Previsege UBB proyecta trabajo en Prevención de la Violencia Sexual y de Género

El Colectivo de Prevención de la Violencia Sexual y de Género, Previsege, integrado por estudiantes de la Facultad de Educación y Humanidades capacitados por Amnistía Internacional, desplegó una intervención orientada a sus pares, consistente en talleres de formación, con el propósito de informar, educar y concientizar. Ahora, se proponen ampliar su ámbito de acción en las demás facultades de la Universidad, e incluso en otras instituciones o agrupaciones interesadas.

El Colectivo es integrado por las estudiantes de Pedagogía en Educación Parvularia Francesca San Martín Rivas (presidenta), Katherine González Cartes (vicepresidenta), Zulema Meza Oñate, (tesorera), Tannia Gutiérrez Oyarce (secretaria) y por los estudiantes de Pedagogía en Inglés Sergio Ortega Gutiérrez (relaciones públicas) y Cristopher Soto Medina (difusión).

Previsege se originó a partir del proyecto de Extensión liderado por la académica Dra. Fancy Castro Rubilar, denominado “Fortaleciendo la equidad de género en el territorio desde el ámbito educacional”. En dicho marco se contó con la participación de Amnistía Internacional, organismo que capacitó y certificó a un grupo de estudiantes en materias de prevención de la violencia sexual y de género.

“Tras la capacitación, la idea era que realizáramos una intervención con nuestros compañeros y compañeras de Facultad, para fortalecer competencias y responder a sus necesidades e inquietudes. Abordamos una falencia en la Universidad referida a la formación que se vincula con el derecho humano a acceder a información y educación sexual integral. Lo vemos como una responsabilidad como futuros docentes porque las profesoras y profesores necesitan capacitarse para saber cómo llegar a sus estudiantes, cómo responder a las problemáticas de los alumnos y alumnas en los colegios”, sostuvieron.

La intervención de Previsege se estructura sobre la base de los talleres Conceptualización del vocabulario para el siglo XXI; Diversidad y disidencia sexual. Visibilización, universidad y closet; Identidad y equidad de género; Ordenando la casa. Leyes y protocolos de prevención de la UBB; y Prevenir la discriminación. “Previamente enviamos un formulario a quienes se habían inscrito y así identificamos las necesidades que más evidenciaban. Es muy necesario conocer conceptos básicos como abuso sexual, acoso callejero, micromachismo, heteronorma, disidencia sexual, misoginia, entre otros, para contextualizar. Igualmente, se hicieron talleres didácticos para que se generara diálogo y la experiencia fuera más significativa”, precisaron.

Dado el interés suscitado, el Colectivo propuso articularse con estudiantes de otras carreras de la Universidad e incluso con agrupaciones, profesionales e instituciones de Ñuble que han expresado su interés por conocer los talleres.

Asimismo, están expectantes por incorporar nuevos estudiantes de manera que Previsege sea capaz de perdurar, más allá del egreso de sus actuales integrantes. “Esperamos que el Colectivo sea más grande, que motive a otras compañeras y compañeros y podamos aportar a la educación sexual integral. Si bien estudiar es un derecho, la realidad demuestra que es un privilegio, y por eso asumimos esta tarea como una responsabilidad”, aseveraron.

La realización de los talleres fue posible a través de la adjudicación de un Proyecto FADE de la Dirección de Desarrollo Estudiantil. Asimismo, Previsege contó con aportes y apoyo de la Federación de Estudiantes de la sede Chillán y del Proyecto Dirgegen UBB.