pondrá en las comunicaciones, señalando que para una mejor coordinación en este ámbito, el director general de Comunicación Estratégica participará como invitado permanente en las reuniones de la comisión.

Por su parte, Susana Riquelme, representante universal del estamento administrativo, puso de relieve la labor de los comisionados como representantes estamentales y su tarea de recoger y aportar a la discusión la mirada de académicos, estudiantes y funcionarios. Más allá del plan comunicacional a través de los canales institucionales y otras iniciativas, está el esfuerzo de los representantes por estamento, manifestó. Felipe Salgado, de la Federación de Estudiantes penquista, en tanto, precisó que las acciones comunicacionales que se están implementando servirán también para la gestión de la Comisión 2 e hizo hincapié en la importancia que la comunidad universitaria esté al tanto y se acerque a las distintas etapas de la reforma estatutaria.

En la reunión efectuada el martes 1 de octubre, los comisionados analizaron asimismo mecanismos para asegurar la incorporación de la perspectiva de género en el proceso y abordaron temas presupuestarios. En el inicio de la cita, estuvo el rector Mauricio Cataldo quien valoró el trabajo de la comisión. Reiteró además que la UBB se encuentra ante la oportunidad histórica de formular una normativa orgánica que interprete la visión y anhelos de toda la comunidad universitaria, así como su condición de universidad birregional, que asume el desafío de contribuir al desarrollo de nuestras regiones.




Centro de Sangre Concepción reconoce a la UBB

El viernes 27 de septiembre la Facultad de Arquitectura Construcción y Diseño de nuestra casa de estudios, recibió la visita de Carmen Montecinos, encargada del Departamento Promoción y el Dr. Miguel Ángel Muñoz, subdirector de Gestión Donantes, en representación del Centro de Sangre del Servicio Salud de Concepción, con el fin de entregar un reconocimiento a la Escuela de Ingeniería en Construcción y a la Facultad, por su “noble contribución como espacio de realización de colectas móviles de donantes altruistas de Sangre” que se llevan a cabo en nuestra universidad.

Por Francisco Darmendrail.

El reconocimiento se realizó en la Facultad de Arquitectura, Construcción y Diseño de nuestra casa de estudios, en la que estuvo presente el decano de la facultad Roberto Burdiles Allende, Grecia Avilés Gavilán, directora de la Escuela Ingeniería en Construcción, quienes agradecieron el reconocimiento otorgado. Este reconocimiento destaca que desde enero de 2018 al 31 de julio de 2019 se han realizado en nuestra institución 9 colectas y recibido un total de 279 donaciones ayudando a la recuperación de más de 837 enfermos de la región.

Las donaciones de sangre se realizan mensualmente en el Hall de la Escuela de Ingeniería en Construcción de la facultad, donde alumnos(as), y funcionarios de la universidad van a realizar este generoso gesto que permite reconstruir vidas. Al respecto Carmen Montecinos expresó que el banco de sangre recibe diariamente 260 donaciones, permitiendo cubrir las necesidades de la totalidad de los pacientes de hospitales públicos desde Talca a Victoria, tratando la sangre dividiéndola en diversos grupos, y plaquetas. La importancia de lo anterior radica que a partir de una donación se pueden ver beneficiados hasta tres pacientes. Junto con ello agradeció a la Escuela Ingeniería en Construcción y la facultad, por ser una de las primeras unidades de educación superior de la zona en recibir al Centro de Sangre, además de poder efectuar las colectas, acto que está siendo replicado en otras instituciones.

En tanto Grecia Avilés expresó que el acto de donar de sangre resalta como acción relevante, no sólo en el ámbito académico y técnico, sino que además porque estamos formando personas con responsabilidad social. Las colectas se realizan desde 2006 y estas se llevan a cabo en la Escuela de Ingeniera en Construcción, existiendo una relación de cooperación no formalizada entre ambas instituciones, que se espera se formalice pronto en beneficio de toda la comunidad. De cara a ello se trabajará en firmar un acuerdo de colaboración entre Centro de Sangre con la Universidad, lo que incluiría en compromiso de honor del Centro de Sangre, en donde se compromete a ser parte de la solución a una posible problemática de demanda de sangre que pudiese necesitar cualquier miembro de nuestra comunidad universitaria.”

 




Estudiantes de Diseño Gráfico potencian sus talentos en bolsa de trabajo

Con el objetivo de aportar a la comunidad interna y externa de la Universidad del Bío-Bío con soluciones efectivas a problemas o iniciativas de comunicación visual-audiovisual, la Escuela de Diseño Gráfico de nuestra Universidad formó una bolsa de trabajo donde participan de manera comprometida los estudiantes de la carrera, quienes deben inscribirse previamente. La iniciativa, sin fines de lucro, se gestó en 2014 gracias a los académicos Jacqueline Santos Luarte y Ricardo Uribe Mardones, directores del proyecto, potenciando así el talento y esfuerzo de los jóvenes y sus respectivos docentes guías.

Si bien la bolsa de trabajo está dirigida a estudiantes de la Escuela, también pueden participar egresados y titulados. Asimismo, quienes participan son guiados por docentes part time como tutores y proveedores de servicios que requieran una mayor complejidad, siempre ayudando al crecimiento de los estudiantes paralelamente.

Hasta ahora quienes forman parte de la bolsa de trabajo han realizado importantes proyectos como Crea Región FOSIS “Vitrina de emprendimiento”, la marca de la Escuela de Pedagogía en Educación Parvularia y de la Facultad de Ciencias de la Salud y de los Alimentos, entre otros. No obstante, reciben solicitudes para proyectos personales y académicos más específicos de igual manera, logrando un posicionamiento que sigue en alza.

La también directora de Escuela, Jacqueline Santos, destacó que la consultora busca que los jóvenes adquieran, además de una retribución monetaria por sus servicios, experiencias relevantes y que sepan lo que es formar un equipo de trabajo a nivel profesional con la responsabilidad que eso significa, así como también ser una respuesta al compromiso social que la Universidad del Bío-Bío tienen para con sus estudiantes, logrando además una vinculación con el medio bidireccional.

Experiencias de los alumnos

Los jóvenes agradecen la oportunidad de contar con un proyecto de estas características más allá de la mera formalidad. La estudiante de tercer año, Claudia Ojeda Delgado, comentó que forma parte de la bolsa de trabajo hace más de cinco meses, permitiéndole ampliar sus conocimientos, “conocer mis habilidades y fortalezas, logrando mayor seguridad y confianza en mis proyectos. He conocido la realidad laboral, la interacción con el cliente, cómo expresar mis ideas e interpretar las necesidades del proyecto que me solicitan, así como organizar mis tiempos y mis ideas, incrementando mi currículo y mi experiencia con los trabajos realizados”.

En la misma línea, la estudiante de quinto año, Marjorie Seguel, manifestó que una de las mayores preocupaciones que ha tenido durante sus estudios es el pensar qué hará cuando termine su carrera. Luego de estar en la bolsa de trabajo y “con la experiencia y vivencias en estos años, me ayudó a tener más confianza en mis trabajos y a estar más preparada para el mundo laboral”.

Asimismo, “este proyecto da una oportunidad enorme de conocimiento y a nivel económico a sus estudiantes, lo que debería ser aprovechada al máximo por éstos. Además, gracias a esto podemos dar a conocer en el medio la calidad de la Escuela y sus alumnos en el ámbito de diseño”, aseguró la también estudiante de quinto año de carrera, Paula Parra Romero.




Cátedra UNESCO UBB organizó Seminario de Mediadores en Lectura y Literatura

La conferencia “El mediador escolar de lectura literaria” brindada por el destacado académico Dr. Felipe Munita Jordán, dio el vamos al Seminario de Formación de Mediadores en Lectura y Literatura Infantil y Juvenil: “Leamos en la Región de Ñuble, de cordillera a mar”. El proyecto, financiado por el Fondo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura, fue organizado por la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura, Subsede Universidad del Bío-Bío, Escuela de Pedagogía en Castellano y Comunicación, y contó con el patrocinio del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

El director de la Cátedra UNESCO Lectura y Escritura, Subsede Universidad del Bío-Bío, Dr. Federico Pastene Labrín, explicó que el seminario asumió el desafío de formación del actual Plan Nacional de Lectura, tendiente a desarrollar capacitación de mediadores de la lectura. “Este proyecto está dirigido, especialmente, a docentes que se desempeñan en las escuelas rurales de la región de Ñuble y a estudiantes de pedagogía, con la posibilidad de ofrecer oportunidades de aprendizaje a través de la lectura para los niños, niñas y jóvenes, interviniendo en el aula con conocimientos actualizados sobre el proceso lector, la literatura infantil y juvenil y estrategias didácticas innovadoras”, aseveró.

En esta línea, el Dr. Pastene Labrín señaló que es fundamental formar mediadores en lectura, como agentes activos que tiendan un puente entre las diversas prácticas de la lectura y los lectores, facilitando un diálogo entre estos dos mundos que necesitan encontrarse. “Dentro de los objetivos están facilitar un conjunto de herramientas teórico-prácticas acerca del proceso y fomento lector, así como el conocimiento y la selección de un corpus actualizado de literatura infantil y juvenil”, describió.

El Dr. Felipe Munita Jordán expuso la conferencia “El mediador escolar de lectura literaria”. En ella explicó que la figura del mediador escolar de lectura literaria presenta una doble vertiente. “Por una parte, ayuda a los niños y jóvenes con quienes trabaja a superar ciertas dificultades o problemas asociados con su relación con la cultura de lectura y escritura. Estas dificultades pueden originarse en factores sociales, económicos, entre otros, que han privado a niños, niñas y jóvenes de construir una relación personal con la lectura y la escritura, de manera que le permitan apropiarse de esos textos”, precisó.

En segundo término, el Dr. Munita se refirió a la idea de que la sociedad demanda a la Escuela ayudar a los alumnos a progresar como lectores, de manera que surge el desafío no solo de ayudar a superar ciertas barreras, sino también ayudar a niños y jóvenes a realizar lecturas cada vez más complejas e incluso a acceder a libros más exigentes. “Hay una doble vertiente. Por una parte la idea de dificultad o conflicto y por otra la idea de ayudar a otros a progresar. Eso se engloba en la necesidad de que la lectura sea un espacio de construcción de sentido para esos niños y jóvenes que están acercándose recién al mundo de lo escrito”, enfatizó.

El seminario consideró una serie de talleres: “Estrategias de mediación lectora en el aula” por el Dr. Felipe Munita Jordán; “Los enfoques de inclusión, género e interculturalidad en la Literatura Infantil y Juvenil: Estrategias para su mediación en el aula” por la Dra. María Regina González; “LIJ, canon escolar y criterios de selección de obras: Claves para la mediación lectora en el aula” por Mg. Carolina Merino Risopatrón; y “La lectura, el texto multimodal y los recursos TIC en la mediación lectora” por el Dr. Federico Pastene Labrín.

La conferencia de cierre se denominó “Experiencias de mediación lectora: Hacia una didáctica de la diversidad cultural”, y fue dictada por la Dra. María Regina González, coordinadora de la Cátedra Latinoamericana y Caribeña de Lectura y Escritura, Chile.